Sobre el tiroteo de Arizona

13/01/2011

 

No tenía la intención de comentar nada sobre el tiroteo de Arizona. Me enteré en su momento del suceso y lo primero que pensé, aparte de sentirlo por las víctimas, fue que otro loco andaba suelto. Luego, más tarde, me enteré de que uno de los heridos, Gabrielle Giffords, era una congresista demócrata (una blue dog, de los demócratas más moderados precisamente) y una cuyo escaño, el de la octava circunscripción electoral de Arizona, había sido incluido por Sarah Palin en su campaña de “Take back the 20!”, aunque había logrado la reelección, algo que tanto me daba porque mi opinión seguía siendo la misma: el tipo aquel, un tal Jared Lee Loughner, estaba loco y era una lástima que el primer tiro no se lo hubiera pegado a sí mismo.

Luego, las cosas empezaron a desmadrarse. Los bufones de la izquierda vieron la ocasión para sembrar cizaña y empezaron primero acusando al movimiento Tea Party casi de haber provocado la matanza para pasar acto seguido a hacerlo con Sarah Palin. Al movimiento Tea Party le tocó la china porque el tipo ése parece ser que había acudido a algún acto organizado por ellos y sentía una vaga simpatía por ellos… ¡como tantos miles y miles de estadounidenses normales y corrientes que no por ello se sienten tentados de descerrajarle un tiro a una congresista por muy demócrata que ésta sea! Por favor, es como pretender que todos los asistentes al cine son asesinos potenciales sólo porque John Hinckley Jr. atentó en 1981 contra Ronald Reagan, pretendiendo llamar así la atención de la actriz Jodie Foster a la que vio en la película Taxi Driver, lo cual es ridículo. Además, por lo que he podido saber, el tal Loughner arrastraba problemas mentales desde mucho antes de que existiera el Tea Party, causados sin duda por el abuso del alcohol y las drogas, como lo prueba el hecho de que sus amistades señalaran que en 2006 su personalidad cambió por completo hasta el punto de obligarle a abandonar el instituto a lo que siguió la comisión de algunos delitos menores (fundamentalmente vandalismo) por los que tuvo que rendir cuentas ante la policía y la justicia aunque nunca llegó a recibir tratamiento médico. ¡Ah, por cierto! Loughner intentó enrolarse en el ejército y fue rechazado por drogadicto. ¡Bien por el ejército que todavía sabe distinguir a los buenos! Por supuesto, la izquierda estará en contra de que se interrogue a los pretendientes a ingresar en el ejército si han consumido drogas (para los izquierdistas, un drogadicto debería ser nombrado directamente coronel y si encima es homosexual, general de tres estrellas), como no tuvo más remedio que reconocer Loughner, pero en este caso el sistema funcionó y de maravillas y hay que reconocerlo.

En cuanto a Sarah Palin, ésta recibió lo suyo cuando alguien recordó aquella campaña de “Take back the 20!” y se dio cuenta de que la congresista Giffords era una de esas veinte. De ahí a recordar la controversia sobre las “dianas de Sarah Palin” (que no son dianas) y pretender que ésta se dedicaba a mandar mensajes subliminales señalando objetivos para que alguien los baleara había sólo un paso y qué bufón de la izquierda (y hasta unos cuantos de la derecha, lamentablemente, como David Frum aquí) se resistiría a la tentación de emprenderla contra ella. Ninguno, por supuesto.

El resultado ha sido (y todavía lo está siendo) una de las más repulsivas campañas de descrédito que jamás haya podido ver nadie. Una campaña que deja en mantillas todo lo que sucedió durante la pasada campaña electoral presidencial con las Palin smears, lo que sucedió posteriormente con todos aquellos “asesores de campaña de McCain” tal locuaces y que hablaban y no paraban sobre lo muy perjudicial que fue Palin para la campaña republicana y lo que sucedió tras su dimisión como gobernadora de Alaska. Incluso lo que pueda suceder a partir de ahora porque mayor ignominia que ésta es sencillamente inimaginable. La izquierda ha batido todos los registros durante estos últimos días y lo único que me consuela de todo esto es que, siendo esos tipos como son, sencillamente incapaces de controlarse, acaben provocando una reacción tan adversa entre los estadounidenses que todavía tienen dos dedos de frente que el daño que se causen a sí mismos sea peor que el puedan causarle a Sarah. De hecho, un reciente sondeo de CBS News (que, recordemos, cuando hace un sondeo político ya parte de entrada con un 25% a favor de la postura de la administración Obama) señala que sólo un 32% del público está de acuerdo con el punto de vista izquierdista sobre el suceso, o sea que el agrio ambiente existente actualmente en el panorama político estadounidense influyó en los sucesos de Arizona, votando en contra de esa idea no sólo el 69% de los republicanos sino también el 49% de los demócratas y el 56% de los independientes, lo cual ya es más que significativo, ¿no?

De cualquier forma, tal y como ya les he dicho, no es mi intención entrar más en este tema. Por mi parte, dejando aparte la mayoría de medios de desinformación estadounidenses, que ya sabemos todos de qué pie cojean, por lo que se refiere a mi país, España, tanto los asquerosos El País como Público pueden publicar lo que quieran e irse al infierno, cosa que acabará sucediendo tarde o temprano, por descontado. Sobre lo de las “dianas de Sarah Palin” (que no son dianas), ya traté ese tema en alguna de mis entradas anteriores, concretamente el 4 de marzo y el 30 de septiembre del año pasado (ver aquí y aquí también; en ambos casos, busquen la cita hacia el final de la entrada). No voy a entrar en más discusiones principalmente por un motivo: CON LA IZQUIERDA NO SE PUEDE DISCUTIR PORQUE SON INMUNES A LOS RAZONAMIENTOS. La izquierda es una secta, la izquierda siempre ha soñado con sustituir a la religión organizada (sobre todo a la cristiana) y para ello se han inventado su propia religión, el progresismo, hecha a partes iguales de feísmo (adoran todo lo que degrada al ser humano), socialismo (se las pirran cuando oyen hablar de “redistribuir la riqueza”), infantilismo (se creen realmente que el hombre es bueno por naturaleza y que es la sociedad quien lo vuelve malo) y crueldad (quien no comparte sus puntos de vista es un “enemigo del género humano”), aderezado con todo el fanatismo que pueda uno imaginarse y que llega hasta el punto de que Aleksander Soljenitsin, el autor de Archipiélago GULAG, recogía la gran cantidad de presos que había en el GULAG que, sabiendo que habían sido condenados injustamente, se empeñaban en convencerse a sí mismos de que Stalin tendría sus razones para ello y que lo que tenían que hacer es portarse bien porque Stalin sabía lo que se hacía.

Es por ello que cuando me hablan de dar la “batalla de las ideas” me siento escéptico porque: 1) en el otro campo no hay ni una sola idea que discutir a menos que sean esas cuatro ideas fijas (con categoría de dogma) que ya les he mencionado antes; 2) aunque accediera a dar esa batalla, ¿para qué iba a servir cuando en el otro campo la norma es no dejarse convencer ni cayéndose del caballo camino de Damasco, tan cerrados como son ellos?; y 3) mi tiempo es limitado y lo necesito para otras cosas mucho más agradables (escribir este blog, por ejemplo) que darle cien razonamientos a alguien que avergüenza al género humano abjurando de su capacidad de raciocinio para que encima reaccione insultándome diciéndome que soy un fascista y que él no habla con fascistas y que toma nota de mi nombre para la lista negra y hasta me pondrá una cruz bien grande (pero en su caso no se trata de una diana, ¿eh?).

Pues eso, visto todo lo que ha sucedido estos últimos días me reafirmo en mi opinión de que es inútil dar la batalla de las ideas si lo que se pretende es recuperar a los izquierdistas para el sentido común. Porque esos son sencillamente irrecuperables. Ni discusiones, ni técnicas de desprogramación, ni trasplante de cerebro ni gaitas. La batalla de las ideas se puede dar para ayudar sobre todo a los jóvenes, a los que todavía no han sido ganados por la secta, los que todavía tienen un futuro por delante y  están interesados en conocer la verdad antes de decidir si se venden a Satanás y a todas sus pompas en forma de alto cargo en el gobierno socialista de turno o bien se aferran a su condición de seres racionales y se conforman con ser unos meros mandados el resto de su vida, pero eso sí, humanos.

Y es que lo peor del caso de Loughner es que, en mi opinión, ese tipo está más cerca de la izquierda que de la derecha, lo que aún tendría gracia si no fuera tan triste todo lo que ha sucedido. Loughner se registró por primera vez para votar en 2006 y lo hizo como independiente. Votó en las elecciones de 2006 y de 2008, pero no lo hizo en las de 2010 cuando, si tan apasionado era del Tea Party como aseguran algunos, debería haberlo hecho por encima de todo, ¿no? En su perfil en YouTube señalaba como lecturas favoritas el Mi lucha de Hitler, pero también el Manifiesto Comunista de Marx y Engels. Sus amigos lo describen como nihilista y ateo, con un claro disgusto hacia la religión, algo que lo iguala más con la izquierda que con la derecha, especialmente la del Tea Party. Por fin, uno de esos amigos, Zach Osler, declaró que Loughner “no veía la televisión, le disgustaban las noticias, no escuchaba las tertulias políticas en la radio, no tomaba partido, no estaba en la izquierda, no estaba en la derecha”, pero que en cambio toda clase de teorías conspirativas (por ejemplo, creía que los atentados del 11-S fueron organizado por el propio gobierno estadounidense) le afectaban profundamente. Por otra parte, parecía estar especialmente disgustado con la congresista Gabrielle Giffords, puesto que otro amigo suyo, Bruce Tierney, le había oído expresar su desagrado por ella a quien consideraba “falsa”, una opinión que se acrecentó en él a partir de 2007, después de acudir a un acto público en el que participaba ella y haber obtenido una respuesta en su opinión insatisfactoria a una pregunta que le hizo: “¿Qué es el gobierno cuando las palabras ya no tienen significado?” (vaya preguntita, ¿no?).

De cualquier manera, quien debía decir la última palabra sobre toda esta cuestión es la propia afectada, Sarah Palin, quien ha demostrado durante estos últimos días su inteligencia al haber sido capaz de sobrellevar toda esta avalancha de acusaciones sin haber dado ni un paso en falso. Fue justamente ayer cuando publicó en su página de Facebook (¡ah, qué gran lectura todas las mañanas nada más llegar al trabajo!) una nueva nota sobre todo el asunto que les traduzco acto seguido. Nada de lo que pueda decir yo valdrá la pena ante sus propias palabras. Y como quiera que ha publicado también la nota en video, les pongo aquí el video para que lo vean. Háganlo porque vale la pena.

La perdurable fuerza de los Estados Unidos.
Miércoles, 12 de enero de 2010

Al igual que millones de estadounidenses supe de los trágicos acontecimientos de Arizona el sábado y mi corazón se rompió por las víctimas inocentes. No hay palabras para llenar el hueco dejado por la muerte de un inocente, pero sí para llorar por las familias de las víctimas al tiempo que les expresamos nuestra simpatía.

Estoy de acuerdo con los sentimientos compartidos ayer en la bella misa católica celebrada en honor de las víctimas. La misa ayudará a iniciar un proceso de curación para las familias afectadas por esta tragedia y para nuestro país.

Nuestra excepcional nación, vibrante de ideas y de su intercambio y debate apasionado, es una luz para el resto del mundo. La congresista Giffords y sus electores estaban ejerciendo su derecho a intercambiar ideas ese día para celebrar los valores básicos de nuestra República y reunirse pacíficamente para pedir a nuestro gobierno. Es imperdonable e incomprensible por qué un solo hombre malvado se cobró la vida de ciudadanos pacíficos ese día.

Hay una ironía agridulce en el hecho de que la fuerza del espíritu americano brilla con más fuerza en tiempos de tragedia. Lo vimos en Arizona. Lo vimos en la tenacidad de aquellos que se aferran a la vida, la compasión de aquellos que mantuvieron vivas a las víctimas y en el heroísmo de los que dominaron un pistolero loco.

Como muchos, he pasado los últimos días reflexionando sobre lo que pasó y orando por orientación. Después de esta terrible tragedia he escuchado, desconcertada al principio, con preocupación a continuación, y ahora con tristeza las declaraciones irresponsables de personas que intentan atribuir las culpas de este terrible acontecimiento.

El presidente Reagan dijo: “Debemos rechazar la idea de que cada vez que una ley social es vulnerada, el culpable es la sociedad en lugar del transgresor de la ley. Es hora de restaurar el precepto estadounidense de que cada individuo es responsable de sus actos”. Actos monstruosos de criminalidad son sólo eso. Comienzan y terminan con los criminales que los cometen, no colectivamente con todos los ciudadanos de un estado, no con los que escuchan las tertulias de la radio, no con los mapas de las circunscripciones electorales en disputa utilizados en ambos lados de la cámara, no con los ciudadanos temerosos de la ley que respetuosamente ejercer sus derechos garantizados por la Primera Enmienda en los actos de campaña, no con los que votaron orgullosamente en las últimas elecciones.

Las últimas elecciones fueron sobre todo acerca de asumir la responsabilidad por el futuro de nuestro país. El presidente Obama y yo podemos no estar de acuerdo en todo, pero sé que se uniría a mí en resaltar la salud de nuestro proceso democrático. Hace dos años su partido obtuvo la victoria. En noviembre pasado, ganó el otro. En ambas elecciones se oyó la voluntad del pueblo estadounidense y la pacífica transición del poder demostró una vez más la fuerza perdurable de nuestra República.

El debate público vigoroso y enérgico durante las elecciones es una de nuestras tradiciones más preciadas. Y después de las elecciones, nos damos la mano y volvemos al trabajo, y a menudo ambas partes encuentran un terreno común de vuelta en Washington, D.C. y en otros lugares. Si no le gusta la propuesta de una persona para el país, usted es libre para debatir sobre esa propuesta. Si no le gustan sus ideas, usted es libre de proponerlas mejores. Pero, sobre todo a pocas horas de la tragedia, los periodistas y los expertos no deberían fabricar un libelo sangriento que sólo sirve para incitar al odio y a la violencia que pretenden condenar. Eso es censurable.

Están aquellos que afirman la retórica política tiene la culpa por el acto deleznable de este trastornado, aparentemente apolítico, criminal. Y afirman que el debate político de alguna manera se ha excitado más recientemente. Pero, ¿cuándo se excita menos? ¿En esos “días tranquilos”, cuando las figuras políticas, literalmente, resolvían sus diferencias con duelos de pistolas? En un mundo ideal todos los discursos serían civiles y cordiales todos los desacuerdos. Pero nuestros Padres Fundadores sabían que no estaban diseñando un sistema para hombres y mujeres perfectos. Si los hombres y las mujeres fueran ángeles, no habría necesidad de gobierno. El genio de nuestros Fundadores fue diseñar un sistema que ayudó a resolver los inevitables conflictos causados por nuestras imperfectas pasiones de una manera civil. Por lo tanto, tenemos que condenar la violencia si nuestra República va a perdurar.

Como he dicho durante la campaña para otros en marzo pasado en Arizona durante unas primarias muy excitadas: “Sabemos que la violencia no es la respuesta. Cuando “tomamos nuestras armas” estamos hablando de nuestro voto”. Sí, nuestros debates están llenos de pasión, pero resolvemos respetuosamente nuestras diferencias políticas en las urnas –tal y como hicimos hace dos meses y tal y como nuestro República nos permite hacerlo de nuevo en las próximas elecciones, y en las siguientes. Eso es lo que somos como estadounidenses y la manera como pretendemos ser. El discurso público y el debate no es un signo de crisis, sino de nuestra fuerza duradera. Es parte del por qué los Estados Unidos son excepcionales.

Nadie debería ser impedido de hablar y de hablar en pacífica disidencia, y ciertamente no debemos ser atemorizados por los que abrazan el mal y lo llaman bien. Y no seremos detenidos de celebrar la grandeza de nuestro país y nuestras libertades fundamentales por los que se burlan de su grandeza siendo intolerantes con las diferentes opiniones y que tratan de amordazar la disidencia con sus estridentes gritos de insultos imaginados.

Pocos días antes de que le dispararan, la congresista Giffords leyó la Primera Enmienda en el piso de la Cámara. Fue un momento hermoso y más que simplemente “simbólico”, como algunos afirman, que la Constitución fuera leída por nuestro Congreso. Estoy segura de que sabía que la lectura de nuestra sagrada carta de la libertad era algo más que “simbólica”. Sin embargo, menos de una semana después de que la congresista Giffords reafirmara nuestras libertades protegidos, otro miembro del Congreso anunció que iba a proponer una ley que penalizaría una expresión que encontraba ofensiva.

Es en la hora en que nuestros valores son retados que debemos permanecer resueltos a proteger esos valores. Recordemos cómo los acontecimientos del 11-S desafiaron nuestros valores y tuvimos que luchar contra la tendencia a comerciar con nuestras libertades a cambio de una seguridad percibida. Igual que hoy en día.

Honremos las preciosas vidas truncadas en Tucson, orando por ellos y sus familias y valorando su recuerdo. Oremos por la plena recuperación de los heridos. Y oremos por nuestro país. En momentos como este necesitamos la guía de Dios y la paz que Él proporciona. Necesitamos fuerza para no dejar que los actos al azar de un criminal se vuelvan contra nosotros mismos o debiliten nuestros sólidos fundamentos o proporcionen un pretexto para acallar el debate.

Los Estados Unidos deben ser más fuertes que el mal que vimos aparecer la semana pasada. Somos mejores que los estúpidos que nos apuntan con el dedo que tuvimos que sufrir a raíz de la tragedia. Vamos a salir de esto más fuertes y más unidos en nuestro deseo de participar pacíficamente en los grandes debates de nuestro tiempo, para abrazar con respeto nuestras diferencias de una manera positiva y unirnos en el conocimiento de que, a pesar de nuestras ideas pueden ser diferentes, todos debemos luchar por un futuro mejor para nuestro país. Que Dios bendiga a los Estados Unidos.

Sarah Palin

Mi opinión: insuperable. Las palabras perfectas en el momento adecuado. Sarah tiene el don de saber cuándo hablar y cuándo callar, y cuando tiene que hablar lo hace con todo el acierto de quien tiene realmente algo que decir. Lástima que tantos otros no tengan siquiera el don de saber callarse. ¡Con la falta que les hace! Y es que la expresión “libelo sangriento” parece que ha levantado ampollas entre los libelistas sangrientos esos que todos hemos visto durante estos últimos días. Me recuerda a aquello de “comités de la muerte”, ¿se acuerdan ustedes? De cualquier forma, aquí termina todo este asunto que nunca debería haber llegado a este blog porque Sarah Palin nunca debería haber sido relacionada con él. Y punto final. Por mi parte, sigo apoyando a Sarah Palin, el movimiento Tea Party y la Segunda Enmienda.

Por cierto, tengo que contarles cómo va lo de mi libro. Va bien, pero es un gran trabajo. Y es que me da mucho miedo no estar a la altura. Que no lo estaré, por descontado. Pero haremos una prueba. Les dejaré leer la versión definitiva del primer capítulo. Pero a cambio me tienen que decir qué les parece, ¿vale? 

Anuncios

El caso de Vaugh Ward y las primarias de Idaho o cómo meter la pata hasta el fondo y no poder echarle la culpa a nadie más que a uno mismo

06/10/2010

 

¿Quién es Vaughn Ward? Pues se trata de uno de los candidatos republicanos que se presentaron durante estas pasadas primarias con la esperanza de lograr ser nominados por su partido y poder así disputar las elecciones generales al candidato demócrata de turno este próximo mes de noviembre. En concreto, Ward se presentó como candidato a representante en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos por la 1ª circunscripción electoral de Idaho.

Sin embargo, Ward no logró su objetivo y fue derrotado, saliendo vencedor su rival, Raúl Labrador, que será quien finalmente dispute el escaño al candidato demócrata, el representante actualmente en el cargo, Walt Minnick. Hasta aquí todo bien, ¿verdad? Un candidato republicano más, un candidato republicano que ha perdido las primarias como tantos otros y un candidato republicano que deberá esperar a una nueva oportunidad quizás dentro de dos años si es que no prefiere cambiar de objetivo y presentarse como candidato al Senado, por ejemplo.

Pero es que Vaughn Ward no era un candidato republicano más porque si lo fuera, no gozaría del honor de ser citado en este blog (perdón por la inmodestia). Vaughn Ward era uno de los 43 candidatos republicanos que tuvieron el aún mayor honor de ser respaldados públicamente por Sarah Palin no sólo con una de sus notas en Facebook, sino que ésta incluso se desplazó en su momento hasta Idaho para celebrar un rally junto a él. ¡Y aún así perdió las primarias! Sí, las perdió. Increíble, ¿verdad? Ward era un buen candidato y prometía maneras, pero la gestión de su campaña electoral fue realmente pésima y ahí Sarah Palin no podía hacer nada; ella puede apoyar a un candidato porque tiene fe en él y cree que sus valores conservadores son sólidos y que los motivos para presentarse que esgrime son los correctos, pero ella no gestiona campañas electorales y si alguno de sus “patrocinados” mete la pata y se hunde, la culpa es exclusivamente suya y no de ella que no ha tenido nada que ver. Y eso es lo que le ha pasado a Ward, tal y como lo vamos a ver acto seguido.

Les presento a Vaughn Ward, una auténtica estrella caída. De los pocos casos en los que alguien respaldado por Sarah Palin no ha logrado su objetivo, el de Ward es el más sorprendente. Nunca hubiera debido de pasar lo que ha pasado, pero ya no tiene remedio. A Ward le toca aprender de sus errores y a nosotros lamentar que esta entrada tenga que ser escrita.

El motivo de redactar esta entrada es la amable petición de uno de nuestros amigos, rojobilbao, que me preguntaba hace poco si sabía lo que había pasado con Ward. Y sí, ciertamente que lo sé, pero como que es demasiado irritante para recordarlo, prefería no hablar sobre ello. De todas formas, no es escondiendo nuestros errores como avanzaremos en el camino de la perfección, así que tal vez no sea tan mala idea el repasar rápidamente lo que sucedió en Idaho estos últimos meses y así poder ofrecer a todos una especie de manual sobre cómo no llevar una campaña electoral. A ver si le sirve a alguien de provecho.

Todo comenzó antes, pero para nosotros, palinistas fervorosos, comenzó realmente el 29 de marzo pasado cuando comprobamos que Sarah Palin había publicado en su página de Facebook una nueva nota de apoyo. En este caso, era una nota colectiva y una en concreto de las más interesantes. Se titulaba “Héroes estadounidenses preparados y dispuestos a servir en el Congreso” y en ella hacía público su apoyo a tres ex militares que habían decidido presentarse a las primarias republicanas de sus respectivos estados: Vaughn Ward (Idaho), Adam Kinzinger (Illinois) y Allen West (Florida). En concreto, la parte de la nota referida a Ward rezaba así:

El primero es el comandante Vaughn Ward, un nativo de Idaho de cuarta generación que creció en la granja de su familia en Shoshone y que se presenta por la primera circunscripción electoral de Idaho. Viniendo de una familia con una orgullosa tradición militar, Vaughn se alistó en el Cuerpo de Marines tras concluir la universidad y estaba a punto de terminar su servicio cuando sucedieron los ataques del 11-S. Puso su vida en juego y atendió la llamada de su país – sirviendo primero como oficial operativo de la CIA y más tarde ofreciéndose voluntario al Cuerpo de Marines para un turno de servicio de combate en Irak, durante el cual fue galardonado con una Estrella de Bronce con la V de combate. Tras regresar de Irak, Vaughn empezó a trabajar en la campaña McCain/Palin. Le estuve agradecida por su apoyo entonces y me siento feliz de apoyarle ahora porque sé que cree en los mismos ideales conservadores de sentido común que apreciamos. Vaughn sabe que el verdadero crecimiento de los empleos viene del sector privado, no del gobierno. Cree en las reformas respetuosas con el libre mercado, el alivio de los impuestos para las familias y los pequeños negocios y el regreso a un gobierno constitucionalmente limitado que viva con sus propios medios. Él llevará la bandera conservadora a Washington y tirará de las riendas del disparatado crecimiento del gobierno para devolverlo a nuestro lado. Y recuerden, votar por Vaughn es votar por quitarle el mango de la sartén a Nancy Pelosi.

Los tres se presentaban a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y de los tres, sólo Ward ha fracasado en su empeño, algo que nunca debería haber pasado, ¡caramba!

Esto sucedía en marzo. En mayo, el día 21 en concreto, Sarah Palin hizo un viaje a Boise (Idaho) para celebrar un rally en apoyo de Ward. Por supuesto, el lugar del rally, el Qwest Arena, vendió todos los asientos disponibles. Y por supuesto también, el rival de Ward, Raúl Labrador, estaba que se subía por las paredes porque Sarah había respaldado a Ward y no a él, así que sus partidarios se habían embarcado en una campaña de ataque contra Sarah Palin que al final tuvo que ser desautorizada poco antes de la celebración de este rally por el propio Labrador a la vista de que era más perjudicial que otra cosa.

¡Sarah, Sarah, Sarah! El de al lado es Ward, pero ¿a quién le importa ése? A nosotros sólo nos interesa Sarah Palin. ¿A que le sienta bien el azul? Es un color tan alasqueño…

La primera circunscripción electoral de Idaho está considerada desde siempre como una circunscripción republicana, pero curiosamente en 2008, aprovechando la marea demócrata que ahogó a medio Estados Unidos, dicha circunscripción cambió de bando y eligió al demócrata Walter “Walt” Minnick como su representante por los pelos (51% de los votos contra el 49% del candidato republicano, Bill Sali, que era el representante entonces en el cargo).

En consecuencia, la campaña de 2010 se abrió bastante y no sólo se presentó el representante estatal Raúl Labrador, sino también estaban el médico Allan Salzberg (quien se retiró y dio su respaldo a Labrador), el representante estatal Ken Roberts (que se retiró y dio también su respaldo a Labrador) y Vaughn Ward, que no era en absoluto un desconocido sino que se trataba de una de las jóvenes promesas del Partido Republicano, un Young Gun (una categoría existente dentro del Partido Republicano para seleccionar a los candidatos más prometedores para los diferentes cargos y así procurar no desperdiciar tiempo ni dinero con candidatos sin posibilidades; ser un young gun implica haber logrado por sí mismo suficiente apoyo, tanto político, económico y popular, como para resultar una apuesta segura prácticamente), habiendo sido etiquetado como tal por el National Republican Congressional Committe (NRCC) en febrero junto con otros nueve candidatos igual de prometedores. De este modo, Ward se beneficiaría de más apoyo económico por parte del Partido Republicano. Tan importantes son las elecciones en Idaho-1 que el propio Ward declaraba entonces:

Éstas son las diez campañas más importantes de la nación que el GOP piensa que puede ganar. Si va a haber un movimiento de péndulo, estos diez escaños lo marcarán.

El apoyo de Palin supuso el toque que le faltaba a Ward para distanciarse definitivamente de su rival, Labrador y tener la oportunidad de recuperar la primera circunscripción electoral de Idaho para el Partido Republicano, algo que debería ser pan comido si tenemos en cuenta que el ticket McCain/Palin arrasó allí con el 62% de los votos en las presidenciales.

Por su parte, Labrador declaró, refiriéndose a Ward y al apoyo obtenido por éste por parte de la cúpula del partido:

Aparentemente cree que porque haya obtenido el respaldo del establishment de Washington eso le importa verdaderamente a la gente de Idaho.

A Labrador no pareció importarle mucho el apoyo dado a Ward por parte del NRCC. El caso es que a la hora de obtener donaciones económicas, Ward aventajaba en mucho a Labrador, mientras que ambos eran claramente superados por el demócrata Minnick.

¿Cómo fue la campaña electoral de Ward? Pues la verdad es que se centró excesivamente en atacar a Minnick, un congresista demócrata que suele votar como conservador (un blue dog democrat) en los grandes asuntos y que votó en contra de Obamacare (si no lo hubiera hecho, ahora sería uno de esos “20” a los que Sarah Palin se la tendría jurada porque la circunscripción que representa fue republicana en 2008), pero que no respaldó la contrapropuesta republicana. Así, Ward declaró:

Mi oponente se encuentra en una encrucijada y no hace nada. No puede conseguir que se haga nada. No apoya a su propio partido y aún así tampoco apoya la alternativa republicana, que está orientada al libre mercado. No puedes estar en misa y repicando al mismo tiempo.

Ward evidentemente se sentía ya el vencedor, pero ni siquiera eso hubiera sido un obstáculo puesto que para finales de abril llevaba una cómoda ventaja sobre Labrador. Lo malo vino en mayo, durante el último mes (las primarias se celebraron el 25 de mayo) cuando a Ward se le acumularon los problemas, problemas que pueden ser detallados uno por uno y la lista casi no se termina nunca.

El principal y más dañino: Ward plagió parte de un discurso de otro candidato. Eso no es malo siempre y cuando no se descubra, lo que no suele suceder a menos que seas tan idiota de plagiar el discurso más famoso de los últimos diez años… el de Obama en la Convención Nacional Demócrata de 2004. Éste es el fragmento del discurso de Obama y el que pronunció Ward (los transcribo en inglés para que lo aprecien mejor):

As we stand at the crossroads of history, we can make the right choices and meet the challenges that face us. If you feel the same urgency that I do, if you feel the same passion that I do, then I have no doubt the people will rise up in November and this country will reclaim its promise and out of this long political darkness, a brighter day will come.

As we stand on the crossroads of history, I know we can make the right choice and meet the challenges that lay before us. If you feel the same urgency and the same passion that I do, then I have no doubt that our voices will be heard in November. And our country will reclaim its promise and out of this darkness, a better day is on the horizon.

Sí, la verdad es que se parecen demasiado. El discurso de Ward fue pronunciado en enero, pero sus adversarios esperaron hasta poco antes de las elecciones para hacerlo público para que tuviera menos tiempo de reaccionar.

Durante un debate celebrado poco antes de las elecciones, Ward trató a Puerto Rico como si fuera un país extranjero cuando es un territorio de los Estados Unidos y… su rival, Labrador, es portorriqueño. Éste así se lo hizo ver:

Labrador: Puerto Rico no es un país. Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos. Ya es hora de que tomemos algunas lecciones y aprendamos lo que es Puerto Rico.

Ward: La verdad es que me da lo mismo lo que sea. No tiene importancia.

Labrador: Obviamente no la tiene para usted.

Pésima respuesta de Ward que no sólo mete la pata sino que luego mete la otra también y ahí se queda. Cuando los periodistas preguntaron a su portavoz de campaña, Mike Tracy, éste alegó que el video del debate había sido manipulado por los asesores de Labrador para hacer quedar mal a Ward y que la cuestión original se refería a “países extranjeros”, lo que hacía la respuesta de Ward más plausible. Además, alegó que por supuesto Ward sabe que Puerto Rico es un territorio estadounidense porque sirvió en Guantánamo durante un tiempo, lo cual a mí todavía no me convence porque uno puede haber hecho la mili en Alicante  y no saber que Mallorca es una isla, digo yo. Además, Guantánamo está en Cuba… ¿Qué tiene que ver eso con Puerto Rico?

Otra pifia fue la revelación de que Ward no votó en las elecciones de 2008. Es cierto que por aquel entonces, estaba trabajando como director de campaña de McCain/Palin en Nevada y alega que estaba tan ocupado que no podía permitirse el coger un avión y volar a Idaho para votar, pero podría haber votado por correo puesto que lo sabía con tiempo suficiente, digo yo también.

A mediados de mayo, un periódico local, el Idaho Statesman, publicó que Ward acababa de ser respaldado por la American Conservative Union (ACU). Lo malo es que ese respaldo no era reciente sino de noviembre del año pasado y la campaña de Ward lo acababa de reenviar al periódico como si fuera de ayer mismo. Con un berrinche de un par de narices por haber picado, los del Statesman reprocharon la mala jugada a Ryan O’Barto, el director de campaña de Ward, y éste explicó que lo había reenviado para refrescar la memoria de los electores:

Según se acerca el día de las elecciones, me gusta reenviar las notas de apoyo. Algunas son de hace mucho tiempo y como que cuando se publicaron originalmente faltaba tanto para las elecciones, la prensa podría no haberlas publicado debidamente.

No debía de gustar mucho la excusa, que algo caradura sí que es, porque una hora después el propio O’Barto llamó al Statesman para cambiar su versión de los hechos:

No estoy intentando echarles la culpa a ustedes. Es la misma nota que antes y no es eso lo que se supone que debería haber sido. Voy a mandar una rectificación. Es culpa mía. Acabo de comprarme un nuevo Mac y aún estoy intentando averiguar cómo funciona.

¡Genial! La culpa es del Mac. Pues haberse comprado otra marca.

Ese mismo día, se reveló también en el periódico Spokesman-Review que la mitad de las diez tomas de postura sobre diferentes cuestiones políticas que Ward exhibía en su página web eran un plagio palabra por palabra de otras tantas de otros candidatos, por ejemplo de Jim DeMint. La campaña de Ward rápidamente las borró y despidió a Ryan O’Barto, no se sabe si por copión, por falta de originalidad, por chapucero, por no enterarse de nada o porque era el único que pasaba por ahí.

Ward también se encontró acusado de cambiar de opinión cuando modificó su postura sobre la 17ª enmienda, la que reserva la elección de los senadores por sufragio universal. En un principio, Ward dijo en televisión que estaría a favor de revocarla, pero tras haber sido presionado por la prensa, cambió de opinión. Él alegó que estaba “clarificando” su postura, pero de decir sí a decir no va mucho más que una aclaración.

En un e-mail enviado a la prensa, Ward incluyó una cita del senador republicano por Idaho, Mike Crapo, que daba la impresión de que respaldaba su candidatura cuando no era así y el propio Crapo le pidió que lo retirara.

Finalmente, se le reprocho a Ward que estuviera en contra del masivo gasto federal cuando su esposa trabaja en Fannie Mae, una de las empresas semipúblicas que han sido rescatadas precisamente con dinero federal y en la cual ocupa un puesto de dirección que le permite a él no trabajar y hasta haber podido dedicarse durante los últimos once meses a su campaña electoral a tiempo completo. Sí, la verdad es que causa un poco de mala impresión, ¿no?

Como resultado de todas estas pifias, el 25 de mayo pasado Labrador venció por un 48% de los votos contra un 39% para Ward. Que conste que Labrador también es un Young Gun, sin embargo, él no ha conseguido cubrir todos los requisitos establecidos para poder ser respaldado completamente por el GOP.

Labrador celebrando su victoria. Ciertamente ha sido toda una sorpresa y está más que claro que ha ganado porque Ward perdió las elecciones por sí mismo. No es un descrédito para él, pero es cierto.

En consecuencia, que en noviembre veremos una campaña electoral entre Labrador y Minnick y no una entre Ward y Minnick. Y que Ward lo tiene crudo para ser elegido para cualquier otra cosa porque todas estas pifias se las recordaran una y otra vez. En fin, que tendrá que buscar otro empleo. Ojo, no digo que sea un mal tipo, sólo digo que ha demostrado ser un pésimo candidato ya sea por culpa suya o por culpa de su equipo. Pero la culpa es suya, no de Sarah Palin. Que ella no ha tenido nada que ver en todo esto. Faltaría más.

Un abrazo, amigo rojobilbao.

P.D. Por cierto, ¿saben quién fue el candidato respaldado por el Tea Party en estas elecciones? ¡Demonios, Walt Minnick, el demócrata! Sí, sí, como lo oyen. Respaldaron a Minnick y éste tuvo la gentileza de rechazar su respaldo después de un cierto rifirrafe que más bien sonaba a excusa para deshacerse de un respaldo que les avergonzaba. ¿Recuerdan cuando Sarah Palin apoyó a Carly Fiorina en California en contra de Chuck DeVore y los del Tea Party le dijeron de todo menos bonita? Bueno, pues si Sarah no fuera una mujer excepcional como lo es, bien que se podría haber tomado la revancha ahora, pero no lo ha hecho. Eso demuestra de qué pasta está hecha. No sé si contarles la apasionante historia de cómo el Tea Party apoyó a un demócrata y éste despreció su apoyo. No sé si les puede interesar. La verdad es que no me interesa demasiado, pero a lo mejor lo hago.

P.P.D. Excelente entrada la de Rillot en su blog: “Señora Presidenta”. No comparto su pesimista punto de vista y estoy seguro de que le gustará que le responda dando el mío, tan optimista siempre. Prometo hacerlo pronto. Y, amigo Rillot, ojalá podamos discutirlo delante de sendas jarras de cerveza un día de estos. Hace ya demasiado tiempo que no nos vemos.


Ya casi estamos en noviembre, ¿eh? (revisado)

30/09/2010

 

Por motivos laborales, trato habitualmente con extranjeros y como quiera que yo soy así, me divierto mucho sorprendiendo a los pocos estadounidenses que me vienen con mi razonable conocimiento sobre su país. Como a una joven neoyorquina nacida en Minnesota que ha venido recientemente a trabajar a España como programadora informática y de la cual, tras averiguar que sus padres todavía viven en Minnesota, en la bonita población de Saint Cloud, le pregunté si iban a votar por Michele Bachmann, puesto que ésa era la candidata republicana al Congreso que les correspondía por circunscripción electoral. La pobre casi se desmaya. Y luego no hubo manera de convencerla de que no soy un estadounidense expatriado, ni siquiera alegando mi mal inglés que ella pensaba que era fingido.

¡Sí, vamos a ganar! Y 2010 es sólo el principio. ¡Ya veréis en 2012! Palabra de Palin.

Reconozco que la historia anterior no deja de ser una de esas casualidades que te da la vida y que sólo suceden una vez porque resulta que Michele Bachman es una de mis políticas estadounidenses favoritas y he leído bastante sobre ella. Así pues, estoy familiarizado con los datos correspondientes, por ejemplo, a su circunscripción electoral y me suenan la mayoría de localidades que engloba. Si la joven ésa llega a haber nacido en Oklahoma, no hubiera podido quedar ni la mitad de bien, por supuesto. Y mi gozo en un pozo entonces.

El caso es que ha concluido por fin la larga temporada de primarias en los Estados Unidos y, aunque con un poco de retraso, me gustaría repasar lo que ha dado ésta de sí. Por supuesto, declarar que sólo ha habido una vencedora por parte republicana; una vencedora que, para más inri, no se presentaba a ninguna de ellas: Sarah Palin. Su influencia a la hora de respaldar a los candidatos que ha estimado más oportunos ha sido esencial para el triunfo final de muchos de estos. Nombres como los de Carly Fiorina (California), Nikki Haley (South Carolina), Joe Miller (Alaska) y Christine O’Donnell (Delaware) son los de las sorpresas más morrocotudas producidas durante estos largos nueve meses de campaña electoral y ninguno de estos cuatro que aquí he destacado ha dejado de reconocer que sin su apoyo explícito, ellos no serían nada.

Y por lo que se refiere precisamente a ese apoyo, lo más curioso es que aquí ha habido tortas para ambos lados de lo que ahora es el Partido Republicano, un partido con el alma dividida realmente. Por una parte, algunos candidatos han vencido gracias al respaldo de Sarah Palin… ¡y en contra de la opinión del movimiento Tea Party que patrocinaba a otro candidato! (el caso más evidente: Carly Fiorina contra Chuck DeVore en California) mientras que, por la otra, algunos candidatos han vencido gracias al respaldo de Sarah Palin… ¡y en contra del establishment republicano que patrocinaba a uno de los suyos! (el caso más evidente –y divertido–: Joe Miller contra Lisa Murkowski en Alaska). ¡Toma castaña! Si a alguien le quedaba alguna duda acerca de que Sarah Palin es Sarah Palin y sólo se pertenece a sí misma y nadie, absolutamente nadie, puede pretender apropiarse de ella, aquí tiene dos ejemplos que bien podrían ser varios más.

Todos apreciamos mucho al movimiento Tea Party y yo, en especial, he aprovechado mi escasa capacidad de hacer llegar mi opinión a los demás para respaldar a sus integrantes con todo mi corazón, pero eso no quiere decir que sean infalibles, que su palabra sea irrefutable y que sus candidatos sean los más altos, los más listos y los más guapos (o los más conservadores). En el caso concreto de California, una vez que me puse a ello me di cuenta de que los motivos esgrimidos por Sarah Palin para apoyar a Fiorina en lugar de a DeVore eran sólidos y convincentes. Además, ciertamente no creo que fuera DeVore el candidato más idóneo en mi modesta opinión para desbancar a una avezada senadora demócrata como lo es Barbara Boxer. Ya será bastante difícil para Fiorina, pero es que DeVore estoy seguro de que no lo hubiera logrado de ninguna manera (y hasta puede que hubiera perdido las primarias frente a Tom Campbell). A DeVore me gustaría apoyarle en 2012 contra Dianne Feinstein, pero ahora mismo no sé si lo haré puesto que me ha quedado un cierto regusto amargo durante estas primarias. Y es que no basta con ser el más conservador de entre los conservadores; también conviene ser el más listo y DeVore ha demostrado que no lo es.

En fin, que no es éste el momento de entrar a discutir lo que puede pasar en 2012. Sí que lo es en cambio para repasar la lista de candidatos apoyados a lo largo de todo este tiempo por Sarah Palin y comprobar qué ha sido de ellos. Dicho y hecho, la lista es ésta:

En total, se trata de 43 candidatos apoyados expresamente por Sarah Palin, la mayoría de ellos a través de su página en Facebook (aunque también se ha dado el caso de Rand Paul, que anunció él mismo el haber recibido el apoyo de Palin). De estos 43 candidatos, 23 son mujeres y 20 hombres (lo que no tiene la más mínima importancia digo yo) y de ellos, 33 han logrado alzarse con el triunfo y ser los nominados del Partido Republicano (muchos de ellos a regañadientes porque los del establishment no los querían ver ni en pintura… ¡Que se chinchen pues!) para las elecciones de este próximo noviembre mientras que 10 han sido derrotados. Sí, sólo 10; de 43, sólo 10. Si esto no hace de Sarah Palin el mejor respaldo con el que puede contar un candidato que venga Dios y lo vea. Para que luego salga el chulo de Mitt Romney a decir que los respaldos de Palin son bonitos (“nice” dijo)pero no tienen ninguna influencia… ¡Será idiota el tipo ese!

Sin embargo, no son estos 43 los únicos apoyos que ha concedido Sarah Palin porque hay otros 20 más por ahí. Sí, sí, ¡20 más! Y ahora mismo les diré de dónde han salido estos. ¿Recuerdan ustedes cuando hace unos meses, seis concretamente, se aprobó finalmente la malhadada reforma de la sanidad en los Estados Unidos? ¿Sí? Seguro que sí. Pues fue entonces cuando Sarah Palin hizo pública una nota en Facebook (¡viva Facebook!) detallando el nombre y la circunscripción electoral de veinte congresistas demócratas que habían votado a favor de la reforma cuando en su circunscripción la mayoría de sus votantes estaban claramente en contra de ella. Eran circunscripciones donde McCain y ella habían ganado durante las pasadas elecciones presidenciales y que estaba claro que no se sentían nada inclinadas hacia el hope, el change y el Yes, we can (conseguir que nos crezca el pelo de nuevo) de Obama y su troupe de charlatanes.

En concreto, Sarah Palin publicó entonces el siguiente mapa:

Por cierto, que su publicación supuso que los demócratas pusieran el grito en el cielo alegando que Sarah Palin había puesto dianas para representar a sus adversarios políticos y que con ello estaba haciendo apología de la violencia y que si patatín, que si patatán y que tal y que cual y que tratándose de alguien que tiene armas en casa y que sabe cómo utilizarlas… En fin, recuerdo que por aquel entonces hasta yo me ocupé del tema y aclaré que el símbolo utilizado por Sarah Palin en su mapa no es una diana sino un símbolo internacionalmente reconocido dentro del ámbito de la topografía para señalar un emplazamiento con toda precisión. Y ya está. Además, puestos a recordar dianas y personajes públicos amenazados con ella, ¿quieren estos demócratas que les saque mi particular galería de los horrores y empecemos a contar fotos de Sarah Palin enmarcada por una diana de verdad? No, verdad. Ya me lo imaginaba.

Como pueden ver en el mapa de arriba, tres de esos tipejos ya se han retirado de la carrera electoral por el motivo que sea: Vic Snyder (Arkansas), Brad Ellsworth (Indiana) y Bart Gordon (Tennessee). Sin embargo, sus sucesores siguen arrastrando el pecado original de sus antecesores: esas circunscripciones tienen que ser republicanas de nuevo. Además, quedan otros diecisiete a los que dar más palos que a una estera para que aprendan así a no jugar con la salud de los demás (y nunca mejor dicho).

¿Y quiénes son los candidatos republicanos que les van a dar esa somanta que tanto se merecen? Pues son los siguientes que les voy a relacionar. Sarah Palin ha publicado recientemente una página web dedicada en exclusiva a este tema y es de ella de donde he sacado cada uno de los perfiles biográficos que les ofrezco. La dirección es http://www.takebackthe20.com/. Lógicamente no podía ser otra y éste es su mensaje de bienvenida:

20 representantes demócratas de circunscripciones en las que ganamos en 2008 votaron a favor del proyecto de ley de reforma de la sanidad

Han pasado seis meses desde que el presidente Obama firmó el proyecto de ley de reforma de la Sanidad y lo convirtió en ley. A pesar del abrumador disgusto público hacia Obamacare, nos dijeron que Washington sabe lo que es mejor y que no había nada por lo que preocuparse. Nancy Pelosi dijo que el Congreso tenía que aprobar el proyecto para que los estadounidenses pudieran “descubrir lo que contiene”. Lo descubrimos y es aún peor de lo que nos temíamos.

Únanse a mí en parar los pies a aquellos que estuvieron con Obama y Pelosi y votaron a favor de este desastroso proyecto. Los demócratas de 20 distritos en los que ganamos en 2008 votaron a favor de Obamacare. Ahora podemos votar en contra de ellos.

Vamos a reemplazarlos con buenos conservadores que votarán por rechazar y reemplazar Obamacare por una reforma centrada en el paciente, orientada hacia los resultados y de libre mercado que proporcione soluciones a gente de todos los niveles de ingresos sin arruinar a nuestro país.

Reclamemos el poder del pueblo de aquellos que desdeñan la voluntad del pueblo.

No os desmoralicéis, organizaros. Es el momento de tomar partido.

Éste es el mensaje de presentación de Sarah Palin. Corto, claro y contundente, como debe ser. Y estos son los veinte candidatos que van a batir (Dios lo quiera) a esos felones relacionados más arriba. ¡Ah, qué coraje me da el no poder votar siquiera a uno de ellos!

 Tim Griffin es un reservista del Ejército de los Estados Unidos con 14 años de servicio, incluyendo una campaña en Irak. Tim sabe acerca del sacrificio y del honor. ¡Vamos a enviar a este candidato con sentido común al Congreso!

Paul comparte nuestra creencia en que el despreocupado gasto del gobierno federal nos está poniendo en una senda peligroso hacia la insolvencia – y está decidido a hacer algo sobre eso. Además de ser un orgulloso padre de familia, Paul es dentista y como propietario de un pequeño negocio como lo es su consulta, Paul comprende los desafíos a los que se enfrentan los creadores de puestos detrabajo cuando D.C. los machaca con órdenes sin fin, sobrerregulación, planes para imponer nuevos impuestos sobre la energía y simplemente (e innecesariamente) se entromete en el sector privado. El buen doctor sabe que la verdadera creación de puestos de trabajo viene del sector privado, no del gobierno y trabajará para contener el largo brazo del gobierno y poner nuestra economía en marcha otra vez  manteniendo al gobierno fuera del camino.

Cuando lo eligieron tesorero del condado de Maricopa, los votantes confiaron su dinero a David Schweikert, que invirtió y supervisó sin perder ni un centavo. David mejoró el servicio al público y trabajó para asegurarse de que los “arizonianos” sabían a dónde iban a parar los dólares de sus impuestos. Éste es el tipo de liderazgo que necesitamos en D.C. Enviemos a David al Congreso.

Jesse Kelly es un condecorado veterano de la Guerra de Irak que volvió a casa y decidió continuar con su servicio a nuestro país presentándose para un cargo público. Jesse se mostrará firme contra la transformación fundamental de los Estados Unidos que estamos viendo en las políticas que vienen de Washington. Luchará por sus votantes tan honorablemente como luchó por todos nosotros vistiendo el uniforme.

Como líder de un pequeño negocio, Scott Tipton sabe cómo las garras del gobierno estrangulan  a los pequeños negocios. Vamos a enviar a este líder con sentido común a Washington para cortarle las garras y dejar a los pequeños negocios progresar y crecer en libertad.

Cory Gardner ha sido un líder con sentido común en la legislatura de Colorado luchando por un gobierno más pequeño y menos regulaciones. Es la quinta generación de “coloradenses” y no le asusta el ensuciarse las manos todavía en la granja familiar. Cory ha estado luchado por sus votantes en Colorado; ayudémosle a llevar su lucha a Washington.

La página web de Steve lo dice mejor: “Con Steve Southerland, lo que ve es lo que obtiene. Él no es alguno de esos políticos fugaces intentando ocupar un cargo público montado en una ola de inteligentes frases y cuidadosamente medidas intervenciones públicas. Él es simplemente un duro trabajador de Panama City que cree que el vecindario del norte y del noroeste de Florida merece más por parte de nuestros líderes en Washington. Ése es el motivo por el cual se presenta al Congreso de los Estados Unidos. Ayudémosle a llegar a Washington.

Como veterana de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y diecisiete años de experiencia en la oficina del Sheriff del condado de Orange, Sandy Adams tiene el arrojo y la experiencia para tomar las decisiones duras en Washington. Ha servido a sus votantes bien y luchado por ellos en la legislatura de Florida. Enviémosla a Washington para que continúe su lucha.

El doctor Larry Bucshon creció como el hijo de un minero del carbón, se alistó en la reserva de la Armada y se presenta por la 8ª circunscripción electoral de Indiana. ¿Quién mejor que un doctor hecho a sí mismo y con éxito del corazón de los Estados Unidos para diagnosticar los problemas de Obamacare y trabajar para la verdadera reforma sanitaria? Enviemos a este doctor con sentido común al Congreso.

Todd Young es la quinta generación hoosier con un historial de servicio a nuestro país. Todd es un graduado de la Academia Naval de los Estados Unidos y un veterano de los Marines. El servicio de Todd continúa como fiscal local. Enviémosle a Washington.

Como veterano de la legislatura de North Dakota, Rick Berg ha ido ascendiendo a través de las filas hasta llegar a ser el speaker. Ahora está llevando su experiencia a Washington. Como esposo de una doctora, la familia de Rick conoce de primera mano los peligros de Obamacare. Enviemos a Rick al Congreso.

Bill creció en una granja familiar donde aprendió “los valores del trabajo duro, la honradez y el sacrificio” – valores que necesitamos en nuestros líderes. Bill se retiró de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos como teniente coronel después de una distinguida carrera de 26 años. Pero no estaba listo para la jubilación todavía – continuó su liderazgo iniciando dos exitosos pequeños negocios que crearon puestos de empleo. Enviemos a Bill a Washington a luchar por nosotros.

Como antiguo profesional de la industria sanitaria, Jim Renacci conoce de primera mano los peligros de Obamacare. Jim tiene un largo historial de servicio en su ciudad de Wadsworth (Ohio), desde voluntario en el cuerpo de bomberos hasta las salas del concejo municipal e incluso en el despacho del alcalde. ¡Necesitamos más líderes locales de sentido común y probados para mostrar a Washington cómo se hacen las cosas! Enviemos a Jim al Congreso.

En el campo de juego y fuera de él, esta antigua estrella del fútbol sabe lo que cuesta ganar la lucha. Mike Kelly lleva muchos sombreros: atleta, entrenador, padre, abuelo, líder de un pequeño negocio y activista comunitario. Ayudemos a elegir a este irlandés luchador para rechazar y reemplazar Obamacare en el Congreso.

Tom Marino no se asusta del trabajo duro. Este hijo de un bombero y una portera trabajó en una fábrica durante gran parte de su juventud. A los 30, hizo el cambio – fue a la Universidad, se licenció en leyes y ascendió a través de las filas hasta llegar a ser Fiscal de los Estados Unidos. La educación en sentido común de Tom y su estricta ética del trabajo le harán una voz necesaria en el Congreso. Ayudémosle a llegar allí.

La página web de Mick Mulvaney lo resume mejor: “Mi oponente es muy rápido en señalar que el gobierno ya controla el 45% de la sanidad. Ahora tal vez veamos cuál es la fuente del problema”. Mick es un padre de trillizos e hijo de profesores que ha servido a South Carolina en el senado estatal. Enviémosle al Congreso a continuar su lucha.

Pocos entienden el problema de Obamacare mejor que los profesionales de la Sanidad. Como enfermera, Diane Black comprende por qué necesitamos una verdadera reforma de la sanidad y por qué Obamacare no lo es. Ha servido a Tennessee con distinción como senadora estatal y representante. Diana tiene la experiencia y las creencias que necesitamos en el Congreso. Enviémosla a Washington.

Robert Hurt tiene un historial de sentido común probado de mantenerse firme. Como miembro de la legislatura estatal de Virginia, ha votado contra los incrementos de impuestos más de dos docenas de veces. Los residentes en la 5ª circunscripción de Virginia conocen bien al senador Hurt y han votado a este líder de sentido común en el pasado. Vamos a mantener la tendencia y enviarle al Congreso.

Los votantes de la 1ª circunscripción de West Virginia ya están a medio camino de allí. Ellos han tenido el buen sentido de echar a su liberal del cargo. Ahora vamos a recorrer el resto de la distancia con David McKinley, un padre de cinco, abuelo de cuatro, y un hombre hecho a sí mismo. David inició una empresa, creó puestos de trabajo y sabe cómo dirigir. West Virginians for Life ha dado a David su sello de aprobación. Enviémosle al Congreso.

Después de que Spike Maynard se retirara del servicio de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, fue elegido por sus convecinos  “virginianos del oeste” como fiscal, juez y ahora como miembro de la más alta corte del estado. Los habitantes de West Virginia conocen a Spike y han confiado en él en el pasado para asegurarse de que la justicia es servida. Ahora vamos a enviarlo al Congreso a que continúe su servicio.

Pues estos son todos los “hombres y mujeres de Palin”, si es que se puede decir así. Tomen buena nota de ellos y en noviembre, tras las elecciones, veremos cuántos de ellos se convierten finalmente en cargos electos. Ojalá que todos ellos, pero ya me conformaría yo con la mitad siquiera. Ojalá aquí en España pudiéramos contar con unos pocos así para votarles, pero eso por estos lares ya no abunda. De hecho, es una especie extinguida completamente: el político honrado.

Hasta la próxima entrada que será interesante: les hablaré sobre A pledge to America. Es una cosa del GOP. A ver qué les parece. Y sí, también tengo que hablarles de cómo va mi libro: ya tengo un 60% creo, pero aún queda mucho que hacer. Y aunque lo termine, habrá que pulirlo. Ahora mismo es una cosa muy basta. ¡Ah, por cierto! Creo que voy a dejarme de tonterías y voy a regalarlo. Así llegará a mucha más gente.


SARAH PALIN APOYA A CARLY FIORINA EN CALIFORNIA… Y A ALGUNOS LES DA UN ATAQUE DE NERVIOS

15/05/2010

 

Hoy tenemos mucha faena. Hay mucho sobre lo que hablar así que me permitirán que me deje de rodeos y vaya directamente al grano. Ante todo, anunciarles que el segundo libro de Sarah Palin ya tiene fecha de publicación: el próximo día 23 de noviembre. Se va a titular America by heart: reflections on family, faith and flag (Estados Unidos de memoria: reflexiones sobre la familia, la fe y la bandera). Por la nota de prensa de la editorial que lo va a publicar, HarperCollins (la misma que publicó Going Rogue), el libro es un homenaje a los valores tradicionales estadounidenses e incluirá “una selección de lecturas clásicas y contemporáneas que la han conmovido [a Sarah Palin]”, entre los que se encuentran tanto “los documentos fundacionales de la nación como grandes discursos, sermones, cartas, literatura y poesía, biografías e incluso algunas de sus canciones y de sus películas favoritas”. Así mismo, la nota de prensa destaca que el libro está inspirado no sólo en su “firme creencia en la importancia de la familia, la fe y el patriotismo”, sino también en algunas de las personas que conoció el año pasado mientras promocionaba Going Rogue. “El libro incluirá también retratos de algunos de los extraordinarios hombres y mujeres a los que ella admira y que personifican su hondo amor por el país, sus firmes raíces en la fe y su profundo amor y aprecio por la familia”. La nota termina anunciando que se está preparando una nueva gira promocional por todo el país aunque ésta todavía no está decidida. La primera edición será de un millón de ejemplares, 500.000 menos que la de Going Rogue, pero eso no tiene más importancia que la de ofrecer un avance de las previsiones de la editorial. Ciertamente será difícil que llegue a los 2,6 millones de ejemplares vendidos de Going Rogue, pero estoy convencido de que alcanzará los dos millones sin demasiado esfuerzo. Nada más anunciarse la próxima publicación del libro, se produjo una avalancha de peticiones de reserva en Amazon que no hay duda de que acabarán llevando el libro hasta el número uno de las listas de ventas, lo cual es todo un éxito para un libro que ni siquiera está publicado y que aún tardará medio año en serlo. Yo, por supuesto, lo voy a comprar y, tan pronto como lo tenga, lo voy a devorar. Tengo que hablar con mi amiga L. para que me lo consiga. Y cuando lo tenga, no se angustien porque antes de quince días les haré otro resumen como el que ya hice de Going Rogue para que todos aquellos que no lo puedan leer directamente del inglés  puedan disfrutar en la medida de lo posible de él. Palabra de Palin.

Como ya saben todos ustedes, hoy vamos a hablar sobre lo que ha pasado recientemente en California donde falta apenas un mes para que se celebren las primarias republicanas que van a elegir al candidato del partido para disputarle el escaño en el Senado a su actual poseedora, la demócrata Barbara Boxer. Tres son los rivales que se han postulado para ser nominados: Tom Campbell (a la izquierda), Chuck DeVore (en el centro) y Carly Fiorina (a la derecha). Del primero, sólo me oirán hablar mal porque es un mal bicho y lo digo así de claro; del segundo, no tengo nada contra él, pero creo que ha medido mal sus fuerzas, se ha comportado arrogantemente y, en definitiva, ha metido la pata hasta el fondo; y de la tercera, resulta que es la favorita de Sarah Palin, lo cual ya merece como mínimo un respeto por mi parte, aparte de que es una mujer que no nació precisamente ayer y que tiene más experiencia en la vida de la que podré llegar a tener yo aunque me reencarnase veinte veces seguidas (siempre y cuando no fuese como vaca). Vamos a entrar pues en detalles y a dejar que cada uno se forje su propia opinión.

Las elecciones al Senado por el estado de California

En California, las elecciones de este 2 de noviembre que viene van a elegir a uno de los dos senadores que representan al Estado en el Senado de Estados Unidos Actualmente, esos dos senadores son dos mujeres y ambas pertenecen al Partido Demócrata, algo no demasiado sorprendente si recordamos que California es un estado especialmente azul (o sea, demócrata), tan o más azul como lo pueda ser Massachusetts, por ejemplo. La senadora que continúa en su puesto hasta la próxima cita electoral en 2012 se llama Dianne Feinstein y es una de las más liberales del Senado, ya que la ACU (American Conservative Union) le ha dado una nota de 0 puntos en su habitual escala anual (y en 2008, sacó 4 puntos, con lo que aún resulta que ha empeorado), lo cual significa que es muy liberal, pero mucho. De hecho, sólo 24 de los 57 miembros demócratas del Senado obtuvieron ese cero patatero como calificación). Por lo que se refiere a la senadora cuyo escaño se ha puesto en juego este año, su nombre es Barbara Boxer y todo lo que hemos dicho sobre su colega, Feinstein, es de aplicación para ella: su nota también es de 0 puntos (en 2008, fue igualmente de 4 puntos, lo que demuestra que ambas mujeres son tal para cual).

La senadora Barbara Boxer (que a mí me recuerda a Cruella de Vil, ¿no les parece?), tan liberal ella que mucho me temo que el próximo año acabe obteniendo una calificación negativa por parte de la ACU, un -4 o algo así si es que no logramos echarla antes. Afortunadamente, tenemos una posibilidad de lograrlo este año y repetir la proeza de Scott Brown en Massachusetts, pero para ello tendríamos que estar todos bien unidos y me temo que eso no va a suceder. Hay una prima dona por ahí que no está dispuesto a ello y que va a echarlo todo a perder sólo por resentimiento.

Cruella de Vil… quiero decir, Barbara Levy Boxer nació el 11 de noviembre de 1940 en Brooklyn (New York) y lleva en el Senado de Estados Unidos desde 1992, lo que ya es tiempo, ¿verdad? Tras su colega, Dianne Feinstein, Boxer fue la segunda mujer judía en la historia en ser elegida para ser senadora nacional. Una vez que ocupó el escaño, Boxer inició una fulgurante carrera que le ha llevado a ser la única senadora que preside dos comités simultáneamente, el de Obras Públicas y Medio Ambiente y el de Ética, además de ser una de las dirigentes de la mayoría demócrata en el Senado, ostentando del cargo de chief deputy whip (algo así como el tercero al mando).

Durante las primarias presidenciales de 2008, Boxer, que era una de las superdelegadas nombradas a dedo por la maquinaria del partido, declaró que apoyaría al vencedor de las primarias demócratas en California, que resultó ser Hillary Clinton. Sin embargo, consciente de que el saber aplicar aquello de donde dije digo, digo Diego es una de las virtudes políticas supremas, prefirió permanecer neutral hasta que finalmente el luego presidente de Estados Unidos obtuvo la mayoría de delegados suficiente para ser nominado, momento en el que le respaldó públicamente (justo el día después de las últimas primarias).

Para estas elecciones, Boxer no tiene apenas competencia entre sus filas, debiendo deshacerse solamente de un empresario, Brian Quintana, y de un periodista, Mickey Kaus, que no tienen la más mínima posibilidad de disputarle la nominación y que nadie sabe muy bien qué pintan ellos ahí como no sea para hacer bonito. Boxer es una candidata muy apreciada entre los votantes demócratas de California y en 2004, en las últimas elecciones a las que se presentó, ganó la reelección con un 58% de los votos y un record en número de votos populares con 6.955.728 votos, dejando al candidato suicida republicano, Bill Jones, para el arrastre.

Resumiendo, que Boxer es una de las candidatas más fuertes que presenta el Partido Demócrata en estas próximas elecciones y que sólo hay una mínima oportunidad de lograr desbancarla, pero para ello los republicanos deberían presentar un candidato que no sólo aglutine a conservadores y republicanos liberales (sí, malditos RINO, eso es, pero es que en California hay muchos) sino que pueda arrastrar también a una parte significativa de los votantes demócratas moderados (los blue dog democrats que se les llama), algo perfectamente posible dado que el perfil de Boxer es el de una radical de izquierdas, tan partidaria de la política de su presidente, el chiflado de la Casa Blanca, que se ha convertido en una de sus más fieles escuderas (tal vez para hacerse perdonar su pecadillo de tontear con Clinton hasta el último momento, por si acaso).

Las primarias republicanas: tres candidatos con muchas posibilidades

Ya hemos visto a los tres candidatos que se presentaron dentro del Partido Republicano para obtener la nominación. Los tres tienen un amplio historial y, antes de empezar a relatar todo lo que ha pasado durante estos últimos días, vamos a conocerlos un poco mejor:

Tom Campbell: Thomas J. Campbell nació el 14 de agosto de 1952 en Chicago (Illinois). Antiguo representante por California en la Cámara de Representantes de Estados Unidos (entre 1989 y 1993, representó a la 12ª circunscripción electoral y entre 1995 y 2001 a la 15ª). Doctor en Derecho y en Economía, ha sido catedrático en la universidad de Stanford (Law School), decano de la Haas School of Business y catedrático en Berkeley, dando clases actualmente en la universidad de Chapman (Law School).

Campbell es un republicano de los más liberales, habiéndolo sido desde siempre, lo cual en estos tiempos de fuerte sensibilización de los votantes conservadores, que ya no están dispuestos a cerrar los ojos (y las narices) y votar sin más, lo convierte en una muy mala opción para el partido. No es sólo que Campbell sea partidario del aborto, del matrimonio homosexual, se oponga a la perforación en la plataforma continental para buscar más pozos de petróleo y sea más que reticente a apoyar la Segunda Enmienda, la del derecho a poseer y llevar armas, sino es que además su historial político está lleno de actos de hostilidad hacia el estado de Israel. Así, por ejemplo:

  • En 1990, siendo miembro de la Cámara de Representantes, Campbell fue uno de los únicos 34 representantes que votaron en contra de una moción que expresaba el apoyo de la Cámara a que Jerusalén sea la capital de Israel.
  • En 1997, siendo miembro de la Cámara de Representantes, Campbell redactó una enmienda legislativa proponiendo que se cortara toda ayuda económica por parte de Estados Unidos a Israel. La propuesta fue derrotada en el comité correspondiente por 32 votos contra 9, siendo más sangrante aún por el hecho de que recientemente Israel acababa de admitir una reducción gradual de dicha ayuda durante un período de 8 años.
  • En 1999, siendo miembro de la Cámara de Representantes, Campbell fue uno de los únicos 24 representantes que votaron en contra de una moción que expresaba la oposición de la Cámara a que los palestinos declararan unilateralmente la creación de un estado propio.
  • En 1999, siendo miembro de la Cámara de Representantes, Campbell fue uno de los únicos 13 representantes que votaron a favor de una enmienda legislativa que proponía, de nuevo, que se cortara toda ayuda económica por parte de Estados Unidos a Israel.

Aparte de eso, lo peor es que en 2002 Campbell escribió una carta en defensa de Sami Al-Arian, un profesor de la University of South Florida que se había metido en problemas por sus posturas radicales, pidiendo a su rector que no lo sancionara. Algún tiempo después, Al-Arian fue detenido y condenado en 2006 a 57 meses en prisión y a ser deportado con posterioridad por conspiración para ayudar a la organización terrorista Jihad Islámica. En su defensa, Campbell esgrime que cuando escribió su carta no tenía ni idea de que Al-Arian fuera un terrorista ni que hubiera dicho, en un discurso comentado en el programa de Bill O`Reilly, The O`Reilly Factor, poco antes de que la escribiera, las siguientes frases: “La yihad es nuestro camino. Victoria al Islam. Muerte a Israel”, lo cual resulta poco convincente ya que en la carta de marras escribió: “Leí una transcripción de la entrevista en The O’Reilly Factor”. Además, por si fuera poco, en 2000, durante su fracasada campaña al Senado, Campbell recibió una contribución de 1.300 dólares por parte de Al-Arian, contribución que Campbell se ha empeñado tercamente en negar que existiera y que los archivos de la Federal Election Commission han demostrado que efectivamente existió. Para que un terrorista como Al-Arian deseara contribuir a su campaña electoral, muy cercano debió sentirse entonces a Campbell en sus opiniones políticas, digo yo.

Menudo bicho, ¿no?

Chuck DeVore: Charles S. DeVore nació el 20 de mayo de 1962 en Seattle (Washington) y actualmente es el representante estatal de la 70º circunscripción electoral en la asamblea estatal de California. En 1983, DeVore se alistó en la reserva del ejército de Estados Unidos como soldado raso, ascendiendo sucesivamente hasta que se retiró del servicio activo en 2007 con la graduación de teniente coronel.

De opiniones claramente conservadoras, DeVore es un político en activo cuyas posturas contrastan claramente con las de su rival, Tom Campbell. Así, por ejemplo, se opone al aborto, al matrimonio homosexual, apoya la perforación en la plataforma continental para buscar más pozos de petróleo, defiende la Segunda Enmienda, está a favor de la energía nuclear, de los recortes fiscales, a favor de que se revoque la reforma de la Sanidad recientemente aprobada por el Congreso, etc.

Sin embargo, al igual que Campbell que tiene un problema con Israel, DeVore tiene su propio problema y ése es el hecho de que está financiando su campaña electoral a cargo del dinero de los contribuyentes. Y es que todos, absolutamente todos, los miembros del equipo electoral de DeVore son funcionarios públicos que, además de su trabajo normal en la administración ocupándose de los asuntos del legislador DeVore, doblan su jornada trabajando en la campaña del candidato DeVore, no teniendo éste ni un solo trabajador contratado expresamente para la campaña y al que pague de su propio bolsillo. Ciertamente, es habitual en todas las legislaturas, tanto estatales como nacionales, que dichos funcionarios colaboren voluntariamente en las campañas electorales de sus respectivos jefes, pero cuando una campaña sólo tiene como trabajadores a esas personas, no habiendo ni un solo trabajador “externo”, la cosa empieza a oler mal. De hecho, la situación es tan ridícula que si alguien de la prensa pretende entrar en contacto con el cuartel general de la campaña del candidato DeVore durante la jornada laboral habitual de la administración, lo único que se encuentra es un buzón de voz que le pide que deje su mensaje. Y eso es señal de dos cosas: la primera, muy fea, que DeVore está haciendo mal uso de los recursos públicos puestos a su disposición como legislador estatal, abusando de ellos; la segunda, muy preocupante, que DeVore es incapaz de recaudar un dólar que sostenga su campaña.

Y ése es un detalle que a alguien como Sarah Palin no podía pasarle desapercibida, por supuesto.

Carly Fiorina: Carleton S. Fiorina (de soltera Sneed) nació el 6 de septiembre de 1954 en Austin (Texas). Licenciada en Historia y Filosofía Medieval en la Stanford University, completó sus estudios con un MBA en marketing en la University of Maryland y un master en gestión empresarial en la MIT Sloan School of Management.

Sus inicios profesionales fueron difíciles, ya que empezó a trabajar como secretaria o recepcionista en varias firmas, una de las cuales fue precisamente Hewlett-Packard. También fue durante un tiempo profesora de inglés en Italia. Por fin, Fiorina entró a trabajar en AT&T en 1980 y poco a poco fue escalando posiciones hasta llegar a ser su vicepresidente y la encargada del lanzamiento de la compañía desgajada del tronco materno, Lucent. En 1999, Hewlett-Packard la nombró CEO (chief executive officer, directora general) lo que la convirtió en la primera mujer en dirigir una empresa del ranking Fortune 20, convirtiéndose por ende en, tal y como lo reconoció la propia revista Fortune, “la mujer más poderosa del mundo de los negocios”.

Carly Fiorina durante su etapa como CEO de Hewlett-Packard. Su estilo fue el de una ejecutiva muy visible para los medios de comunicación.

En 2002, Hewlett-Packard se fusionó con la gran rival, Compaq, un proceso que estuvo lleno de problemas legales pero que finalmente se completó con éxito, creando la mayor compañía del mundo en fabricación de ordenadores personales. En 2005, el consejo de administración de Hewlett-Packard decidió prescindir de ella y le forzó a dimitir. Ciertamente, las opiniones sobre su gestión durante esos años al frente de HP son dispares; hay quien considera que fue un desastre para la compañía y quien considera que fue beneficiosa. Como mínimo, todos reconocen que Fiorina no se escondió nunca a la hora de tomar decisiones, ya fueran acertadas o no.

En 2008, Fiorina se incorporó al equipo del entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, John McCain, como asesora en cuestiones económicas, pudiendo ser que Palin y ella se conocieran personalmente en algún momento durante la campaña.

Como política, Fiorina es una conservadora. Se opone al aborto, se opone a los matrimonios homosexuales, es partidaria de la perforación petrolífera en la plataforma continental para buscar más pozos de petróleo, defiende la Segunda Enmienda, defiende la necesidad de luchar contra la inmigración ilegal y asegurar las fronteras (algo que debería ser tarea del gobierno federal, en su opinión), reconoce la existencia del cambio climático aunque se niega a achacarlo a la actividad humana y cree que la ciencia no ha logrado relacionar esa causa con ese efecto, etc. En definitiva, sus opiniones son tan conservadoras como las que mantiene Chuck DeVore, su gran rival en estas primarias, ya que ambos están compitiendo por los mismos electores.

En febrero del año pasado, se le diagnosticó un cáncer de mama. Fue operada en marzo y posteriormente siguió un tratamiento de quimioterapia que le provocó la pérdida del cabello, pero del que se ha recuperado completamente. ¡Bien por ella!

La batalla por la nominación


Con estos tres rivales, estaba claro que la campaña por las primarias republicanas iba a ser de lo más interesante. Varias cosas están claras: la primera, que la gran favorita para ganar las elecciones en noviembre es la candidata demócrata, Boxer, quien en ningún momento ha dejado de ganar en ninguna encuesta electoral aunque sin llegar a distanciarse demasiado de ninguno de los tres posibles candidatos republicanos. Así, el último sondeo del que tengo noticias, uno de Rasmussen Reports de mediados de abril, arrojaba los siguientes resultados:

Boxer: 43%; Campbell: 41%
Boxer: 42%; Fiorina: 38%
Boxer: 42%; DeVore: 39%

La segunda, que a pesar de esa condición de favorita de Boxer, ésta no ha llegado a superar nunca el 47% de la intención de voto, lo que a estas alturas de la campaña, el no llegar a un porcentaje del 50%, la convierte en “vulnerable”; la tercera, que los tres candidatos republicanos están también estancados en sus intenciones de voto, siendo Campbell el preferido por el electorado, seguido de Fiorina y después DeVore, aunque el porcentaje de indecisos supera el porcentaje de votos a favor de DeVore, con lo cual éste último realmente ocupa la cuarta plaza, tal y como demuestra este sondeo de Survey USA realizado a principios de este mes de mayo:

Campbell: 35%
Fiorina: 24%
DeVore: 15%
Indecisos: 23%
Otros: 3%

Boxer es una rival vulnerable pues, pero muy fuerte a pesar de todo. Dentro del campo republicano, Campbell es un candidato tan liberal que, sencillamente, no hay apenas diferencia entre él y Boxer, lo cual le convierte en un candidato imposible para los votantes conservadores. Además, sus controvertidas opiniones sobre Israel, que repugnan tanto a republicanos como a demócratas, serán algo que utilizará Boxer, que es judía, a fondo para perjudicarle y ganar fácilmente las elecciones. Fiorina, en cambio, es una candidata con todos los respaldos necesarios para la tranquilidad de esos mismos votantes conservadores (la respaldan National Right to Life, California Pro-Life Council, The Susan B. Anthony List y más) y su campaña cumple los requisitos de seriedad y profesionalidad que no está cumpliendo la de DeVore quien, a pesar de haber sido respaldado por el movimiento Tea Party de California, no logra despegar de ninguna manera, logrando únicamente el favorecer a Campbell.

Así las cosas, lo mejor sería que DeVore reconociera que su campaña ha sido un fiasco, que se retirara, que diera su apoyo a Fiorina y que se presentara de nuevo en 2012, compitiendo contra Feinstein y contando con el apoyo entonces de una posible senadora Fiorina, cosa que sería más que posible.

Sarah Palin toma partido

Así estaban las cosas cuando Sarah Palin publicó hace un par de semanas una de sus notas en Facebook. Era una nota de respaldo e iba dirigida a Carly Fiorina, la candidata a senadora por California. La nota rezaba así (lea el original aquí):

¡Vamos a sacudir las cosas en California!

Me gustaría contarles algo acerca de una conservadora sensata que se presenta a las elecciones en California de este año. Ella creció en un hogar modesto con un papá maestro de escuela, trabajó para costearse sus estudios en varias universidades y luego entró a competir en un campo en el que pocas mujeres se habían aventurado. Mediante una combinación de trabajo duro, perseverancia y sentido común, demostró a los que siempre dicen que no que estaban equivocados al alcanzar la cumbre, donde sirvió con distinción –haciendo frente a la dura verdad, tomando decisiones difíciles y mostrando verdadero liderazgo durante un difícil período de transición. Cuando otras habían fracasado, su compañía capeó la tormenta y se asentó sobre unos más firmes pilares.

Su nombre es Carly Fiorina y me siento orgullosa de respaldarla para el Senado de Estados Unidos.

Carly es la conservadora sensata que California necesita y que nuestro país podría utilizar en estos tiempos difíciles. Aún más importante, se presenta por las razones correctas. Ella tiene un conocimiento que es amargamente echado en falta en D.C. Ella no es una política professional. Es una mujer de negocios que ha dirigido una gran corporación. Conoce como incentivar realmente la creación de empleo. Su conservadurismo fiscal está enraizado en verdadera experiencia de la vida. Ella sabe que cuando el gobierno crece, el sector privado se encoge bajo el fardo de la deuda y el déficit. Podemos confiar en que Carly hará lo correcto por la economía de Estados Unidos y tomar las decisiones de principios tal y como lo ha hecho durante su carrera profesional

Por favor, consideren que Carly es la conservadora que tiene el potencial de batir a la liberal senadora de California, Barbara Boxer, en noviembre. Soy una declarada partidaria de las primarias disputadas, así que estoy contenta de ver la disputa dentro del GOP de California, pero apoyo a Carly en su lucha a través de unas duras primarias contra un miembro liberal del GOP que parece no tener ninguna diferencia con Boxer, uno de los más izquierdistas miembros del Senado. Carly necesita nuestro apoyo en este crucial año electoral cuando tenemos una verdadera oportunidad de poner fin a la agenda del “Gran Gobierno” de Pelosi/Reid.

Confío en que se unirán a mí en mi apoyo a Carly. Visiten su website aquí y síganla en Facebook y en Twitter. Lean sobre sus posturas y sus planes para ayudarnos a volver al camino correcto.

California es todavía “territorio Reagan” y Carly promete que sus valores “conservadores de Reagan” serán bien utilizados a favor de su estado y de nuestra gran nación. Sacudir las cosas en California es algo que hace tiempo que debería haberse realizado. ¡Vamos a ayudar a Carly a hacerlo!

Sarah Palin

Hasta aquí la nota de Sarah Palin, una nota como otras muchas que ha publicado ya apoyando a uno u otro candidato. Lo extraordinario esta vez consiste en que el habitual alud de protestas que siguen a cada una de sus notas procedió no del campo demócrata, sino del republicano. ¡Toma castaña!

Por supuesto, el primero en reaccionar fue el otro candidato conservador, DeVore, quien se sintió por lo que parece lo bastante ultrajado por el apoyo de Palin a Fiorina como para perder la medida de las cosas y responder de una manera que le descalificaba por completo, por más que lo hiciera a través de su portavoz, Joshua Trevino, quien declaró:

Este movimiento conservador popular es de hecho un movimiento conservador popular. Carly piensa que puede encontrar al perro pastor que meta en el corral a las ovejas. Chuck DeVore saber que no son ovejas en absoluto. Son estadounidenses. Y tomarán sus propias decisiones.

Por si acaso alguien no entiende la referencia, el “perro pastor” es Palin y las “ovejas” son los votantes conservadores. Por supuesto, y tal y como ya he dicho antes, una nota semejante, tan falta de clase, descalifica de inmediato a quien la emite, revelando su falta de madurez y, en consecuencia, la imposibilidad de confiar en alguien así para un cargo tan importante como es el de senador de los Estados Unidos. Esa nota no es más que la rabieta de un niño malcriado a quien se le ha arrebatado su juguete favorito y, en el caso de un político, prácticamente una nota de suicidio. Y es que más de una persona ha cambiado su opinión sobre DeVore después de esta metedura de pata.

Pero no contento con meter la pata una vez, DeVore se lució de nuevo y publicó, esta vez de su propio puño y letra, una declaración en la página web RedState.com que de nuevo no era más que una rabieta (y ya van dos):

Ella aplastó a Tom Campbell.
Intentó ignorarme a mí
Y anunció su apoyo a Carly Fiorina.
Llamó a Fiorina “conservadora sensata” y dijo que Fiorina es “la única conservadora en la campaña que puede batir a Barbara Boxer”.
Me gusta Sarah Palin. Tengo una gran opinión de ella. Pero se ha equivocado.

(…)

No voy a engañarles, me hubiera gustado recibir el apoyo de Sarah Palin (y ojalá lo logre después de que haya ganado las primarias).

El resto de la declaración no es más que un intento de vilipendiar a Fiorina. Por cierto, RedState.com es un sitio web fuertemente anti-palinista así que una declaración como ésta de DeVore les ha venido como anillo al dedo a sus lectores.

Y si DeVore estaba que se subía por las paredes, muchas otras personas también. Un gran número de comentarios han circulado por Internet lamentando la decisión de Palin y, en algunos casos, renegando incluso de ella. De entre todos ellos, el más destacado tal vez haya sido el de Eric Odom, de Liberty First PAC, una de las organizaciones miembro del movimiento Tea Party, que se despachó a gusto declarando que el apoyo de Palin a Fiorina era “un pecado imperdonable” y su segundo error grave después de haber apoyado a John McCain en su campaña para la reelección al Senado de Estados Unidos.

La primera falta grave fue dolorosa, pero tolerable. Esta segunda falta grave es completamente confusa, deshonesta y me hace sentir engañado.

Una opinión como cualquier otra. Y es que no sé quién le ha dicho a Odom que puede hablar en nombre de todo el movimiento, sobre todo cuando las encuestas demuestran que cada vez más miembros del movimiento están abandonando a DeVore y pasando a apoyar a Fiorina, reticentes todos ellos a favorecer a Campbell por mera tozudería. El caso es que fue tanta la controversia que se despertó que la propia Palin tuvo que acabar saliendo al paso añadiendo un párrafo a su nota original en el que detallaba los motivos de su apoyo a Fiorina, pero sin retirárselo en ningún momento (algo impensable en ella). El añadido rezaba así:

Actualización: Me gustaría añadir algunas pocas cosas acerca de mi respaldo a Carly porque algunas reacciones que se han producido por ahí requieren de más información:

Carly ha sido respaldada por el National Right to Life, el California Pro-Life Council y The Susan B. Anthony List. Es pro-vida, pro-matrimonio tradicional, pro-militares y pro-estricta seguridad de las fronteras y contraria a la amnistía. Está en contra de Obamacare y votará por revocarlo y evitar la toma de control por parte del gobierno de industrias y compañías privadas. Carly es también una gran defensora de la Segunda Enmienda. Como yo, es miembro de la NRA [National Rifle Association] y tiene una calificación de 100% y ella y su marido son propietarios de armas. Es pro-desarrollo energético y cree como yo en mi concepto de acercamiento a la independencia energética. Está en contra del cap and tax. Y lo más importante, Carly es la única conservadora en la campaña que puede batir a Barbara Boxer. Eso no es ser una RINO. Eso es ser una ganadora.

Sarah Palin

Como pueden ver, nada de pedir perdón y arriar vela. Todo lo contrario. ¿Acaso no es por eso que nos gusta tanto Sarah Palin? ¿Por su carácter y su independencia? ¿Y ahora pretenden algunos que haga lo que ellos dicen? Aviados están. Palin hará lo que le digan los demás cuando a las ranas les crezca pelo. Y si no, esperen sentados. Por cierto, ¿en qué se basan los protestones esos para decir que Fiorina es una RINO? Yo no he conseguido averiguarlo. Si alguien me lo quisiera aclarar, se lo agradecería mucho.

Para remachar el clavo, Jason Recher, uno de sus más estrechos colaboradores (si no el que más después de Todd y de Piper, ja, ja, ja), declaró a su vez lo siguiente, mientras explicaba que Palin respeta las diferencias de opinión pero que ella se mantiene firme en la suya:

La gobernadora nunca sigue la corriente. Es una persona muy independiente y le gusta sacudir el orden establecido –incluyendo el orden establecido popular conservador- siempre que puede.

En cuanto a Fiorina, ésta simplemente se ha mantenido al margen de toda esta polémica, estéril polémica en mi opinión, y se limitó a publicar un mensaje en Twitter diciendo que ella no es una política profesional, así que está orgullosa de todo el respaldo conservador que ha recibido incluyendo el de Sarah Palin. Elegante y profesional, no barriobajero e infantil, como DeVore, quien por las últimas noticias que tengo sigue por ahí lloriqueando que Palin no le quiere, ¡buaaa!

Y yo también tomo partido

Hasta aquí la historia de un llorica que ha demostrado que a la hora de hacer el ridículo los hay que se las pintan solos. ¿Quieren saber mi opinión? Pues es muy simple: no tengo nada en contra de DeVore, a quien considero un buen conservador, pero sí que lo tengo en contra de los que de alguna manera podrían ser calificados como “conservadores profesionales”, aquellos políticos que estaban ansiando la llegada de una revolución conservadora como la que se está gestando actualmente para prosperar. Y es que, en mi opinión, para ser parte de esa revolución no basta simplemente con ponerse la etiqueta de “conservador” y esperar a que Palin te respalde. Palin no es una persona que vaya por ahí haciendo brindis al sol y algo que nadie debería perder de vista es el hecho de que su seguimiento de todos y cada uno de los candidatos conservadores que se han postulado por todo el país es lo bastante exhaustivo y detallado como para que cuando toma la decisión de respaldar a uno éste: 1) sea un conservador cuyo historial, ya sea personal o político, está de acuerdo con los valores que defiende, 2) se ha presentado “por las razones correctas”, y 3) su campaña es lo bastante sólida como para tener posibilidades de triunfar.

En el caso de DeVore, éste puede ser un buen conservador, lo que no dudo en absoluto. Puede haberse presentado con el loable fin de servir a su país y no simplemente para aprovechar la ocasión de prosperar. Pero de lo que sí que estoy seguro es de que no ha gestionado correctamente su campaña y eso le ha llevado a ser el último en las preferencias de sus votantes, mientras que Fiorina sí que lo ha hecho y tal vez sea el empujón de Palin lo único que necesite para situarse a la par con Boxer. Sin embargo, DeVore es un obstáculo en su camino que sólo favorece a Campbell, el candidato que no debe ganar de ninguna manera la nominación republicana, y eso es algo que debería ver él mismo aún con todo el berrinche que lleva encima. Si gana Campbell, casi sería mejor que ganara Boxer las elecciones ya que al menos con ella aseguramos un defensor de la causa de Israel en el Senado y no a un antisemita allí, partidario de la política del presidente de Estados Unidos de abandonar a Israel a su suerte.

De hecho, lo único que dijo Palin en su nota es que, tal y como están las cosas, Fiorina es la única candidata conservadora con posibilidades de victoria. Y eso es cierto. Y DeVore así debería reconocerlo, pero mucho me temo que no lo va a hacer siquiera por resentimiento. Y es que después de su reacción de despecho, ¿quién no cree que pueda seguir en campaña sólo para que Fiorina no gane?

Y las últimas noticias (malas para DeVore)

Y ya para terminar, las últimas noticias son que después del respaldo de Palin, Fiorina está cosechando más apoyos. Así, el de Rick Santorum, antiguo senador por Pennsylvania, que se une al de sus colegas Tom Coburn y James Inhofe, de Oklahoma, y al de Jon Kyl, de Arizona. En concreto, el último párrafo de su comunicado de apoyo redunda en lo mismo que ya dijo Palin en su momento al señalar:

Igualmente importante que su bona fide conservadora es el hecho de que Carly Fiorina representa la mejor oportunidad de nuestro partido de batir a la liberal senadora Barbara Boxer en una generación –sí, ha pasado ya tanto tiempo- y reemplazarla por una auténtica conservadora social y fiscal. Ésa es una oportunidad que los republicanos no se pueden permitir perder y es por ello que estoy orgulloso de respaldar a Carly Fiorina hoy.

Por fin, hasta los de RedState.com parecen haber caído en la cuenta y su editor, Erick Erickson, que también es colaborador de la CNN, ha dicho recientemente que dejará de respaldar a DeVore si las perspectivas electorales de éste no mejoran antes de quince días.

Mira, si Chuck DeVore no sube en las encuestas significativamente en el plazo de dos semanas, apoyaré a Carly Fiorina porque Tom Campbell es algo demasiado malo.  Hay un montón de republicanos que sienten que DeVore, a cuatro semanas de las primarias, no ha sido capaz de dar el salto. Y es cualquier persona, la que sea, antes que Campbell.

Y es que unas elecciones entre Campbell y Boxer, tal y como ya hemos visto, serían un paseo para Boxer. Además, cuando Campbell pretendió ganarle el escaño a Feinstein, la otra senadora demócrata, en 2000, perdió por más de 19 puntos porcentuales, lo cual es todo un presagio. Entre dos candidatos liberales, con el mismo programa electoral, los californianos elegirán a Boxer siquiera porque no es antisemita y Campbell sí. En cambio, Fiorina sería la contrapartida ideal para convertir las elecciones en una batalla por las ideas y así dejar a Boxer, a quien hasta el liberal LA Times reprocha su falta de “vigor intelectual”, a la altura del betún, que es donde merece estar. Y es que después de dieciocho años en el Senado, ya estaría bien que se tomara un descanso, ¿verdad?

Atentos pues a las palabras de Erickson, que parecen anunciar un realineamiento de los conservadores por mucho que a DeVore le cueste asumirlo. Yo pronostico que acabará retirándose, pero que no será por voluntad propia sino que le forzarán a ello. Ojalá sea así. Cuando uno deja el coche mal aparcado y obstruye la circulación y se niega a retirarlo, lo que hay que hacer es llamar a la grúa y que se lo lleve. Lo de DeVore es de grúa municipal y cuanto antes venga ésta, mejor para todos. En la vida hay que saber cuándo retirarse y cuando permanecer firmes y ésta es la ocasión de retirarse para DeVore. Mala suerte; haber hecho mejor las cosas.

Hasta la próxima entrada.

P.D. En cuanto a lo que pienso sobre esos que pretenden darle órdenes a Palin, les emplazo a que lean mi próximo artículo en Semanario Atlántico (que ya lo tienen y confío en que me lo publiquen) donde trato la cuestión de lo sucedido en California desde ese punto de vista.

Actualización: Efectivamente me lo han publicado. Se titula El apoyo de Sarah Palin a Carly Fiorina: un acto de libertad. Léanlo y opinen, por favor. Me gustaría mucho saber lo que piensan ustedes sobre este asunto.


LA SEMANA DE SARAH PALIN: EL DESCANSO DEL GUERRERO (O DE LA GUERRERA)

24/04/2010

 

Alguna vez me ha preguntado Santi, uno de nuestros amigos, si no pensaba que la intensa actividad de Sarah Palin en los medios de comunicación, entre entrevistas, programas propios y colaboraciones en otros programas, podría perjudicarla al someter al público a una especie de sobreexposición a su imagen y provocar su hartazgo. La pregunta no sólo es buena sino muy pertinente y debo reconocer que he tardado un poco de tiempo en atreverme a darle una respuesta. Y la respuesta es que creo que no porque si nos fijamos, buen cuidado tiene la propia Sarah de espaciar sus apariciones hasta el punto de que podemos distinguir una cierta pauta  en ellas: a un tiempo dado (el que sea) de apariciones en los medios de comunicación, le sigue siempre un tiempo mayor de discreto retiro. Eso es algo de lo que he acabado por darme cuenta redactando estas entradas, ya que como quiera que no puedo dedicarme en exclusiva (¡ay!) a esta tarea tan agradable, tengo que aprovechar el escaso tiempo libre del que dispongo y siempre que hay una noticia relacionada con la aparición de Sarah en los medios de comunicación, me desespero pensando que no me dará tiempo de ofrecérsela a todos ustedes antes de que otra nueva suplante la primera… pero es que sí que me da tiempo. Ella misma me lo proporciona. Eso es algo que he acabado por denominar la “táctica de la ola”: Sarah irrumpe como una ola en los medios de comunicación (ya sea con una entrevista en el programa de Oprah Winfrey, una aparición en el de Jay Leno o el estreno de la serie Real American Stories) y golpea contra la costa provocando que los medios de comunicación se pasen los días siguientes comentando su aparición mientras ella se retira por un tiempo, como si tuviera que coger fuerza para el momento en que esté dispuesta a romper de nuevo. Y, al igual que nosotros cuando estamos mirando al mar y esperamos que tras una ola venga otra, de la misma manera tras una intervención de Sarah, el hecho de su propia retirada posterior nos deja siempre con ganas de más hasta el punto de que ya no nos basta con una nota en Facebook, un comentario en Twitter o un discurso en un acto de recaudación de fondos en algún lugar de Estados Unidos del que sólo disponemos de la crónica del periódico local. ¡La queremos otra vez en la tele y la queremos ya!

Una foto “histórica”: Sarah Palin cuando era una niña y llevaba gafotas. La foto está tomada en Fireweed (Alaska) y siempre que veo fotos suyas de jovencita no dejo de recordar la sorpresa que sintieron sus padres al descubrir el interés por la política de su hija. Nunca lo hubieran sospechado. Y es que ella misma es la primera en explicar que se metió en esto por un sentido del deber ante lo que estaba sucediendo en su pueblo de Wasilla y no con la perspectiva de hacer carrera y lucrarse a base de bien que es lo habitual. Por eso, siempre ha ido por libre porque ella no tiene ambiciones sino creencias y valores… ¡y el valor de defenderlas ante quien sea preciso!

PRIMERA NOTICIA: DÁNDOLE AL PRESIDENTE EN TODA LA CABEZA; SI PRIMERO FUE EL “OBAMA’S DEATH PANEL” (comité de la muerte de Obama) AHORA ES EL “CRONY CAPITALISM” (capitalismo de compinches).

A Sarah Palin ya sabemos que no la calla nadie y que, encima, cuando habla, lo hace alto y claro, llamando a las cosas por su nombre. Por eso la odian tanto no sólo los de la Casa Blanca, el Partido Demócrata y los (cojos) medios de comunicación, sino también gran parte de los dirigentes de su propio partido, el Republicano. En su última nota en Facebook, Sarah vuelve a dar un nombre a algo que está sucediendo en Estados Unidos y que tal vez muchos de sus compatriotas no se hayan apercibido todavía: la transformación del sistema económico capitalista en el que siempre han vivido todos ellos y que ha hecho de Estados Unidos el país más rico y próspero de la Tierra en otra cosa que, con el mismo nombre, más se parece al capitalismo entendido al estilo chino: un capitalismo trucado donde las oportunidades están reservadas para una elite y donde a todos los demás, al resto del país, sólo se les guardan las migajas. O sea, un “capitalismo de compinches”. Como aquellas abominables “repúblicas democráticas populares” felizmente desaparecidas que tanto se ufanaban de ser la voluntad de todos y al final sólo eran la voluntad de unos pocos. Nombres, nombres, nombres… ¡la izquierda todo lo arregla poniendo nombres bonitos, cuanto más rimbombantes mejor! Que la realidad se ajuste a su significado, en cambio, les trae sin cuidado. Y lo peor es que la gente les cree aunque yo mantengo la teoría de que lo que en realidad sucede es que tienen tanto miedo de descubrir la verdad del mundo donde viven, aquello que dijo Jefferson una vez de que “el precio de la libertad es la constante vigilancia”, que prefieren vivir drogados que conscientes. Y es que Matrix no era una película de ciencia-ficción, no, sino un reflejo de nuestra realidad diaria. Los que leemos este blog, no, pero ¿cuánta gente por ahí fuera se tomaría voluntariamente la píldora azul? Muchos, ¿verdad? Nosotros optamos por la roja y así nos va… ¡Y a mucha honra!

Sarah Palin en Facebook
La institucionalización del “capitalismo de compinches”
(ver la nota original aquí)

A raíz de la reciente crisis financiera, los estadounidenses saben que necesitamos una reforma. No sólo muchos individuos han aprendido una lección acerca de la responsabilidad personal a través de ello, sino que hemos sido capaces de entablar un debate sobre el papel apropiado del gobierno.

El debate actual sobre la reforma financiera demuestra lo que sucede cuando los líderes políticos reaccionan ante una crisis con una serie de nuevas regulaciones. En primer lugar, las personas involucradas en la redacción de las regulaciones gubernamentales son a menudo cabilderos de la misma industria que las nuevas leyes se supone que van a regular y eso ha sido el caso aquí. No debe sorprender a nadie que los cabilderos financieros están acudiendo en masa a la capital esta semana. Por supuesto, los grandes jugadores que pueden permitirse cabilderos tornan la normativa a su favor, mientras que sus competidores más pequeños se quedan fuera a la intemperie. El resultado son los reglamentos que institucionalizan la mentalidad del “demasiado grandes para quebrar”.

Por otra parte, el proyecto de reforma financiera da a los reguladores la facultad de escoger a los ganadores y perdedores, la institucionalización de su capacidad para decidir “qué empresas rescatar o cerrar y a qué acreedores recompensar y cómo”. ¿Duda alguien de que las empresas con más cabilderos y mayores donaciones de campaña serán las que obtengan asientos en el bote salvavidas? El presidente está tratando de convencernos de que la está tomando con el Wall Street de los “peces gordos”, pero empresas como Goldman Sachs están satisfechas con la reglamentación federal porque, como uno de sus cabilderos declaró recientemente: “Nosotros nos asociamos con los reguladores”.

Parece que tienen una buena relación con la Casa Blanca también. Goldman hizo llover casi un millón de dólares en contribuciones de campaña sobre el candidato Obama. De hecho, J. P.  Freire señala que el presidente Obama recibió alrededor de siete veces más dinero de Goldman que el presidente Bush de Enron. Por supuesto, no se trata sólo de las donaciones; es una puerta giratoria. Usted encontrará el nombre de Goldman Sachs en más de un currículo en la administración Obama, incluyendo el de los jefes de Gabinete Rahm Emanuel y Tim Geithner.

Tenemos que estar en guardia contra semejante capitalismo de compinches. Nosotros luchamos contra la distorsión del mercado en Alaska cuando nos enfrentamos a las grandes petroleras o, más específicamente, a algunos de los jugadores en la industria y en los cargos políticos, que estaban tomando el pelo al 49º estado. Mi administración desafió la laxitud de unas normas que parecían permitir que la corrupción e incluso cuestionó a la empresa más grande del mundo en ese momento por no cumplir con las disposiciones de los contratos que celebró con el estado. Cuando llegó el momento de elaborar un plan de un gasoducto, insistimos en la transparencia y la igualdad de condiciones para asegurar una competencia leal. Nuestras reformas ayudaron a reducir la capacidad de los políticos para tener favoritos y ayudó a limpiar la corrupción. Creamos oficinas de supervisión más estricta y acomodamos un proyecto bipartidista de reforma ética. Lejos de estar en contra de las reformas necesarias, las abrazo.

Los conservadores con sentido común reconocen la necesidad de la reforma financiera y creemos que el gobierno puede desempeñar un papel adecuado en la nivelación del campo de juego y la protección del “dinamismo del capitalismo estadounidense sin descuidar la responsabilidad del gobierno en proteger al público estadounidense”. Estamos escuchando de cerca el debate sobre la reforma en Washington y sabemos que el gobierno no debería cargar al mercado con burocracia innecesaria e incentivos distorsionados, ni hacer de una peligrosa mentalidad de “demasiado grande para quebrar” la ley de la tierra.

Sarah Palin

SEGUNDA NOTICIA: MARCO RUBIO, EL DE FLORIDA, CONTINÚA HACIENDO HISTORIA… Y SACANDO DE QUICIO A LOS RINO DEL PARTIDO REPUBLICANO QUE TAN FELICES SE LAS PROMETÍAN ELLOS.

Hace unas semanas, publiqué una breve noticia sobre Marco Rubio (ver aquí), el senador estatal por Florida, que se había convertido en el hombre de moda por su audaz (y algunos dijeron que suicida) intentona de arrebatar la nominación republicana al Senado en Washington a su más directo aspirante, el actual gobernador Charlie Crist. Rubio no sólo es joven e hispano sino que también es un auténtico conservador y cuenta con el respaldo del movimiento Tea Party, respaldo que le ha catapultado en las encuestas de intención de voto hasta una situación tan favorable que a mí, personalmente, me recuerda a la que se produjo en las famosas elecciones a la Cámara de Representantes por la circunscripción electoral de NY-23, cuando el entonces don nadie Doug Hoffman recibió el respaldo expreso de Sarah Palin y comenzó a escalar posiciones llevando a la candidata oficial del Partido Republicano, Deirdre Scozzafava, a perder tanto apoyo y tan deprisa que, al final, tuvo que abandonar la carrera no sin antes cometer la mayor villanía que pueda imaginarse: dar su apoyo público al candidato demócrata. En el caso de Florida, la situación es idéntica salvo que el Scozzafava con pantalones, Crist, todavía no ha decidido qué hacer aunque se rumorea que ante la más que segura pérdida de la nominación republicana igual decide presentarse a las elecciones generales de noviembre como independiente, todo sea por perjudicar a su partido.

Los dos candidatos a la nominación republicana al Senado por Florida durante un debate en Fox News Channel el pasado 28 de marzo: a la izquierda, Charlie Crist, el actual gobernador, y a la derecha, Marco Rubio, el outsider que le ha desbancado por completo. A Crist, después de haber traicionado él a sus votantes, le han traicionado casi todos los que le apoyaban y así está él de compungido. ¡Ah, qué dura es la política!

Sobre la biografía de Rubio, como quiera que ya la relatara en mi entrada anterior dedicada a él, no voy a repetirla. Tampoco voy a decir nada sobre el principio de todo el asunto, cuando Crist decidió que gobernador está bien, pero que senador está mejor. Lo que voy a hacer hoy es continuar desde donde lo dejé y contarles lo que ha sucedido hasta el día de hoy. No olviden que Florida es un estado esencial en las aspiraciones republicanas para 2012 y tal vez aún más importantes en las aspiraciones nuestras, de los conservadores, de devolver al GOP a la senda correcta, la de sus principios tradicionales, antes de que los RINO logren su objetivo de crear un Partido Demócrata light del antaño glorioso partido de Lincoln, Roosevelt y Reagan.

Las primarias republicanas están previstas para el 24 de agosto. En estos momentos, sólo hay dos candidatos con posibilidades reales de ganarlas: el actual gobernador del estado, Charlie Crist, y el senador estatal, Marco Rubio. Desde el principio, el favorito del establishment del Partido Republicano ha sido Crist, pero de pronto apareció Rubio y las cosas se torcieron para el gobernador, especialmente cuando fue uno de los pocos gobernadores republicanos que aceptó encantado el plan de estímulo económico de 787.000 millones de dólares y hasta tuvo la desfachatez de abrazarse en público con el presidente de Estados Unidos en un acto a favor de dicho plan celebrado en Florida, algo que le enajenó definitivamente el apoyo de la base conservadora del partido, quien a partir de entonces brindó su apoyo a Marco Rubio.

Repulsivo, ¿verdad? Un achuchón que le va a costar la carrera a ese sinvergüenza de Crist. ¡Y bien merecido se lo tendrá! ¿Qué se creía? ¿Que a todos se nos puede comprar con treinta monedas de plata?

Los sondeos de intención de voto no dejan lugar a dudas: Crist es un perdedor, habiendo pasado de liderar en agosto del año pasado los sondeos con un apoyo del 53% del electorado a empatar con Rubio en diciembre y a perder claramente por nueve puntos porcentuales en enero de 2010, mientras que Rubio pasa de contar con un apoyo del 31% en agosto del año pasado al 49% en enero de este año. Y subiendo porque desde entonces no ha dejado de estar en ningún momento por debajo del 55%. En la actualidad, según el último sondeo de Rasmussen Reports, los porcentajes son de 33% para Crist y 56% para Rubio a mediados de este mes de abril.

Crist sigue manteniendo el apoyo de los republicanos más liberales, pero los conservadores se han volcado en Rubio. Por lo que se refiere a las elecciones generales, donde el vencedor (Rubio muy seguramente) se las tendrá que ver con el demócrata Kendrick Meek, no hay color: tanto si el candidato republicano es Crist como Rubio, ambos le sacan 14 puntos porcentuales al demócrata. Incluso en el caso de que Crist optara a presentarse como independiente, Rubio ganaría ahora mismo con un 45% de los votos por un 25% de Meek y un 22% de Crist.

La tendencia que dicen ahora los que saben de esto está clara: Rubio es el ganador y Crist, el perdedor. De hecho, todos los que le apoyaron en su momento con entusiasmo se están pasando con armas y bagajes al carro de Rubio y han empezado a decirle claramente a Crist que se retire de la contienda en bien del partido. ¡Si hasta el propio establishment del GOP lo ha hecho! (como tiene que estar la cosa para que ellos hagan eso). Así, en un memorándum redactado por Rob Jesmer, director ejecutivo de la National Republican Senate Commission (NRSC), se dice:

En nuestra opinión, si el gobernador considera que no puede ganar unas primarias, la acción apropiada es retirarse de la candidatura y esperar a otra oportunidad.

¿Qué ha pasado para que quienes antes le daban palmaditas en la espalda ahora de pronto le nieguen el pan y la sal? Primero, que el movimiento Tea Party se ha volcado en Marco Rubio y eso ha inclinado la balanza a favor suyo sin dejar el más mínimo resquicio para que Crist pueda confiar en la victoria; segundo, que después del desastre de New York, cuando el establishment tuvo que ver como su candidata, la falsa republicana Deirdre Scozzafava, era sacada de la carrera electoral por un outsider, Doug Hoffman, que contaba también con el apoyo del movimiento Tea Party, el GOP no puede permitirse que pase algo similar de nuevo; tercero, que Crist parece que ha decidido coger el camino del medio y presentarse como independiente, algo que admitió el pasado lunes 19 de abril por primera vez después de haberlo negado enfáticamente hasta entonces. Si hasta Mitt Romney le ha aconsejado que se largue:

Tengo la esperanza de que permanezca en las primarias republicanas o que, si cree que no puede ganar, que se aparte y apoye a Marco Rubio.

Y no sólo Romney se lo ha dicho sino también Mike Huckabee y Rudy Giuliani (pero lo de éste último es venganza después de que Crist le prometiera su apoyo durante las primarias presidenciales y luego le dijera que tururú y se lo diera a McCain).

Y por fin, el que ha hablado recientemente más claro ha sido Dick Cheney, el antiguo vicepresidente cuando declaró que:

Charlie Crist ha demostrado una y otra vez que no se puede confiar en él en Washington para oponerse a la agenda de Obama porque en un asunto tras otro él apoya de hecho esa agenda. Últimamente parece que no puede confiarse en Charlie Crist ni siquiera para seguir siendo republicano. Le ruego encarecidamente que continúe como candidato a las primarias republicanas o se retire de la carrera. Los únicos vencedores de una candidatura de Crist como independiente serían Barack Obama y Harry Reid.

Me enorgullezco de apoyar a Marco Rubio y ruego a todos los republicanos de Florida, independientemente de a quién hayan apoyado, a que se unan detrás suyo.

Más claro, agua. El resultado, dentro de poco tiempo porque el propio Crist anunció que la decisión de retirarse o no la tomará antes del 30 de abril. Estaremos atentos a ello. Y es que Marco Rubio podría ser el primer senador verdaderamente conservador, verdaderamente Tea Party, que salga elegido en estas elecciones de noviembre dado que Scott Brown va a su aire, algo que algunos ya dijimos en su momento y que no nos coge por sorpresa.

Y hasta aquí la entrada de hoy. En la próxima, vamos a hablar un poco de comentaristas políticos. Les presentaré a unos cuantos de mis favoritos (que estoy seguro que son también los suyos).


REAL AMERICAN STORIES: VALOR, SARAH PALIN Y UN TONTAINA QUE PASABA POR AHÍ

06/04/2010

 

Todos estamos de acuerdo en dos cosas: la primera, que Sarah Palin es lista, muy lista; y la segunda, que tiene un plan. Ahora bien, si el objetivo final de ese plan es convertirse en la próxima presidente de Estados Unidos, eso no lo saben nadie más que ella y Todd, pero todo parece indicar que por ahí van los tiros. Una parte esencial de ese plan consiste, sin duda alguna, en convertirse en la voz de referencia del conservadurismo estadounidense, un puesto que está vacante desde la marcha de Ronald Reagan. Pero para lograr esa consideración, no todo debe basarse exclusivamente en política y más política. De hecho, hacerlo así sería contraproducente porque como bien nos recuerda Russell Kirk, el conservadurismo no es una ideología, sino más bien la antiideología y, como el movimiento, es algo que se demuestra andando (metáfora que me gusta especialmente porque los progres, obtusos como son ellos, además de estar emperrados en que el conservadurismo es inmovilista, serán incapaces de comprenderla). Así pues, un conservador es conservador y no simplemente vota conservador. Y eso es lo que Sarah Palin está haciendo: demostrarnos que es conservadora. Ya nos lo demostró primero con su autobiografía, Going Rogue, la sencilla historia de una mujer que vive según sus principios, y ahora con sus apariciones en televisión como presentadora (host que dicen allí) de un programa que no tiene nada de política dentro y sí, en cambio, mucho de humanidad.

Sarah rodando el anuncio promocional de su nuevo programa: Real American Stories (puede verlo aquí). Uno podría hacer una distinción entre Sarah y Palin; Sarah, la mujer, y Palin, la política. Pues bien, en esta entrada vamos a repasar esa nueva faceta suya que ha empezado a mostrar a sus compatriotas: Sarah, la mujer de Alaska, feliz esposa y madre de cinco hijos, que aún rinde homenaje al valor, el esfuerzo y el afán de superación, precisamente las tres virtudes que más hicieron para convertir Estados Unidos en la nación más próspera de la historia de la Humanidad. La otra, Palin, la política, martillo de demócratas y republicanos indignos, de momento queda aparcada hasta la próxima ocasión en que tengamos el placer de tratar con ella (en confianza, me han dicho que desde lo de Searchlight, Harry Reid tiene pesadillas con ella cada noche).

Nota del autor: Ha salido publicada una nueva colaboración mía en Semanario Atlántico. Se titula: Vote Them Out! Los estadounidenses pasan cuentas a sus representantes. Confío en que sea de su agrado.

El nuevo programa de Sarah Palin: Real American Stories

Hace tiempo que esperábamos ver a Sarah Palin debutar en este programa que, recuerden, se anunció al mismo tiempo que se hizo pública su incorporación a Fox News Channel como comentarista política. Pues bien, el primer episodio se emitió en pasado jueves 1 de abril a las 22.00 h (hora de la Costa Este), en pleno prime time que dicen los entendidos, en lugar del habitual programa de Greta Van Susteren, On The Record (para los mal pensados, no hay ningún rencor por parte de ésta hacia Sarah por haberla desplazado, ¿eh?), volviéndose a emitir el domingo siguiente 4 de abril a las 21.00 h (hora de la Costa Este). De hecho, el comunicado oficial de Fox News Channel al respecto hecho público días antes del estreno decía lo siguiente (ver la nota original aquí):

Fox News Channel (FNC) ofrecerá el primer episodio de una nueva serie, Real American Stories (Auténticas Historias Americanas) el jueves 1 de abril a las 10:00 PM/ET.

Presentado por Sarah Palin, Real American Stories mostrará historias reales de superación de la adversidad por todo el territorio estadounidense. El episodio inicial se centrará en una sucesión de tales historias, incluyendo la de un marine condecorado con la Medalla de Honor que dio su vida para salvar a sus camaradas. Además, en el especial aparece un adinerado corredor de Bolsa que va a donar la mayor parte de su fortuna a los estudiantes sin recursos de forma que puedan ir a la Universidad.

En el programa también aparecerá el cantante country Toby Keith, que explicará la inspiración que subyace detrás de su canción: “Courtesy of the Red, White and Blue” (Por cortesía de la roja, blanca y azul). Adicionalmente, el rapero y actor LL Cool J y el antiguo presidente y director general de General Electric, Jack Welch, hablarán ambos acerca de su éxito en este país en un apartado titulado: “In Their Own Words” (En sus propias palabras).

El programa se emitirá también el domingo 4 de abril a las 9:00 PM/ET.

Pero es que no fue únicamente Fox News Channel quien anunció el programa; Sarah también lo hizo y, cómo no, fue a través de una nota en su página de Facebook (ver la nota original aquí):

Real American Stories
1 de abril de 2010

¡Estados Unidos es excepcional! Y no son sus políticos los que lo hacen así; son sus ciudadanos normales y los valores que los estadounidenses conservan con tanto cariño. Durante esta semana especial tomémonos un tiempo para honrar a algunos ciudadanos excepcionales que puede que se sientan normales, pero que aprovechando las oportunidades que se les ofrecieron, realizaron algunas cosas extraordinarias e hicieron de este mundo un sitio mejore. “Real American Stories” resalta a algunas buenas personas que ayudan a elevar la moral de Estados Unidos. Disfruten de estas historias en lo que sirven para inspirarnos a todos a mirar más allá de nosotros mismos y esforzarnos para contribuir a este gran y bendito país.

Presentaré “Real American Stories” esta noche en Fox News Channel. El programa empieza a las 10 PM hora del Este, 9 PM hora del Centro, 8 PM hora del Medio Oeste, 7 PM hora del Pacífico y 6 PM hora de Alaska.

Sarah Palin

Sin embargo, no podía ser que todo fuera bien y que no saliera ningún idiota a tocar las narices. En este caso, el idiota de turno fue el rapero y actor LL Cool J, quien tan pronto como se publicó el comunicado de Fox News Channel que ya hemos visto más arriba, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter protestando airadamente porque se le asociara con alguien como Sarah Palin (evidentemente estaba angustiado por si acaso eso significaba que la Casa Blanca le iba a declarar persona non grata). En concreto, el dichoso mensaje decía (ver el original aquí):

Fox ha rescatado una vieja entrevista que concedí en 2008 a algún otro & está tergiversando ante el público para promover el show de Sarah Palin. GUAU.

Sin duda, además del susto que tenía el tipo ese de que alguien pudiera pensar que él es partidario de Sarah Palin, la intención era hacerse algo de publicidad buscándole tres pies al gato. Afortunadamente, los bloguistas pro-Palin de Estados Unidos pronto se pusieron manos a la obra para devolver al rapero a su sitio y a fe que lo consiguieron. Primero, porque el comunicado oficial de Fox News Channel deja más que claro que no se trata de una entrevista hecha por Sarah Palin al rapero de marras, sino de un apartado semi-independiente del programa (con título propio y todo: “In Their Own Words”) en la que tanto él como otra persona, Jack Welch, hablarán sobre sus propias historias personales. Por si acaso, les repito la cita (las negritas son mías):

(…) Adicionalmente, el rapero y actor LL Cool J y el antiguo presidente y director general de General Electric, Jack Welch, hablarán ambos acerca de su éxito en este país en un apartado titulado: “In Their Own Words”.

Por lo que se refiere a las alegaciones hechas por el rapero, decir que es difícil, sino imposible, mentir tantas veces en tan poco espacio y si no me creen, juzguen ustedes mismos:

  • Fox ha rescatado una vieja entrevista…”: Sí, una suya y otra de Jack Welch y de ninguna manera se pretende en el comunicado hecho por la cadena que sean entrevistas recientes y mucho menos hechas por Sarah Palin. Lo único que se dice al respecto es que se incluirán en su programa, pero aparte, en una sección que hasta tiene su propio título.
  • … que concedí en 2008 a algún otro…”: La entrevista la concedió en 2008, ciertamente, y sí que se la concedió a Fox dado que esa entrevista apareció en su momento en un sitio web (ver la noticia aquí) que estos empezaron a publicar en julio de 2008 y que trataba sobre el mismo tema que el programa de Sarah: Real American Stories (ver la entrevista aquí)
  • … & está tergiversándola ante el público…”: Fox nunca ha pretendido que Sarah Palin haya entrevistado a LL Cool J y si algún otro medio de comunicación ha dicho que sí eso es problema de ellos y no de Fox. Por el video promocional del programa, no se podía saber con certeza si Sarah simplemente se iba a ocupar de introducir y dar paso a los diferentes segmentos del programa o participaría más activamente en él, por ejemplo, entrevistando a Toby Keith.
  • … para promover el show de Sarah Palin. GUAU”: Decirle simplemente al rapero ese que si se cree que Sarah Palin necesita de un tipo como él para promocionar su programa es que tiene más humos que una locomotora de película del Oeste. Y es que él no está anunciado siquiera como protagonista del programa, sino que es un mero relleno y, de hecho, ni siquiera aparece dentro del programa en sí, sino en un apartado secundario de éste. Además, dado el tipo de personas que seguimos a Sarah, no es precisamente la historia de un rapero la que más nos atrae; la de un marine sí, pero la de un rapero…

De cualquier forma, poco duró la controversia porque inmediatamente Fox News Channel hizo público otro comunicado digamos que dando satisfacción al rapero que tan indignado se mostraba por salir en el mismo programa que Sarah (ver el original aquí):

Fox News emite la siguiente declaración sobre LL Cool J.

Real American Stories muestra instructivas historias sobre superación de la adversidad y creemos que la entrevista del Sr. Smith [verdadero apellido del rapero] cumple con ese criterio. Sin embargo, tal y como parece que el Sr. Smith no quiere ser asociado con un programa que podría servir de inspiración a otros, vamos a eliminar su entrevista del especial y desearle lo mejor en su recién inaugurada carrera como actor.

Y como no podía ser menos, ante el fracaso de su maniobra publicitaria, el rapero rápidamente arrió velas y publicó un comunicado a su vez diciendo (ver el original aquí):

Esta declaración [se refiere a su mensaje de Twitter, el que originó toda la polémica] no es un reflejo de los sentimientos que LL tiene hacia Fox News o la Sra. Palin, a quien nunca ha conocido, sino más bien una aclaración de lo que se ha visto publicado en los medios de comunicación.

Concluida pues la ridícula disputa, a lo que importa. El programa en sí fue bueno y muestra a Sarah Palin en un contexto que no es el habitual suyo, el de la política. Ni una palabra de política en todo el programa (o al menos, no directamente). Sólo personas de carne y hueso en situaciones extraordinarias y que supieron responder a esa situación:

El programa, de una hora de duración y que se emitirá cuatro veces al año, al final de cada trimestre, comienza con Sarah dirigiéndose directamente a los espectadores, tal y como se espera, y explicándoles lo que van a ver: “Heroísmo, coraje, generosidad, espíritu de lucha – estas son las cosas que unen a todos los estadounidenses” y prometiéndoles que el programa “reafirmaría nuestro espíritu pionero y nuestra inigualable generosidad, aquí y en todo el mundo “.

La primera historia que se trata es la de George Weiss, fundador del programa “Say Yes” que está permitiendo a muchachos de todo el país el poder ir a la Universidad. La segunda es la del marine que falleció salvando a sus camaradas, tal y como aparece en el libro The Gift of Valor, y la tercera es la de Cole Massie, un joven con parálisis cerebral que llegó a andar por amor a su perro, Elia.

Sarah es la narradora de todas las historias y al terminar la historia tiene una pequeña charla con el protagonista o alguien relacionado con él. En este primer programa, Sarah charló brevemente con el responsable del programa “Say Yes” en Harlem. En cuanto a Cole Massey, él, su familia y el perro estuvieron presentes en el programa para charlar con Sarah sobre lo que es la vida de alguien con una discapacidad tan seria como la suya.

Por lo que dicen los que saben sobre esto, Sarah estuvo muy bien y el formato del programa se adapta como un guante a sus posibilidades. Por supuesto, fue el primer programa y aún se le notó una cierta torpeza en la entrevista en el estudio, pero nada que un poco de práctica no logre corregir. Su dominio de la cámara y su sola presencia, cautivadora siempre, permiten augurar un gran éxito a su aventura televisiva. Y si además se trata de un programa que resalta el coraje, el espíritu de sacrificio y los buenos sentimientos que siempre han sido la marca del estadounidense normal y que ahora parece que estén casi prohibidos en nombre del progresismo deshumanizador, mejor que mejor.

Y por si queda alguna duda, les dejo con la crítica de Chris Good en la revista The Atlantic, para que tengan la opinión de alguien mucho más cualificado que yo (puede ver el original aquí):

Sarah Palin, proveedora de americanismo y ánimos

Meses después de que comenzara su relación profesional con Fox, el show televisivo de Sarah Palin ya está aquí. Debutó en Fox News Channel el jueves por la noche.

En él, Palin narró las enternecedoras historias de estadounidenses reales, así como sus entrevistas.

Este programa y su formato son perfectos para Palin. ¿Por qué? Porque no tiene nada que ver con la política y mucho menos con la política gubernamental.

No, este es un programa sobre algo distinto completamente: historias personales, dramas inspiradores y la idea de Estados Unidos – es decir, de unos Estados Unidos corrientes. La historia de Estados Unidos, la historia del sueño americano.

Y eso es fantástico para Palin. Ella no ha captado nunca a sus votantes con áridas recetas políticas. Palin capta votantes porque les proporciona una cierta idea de lo que significa tener sentido común, de qué valores deberían ser fomentados y deberían guiar el país.

El libro de Palin no era sobre políticos o sobre la política, era acerca de su historia personal y eso es lo que la gente quiere. Al final del día, una buena parte de toda la fascinación que rodea a Palin emerge de su dinamismo personal y de su encanto, sus cualidades apegadas al suelo que hacen eco en un segmento de votantes conservadores que comparten esos mismos valores.

A ese respecto, Palin tiene una oportunidad de traer a un segmento de votantes marginales, gente no siempre conectada al proceso político, dentro del número de sus partidarios. Ya vimos ese run-run alrededor de ella durante sus apariciones en la campaña electoral de 2008.

Existe un mercado mucho mayor para este tipo de programa porque la gente (creo) está más interesada en el “sueño americano” de lo que lo están en debatir sobre política energética. La gente está cansada de disputas; pero no se cansan de un continuo chorro de historias inspiradoras que refuercen sus concepciones de oportunidad y sacrificio y sobreponerse a la adversidad que son parte de su definición personal y de lo que Estados Unidos debería ser. Ése es el motivo por el cual programas como Extreme Makeover: Home Edition han funcionado tan bien.

Palin podría haber tenido un programa de tertulia política si lo hubiera querido, en TV o en la radio. En cambio, escogió el apelar a sus espectadores en un nivel diferente, un que parece ser más propio de ella.

Como resultado de todo ello, el programa de Sarah batió a todos sus competidores en la misma franja horaria, teniendo dos millones de espectadores. Por supuesto, los medios de comunicación habituales pusieron el grito en el cielo y la acusaron de ser aburrida y hasta de carecer de experiencia en el medio. Bueno, si siendo aburrida y careciendo de oficio logra el número uno en los índices de audiencia, ¿para qué va a querer cambiar? Estupideces de estúpidos resentidos sin remedio. ¡Si hubo uno que hasta le acusó de cobrar por su trabajo! Semejante majadería no merece siquiera un sarcasmo por mi parte. Como mucho, un pequeño gesto grosero realizado con uno de los dedos de mi mano. Ya saben ustedes a qué me refiero. Y perdonen la mala educación, pero a veces no me puedo controlar. ¡Ah, y ahí va otra foto de Sarah para que rabien los amargados esos!

Por cierto, el rapero ese de las narices no salió. Ni falta que hacía. ¿Alguien lo echó de menos quizás?

Hasta la próxima entrada.


WANTED! LOS VEINTE BANDIDOS MÁS BUSCADOS (actualizado)

25/03/2010

 

Terminó el culebrón de la reforma sanitaria en Estados Unidos y terminó mal para nosotros, los amantes de la libertad. Los malos triunfaron y acabaron logrando su objetivo, aunque para ello tuvieran que recurrir a toda clase de trampas y decir más mentiras que Pinocho cuando tenía un día malo. Algunos de nosotros habían visto una segunda oportunidad en el hecho de que ahora mismo se ha descubierto que algunas de las disposiciones de la malhadada ley han sido aprobadas con defectos de forma, lo que las convierte inmediatamente en inválidas y obliga a que sean votadas de nuevo, debiendo reiniciarse todo el proceso de nuevo. Sin embargo, eso no implica que deba volver a votarse toda la reforma, sino sólo el par de disposiciones afectadas por la metedura de pata demócrata, lo cual sólo supondrá que Pelosi tenga que volver a mercadear los votos necesarios y nada más. Para nuestra desgracia, el proyecto de reforma sanitaria está aprobado y ya es ley y no hay nada que pueda hacerse para evitarlo… ¡pero eso no quiere decir que la lucha haya terminado! Algunos republicanos en el Congreso han sugerido ya un posible camino de actuación consistente en votar en contra de la concesión de los fondos necesarios para la implementación de la reforma; por ejemplo, los necesarios para poner en funcionamiento las 159 nuevas agencias gubernamentales cuya creación conlleva la nueva ley. No está mal, no. En mi pueblo, a eso lo llaman “tocar las narices” y fastidia mucho porque suele funcionar y saca de quicio a quien lo sufre (generalmente, el chorizo del alcalde).

Una magnífica foto que espero que se convierta en habitual dentro de un par de años: Sarah Palin y Rick Perry, el gobernador de Texas y ya candidato a la reelección por su partido, el Republicano, compartiendo estrado en un rally. Si se fijan bien, verán detrás de Sarah a mi favorita, Piper. Y verán también a un tejano negro aplaudiendo a Rick Perry. ¡Pues sí, progres del mundo! Aunque no os lo creáis, en Estados Unidos, muchos negros son conservadores y votan al Partido Republicano. ¡Señor, Señor, tener que explicarles estas cosas que hasta un niño de Primaria entiende perfectamente!

Nota del autor: ¡Uf, por poco se me olvida! Ha salido un nuevo artículo mío en Semanario Atlántico. Se titula: Contra la revolución del Tea Party, la contrarrevolución del Coffee Party. Confío en que les guste.

Como ya hemos dicho, la reforma de la Sanidad en Estados Unidos ya es un hecho. Ahora lo que hay que hacer es tomar buena nota de lo que ha pasado y tomar mejor nota de quiénes han sido los traidores en esto para que cuando llegue noviembre, que no falta apenas nada, podamos recordárselo en forma de votos para el candidato conservador rival y posterior patada en el culo para el demócrata. Así, cuando se quede en la calle sin trabajo, sin coche oficial, sin despacho, sin secretaria, sin becarios y sin demás gajes del oficio, se dará cuenta de que es a eso a lo que conduce el no tener vergüenza. Y después que vaya llorando por las esquinas su chollo perdido.

Aquí tenemos la primera nota de Sarah Palin en Facebook sobre el resultado de la votación. Como siempre, Sarah se muestra firme en su voluntad de no rendirse nunca. ¡Oh, qué gran comandante en jefe será en su momento! Puede ver la nota original aquí.

Un Congreso fuera de la realidad hace que suene nuestro clarín para que tomemos partido
Lunes, 21 de marzo de 2010
 
Nos han recordado muchas veces que las elecciones tienen consecuencias. Ayer vimos las consecuencias de votar a favor de aquellos que creen en la “transformación fundamental” de Estados Unidos la queramos o no. Ayer votaron. En noviembre, votaremos nosotros. No olvidaremos lo que vimos ayer. El Congreso aprobó un proyecto de ley mientras los estadounidenses decían “no” y miles de ciudadanos comunes y corrientes rodearon incluso el edificio del Capitolio para rogarles que no lo hicieran. ¿Ha habido alguna vez una demostración más evidente de un gobierno distanciado e impositivo?

En las próximas semanas podemos esperar que traten de cambiar de tema, pero no vamos a olvidar. No los dejemos dar más pasos “transformadores” olvidando lo que el Congreso acaba de hacer contra la voluntad de la gente. Aunque Obamacare supondrá miles de millones en nuevos impuestos a individuos y empresarios, al menos creará algunos puestos de trabajo: ¡el IRS podría tener que contratar hasta 16.000 nuevos empleados para hacer frente a todos los nuevos impuestos y sanciones que la ley pide! Y eso no incluye todos los otros puestos trabajos gubernamentales en las 159 nuevas agencias, grupos, comisiones y departamentos que esta ley va a crear. Cuando el sector privado se contrae, podemos contar con que el gobierno seguirá creciendo junto con el déficit que necesita para mantenerlo todo a flote. (¿Es éste el tipo de “cambio” que los estadounidenses pidieron?)

Al final, este proyecto de ley no sostenible pone en peligro la misma cosa que suponía que iba a arreglar – nuestro sistema de atención de la salud. Por el camino nos olvidamos de que la reforma de salud es cosa de los médicos y de los pacientes, no del IRS y los políticos. En lugar de ayudar a los médicos con la reforma de la responsabilidad civil, este proyecto de ley ha hecho que los médicos de atención primaria piensen en dejar la medicina. Se suponía que iba a hacer que la atención médica sea más económica, pero nuestras primas seguirán subiendo. Se suponía que era para ayudar a que más personas tengan cobertura, pero seguirá habiendo 23 millones de personas sin seguro médico en 2019.

Aunque les gustaría que nos olvidáramos de ello, vamos a recordar los tratos corruptos, el proceso de corrupción, la falta de transparencia, los trucos engañosos y el absoluto desprecio por la voluntad del pueblo estadounidense. Las elecciones tienen consecuencias y no vamos a olvidar a aquellos que se comprometieron a mantenerse firmes en contra del financiamiento del gobierno del aborto, pero se derrumbaron en el último minuto a cambio de una orden ejecutiva no de carácter no obligatorio prometida por el presidente más pro-aborto que jamás haya ocupado la Casa Blanca.

Durante todo el tiempo hemos dicho que queremos una verdadera reforma de la atención de la salud, pero no ésa. No hay que desanimarse ahora. Debemos mirar a noviembre, cuando nuestro objetivo será reprender al gran gobierno, rechazar ésta no deseada “transformación” de América y derogar las partes peligrosas de Obamacare que nos enterrarán bajo un mayor control del Gran Gobierno.

Esto es sólo el comienzo de nuestros esfuerzos para recuperar nuestro país. Considere la votación de ayer como un toque de clarín y un estímulo para la acción. No permitiremos que Estados Unidos se hunda en más deuda sin lucha. No vamos a abandonar el sueño americano a la dependencia del gobierno, menos libertades y menos oportunidades. El cambio se realiza en las urnas. Si trabajamos juntos, podemos renovar nuestro optimista espíritu pionero, reactivar nuestra economía y restaurar los límites constitucionales.

¡De pie, Estados Unidos! ¡Noviembre se acerca!

Sarah Palin

Y después de esta llamada de atención, ¡empieza la lucha! Sarah  ha identificado rápidamente a los más traidores de entre los traidores y se ha marcado como objetivo el lograr que sus electores les retiren su confianza en las próximas elecciones de noviembre y así hacerles ver que el precio de la traición, treinta monedas de plata, no es uno que acabe aprovechando a quien lo ha cobrado. Puede ver la nota original aquí.

¡No os desmoralicéis, organizaos! ¡Devolvámosela a los 20!
Martes, 23 de marzo de 2010

Con la firma hoy por parte del presidente de esta no deseada y “transformadora” adquisición por parte del gobierno de nuestro sistema de salud con promesas imposibles de cumplir, vamos a no desanimarnos. No nos desmoralicemos. ¡Organicémonos!

Vamos a reclamar el poder de la gente de aquellos que desprecian la voluntad de la gente. Vamos a despedirlos y enviarlos de vuelta al sector privado, que se ha ido reduciendo gracias a las cada vez más destructivas políticas de crecimiento del gobierno. Tal vez cuando se unan a los millones de desempleados, entiendan por qué los estadounidenses querían que se centraran en la creación de empleo y en un sector privado fortalecido. En noviembre, vamos a imprimir cartas de despido para los miembros del Congreso tan deprisa como ellos han estado imprimiendo  dinero.

Estamos prestando especial atención a los miembros de la Cámara que votaron a favor de Obamacare y representan  a distritos en los que el senador John McCain y yo ganamos durante las elecciones de 2008. Tres de estos miembros de la Cámara se están jubilando – en el 2º distrito de Arkansas, en el 8º distrito de Indiana y en el  6º distrito de Tennessee -, pero vamos a trabajar para asegurarnos de que quienes los reemplazan son conservadores con sentido común. Los otros se presentan a la reelección y vamos a hacerles responsables de esta desastrosa votación sobre Obamacare. Ellos son: Ann Kirkpatrick (AZ-1), Harry E. Mitchell (AZ-5), Gabrielle Giffords (AZ-8), John Salazar (CO-3), Betsy Markey (CO-4). Allen Boyd (FL-2), Suzanne M. Kosmas (FL-24), Baron P. Hill (IN-9), Earl Pomeroy (ND-AL), Charlie Wilson (OH-6), John Boccieri (OH-16 ), Kathy Dahlkemper (PA-3), Christopher Carney (PA-10), John M. Spratt, Jr. (SC-5), Tom Perriello (VA-5), Alan B. Mollohan (WV-1), y Nick J. Rahall II (WV-3).

Vamos a apuntar a estas elecciones y a muchas otras. Ésta es sólo la primera salva en una lucha para elegir a las personas en todo el país que llevarán el sentido común a Washington. Por favor vaya a sarahpac.comy únanse a mí en la lucha.

¡De pie, Estados Unidos! ¡Noviembre se acerca!

Sarah Palin

Y éste es el “mapa de la traición” que acompaña a esta nota de Facebook, para que todos tengamos bien a la vista a nuestros objetivos.

¡Excelente! Una respuesta rápida y contundente. Y los “veinte de la traición” deben de estar aterrorizados. Lo mejor sería que aprovecharan estos seis meses que les quedan de chollo para buscar otro empleo (si es que hay alguien que se atreve a contratarlos) porque su futuro en la política, lo que se dice futuro, se ha vuelto muuuy negro para ellos.

Y ésta ha sido mi breve entrada comentando lo que ha pasado. Les emplazo para este fin de semana donde voy a repasar ampliamente la actualidad de las elecciones de noviembre. Tendremos muchas noticias interesantes y estoy seguro de que disfrutarán leyéndolo.

Hasta entonces pues.