LA SEMANA DE SARAH PALIN: EL PRESIDENTE SIGUE HACIENDO AMIGOS POR DOQUIER


 

Se cumple un año desde la aprobación de la infausta ley de estímulo económico, también conocida como “Ley de Expolio Intergeneracional” (tal y como la bautizó en su momento mi admirada Michelle Malkin). Gracias a ella, la administración demócrata se aseguraba la posibilidad de gastar dinero a espuertas sin temer por las consecuencias porque de eso iban a tener que hacerse cargo los hijos de los estadounidenses y, al paso que vamos, quizás también sus nietos. Ciertamente lo peor de esa maldita ley no es que sea un despilfarro sino que además se está demostrando perfectamente inútil por mucho que el presidente se llene la boca hablando de los dos millones de empleos que dicha ley “ha salvado” supuestamente. No serán tantos cuando no hace mucho que dejó caer la idea de que convendría aprobar otra ley similar, esta vez bajo el disfraz de la creación de empleo. O sea, que no han tenido bastante con todo el dinero que han tirado a la basura ya que necesitan aún más. ¡Por favor, seamos sensatos! A un borracho no vas a curarlo dándole cinco dólares para que se compre otra botella. Lo que hay que hacer es recogerlo, acostarlo, dejar que tenga una resaca monumental al día siguiente y aprovechar por la tarde lo que mal que se siente para llevarlo a Alcohólicos Anónimos para que jure que no volverá a beber nunca más… o que no volverá a vivir por encima de sus posibilidades, tal y como es el caso.

¿Qué es esto? Pues esto es un pequeño collage de mi creación en el que les presento lo que ha sido la comidilla de esta semana: el primer “cumpleaños” de la ley de estímulo económico ha llevado a un ciudadano de Wisconsin, Sean Duffy, a hacerse popular por su candidatura a representante por el 7º distrito de Wisconsin en la Cámara de Representantes de Washington. ¿Y quién es su rival demócrata? Pues ni más ni menos que David Obey, el autor de la susodicha ley de estímulo económico en su condición de chairman (presidente) del House Appropiations Committee (comité de asignaciones de la Cámara). Las dos primeras imágenes corresponden a su página web, donde acusa a Obey de haber causado un desastre económico y ofreciéndose como su alternativa y la tercera es el mensaje de apoyo que Sarah Palin publicó en Twitter nada más saberse que Duffy había logrado su objetivo de obtener 25.000 dólares en donativos durante ese día para su campaña.

Primera noticia: DESPUÉS DE DOUG HOFFMAN EN NEW YORK, SCOTT BROWN EN MASSACHUSSETTS Y SARAH PALIN EN TODAS PARTES, AHORA ES EL TURNO DE SEAN DUFFY EN WISCONSIN.

La historia es sencilla. David Obey, a quien ya conocemos como el chairman (presidente) del House Appropiations Committee (comité de asignaciones de la Cámara) y, en consecuencia, el responsable de la redacción de la maldita American Recovery and Reinvestment Act (ley estadounidense de recuperación y reinversión), la más popularmente conocida como ley de estímulo económico y que ha supuesto un despilfarro de 787.000 millones de dólares para conseguir apenas nada, es uno de los representantes que este próximo mes de noviembre se presenta a la reelección. Dado que el tipo ese lleva más de cuarenta años en la Cámara de Representantes, bien estaría que se jubilara ya de una vez y dejara el escaño no sólo a alguien más joven sino también más merecedor de la confianza de sus representados. Alguien, por ejemplo, como Sean Duffy, el fiscal del distrito del condado de Ashland, un buen conservador fiscal que se echa las manos a la cabeza ante la idea de que Obey pueda ser “recompensado” por su hazaña hipotecando el futuro del país con otro mandato en la Cámara.

Y es que tal y como pasó en su momento con Doug Hoffman en New York, durante su disputa por el escaño correspondiente al 23º distrito, o con Scott Brown en Massachusetts, compitiendo por el escaño senatorial que hasta entonces había ocupado el difunto Ted Kennedy, los tiempos están maduros para que gente joven, estadounidenses conscientes de lo que son y de lo que quieren seguir siendo, respondan a la llamada y se lancen a la contienda en pos de lo que creen que es justo para salvaguardar el futuro de sus hijos en un país libre e igual para todos.

Esta llamada “a servir por las razones correctas” es precisamente la que no para de repetir Sarah Palin en todas sus comparecencias públicas, animando a todos aquellos que se sientan capaces de afrontar una dura lucha, a presentarse como candidatos al cargo de que se trate, salir a la calle a hacer campaña y hablar con sus conciudadanos y convencerlos de que el país ha tomado una mala dirección que no se corregirá sola sino con el esfuerzo de todos.

Sean Duffy es uno de esos valientes que se atreven a enfrentarse con una “vaca sagrada”, un viejo liberal con más de cuarenta años de experiencia en Washington, y pensar que puede vencerle. Sí, ya sé que algunos se ríen, pero también se reían con Hoffman y pese a que no ganó, la sonrisa se les congeló en la cara, mientras que Brown sí que supo dejarlos petrificados cual moderna Medusa conservadora.

Sean Duffy, el sastrecillo valiente de Wisconsin (sí, ya sé que es fiscal y no sastre, pero tampoco vamos a dejar que un mero detalle me fastidie un pie de foto tan divertido como éste, ¿no?)

Sean Duffy nació en Hayward (Wisconsin) el 3 de octubre de 1971. Casado y con cinco hijos, anunció en julio del año pasado su intención de presentar a las elecciones por el 7º distrito de Wisconsin, habiendo recaudado desde entonces más de 300.000 dólares, más que ningún otro adversario que se haya presentado antes que él a las elecciones por ese mismo puesto. Exitoso fiscal de distrito con un porcentaje de más del 90% en lo que se refiere a casos ganados, su énfasis está puesto en la persecución de los crímenes sexuales cuyas víctimas sean menores de edad, siendo el condado de Wisconsin donde ejerce su profesión, Ashland, uno de los primeros en investigar y perseguir los crímenes de este tipo cometidos a través de Internet. Por lo que se refiere a sus convicciones políticas, Duffy cree firmemente que es el individuo, y no el gobierno, el motor de toda prosperidad económica por lo que se opone frontalmente a cualquier intervención del gobierno y sus burócratas en ese aspecto. Además, Duffy, que es católico, es pro-vida, pro-segunda enmienda (derecho a llevar armas), pro-matrimonio tradicional, se opone a la reforma de la Sanidad tal y como la plantea la actual administración demócrata, se opone a la legislación de cap-and-trade y es partidario de bajar los impuestos a los individuos y a las pequeñas empresas (o sea, que es exactamente como yo pero en guapo).

El motivo principal de que Duffy se haya convertido en el hombre de moda durante esta pasada semana radica en el llamamiento que hizo para “celebrar” el primer aniversario de la ley de estímulo económico con un acto de recaudación de fondos por Internet para su campaña. Se había marcado como objetivo recaudar 25.000 dólares y en pocos días logró no sólo esos 25.000 dólares sino que los donativos continuaban llegando. A buen seguro que SarahPAC contribuyó también. Ojalá lo hubiera podido hacer yo también. Les aseguro que hubiera soltado 100 € con placer.

Segunda noticia: SARAH PALIN “CELEBRA” TAMBIÉN EL ANIVERSARIO DE UNA MUY MALA LEY Y LO HACE CON SU MEJOR ESTILO: REPARTIENDO LEÑA Y APOYANDO A SEAN DUFFY.

Ver el original en Facebook aquí.

El aniversario de la Ley de Estímulo demuestra que no es tan estimulante precisamente
17 de febrero de 2010

Hoy hace un año, el presidente Obama firmó un paquete de estímulo de casi un billón de dólares y entregó a nuestros hijos el proyecto de ley. ¿Qué tenemos a cambio de esa descomunal etiqueta de precio? Muchas promesas, pero las promesas han demostrado ser falsas. En este aniversario del estímulo aniversario, Washington tiene que oír nuestro mensaje de que los estadounidenses esperan, y merecen, algo mejor.

A los estadounidenses se les prometió que el estímulo mantendría el desempleo por debajo del 8%. Ahora está muy por encima de eso. Se nos prometió que sería orientado a objetivos y libre de “proyectos especiales”. Está lleno de “proyectos especiales”, regalos empresariales, regalos para los jefes de los sindicatos y otros despilfarros varios. Se nos prometió que no habría fraude, pero nuestro gobierno nos dice ahora que ni siquiera puede verificar la elegibilidad de las personas que solicitan los 325.000 millones de dólares en disposiciones fiscales de estímulo. Se nos prometió que habría una supervisión estricta, pero miles de millones de dólares se asignaron, al parecer, a distritos del Congreso que ni siquiera existen. Se nos prometió que ofrecería “empleos verdes” para los estadounidenses, ¡pero el 80% de los dos mil millones de dólares que se gastaron en energías alternativas fue para comprar turbinas eólicas fabricadas en China! Se nos prometió que ayudaría a los gobiernos estatales a capear la recesión, pero los estados que picaron el cebo del estímulo estarán en peor forma fiscal ahora porque los gobiernos locales serán el gancho para los nuevos mandatos sin financiación y la continuación de los programas de gobierno que no podían pagar en primer lugar – tal y como muchos de nosotros, gobernadores, advertimos a las legislaturas estatales.

Un año después, vemos claramente que el estímulo no era un plan bien pensado. No ha reactivado nuestra economía; en su lugar, el creciente paquete de deuda que supone demostrará ser un lastre para nuestra economía. No nos ha puesto en el camino hacia un futuro mejor; en su lugar, ha hipotecado injustamente el futuro de nuestros hijos y les ha robado oportunidades. No nos ha fortalecido; en su lugar, ha puesto en peligro nuestra libertad y seguridad al hacernos más dependientes  de los prestamistas extranjeros. El legado del estímulo no es el empleo o el crecimiento económico – es la más peligrosa deuda..

¡Pero hay esperanza! Y esta esperanza reside en drenar el pantano de D.C. y enviar conservadores con sentido común a Washington que entiendan la necesidad de moderación fiscal. Aquellos que están dispuestos a frenar el gasto, respetar los límites constitucionales  y derogar el estímulo deberían recibir nuestro apoyo, y los que han sido parte del problema deberían ser reemplazados.

En este año electoral, vamos a ver a muchos audaces David enfrentarse a arraigados Goliat. Justamente una de esas muchas almas valientes es un patriota del norte de Wisconsin llamado Sean Duffy. Se presenta por el 7 º distrito electoral de Wisconsin contra un Goliat liberal que lleva en el Congreso más de 40 años y tiene el dudoso honor de ser el autor de la ley de estímulo. Para conmemorar el aniversario de la firma del estímulo, Sean Duffy ha puesto en marcha un acto de recaudación de fondos en forma de “bomba económica” para su campaña para que pueda reemplazar al político de carrera que se redactó este gigante globo gubernamental.

Si usted está frustrado por el despilfarro de la ley de estímulo, por favor, apoye a un sólido conservador fiscal que trabajará por su derogación. Por favor, visite la página web de Sean Duffy y ayúdele a corregir los errores del año pasado.

En este primer aniversario del estímulo, vamos a enviar un mensaje a los grandes derrochadores de Washington ayudando a Sean Duffy a derrocar al autor del estímulo. ¡Pongamos el gobierno de nuevo a nuestro lado y pongámonos a trabajar en la revitalización de América!

Sarah Palin

Como siempre, una nota de Sarah llena de cuestiones interesantes. Primera, la constatación de que el estímulo no ha estimulado nada más que la codicia de unos cuantos que han aprovechado la ocasión para llenarse los bolsillos, algo que tratándose de una administración demócrata no podía faltar. Segunda, que Sarah se la tiene jurada a más de un politicastro de los que abundan tanto en Washington por la insistencia con que nos recuerda que ya es hora de hacer limpieza allí (lo que a mí me recuerda esa canción que decía: “Si yo tuviera una escoba, cuántas cosas barrería…”). Es cierto que, en justa correspondencia, los politicastros esos se la tienen jurada y que sólo se trata de ver quién puede más aunque ahora mismo hay muchas más posibilidades del lado de Sarah que del lado de tipejos como el tal Obey. Tercero, que Sarah está más que bien informada de todo lo que se cuece en Estados Unidos y sabe muy bien donde fijarse y a quién dar su apoyo. Pero sobre este último punto, prefiero no extenderme y dejarles que lean la siguiente noticia que considero más que reveladora y que me ha dado muchas pistas acerca de lo lista que es y de lo muy equivocados que están todos aquellos que la subestiman (aparte de correr un grave peligro además: el de ser arrollados por ella más pronto que tarde).

Tercera noticia: UN INTERESANTE COMENTARIO A UNA NOTICIA SOBRE SEAN DUFFY QUE OFRECE MUCHAS PISTAS SOBRE LO QUE PUEDE PASAR ESTE PRÓXIMO NOVIEMBRE.

No acostumbro a leer los comentarios que los lectores hacen a las noticias publicadas en las ediciones digitales de los periódicos fundamentalmente por falta de tiempo. Reconozco que pueden ser de lo más interesantes, pero es que ya tengo mucho que leer cada día y poco tiempo para hacerlo. Mientras preparaba esta entrada, sin embargo, lo hice y fue una de esas ocasiones en las que uno se encuentra con una rara perla. Se trata de un comentario a una noticia publicada en el Journal Sentinel de Milwaukee (Winsconsin) del día 18 de febrero pasado titulada “Palin pitches for Republican seeking to challenge Obey” (Palin se lanza a favor de un republicano que busca desafiar a Obey). La firma un tal “slide” y me ha parecido completamente fiable en el sentido de que creo que quien la ha escrito es lo que dice ser, un encuestador profesional con experiencia en el campo de las encuestas políticas y, en concreto, con el Partido Republicano y que sabe de lo que habla porque goza de cierta información que los demás no poseemos.

Les dejo con la traducción que he hecho de su comentario y les pido que guarden un par de minutos para reflexionar sobre ello. Yo lo hice en su momento y creo que una amplia sonrisa iluminó mi cara después (o al menos eso me dijo mi acompañante tan pronto como acabó con su crucigrama y nos apeamos en la parada del autobús que nos correspondía aunque él lo achacaba a que cada día estoy peor y ahora me ha dado por reírme solo). Pueden ver el original de la noticia aquí.

En mi condición de encuestador que trabaja frecuentemente con el NRCC [Comité Nacional Republicano de la Cámara] y el NRSC [Comité Nacional Republicano del Senado], puedo decir a los lectores aquí que no están colgando información precisa. De hecho, se han llevado a cabo ciertos sondeos preliminares, y no por parte de partidos políticos sino por parte de otros intereses, para determinar la vulnerabilidad del reelegible, Dave Obey.

Lleva mucho tiempo siendo cierto que el historial de voto del Sr. Obey no refleja la demografía ni las preferencias políticas de WI7 [7º distrito electoral de Wisconsin]. Pero, la historia de los candidatos del GOP contra el Sr. Obey ha sido o bien tristemente carente de fondos económicos (1986-1988), un error dado el entorno político (1994) o simplemente un don nadie, como el Sr. Mielke [último rival republicano de Obey; fue vapuleado por éste]. Existe un viejo dicho que dice que uno no puede ser alguien si no es algo [N. del T: el dicho original es intraducible y esto es lo más cercano al significado original que se me ha ocurrido]. Y Mr. Obey es alguien que es algo.

El estudio de su vulnerabilidad que ha sido comprado en los alrededores de Washington ilustra la valoración del GOP al alinearse detrás del Sr. Duffy antes de las primarias. También indica que un republicano que gaste sus recursos hablando sobre asuntos sociales tales como el matrimonio homosexual y el aborto caerá una vez más antes las bien llevadas tácticas del Sr. Obey de etiquetar a ese republicano como un extremista de derechas.

El Sr. Duffy ha demostrado una aguda habilidad al definirse a sí mismo y, al mismo tiempo, definir al Sr. Obey, que explota a fondo el ambiente político hostil que todos los reelegibles encuentran. En ese contexto, el respaldo en Facebook de Sarah Palin al Sr. Duffy no es ningún accidente. Ella recibe encuestas diariamente relativas a en qué lugares pueden producirse las victorias silenciosas y, entre esos silenciosos, quién está llevando una campaña disciplinada.

Nota al margen: El Sr. Duffy debe atraerse a los grupos independientes al estilo del Tea Party, el GOP debe unirse detrás de él antes de las primarias, el GOP debe ser competitivo en las campañas locales de toda la nación para dar un vuelco y si así lo hace, entonces el Sr. Duffy se encontrará con 10-14 puntos de ventaja sobre el Sr. Obey para el Día del Trabajo [1 de mayo].

El Sr. Obey es realmente vulnerable. Pero ¿podrá el GOP casar al candidato adecuado con la correcta serie de cuestiones y explotar la hostilidad de los votantes?

No me negarán que se trata de un comentario verdaderamente jugoso. Y sí, ciertamente me confirma en una cosa de la que ya hace tiempo que estoy convencido: que Sarah Palin va a por todas, que sabe perfectamente cómo hacerlo y que su plan, porque seguro que lo tiene, podría llamarse muy bien el “plan Iceberg” porque hay mucho, pero mucho más bajo la superficie que por encima de ella. ¡Oído al parche pues! Sarah juega para ganar. Y el partido seguro que se celebrará en 2012… Haría bien el presidente en buscarse otro empleo para entonces. Y que conste que lo digo sin la menor ironía, ¿eh?

 SARAH PALIN, DÍA Y LUGAR

Nuevamente añadimos una fecha a nuestra agenda, la de Sarah. En esta ocasión se trata de un acto en Texas el próximo día 26 de junio (no falta tanto tampoco).

Y con esto concluimos nuestro repaso habitual a lo que ha sido la semana de Sarah. Ciertamente no se han producido grandes acontecimientos, pero es que no todos los días tenemos una convención nacional que llevarnos al blog. Y en mi opinión, incluso es preferible que sucesos semejantes no se repitan con demasiada asiduidad para evitar el peligro de que Sarah se queme antes de 2011, que será cuando le llegará realmente su turno. Y es que lo más importante ahora mismo es el trabajo callado de organización de un buen equipo (me refiero al equipo de SarahPAC) y de rodaje de éste  para que cuando sea el momento apropiado, Sarah pueda apoyarse en él para lanzar su propia campaña. Y ese trabajo parece que se está llevando a cabo de manera satisfactoria. Y es que es lo que yo les digo, Sarah es rematadamente lista, muy lista. Y quien la subestime, lo hará por su cuenta y riesgo, pero que sabe más que los ratones colorados, pueden estar bien seguros.

Hasta la próxima entrada.

2 respuestas a LA SEMANA DE SARAH PALIN: EL PRESIDENTE SIGUE HACIENDO AMIGOS POR DOQUIER

  1. Santi dice:

    Para que no falte mi comentario, aquí está. Sarah sigue con su trabajo de eficiente oposición con los medios de que dispone (Facebook, conferencias, libros, Fox News, etc.) y de apoyo a los candidatos republicanos que lo merecen. ¡Sigue así Sarah! ¡Palin 2012!

    Un saludo Bob y que nunca te falte ese gracejo.

  2. […] de errores: En la entrada de la semana pasada titulada: “La semana de Sarah Palin: El presidente sigue haciendo amigos por doquier”, les hablé en la tercera noticia sobre un comentario que una persona había hecho a una noticia […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: