Sobre el tiroteo de Arizona

13/01/2011

 

No tenía la intención de comentar nada sobre el tiroteo de Arizona. Me enteré en su momento del suceso y lo primero que pensé, aparte de sentirlo por las víctimas, fue que otro loco andaba suelto. Luego, más tarde, me enteré de que uno de los heridos, Gabrielle Giffords, era una congresista demócrata (una blue dog, de los demócratas más moderados precisamente) y una cuyo escaño, el de la octava circunscripción electoral de Arizona, había sido incluido por Sarah Palin en su campaña de “Take back the 20!”, aunque había logrado la reelección, algo que tanto me daba porque mi opinión seguía siendo la misma: el tipo aquel, un tal Jared Lee Loughner, estaba loco y era una lástima que el primer tiro no se lo hubiera pegado a sí mismo.

Luego, las cosas empezaron a desmadrarse. Los bufones de la izquierda vieron la ocasión para sembrar cizaña y empezaron primero acusando al movimiento Tea Party casi de haber provocado la matanza para pasar acto seguido a hacerlo con Sarah Palin. Al movimiento Tea Party le tocó la china porque el tipo ése parece ser que había acudido a algún acto organizado por ellos y sentía una vaga simpatía por ellos… ¡como tantos miles y miles de estadounidenses normales y corrientes que no por ello se sienten tentados de descerrajarle un tiro a una congresista por muy demócrata que ésta sea! Por favor, es como pretender que todos los asistentes al cine son asesinos potenciales sólo porque John Hinckley Jr. atentó en 1981 contra Ronald Reagan, pretendiendo llamar así la atención de la actriz Jodie Foster a la que vio en la película Taxi Driver, lo cual es ridículo. Además, por lo que he podido saber, el tal Loughner arrastraba problemas mentales desde mucho antes de que existiera el Tea Party, causados sin duda por el abuso del alcohol y las drogas, como lo prueba el hecho de que sus amistades señalaran que en 2006 su personalidad cambió por completo hasta el punto de obligarle a abandonar el instituto a lo que siguió la comisión de algunos delitos menores (fundamentalmente vandalismo) por los que tuvo que rendir cuentas ante la policía y la justicia aunque nunca llegó a recibir tratamiento médico. ¡Ah, por cierto! Loughner intentó enrolarse en el ejército y fue rechazado por drogadicto. ¡Bien por el ejército que todavía sabe distinguir a los buenos! Por supuesto, la izquierda estará en contra de que se interrogue a los pretendientes a ingresar en el ejército si han consumido drogas (para los izquierdistas, un drogadicto debería ser nombrado directamente coronel y si encima es homosexual, general de tres estrellas), como no tuvo más remedio que reconocer Loughner, pero en este caso el sistema funcionó y de maravillas y hay que reconocerlo.

En cuanto a Sarah Palin, ésta recibió lo suyo cuando alguien recordó aquella campaña de “Take back the 20!” y se dio cuenta de que la congresista Giffords era una de esas veinte. De ahí a recordar la controversia sobre las “dianas de Sarah Palin” (que no son dianas) y pretender que ésta se dedicaba a mandar mensajes subliminales señalando objetivos para que alguien los baleara había sólo un paso y qué bufón de la izquierda (y hasta unos cuantos de la derecha, lamentablemente, como David Frum aquí) se resistiría a la tentación de emprenderla contra ella. Ninguno, por supuesto.

El resultado ha sido (y todavía lo está siendo) una de las más repulsivas campañas de descrédito que jamás haya podido ver nadie. Una campaña que deja en mantillas todo lo que sucedió durante la pasada campaña electoral presidencial con las Palin smears, lo que sucedió posteriormente con todos aquellos “asesores de campaña de McCain” tal locuaces y que hablaban y no paraban sobre lo muy perjudicial que fue Palin para la campaña republicana y lo que sucedió tras su dimisión como gobernadora de Alaska. Incluso lo que pueda suceder a partir de ahora porque mayor ignominia que ésta es sencillamente inimaginable. La izquierda ha batido todos los registros durante estos últimos días y lo único que me consuela de todo esto es que, siendo esos tipos como son, sencillamente incapaces de controlarse, acaben provocando una reacción tan adversa entre los estadounidenses que todavía tienen dos dedos de frente que el daño que se causen a sí mismos sea peor que el puedan causarle a Sarah. De hecho, un reciente sondeo de CBS News (que, recordemos, cuando hace un sondeo político ya parte de entrada con un 25% a favor de la postura de la administración Obama) señala que sólo un 32% del público está de acuerdo con el punto de vista izquierdista sobre el suceso, o sea que el agrio ambiente existente actualmente en el panorama político estadounidense influyó en los sucesos de Arizona, votando en contra de esa idea no sólo el 69% de los republicanos sino también el 49% de los demócratas y el 56% de los independientes, lo cual ya es más que significativo, ¿no?

De cualquier forma, tal y como ya les he dicho, no es mi intención entrar más en este tema. Por mi parte, dejando aparte la mayoría de medios de desinformación estadounidenses, que ya sabemos todos de qué pie cojean, por lo que se refiere a mi país, España, tanto los asquerosos El País como Público pueden publicar lo que quieran e irse al infierno, cosa que acabará sucediendo tarde o temprano, por descontado. Sobre lo de las “dianas de Sarah Palin” (que no son dianas), ya traté ese tema en alguna de mis entradas anteriores, concretamente el 4 de marzo y el 30 de septiembre del año pasado (ver aquí y aquí también; en ambos casos, busquen la cita hacia el final de la entrada). No voy a entrar en más discusiones principalmente por un motivo: CON LA IZQUIERDA NO SE PUEDE DISCUTIR PORQUE SON INMUNES A LOS RAZONAMIENTOS. La izquierda es una secta, la izquierda siempre ha soñado con sustituir a la religión organizada (sobre todo a la cristiana) y para ello se han inventado su propia religión, el progresismo, hecha a partes iguales de feísmo (adoran todo lo que degrada al ser humano), socialismo (se las pirran cuando oyen hablar de “redistribuir la riqueza”), infantilismo (se creen realmente que el hombre es bueno por naturaleza y que es la sociedad quien lo vuelve malo) y crueldad (quien no comparte sus puntos de vista es un “enemigo del género humano”), aderezado con todo el fanatismo que pueda uno imaginarse y que llega hasta el punto de que Aleksander Soljenitsin, el autor de Archipiélago GULAG, recogía la gran cantidad de presos que había en el GULAG que, sabiendo que habían sido condenados injustamente, se empeñaban en convencerse a sí mismos de que Stalin tendría sus razones para ello y que lo que tenían que hacer es portarse bien porque Stalin sabía lo que se hacía.

Es por ello que cuando me hablan de dar la “batalla de las ideas” me siento escéptico porque: 1) en el otro campo no hay ni una sola idea que discutir a menos que sean esas cuatro ideas fijas (con categoría de dogma) que ya les he mencionado antes; 2) aunque accediera a dar esa batalla, ¿para qué iba a servir cuando en el otro campo la norma es no dejarse convencer ni cayéndose del caballo camino de Damasco, tan cerrados como son ellos?; y 3) mi tiempo es limitado y lo necesito para otras cosas mucho más agradables (escribir este blog, por ejemplo) que darle cien razonamientos a alguien que avergüenza al género humano abjurando de su capacidad de raciocinio para que encima reaccione insultándome diciéndome que soy un fascista y que él no habla con fascistas y que toma nota de mi nombre para la lista negra y hasta me pondrá una cruz bien grande (pero en su caso no se trata de una diana, ¿eh?).

Pues eso, visto todo lo que ha sucedido estos últimos días me reafirmo en mi opinión de que es inútil dar la batalla de las ideas si lo que se pretende es recuperar a los izquierdistas para el sentido común. Porque esos son sencillamente irrecuperables. Ni discusiones, ni técnicas de desprogramación, ni trasplante de cerebro ni gaitas. La batalla de las ideas se puede dar para ayudar sobre todo a los jóvenes, a los que todavía no han sido ganados por la secta, los que todavía tienen un futuro por delante y  están interesados en conocer la verdad antes de decidir si se venden a Satanás y a todas sus pompas en forma de alto cargo en el gobierno socialista de turno o bien se aferran a su condición de seres racionales y se conforman con ser unos meros mandados el resto de su vida, pero eso sí, humanos.

Y es que lo peor del caso de Loughner es que, en mi opinión, ese tipo está más cerca de la izquierda que de la derecha, lo que aún tendría gracia si no fuera tan triste todo lo que ha sucedido. Loughner se registró por primera vez para votar en 2006 y lo hizo como independiente. Votó en las elecciones de 2006 y de 2008, pero no lo hizo en las de 2010 cuando, si tan apasionado era del Tea Party como aseguran algunos, debería haberlo hecho por encima de todo, ¿no? En su perfil en YouTube señalaba como lecturas favoritas el Mi lucha de Hitler, pero también el Manifiesto Comunista de Marx y Engels. Sus amigos lo describen como nihilista y ateo, con un claro disgusto hacia la religión, algo que lo iguala más con la izquierda que con la derecha, especialmente la del Tea Party. Por fin, uno de esos amigos, Zach Osler, declaró que Loughner “no veía la televisión, le disgustaban las noticias, no escuchaba las tertulias políticas en la radio, no tomaba partido, no estaba en la izquierda, no estaba en la derecha”, pero que en cambio toda clase de teorías conspirativas (por ejemplo, creía que los atentados del 11-S fueron organizado por el propio gobierno estadounidense) le afectaban profundamente. Por otra parte, parecía estar especialmente disgustado con la congresista Gabrielle Giffords, puesto que otro amigo suyo, Bruce Tierney, le había oído expresar su desagrado por ella a quien consideraba “falsa”, una opinión que se acrecentó en él a partir de 2007, después de acudir a un acto público en el que participaba ella y haber obtenido una respuesta en su opinión insatisfactoria a una pregunta que le hizo: “¿Qué es el gobierno cuando las palabras ya no tienen significado?” (vaya preguntita, ¿no?).

De cualquier manera, quien debía decir la última palabra sobre toda esta cuestión es la propia afectada, Sarah Palin, quien ha demostrado durante estos últimos días su inteligencia al haber sido capaz de sobrellevar toda esta avalancha de acusaciones sin haber dado ni un paso en falso. Fue justamente ayer cuando publicó en su página de Facebook (¡ah, qué gran lectura todas las mañanas nada más llegar al trabajo!) una nueva nota sobre todo el asunto que les traduzco acto seguido. Nada de lo que pueda decir yo valdrá la pena ante sus propias palabras. Y como quiera que ha publicado también la nota en video, les pongo aquí el video para que lo vean. Háganlo porque vale la pena.

La perdurable fuerza de los Estados Unidos.
Miércoles, 12 de enero de 2010

Al igual que millones de estadounidenses supe de los trágicos acontecimientos de Arizona el sábado y mi corazón se rompió por las víctimas inocentes. No hay palabras para llenar el hueco dejado por la muerte de un inocente, pero sí para llorar por las familias de las víctimas al tiempo que les expresamos nuestra simpatía.

Estoy de acuerdo con los sentimientos compartidos ayer en la bella misa católica celebrada en honor de las víctimas. La misa ayudará a iniciar un proceso de curación para las familias afectadas por esta tragedia y para nuestro país.

Nuestra excepcional nación, vibrante de ideas y de su intercambio y debate apasionado, es una luz para el resto del mundo. La congresista Giffords y sus electores estaban ejerciendo su derecho a intercambiar ideas ese día para celebrar los valores básicos de nuestra República y reunirse pacíficamente para pedir a nuestro gobierno. Es imperdonable e incomprensible por qué un solo hombre malvado se cobró la vida de ciudadanos pacíficos ese día.

Hay una ironía agridulce en el hecho de que la fuerza del espíritu americano brilla con más fuerza en tiempos de tragedia. Lo vimos en Arizona. Lo vimos en la tenacidad de aquellos que se aferran a la vida, la compasión de aquellos que mantuvieron vivas a las víctimas y en el heroísmo de los que dominaron un pistolero loco.

Como muchos, he pasado los últimos días reflexionando sobre lo que pasó y orando por orientación. Después de esta terrible tragedia he escuchado, desconcertada al principio, con preocupación a continuación, y ahora con tristeza las declaraciones irresponsables de personas que intentan atribuir las culpas de este terrible acontecimiento.

El presidente Reagan dijo: “Debemos rechazar la idea de que cada vez que una ley social es vulnerada, el culpable es la sociedad en lugar del transgresor de la ley. Es hora de restaurar el precepto estadounidense de que cada individuo es responsable de sus actos”. Actos monstruosos de criminalidad son sólo eso. Comienzan y terminan con los criminales que los cometen, no colectivamente con todos los ciudadanos de un estado, no con los que escuchan las tertulias de la radio, no con los mapas de las circunscripciones electorales en disputa utilizados en ambos lados de la cámara, no con los ciudadanos temerosos de la ley que respetuosamente ejercer sus derechos garantizados por la Primera Enmienda en los actos de campaña, no con los que votaron orgullosamente en las últimas elecciones.

Las últimas elecciones fueron sobre todo acerca de asumir la responsabilidad por el futuro de nuestro país. El presidente Obama y yo podemos no estar de acuerdo en todo, pero sé que se uniría a mí en resaltar la salud de nuestro proceso democrático. Hace dos años su partido obtuvo la victoria. En noviembre pasado, ganó el otro. En ambas elecciones se oyó la voluntad del pueblo estadounidense y la pacífica transición del poder demostró una vez más la fuerza perdurable de nuestra República.

El debate público vigoroso y enérgico durante las elecciones es una de nuestras tradiciones más preciadas. Y después de las elecciones, nos damos la mano y volvemos al trabajo, y a menudo ambas partes encuentran un terreno común de vuelta en Washington, D.C. y en otros lugares. Si no le gusta la propuesta de una persona para el país, usted es libre para debatir sobre esa propuesta. Si no le gustan sus ideas, usted es libre de proponerlas mejores. Pero, sobre todo a pocas horas de la tragedia, los periodistas y los expertos no deberían fabricar un libelo sangriento que sólo sirve para incitar al odio y a la violencia que pretenden condenar. Eso es censurable.

Están aquellos que afirman la retórica política tiene la culpa por el acto deleznable de este trastornado, aparentemente apolítico, criminal. Y afirman que el debate político de alguna manera se ha excitado más recientemente. Pero, ¿cuándo se excita menos? ¿En esos “días tranquilos”, cuando las figuras políticas, literalmente, resolvían sus diferencias con duelos de pistolas? En un mundo ideal todos los discursos serían civiles y cordiales todos los desacuerdos. Pero nuestros Padres Fundadores sabían que no estaban diseñando un sistema para hombres y mujeres perfectos. Si los hombres y las mujeres fueran ángeles, no habría necesidad de gobierno. El genio de nuestros Fundadores fue diseñar un sistema que ayudó a resolver los inevitables conflictos causados por nuestras imperfectas pasiones de una manera civil. Por lo tanto, tenemos que condenar la violencia si nuestra República va a perdurar.

Como he dicho durante la campaña para otros en marzo pasado en Arizona durante unas primarias muy excitadas: “Sabemos que la violencia no es la respuesta. Cuando “tomamos nuestras armas” estamos hablando de nuestro voto”. Sí, nuestros debates están llenos de pasión, pero resolvemos respetuosamente nuestras diferencias políticas en las urnas –tal y como hicimos hace dos meses y tal y como nuestro República nos permite hacerlo de nuevo en las próximas elecciones, y en las siguientes. Eso es lo que somos como estadounidenses y la manera como pretendemos ser. El discurso público y el debate no es un signo de crisis, sino de nuestra fuerza duradera. Es parte del por qué los Estados Unidos son excepcionales.

Nadie debería ser impedido de hablar y de hablar en pacífica disidencia, y ciertamente no debemos ser atemorizados por los que abrazan el mal y lo llaman bien. Y no seremos detenidos de celebrar la grandeza de nuestro país y nuestras libertades fundamentales por los que se burlan de su grandeza siendo intolerantes con las diferentes opiniones y que tratan de amordazar la disidencia con sus estridentes gritos de insultos imaginados.

Pocos días antes de que le dispararan, la congresista Giffords leyó la Primera Enmienda en el piso de la Cámara. Fue un momento hermoso y más que simplemente “simbólico”, como algunos afirman, que la Constitución fuera leída por nuestro Congreso. Estoy segura de que sabía que la lectura de nuestra sagrada carta de la libertad era algo más que “simbólica”. Sin embargo, menos de una semana después de que la congresista Giffords reafirmara nuestras libertades protegidos, otro miembro del Congreso anunció que iba a proponer una ley que penalizaría una expresión que encontraba ofensiva.

Es en la hora en que nuestros valores son retados que debemos permanecer resueltos a proteger esos valores. Recordemos cómo los acontecimientos del 11-S desafiaron nuestros valores y tuvimos que luchar contra la tendencia a comerciar con nuestras libertades a cambio de una seguridad percibida. Igual que hoy en día.

Honremos las preciosas vidas truncadas en Tucson, orando por ellos y sus familias y valorando su recuerdo. Oremos por la plena recuperación de los heridos. Y oremos por nuestro país. En momentos como este necesitamos la guía de Dios y la paz que Él proporciona. Necesitamos fuerza para no dejar que los actos al azar de un criminal se vuelvan contra nosotros mismos o debiliten nuestros sólidos fundamentos o proporcionen un pretexto para acallar el debate.

Los Estados Unidos deben ser más fuertes que el mal que vimos aparecer la semana pasada. Somos mejores que los estúpidos que nos apuntan con el dedo que tuvimos que sufrir a raíz de la tragedia. Vamos a salir de esto más fuertes y más unidos en nuestro deseo de participar pacíficamente en los grandes debates de nuestro tiempo, para abrazar con respeto nuestras diferencias de una manera positiva y unirnos en el conocimiento de que, a pesar de nuestras ideas pueden ser diferentes, todos debemos luchar por un futuro mejor para nuestro país. Que Dios bendiga a los Estados Unidos.

Sarah Palin

Mi opinión: insuperable. Las palabras perfectas en el momento adecuado. Sarah tiene el don de saber cuándo hablar y cuándo callar, y cuando tiene que hablar lo hace con todo el acierto de quien tiene realmente algo que decir. Lástima que tantos otros no tengan siquiera el don de saber callarse. ¡Con la falta que les hace! Y es que la expresión “libelo sangriento” parece que ha levantado ampollas entre los libelistas sangrientos esos que todos hemos visto durante estos últimos días. Me recuerda a aquello de “comités de la muerte”, ¿se acuerdan ustedes? De cualquier forma, aquí termina todo este asunto que nunca debería haber llegado a este blog porque Sarah Palin nunca debería haber sido relacionada con él. Y punto final. Por mi parte, sigo apoyando a Sarah Palin, el movimiento Tea Party y la Segunda Enmienda.

Por cierto, tengo que contarles cómo va lo de mi libro. Va bien, pero es un gran trabajo. Y es que me da mucho miedo no estar a la altura. Que no lo estaré, por descontado. Pero haremos una prueba. Les dejaré leer la versión definitiva del primer capítulo. Pero a cambio me tienen que decir qué les parece, ¿vale? 


VUELVEN LAS PALIN SMEARS: CUANDO EL CALUMNIADOR NO ES SÓLO UN MENTIROSO SINO QUE TAMBIÉN HACE EL RIDÍCULO

01/05/2010

 

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que trate una Palin smear en este blog. Tanto como el que va desde la dimisión de Sarah como gobernadora de Alaska hasta ahora. Recuerdo que justamente cuando se produjo tal hecho, yo acababa de terminar una serie donde detallaba todas y cada una de las Palin smears que se habían lanzado contra ella durante la anterior campaña electoral y daba los motivos que había para descartar rotundamente su veracidad, y acababa de empezar otra sobre las ethics complaints que habían empezado a acumularse sobre su mesa y que eran la nueva arma de los izquierdistas para derrotarla. Me da mucho coraje tener que reconocer que esos condenados embusteros lograron finalmente su objetivo: hacerle la vida imposible a Sarah. Sin embargo, en una demostración de lo inteligente que es ella y de lo fundamentalmente estúpidos que son sus adversarios, Sarah logró darle la vuelta a la tortilla y en lugar de dejarse amedrentar y rendirse (“sentarse y callarse” que dice ella), decidió romper la baraja y darle la vuelta a la situación. Su dimisión era lo último que se esperaban quienes la acosaban y aunque es cierto que disfrutaron viendo como la “echaban” de su despacho de gobernadora, también es cierto que con ello le dieron inesperadamente la libertad que tanto necesitaba para convertirse en quien se ha convertido ahora: la única esperanza de las personas de bien tanto en Estados Unidos como en todo el mundo de que algún día se podrá repetir ese triunvirato extraordinario que formaron en su momento Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Juan Pablo II. Fue gracias a ellos tres que el mundo libre derrotó finalmente al comunismo, tal y como ahora esperamos que de nuevo pueda derrotar al islamismo, una amenaza aún peor si cabe. De momento, empezaremos por Estados Unidos: Sarah Palin, presidente en 2012. Luego, ya veremos qué sucede en Reino Unido porque no tengo yo mucha confianza en David Cameron que me parece que si fuera estadounidense sería un RINO de primera clase. Pero si el “número dos” del triunvirato no surge en Reino Unido, tendrá que hacerlo en  algún otro sitio: ¿en España, tal vez? ¡Ah, eso sí que es un ejercicio de fe!

¿Se han enterado? La revista Time ha nombrado a Sarah Palin una de las personas más influyentes del mundo en 2010. Agrupada en la categoría de “líderes”, Sarah es la novena de una lista de veinticinco. La verdad es que la noticia me deja frío porque cada uno de nosotros tiene su propia lista y la de Time tiene tanta validez como la de mi vecina que votaría sin duda por George Clooney. Además, que la octava de la lista sea la indigna Nancy Pelosi y que el primero sea el presidente de Brasil, Lula da Silva, ya dice mucho acerca de quienes la han redactado, ¿verdad? Por cierto, como mera curiosidad, el presidente de Estados Unidos es el cuarto; el comentarista de Fox News Channel, Glenn Beck es el duodécimo; y el senador por Massachusetts, Scott Brown, el vigésimo quinto. Pues qué bien, ¿no? ¡Ah! Y Hillary Clinton ni siquiera aparece, ja, ja, ja.

Nota del autor: Ha salido publicado un nuevo artículo mío en Semanario Atlántico titulado: “Crist-Rubio: Los republicanos de Florida andan a la greña“. Confío en que les guste tanto como a mí me gustó el escribirlo.

Una revista que sólo sirve para envolver el pescado: New York

Unas palabras sobre la revista que publica la calumnia: New York es un semanario dedicado por entero a reportar lo que sucede dentro de la ciudad de New York. Fundado en 1968 por los periodistas Clay Felker y Milton Glaser como competencia de otra revista, The New Yorker, para distinguirse de éste New York ofrece menos noticias nacionales y más cotilleos, que trata de una manera muy similar a las de las revistas del corazón. En su momento, New York fue una de las primeras revistas dedicadas al “lifestyle” (modo de vida), lo que provocó que su formato fuera copiado por otras revistas como Philadelphia y New Jersey Monthly, por ejemplo. Sin embargo, New York es la única de entre todas ellas con una periodicidad semanal, lo que le permite prestar más atención a la actualidad que sus rivales.

La revista no nació directamente como tal, sino que apareció en 1963 como el suplemento dominical del New York Herald Tribune, siendo su primer editor Clay Felker. Cuando el Tribune desapareció en 1967, Felker y su socio, Milton Glaser, compraron los derechos de la cabecera y lanzaron New York como una revista independiente, apareciendo su primer número el 8 de abril de 1968.

En 1976, Rupert Murdoch compró la revista lanzando para ello una OPA hostil que tuvo éxito y que supuso el despido fulminante de Felker y Glaser. En 1991, Murdoch decidió abandonar el negocio de las revistas de este tipo y la vendió a una empresa de comunicaciones llamada K-III Communications, propiedad de Henry Kravis, quien, a su vez, la vendió en 2003 a Bruce Wasserstein, que fue quien contrató a su actual editor, Adam Moss, y le encargó un relanzamiento completo de la revista. Ese relanzamiento se produjo en 2004, convirtiéndola en una de las más exitosas del mercado, superando desde entonces a su viejo rival, The New Yorker. Políticamente, la revista es de las más izquierdistas que se pueden encontrar en el quiosco; o sea, que el que la compra ya sabe a lo que se arriesga.

En 2005, su tirada era de algo más de 400.000 ejemplares, la gran mayoría de ellos por subscripción, mientras que su website recibía cerca de 1,1 millones de visitas mensuales (este blog recibe menos, ciertamente, pero tampoco muchas menos, ¿eh? Para chulo, yo).

La portada del número de marras de New York. Como ya les he dicho, útil sólo para envolver el pescado aunque no se lo recomiendo porque entre lo mal que huele el pescado y lo mal que huele la propia revista, mejor usar algo como el papel de aluminio, que al menos no les obligará a lavarse las manos con lejía. Y es que su sólo contacto, infecta.

La calumnia

Todo empezó con un anuncio en la página en Twitter de Gabriel Sherman, el autor del artículo, anunciando ufano su próxima fechoría:

Próximo lunes: Mi historia de portada en New York Magazine sobre el imperio empresarial de Sarah Palin. Ya es presidente – y directora general – de la América de derechas.

Cerrada finalmente mi historia de portada en New York Magazine. En ella, el imperio de 15 millones de dólares de Sarah Palin el próximo lunes.

¿Qué posibilidades tienen? @DraftJoe2012 vs. @SarahPalinUSA en 2012. Algunas respuestas en la próxima historia de portada de NY Mag.

Una vez anunciado, algunos bloguistas empezamos a rastrear la red en busca de datos sobre el autor, Gabriel Sherman, y lo que encontramos no presagiaba nada bueno. Lo último que se sabía de éste era que había estado cubriendo las apariciones de Sarah Palin en Arizona en apoyo de John McCain y el rally del movimiento Tea Party en Searchlight (Nevada), persiguiéndola tanto a ella como a los miembros de su equipo. Sin embargo, lo peor era que Sherman había viajado hasta Alaska para entrevistar a Levi Johnston, el repulsivo ex novio de Bristol Palin, a quien consideraba una valiosa fuente sobre el “imperio empresarial de Sarah Palin”, lo cual debe de ser el único que lo piensa pues semejante tipejo no puede ser considerado fuente de nada por ningún periodista decente (pero como quiera que Sherman no es un periodista sino un libelista, eso es diferente).

Con estos ánimos esperamos hasta que apareció el artículo en la revista el pasado lunes 26 de abril. Titulado “La revolución será comercializada” (no publico el enlace porque ya saben ustedes que yo soy así) y subtitulado “Sarah Palin ya es la presidente de la América de derechas y es un cargo con un muy gran salario”, estaba claro sobre qué iba a versar y la verdad es que muchos descubrimos de pronto que teníamos muchas cosas mejores que hacer (por ejemplo, ver secarse la pintura de la pared) que leer ese bodrio. Sin embargo, como que el dichoso artículo ha tenido cierta repercusión en la prensa española, era mi deber como bloguista salir al paso de semejante calumnia y publicar lo antes posible un desmentido formal para que nadie pueda llamarse a engaño: Sherman es un embustero y New York apesta.

En resumen, el artículo de marras pretende simplemente (además de demostrar de nuevo la absoluta incapacidad de los periodistas de izquierdas para decir una verdad aunque sea pequeña) que Sarah Palin es una mujer tan avariciosa, tan ansiosa de hacer dinero, que ése es su único objetivo en la vida y que todos sus actos deben ser interpretados a la luz de ese hecho. En ella no hay principios, sino meramente afán de lucro. Y para afirmar eso se basa en todo el dinero, varios millones de dólares, que Sarah Palin ha logrado ganar durante el año pasado. Como quiera que hay otros que han desmentido mucho mejor de lo que pueda hacer yo semejante engendro, simplemente voy a cederles la palabra. Es el caso de Ian Lazaran de Conservatives4Palin quien ha escrito la que para mí es el mejor artículo sobre la cuestión (ver el original aquí)

La comercialización de narraciones falsas sobre Palin

El artículo de portada de ocho páginas de Gabrielle [sic] Sherman en New York Magazine ya está disponible. Se titula “La revolución será comercializada”. El artículo no ofrece una nueva visión de la gobernadora Palin y aporta narraciones familiares, pero falsas. Vamos a abordar algunas de ellas en este post.

El enfoque dominante en el artículo de Sherman es la cantidad de dinero que Palin ha ganado en el último año. Sherman sugiere que el dinero fue la razón principal por la que decidió dimitir como gobernadora de Alaska. ¿Cómo puede Sherman llegar realmente a esta conclusión al señalar en su propio artículo que su contrato editorial, que parece ser la causa de la mayor parte del dinero que ha ganado en el último año, se firmó meses antes de su dimisión? No hay evidencia de que ella no habría recibido el dinero de su contrato editorial si no hubiera dimitido. Además, debemos tener en cuenta que reveló los detalles de su contrato editorial a la junta de personal del Estado antes de firmar el contrato; y no había ningún indicio de que alguna vez fuera a dimitir cuando firmó el contrato o que tuviera que dimitir si quería llevar a cabo una gira de promoción. Si el dinero era lo único que le importaba a Palin, ¿tiene Sherman alguna evidencia de que Palin no habría sido capaz de hacer aún más dinero si se hubiera quedado como gobernadora de Alaska por otro año y medio y luego simplemente no se postulaba para la reelección? Si hubiera seguido ese camino, no hubiera recibido el castigo político que recibió después de su renuncia y mejores perspectivas la hubieran esperado después de que su mandato terminara si es que el dinero era su única motivación. Después de todo, ella habría estado en una posición más fuerte políticamente y la posición política más fuerte podría haberla llevado a una empresa más rentable a partir de que terminara su mandato. Que Palin estaba dispuesta a afrontar el castigo político que sabía que iba a caerle a raíz de su renuncia debería haber sugerido a un gacetillero liberal como Sherman que el dinero era lo último que tenía en mente cuando renunció (aunque supongo que deberíamos dar algo de crédito a Sherman por reconocer efectivamente que ella no renunció por un escándalo secreto como claman muchos de sus colegas liberales).

Sherman pregunta “[P]or qué Palin cambiaría la presidencia – y el sueldo – por una candidatura.” La mejor pregunta para Sherman es por qué siente que el dinero es un factor de motivación para Palin cuando la prueba en la que se basa en llegar a esa conclusión es tan frágil. Nadie duda de que ella estuviera preocupada por pagar sus deudas legales, pero es por eso que sus seguidores establecieron un fondo de defensa legal para ayudarla a hacerlo. Ella no tuvo que dimitir por el dinero. Renunció porque el día a día de su Estado fue paralizado por la izquierda obstruccionista que hacía mofa del procedimiento sobre quejas éticas de Alaska. Sherman también deja de mencionar que no ha sido encontrada culpable de haber cometido acto ilícito alguno en ninguna de la veintitantas quejas éticas frívolas que fueron interpuestas contra ella.

Sherman publica la siguiente denuncia de un anónimo colaborador de McCain: “En el fondo, quería hacer dinero”. En el fondo y de forma anónima los colaboradores de McCain no saben absolutamente nada acerca de las intenciones de Palin. En La batalla por América, un libro sobre las elecciones de 2008, Dan Balz efectivamente escribió que no podía determinar si las denuncias anónimas que los colaboradores de McCain hicieron sobre la gobernadora Palin eran ciertas. Después de la noche electoral de 2008, nada sugiere que ella tuviera la intención de hacer otra cosa que volver a casa a Alaska y terminar su mandato como gobernadora, pero las circunstancias impidieron que así fuera. Desear más dinero no era la circunstancia. ¿Y cuándo se ha demostrado alguna vez en el pasado que estaba motivada simplemente por el dinero? Si ella sólo estaba interesada en el dinero, seguramente nunca habría renunciado a su bien remunerado trabajo como presidente de la Alaska Oil and Gas Conservation Commission. Ella lo dejó y denunció la corrupción en su propio partido sabiendo que eso podía acabar con sus futuras perspectivas laborales. ¿Eso le parece a usted las acciones de alguien motivado sólo por el dinero?

Una narración relacionada con la narración principal sobre el dinero es que el dinero la ha convertido en una “diva”. Sherman cita como prueba de que Palin ha comprado supuestamente dos coches y aumentado el tamaño de la casa de su familia. ¿Alguna persona razonable considera exorbitante alguno de esos gastos teniendo en cuenta que ha ganado supuestamente doce millones de dólares en el último año? De hecho, las compras parecen bastante frugales teniendo en cuenta el aumento de su riqueza. Además, Sherman no tiene en consideración lo que ha sido reportado en otra parte: que la razón por la cual ha aumentado el tamaño de su casa es porque necesitaba un estudio que poder utilizar para sus apariciones por satélite en Fox News.

Sherman sugiere entonces algo desfavorable sobre lo que solicita por sus conferencias. Sin embargo, Sherman no consigue probar que sus peticiones sean distintas de las peticiones formuladas por otros oradores de alto nivel. Sólo toma nota de que sus contratos son más detallados que otros. ¿De qué manera es un contrato detallado algo malo? Cuanto más detallado sea el contrato, menos queda a la ambigüedad. La ambigüedad es algo que todas las partes en un contrato se esfuerzan por evitar. Y, teniendo en cuenta que los contratos son confidenciales, nos preguntamos si los datos que da son precisos. Ésta no sería la primera vez que los miembros de la profesión de Sherman se inventan las cosas.

Sherman también afirma que Palin tiene “pura alegría… en lo que ella no sabe”. Esta narración consiste en que a ella no le importa lo que no sabe. Por supuesto, ni sus oponentes ni Sherman citan nunca nada que apoye esta afirmación de la alegría que ella supuestamente tiene en lo que no sabe. Si ése fuera el caso, ¿por qué mantiene a expertos en política en su equipo, tal y como Sherman informa que hace? Si le gusta el hecho de que ella no lo sabe todo, ¿por qué está escribiendo artículos de opinión para el Wall Street Journal y The Washington Post sobre la reforma sanitaria y la política energética? ¿Por qué está dando discursos de una hora sobre las relaciones entre China y Estados Unidos sin un teleprompter?

Que Sherman incluso utilice a Johnston como fuente en su artículo debería causar en toda persona razonable el que se cuestione la credibilidad del artículo. ¿De qué manera es Johnston una fuente fiable para un artículo acerca de cualquiera de las decisiones que Palin ha hecho con respecto a su carrera política teniendo en cuenta que el chico admite que la última vez que tuvo contacto con ella fue mucho antes de que ella renunciara a su cargo y que ha mentido sobre Palin antes? Por supuesto, Sherman no dice a sus lectores que Bristol ya ha pedido la custodia en exclusiva de Tripp. Sherman tampoco les dice a sus lectores que entrevistó a esta otra buena pieza por su artículo. A pesar de que no la cita en el artículo, parece que se han basado en lo que ella le dijo para hacer algunas afirmaciones discutibles en el artículo.

Sherman también falsamente afirma que ella “canceló una aparición prevista en la conferencia de la CPAC” en febrero de 2009. Ella nunca aceptó la invitación para asistir a la CPAC. Sherman sugiere también que Palin canceló una aparición en un acto de recaudación de fondos en Nueva Orleans para el que su asistencia había sido promocionada. El RNC [Republican National Committee, comité nacional republicano] puede haber promocionado su asistencia, pero en ningún momento aceptó la invitación de la RNC para aparecer en el acto de recaudación de fondos.

El artículo de Sherman es sólo el último de la izquierda radical que se centra en la cantidad de dinero que la gobernadora Palin ha ganado en el último año. El motivo de la izquierda para centrar la atención sobre la riqueza de Palin es bastante claro. Ellos están tratando de crear la narración de que Palin es una hipócrita por hacer un montón de dinero. A los ojos de la izquierda radical, su riqueza contradice la imagen de hockey mom que ha transmitido al público.

El que la izquierda crea esta narrativa demuestra lo mal que comprenden la manera cómo los conservadores o republicanos ven el dinero o riqueza como algo opuesto al elitismo. La izquierda confunde el dinero o la riqueza con el elitismo. Ningún populista de tendencia conservadora o republicana tiene algún problema con el dinero o la riqueza que se gana a través del libre mercado. La gobernadora Palin nunca ha criticado a nadie por hacer demasiado dinero a través del mercado libre. De hecho, una de las razones por las que los conservadores y los republicanos apoyan de manera tan agresiva los recortes de impuestos incluso para los estadounidenses más ricos es que los que han sobresalido a través del mercado libre no deberían ser castigados por su éxito.

Lo que los conservadores y los republicanos, como la gobernadora Palin, no soportan es el elitismo, que es la idea de que alguien con un fondo especial de educación o una persona que viene de una clase social alta está intrínsecamente agraciada con ideas superiores o cualificaciones. Liberales como Sherman no entienden la distinción entre el dinero y la riqueza y el elitismo. Lo primero es algo que los conservadores y los republicanos como Palin aplauden. Lo último es lo que denunciamos.

De ninguna manera es una hipocresía de la gobernadora Palin el trabajar duro y ganar tanta riqueza como pueda. El hecho de que se ha convertido en rica no va en contra de su narrativa de hockey mom. ¿Por qué no lo hace? Porque la historia de Sarah Palin nunca ha sido que ella es sólo una hockey mom… la historia de Sarah Palin ha sido siempre que ella es una hockey mom que ha triunfado en el ámbito político y económico. Ella es una americana corriente que ha logrado cosas extraordinarias. Y ella tiene mucho más que ofrecer a nuestro país y nadie – ni Gabe Sherman o Joe Biden o cualquier otro miembro de los cojos medios de comunicación – pueden pretender conocer sus intenciones futuras o su destino final.

Con posterioridad a la publicación de esta basura, otro gacetillero, Joshua Green de Atlantic Magazine, publicó lo que podría ser considerado una separata a la primera basura. En ella, abundaba en el hecho de que Sarah Palin se ha hecho rica durante este último año y que adora el dinero, pero, a diferencia de lo que dice Sherman, él sostiene que Palin es una vaga y que no se va a presentar como candidata a la presidencia porque no está dispuesta en absoluto a trabajar lo que habría que trabajar para ello.

De nuevo, recurro a Ian Lazaran de Conservatives4Palin para que le dé la réplica al embustero (ver el original aquí):

¿Qué es peor: ser un “clamoroso estúpido” o un gacetillero del Atlantic Magazine como Joshua Green?

(…)

Si el dinero fuera todo lo que interesa a Palin, no sé entonces por qué rechazó un sustancioso aumento de sueldo a principios de 2009. Por supuesto, ni Green ni Gabriel Sherman pueden reconciliar sus afirmaciones de que el dinero fue el principal detonante de su dimisión cuando ella hubiera recibido igualmente el dinero de su contrato editorial, que parece justificar la mayor parte del dinero que ha hecho este pasado año, tanto si dimitía o no. Si ella fuera una mujer guiada principalmente por la avaricia, ¿por qué accedió a hablar sin cobrar (p.e., en la Southern Republican Leadership Conference, los discursos en los Tea Party de Searchlight y Boston) o devolvió sus honorarios (p.e., en la convención Tea Party, Ohio Right to Life) en tantas ocasiones?

Por lo que se refiere a la narrativa de Green acerca del trabajo duro, uno no necesita mirar mucho más lejos de cuando se aparta de la narrativa de Sherman en el artículo del New York Magazine. Ambos gacetilleros izquierdistas parecen conceder que Palin ha creado una empresa extremadamente exitosa. Donde Green difiere de Sherman es en cuánto es responsabilidad de Palin en ese éxito. En la mente de Green, Palin es una figura completamente pasiva que asiente dócilmente a todo lo que su troupe de bufones dicen y hacen. Green ni siquiera afirma que se basa en fuentes cualesquiera para llegar a semejante conclusión. ¿Ha escrito alguien alguna pieza creíble sobre Palin, para bien o para mal, que la retrate de otra manera que una figura completamente segura de sí misma que toma el mando de su carrera política y de su propio destino? ¿Habría dimitido alguna vez una persona pasiva y dócil sabiendo el castigo político que iba a soportar?

La única manera en que Green puede afirmar plausiblemente que Palin se escabulle del trabajo duro a pesar de que parece estar de acuerdo con la caracterización de Sherman del “imperio” de Palin es minimizando su papel en su creación. Green compara a Palin con Glenn Beck, incluso los gacetilleros de extrema izquierda como Green saben que le ha costado años de duro trabajo y dedicación a Beck el llegar a donde está hoy. Green no puede sostener su narrativa sobre el trabajo duro a menos que pueda disminuir el papel que Palin ha jugado en su propio triunfo ya que el triunfo en sí mismo es la prueba de su diligencia.

(…)

Actualización: Si Palin es realmente tan perezosa, entonces porque escribe ella misma todo su material tal y como Sherman reconoce en su artículo. Si ella fuera una completa tarugo, ¿no usaría simplemente un teleprompter en todos sus discursos y se fiaría de esa “red de seguridad” para hacer sus comentarios?

Y para remachar el clavo, Ian Lazaran publica un nuevo post al día siguiente dando la verdadera razón de la salida al ruedo de Green en lo que parece ser una abierta contradicción con su colega Sherman (ver el original aquí):

El gacetillero de Atlantic Magazine Joshua Green trata de salvar otra narrativa sobre Palin que de hecho ha sido puesta en peligro  por el artículo de Sherman

(…)

El motivo por el que gacetilleros del Partido Demócrata como Green están cuestionando algunos aspectos del artículo de Sherman es porque aceptar el artículo en su totalidad significaría aceptar el hecho de que Palin es una figura absolutamente competente y alguien capaz de gestionar una exitosa y sofisticada empresa con un pequeño equipo y ser alguien que no depende en absoluto de ningún asesor político nacional.

Y para terminar con esta entrada y, de paso, ir al meollo de la cuestión, les ofrezco de nuevo otra traducción de un artículo de Conservatives4Palin. En esta ocasión, se trata de uno de C. Brooks Kurtz y en él aclara a todos los acomplejados que pueda haber por ahí que hacer dinero, cuando se hace honradamente, no tiene nada de malo, ¡caramba! (ver el original aquí)

Recuérdamelo otra vez: ¿cuál es el problema con hacer dinero en el libre mercado?

Se ha dicho mucho en los últimos días acerca de la gobernadora Palin y el dinero, específicamente sobre todo lo que ha ganado desde su dimisión como gobernadora de Alaska. Ésta es la cuestión: ¿qué tiene de malo ganar dinero? ¿Acaso se supone que debe pagar sus deudas legales con cupones, pieles de animales y billetes de lotería?

Ella no está ganando dinero con un cargo público, ella no está cogiendo dinero impuesto a los contribuyentes y recaudado por agentes bajo la amenaza de la fuerza o de encarcelamiento, ella no está robándolo y no está tomándolo prestado. Ella no está gimoteando el ser una víctima de una clase o de una causa, ella no está extorsionando a ninguna empresa bajo la amenaza de un boicot y no está cabildeando por el dinero de los contribuyentes.

Ha escrito un libro, una idea que antes de su lanzamiento fue objeto de burlas y ridiculizada y después explicada como inevitable tras el hecho de que su éxito fuera obvio. Su libro ha vendido más de dos millones de ejemplares y ni siquiera ha sido editado en edición de bolsillo. Cuando publique su segundo libro, dudo que venda tan bien como Going Rogue pero será un best-seller inmediatamente en The New York Times, Amazon y Barnes and Noble antes incluso de que llegue a sus estanterías, tal y como hizo Going Rogue antes que él.

Su gira de presentación, una brillante idea a posteriori, fue un riesgo mayor. Si hubiera ido por todo el país en su autocar y pocas personas hubieran acudido, ella hubiera parecido estar loca y hubiera terminado, a todos los efectos, con su pujanza nacional. Siguiendo sus observaciones del día de su dimisión, ella comprendió que sólo los peces muertos siguen la corriente. Cientos de miles de personas lucimos esas pancartas y esperamos en cola durante horas para conseguir unos pocos segundos y decirle “gracias”. La gobernadora Palin hizo un montón de dinero de todo eso. ¿Y qué? Nosotros solemos decir “bien por ellos” cuando una persona tiene una idea, se arriesga y triunfa. Se llama “el modo americano” y no “el modo de Chicago” por una razón.

Llevar la política al libre mercado es arriesgado – si eres un político, casi no se oye hablar de las arrogantes giras de discursos que tantos políticos e intelectuales hacen cada año por ahí. Los acuerdos de la gobernadora Palin han sido tan endemoniadamente diferentes que vuelven locos tanto a amigos como a enemigos, en parte porque son tan fuera de lo corriente. Como muchos partidarios de la gobernadora Palin, yo no me siento explotado o que se han aprovechado de mí cuando oigo hablar de sus honorarios como conferenciante – me sentiría incómodo si no tuviera la oportunidad de oírla hablar en una intervención en directo, con franqueza, y ciertamente no espero oírla hablar gratis. Sé que no estoy solo cuando digo que me siento feliz de añadir mi pequeña contribución a su creciente fortuna.

Al contrario que cierto candidato presidencial fracasado y activista medioambiental, la gobernadora Palin no va por todo el mundo urgiendo a los gobiernos a endosar a un público reticente una serie de terribles regulaciones medioambientales que la enriquezcan. Nanay, ella simplemente cobra a la gente que quiere oírle hablar – me sentí feliz de apoquinar 114 dólares por verla en Tulsa, y si resulta que viene por aquí cerca otra vez para hablar, me sentiré feliz de apoquinar otros tantos. No lo lamento, lo disfruté. De entre las muchas razones por las que trabajo por un sueldo (en el malvado libre mercado, recuerden), una de ellas es que así puedo hacer cosas como ver a la gobernadora Palin hablar con miles de sus seguidores. Gano mi dinero honradamente y lo gasto de la misma manera. No le niego a personas con diferentes opiniones políticas la misma libertad, me hace feliz.

¿Cuándo fue que hicimos que mejorar honradamente la cuantía de nuestra cuenta en el banco a través del libre mercado fuera una mala cosa o algo sospechoso? La única cosa que la gobernadora Palin está explotando es la vitriólica obsesión de la izquierda con ella y afortunadamente está haciendo un trabajo fino con ello.

El artículo del New York Magazine “Palin, Inc.” usaba alteraciones de marcas registradas americanas en un intento de burlarse y empequeñecer a la gobernadora Palin. Imagino que encontrar la idea de que una mujer como la gobernadora Palin sea capaz de enriquecerse es a partes iguales siniestra, hipócrita e impensable en cenáculos liberales. Tal vez esta ignorancia sobre el capitalismo y el libre mercado explique por qué tantas publicaciones están perdiendo dinero a espuertas.

La única revelación que encontré en “Palin, Inc.” fue la de las pocas personas que ella emplea a su alrededor. Fui sorprendido de que su séquito fuera tan reducido. Cuando me reveló que ella vuela en avión privado cuando viene de Alaska o vuela en business o primera clase cuando lo hace en “los 48 de abajo”, mi única sorpresa fue que no insistiera en volar siempre en avión privado. Yo lo haría, y ustedes también lo harían de estar en la misma situación. Pequeñeces como ésa se presentan como si fueran demandas extravagantes en sus contratos como conferenciante, aunque no he visto nada acerca de demandas de “copas de brandy llenas de chocolatinas M&M”. He visto peticiones razonables de alguien que es asediada cuando está en público y que valora en mucho su intimidad en las raras ocasiones en que la consigue.

En “Palin, Inc.” me asombró la sorprendente revelación de que los Palin habían añadido dos coches a su garaje y estaban  ampliando su casa para acomodar a su hija y a su pequeño hijo, y a su hijo, un veterano de guerra. No veo cómo puede ser esto reprochable o sospechoso. ¿No es lo que hacen todas las familias? ¿Ampliar sus casas para poder acomodar a su familia?

Hacer dinero en el libre mercado no es malo sino que es un bien supremo. Si fuera fácil, todo el mundo lo haría. La gobernadora Palin tuvo la oportunidad de ser nominada para el ticket del GOP a través de una serie de riesgos que podrían haber terminado con su carrera política antes aún de que hubiera despegado. Políticamente y en todo lo demás, ella es una tomadora de riesgos y una muy buena en eso.

Cuando el tener derecho se convierte en la nueva prosperidad, tenemos razón de preocuparnos. Que la gobernadora Palin pueda hacer una fortuna basada en la idea de que la gente quiere oír más de ella es una idea de la que necesitamos más como ésa, no menos. Necesitamos más gente como Sarah Palin. Las jóvenes generaciones necesitan entender que hay maneras de enriquecerse y prosperar que no implican el meter mano en los ahorros del gobierno, o controlar la hucha. El trabajo no lucrativo está muy bien si es eso lo que quieres, pero no es más honroso o más moral que ofrecer al público algo que el público quiere – un producto, una idea, una expresión – a cambio de un pago. Lo no lucrativo y el trabajo en el gobierno no hacen funcionar la economía; el provecho, sí.

La gobernadora Palin ha hecho provecho y muy bien por ella. Se lo ha ganado.

Y hasta aquí mi entrada de hoy en la que la verdad más de uno dirá que Sarah Palin no será una vaga, pero yo sí porque todo lo que he hecho ha sido ceder la palabra a otros autores. El caso es que cuando leí estos artículos me parecieron tan excelentes que no pude dejar de pensar en que debería ofrecérselos a ustedes y que nada que yo pudiera decir iba a mejorarlos ni un ápice.  Como quiera que los artículos están en inglés, debía traducirlos y ésa (la mala traducción) ha sido toda mi intervención hoy. ¿Y es que qué más podría decir yo? Tan sólo una cosa: que ojalá yo también pudiera cobrar por mis escritos (créanme si les digo que no cobro ni un euro por ninguno de ellos), sobre todo si eso me permitía luego dejar mi desagradable trabajo actual y establecerme por mi cuenta. Sin embargo, no ha llegado todavía mi momento y, si algún día llega, no veo porqué no iba a aprovechar la ocasión. Y si encima logro hacerme millonario, ¿me iba a avergonzar por ello? ¡Nunca! Y es que en mi opinión, si la izquierda odia a los emprendedores que se arriesgan y logran el triunfo no es más que por envidia porque ellos son unos inútiles redomados, incapaces de tener una idea siquiera, y por eso sólo aspiran a que el gobierno o algún sindicato los amamante durante el resto de su vida sin tener ellos que dar un palo al agua. Y ahí está el meollo de la cuestión. La pura y simple envidia. Y es que si la envidia fuera tiña…

¡Gobernadora, haga todo el dinero que pueda, por favor! Y cuando saque un nuevo libro, cuente conmigo para incrementar sus ganancias; juro que pagaré el precio del libro con gran placer.

Hasta la próxima entrada.


MÁS SARAH PALIN EN TELEVISIÓN: SARAH PALIN’S ALASKA

08/04/2010

 

La respuesta que ha tenido mi anterior entrada sobre el debut de nuestra querida Sarah Palin en televisión como presentadora del programa Real American Stories no ha podido ser más satisfactorio. Realmente es un placer el comprobar que cada vez hay más gente inteligente que lee estas líneas y que no sólo eso, sino que además se toma la molestia de escribir algún comentario. Siempre he pensado que lo que hace realmente bueno a un blog son sus comentaristas y que, en realidad, la función del bloguista es la de ofrecer un punto de partida para la discusión sensata y serena. Tal y como les digo, ese objetivo se cumplió con creces en mi anterior entrada. No sólo por la cantidad de comentarios que tuvo, sino también por su calidad: todos ellos llenos de sabiduría y sentido común. Es por ello que no podía menos que dedicarles este editorial a ustedes para darles las gracias. Y aunque estoy hablando de los comentaristas porque son los únicos de quienes me consta su existencia fuera de las frías estadísticas que no dan nombre ni permiten individualizar a nadie, no quisiera que mis demás lectores (los lurkers, los que leen pero no escriben comentarios) se sientan preteridos. Antes al contrario, a ellos también les agradezco en el alma su fidelidad y su interés y que sepan que todos ellos son muy bienvenidos en este pequeño blog que nació como mera curiosidad y que poco a poco, una vez cumplido su primer año de vida, empieza a despuntar y a prometer un futuro de lo más excitante gracias, en primer lugar a Sarah Palin, y luego, a todos ustedes. Por todo ello, ¡gracias a todos de nuevo! Que Dios les bendiga.

Interesante foto que me mandó Santi hace tiempo y que no encontraba nunca ocasión de poner: un palinista tan palinista que no pudo resistirse a poner la foto de Sarah en el balcón de su casa. ¡Pues qué buena idea! Otro de mis lectores me comentó que se iba a hacer una camiseta con una foto de Sarah para el verano. ¡Otra buena idea! De hecho, me parece tan buena que ya estoy buscando una foto suya bien buena para hacerme yo una camiseta también y así poder escandalizar a los progres este verano en la playa. Y que conste que si no he puesto todavía una foto de Sarah en el balcón es porque no tengo (balcón quiero decir).

El proyecto de Sarah de ejercer como presentadora del programa Real American Stories es un proyecto que viene de cuando se anunció que fichaba por Fox News Channel para participar como comentarista política en aquellos de sus programas que la invitasen. Entonces lo de Real American Stories pasó algo desapercibido porque lo que realmente todos queríamos ver era a Sarah zurrando la badana a los demócratas en la tele y no ha sido hasta ahora que se ha estrenado el primer programa que hemos caído en la cuenta de que Sarah también lo hace muy bien como presentadora (descarten por completo cualquier opinión que hayan podido leer ustedes en los medios de comunicación esos que tan “justamente” la han tratado siempre). Y es que no se olviden ustedes que Sarah estudió Periodismo en la Universidad y en su especialidad de Medios de Comunicación además y que su primer trabajo serio en la vida fue como periodista de deportes en una cadena de televisión de Alaska.

Fue algo más tarde y con ocasión de su aparición en el programa de Jay Leno cuando nos enteramos de la existencia de otra oferta televisiva para ella. En este caso, no era Fox News Channel quien se la hacía sino el productor Mark Burnett, uno de los más exitosos en el mundo del espectáculo, quien le había propuesto ser la presentadora de una serie de televisión dedicada a Alaska.

La idea era una serie de ocho programas en los cuales Sarah Palin y su familia descubrieran a los espectadores de todo el mundo la belleza de Alaska y su rica diversidad. Fue aprovechando su presencia en Los Angeles para rodar el programa con Leno cuando ella y Burnett sondearon a las cuatro grandes cadenas de televisión (que por antipalinistas todas ellas se han ganado el derecho a no ser mencionadas ni de pasada en este blog) a ver si les interesaba. Sin embargo, el hecho de que se tratase de una serie sobre la Naturaleza y de que no hubiera sexo, drogas ni violencia por ningún lado, que es lo que realmente les gusta a esos tipos, les movió a rechazarlo finalmente, lo que dejó el campo libre a Palin y Burnett para lanzarse a buscar comprador entre las cadenas de televisión por cable, más proclives a considerar su idea.

En principio, fueron A&E y Discovery Networks las que mostraron mayor interés por hacerse con el programa, descrito como un “documental en forma de viaje en el cual la antigua candidata a la vicepresidencia ofrece a los espectadores una visión íntima de su estado de Alaska” y cuyo título sería Sarah Palin’s Alaska (La Alaska de Sarah Palin). Pronto aparecieron los primeros rumores malintencionados pretendiendo que iba a tratarse de un reality show en el peor sentido del término y fue el propio Burnett quien los cortó de raíz declarando a la prensa que “lo que no es es un reality show en el que se la siga constantemente, viéndola levantarse por la mañana, o sobre su familia y toda esa basura salaz”. Y es que su pretensión es la de hacer una serie al estilo de la aclamada Planet Earth (Planeta Tierra) (que se ha visto incluso en España), en la cual Sarah Palin nos lleve a todos de visita a un barco pesquero o a una mina de oro incluso. “Se trata de estar y experimentar el gran encanto y belleza de Alaska con Sarah Palin”, añadió Burnett.

Y es que recordemos que Alaska es uno de los parajes más bellos de la Tierra y que aún sin Sarah Palin en el programa, la visión de los múltiples personajes, tradiciones y maravillas que encierra bien se merece un programa de televisión. De hecho, pronto hubo comentarios entre los entendidos en la materia en el sentido de que no tardaría en cerrarse un trato porque el proyecto era perfectamente viable y, lo que es mejor, muy rentable para la cadena que lo consiguiera finalmente.

Por fin, se resolvió la duda y fue Discovery Networks quien se hizo con los derechos de emisión de la serie. Se rumoreó que Sarah Palin iba a cobrar algo más de un millón de dólares por programa lo cual a mí me trae sin cuidado porque no es asunto mío. Ya quisiera yo poder cobrar algún euro por mis colaboraciones (que sepan que no cobro de ningún sitio), pero como que no es posible porque somos todos pobres, tan contentos. En principio, está prevista una presentación del proyecto en New York este 8 de abril, contando con la asistencia de Sarah Palin, lo cual me cogerá con esta entrada publicada, pero como quiera que no está plenamente confirmada, si se produjera finalmente y hubiera novedades con respecto a lo que aquí les estoy contando, les daré cumplida cuenta, pero ya les digo que no creo que suceda.

Por cierto, que no es la primera vez que Sarah Palin y Discovery unen sus fuerzas porque me he enterado de que ya en 2008, antes de su aventura con McCain, Sarah hizo una breve aparición en otro documental de la cadena titulado Toughest Race on Earth: Iditarod (La carrera más dura del mundo: Iditarod), sobre la carrera de trineos tirados por perros llamada precisamente así: la Iditarod Trail.

En cuanto a las opiniones que provocó la noticia, la más acertada es la del estratega republicano Ron Bonjean que dijo:

Esto es inteligente. El programa podría crear una completa nueva audiencia para la Sra. Palin. La gente la conocerá a través de algo que tiene poco que ver con la política y que puede efectivamente introducirla en un tipo diferente de electorado.

A lo que añadió también:

Sarah Palin tiene la aprobación del Tea Party y de muchos conservadores como ella. El proyecto podría realmente ampliar su base.

Por su parte, el feliz productor y padre de la criatura, Mark Burnett declaró:

Dada su dinámica personalidad que ha cautivado a millones, no puedo imaginarme a nadie más fascinante que Sarah Palin para contar la historia de Alaska. Estoy entusiasmado de reunirme con Discovery en este proyecto que pone en contacto a una de las más fascinantes figuras de nuestro tiempo con uno de los más gloriosos lugares de la Tierra.

En cuanto a Discovery, su director general, Peter Liguori, también estaba de lo más contento:

Discovery está excitado ante la perspectiva de ayudar a Sarah Palin a contar la historia de Alaska y por contar con una gran realizador de documentales como Mark Burnett ayudando a revelar la poderosa belleza de Alaska como nunca antes ha sido filmada y narrada por una de sus hijas más orgullosas.

Y ya por fin, la opinión de la propia Sarah Palin, quien declaró:

Nuestra familia disfruta de los programas de Discovery. Estoy deseando empezar a trabajar con Mark para llevar la majestuosidad y la belleza de Alaska a todos los estadounidenses.

La serie se emitirá en la cadena TLC, una filial de Discovery Networks. Recordemos que Discovery es la compañía número uno del mundo en el campo de la no-ficción contando con hasta 1.500 millones de subscriptores en más de 180 países. TLC es una de sus filiales cuya señal llega a más de 99 millones de hogares sólo en Estados Unidos.

Con estas perspectivas y con la seguridad de que Sarah y su familia harán un excelente papel, ¿quién puede tener dudas de que estamos ante un nuevo éxito de audiencia suyo? Por supuesto, los de los medios de comunicación dirán todo lo que quieran, pero los datos son los datos y si a ellos no les gustan los Palin, pues cada vez son menos los afectados de palinofobia, pero aún existen y la lástima es que se trata de una enfermedad que no tiene remedio y que se va agravando con el tiempo. ¡Pobres! Si en el fondo me dan pena.

Hasta aquí la entrada de hoy, una entrada muy ligera y en la que he tratado un tema que se me quedó en el tintero (¿o debería decir más bien en el teclado?) mientras preparaba la anterior y que me daba rabia no tratar. Pero no se preocupen porque ya estoy preparando la que espero que sea una de las mejores entradas de las últimas semanas: la crónica de lo que fue el rally que celebraron juntas el miércoles pasado en Minneapolis (Minnesota) Sarah Palin y Michele Bachmann con la compañía de Sean Hannity. De verdad que fue espectacular y que aún tengo la piel de gallina. Si a este lado del Atlántico me pongo como me pongo viendo a Sarah Palin a través de una pantalla de ordenador, imagínense lo que sería verla en vivo y en directo asistiendo a un rally al más puro estilo estadounidense. No quiero ni pensarlo. Por mi parte, confío en tenerlo todo listo para el domingo que viene. Mientras tanto, les dejo con la miel en los labios y el título ya pensado: “Palin y Bachmann en Minneapolis: ¡Chúpate ésa, so progre!”.


REAL AMERICAN STORIES: VALOR, SARAH PALIN Y UN TONTAINA QUE PASABA POR AHÍ

06/04/2010

 

Todos estamos de acuerdo en dos cosas: la primera, que Sarah Palin es lista, muy lista; y la segunda, que tiene un plan. Ahora bien, si el objetivo final de ese plan es convertirse en la próxima presidente de Estados Unidos, eso no lo saben nadie más que ella y Todd, pero todo parece indicar que por ahí van los tiros. Una parte esencial de ese plan consiste, sin duda alguna, en convertirse en la voz de referencia del conservadurismo estadounidense, un puesto que está vacante desde la marcha de Ronald Reagan. Pero para lograr esa consideración, no todo debe basarse exclusivamente en política y más política. De hecho, hacerlo así sería contraproducente porque como bien nos recuerda Russell Kirk, el conservadurismo no es una ideología, sino más bien la antiideología y, como el movimiento, es algo que se demuestra andando (metáfora que me gusta especialmente porque los progres, obtusos como son ellos, además de estar emperrados en que el conservadurismo es inmovilista, serán incapaces de comprenderla). Así pues, un conservador es conservador y no simplemente vota conservador. Y eso es lo que Sarah Palin está haciendo: demostrarnos que es conservadora. Ya nos lo demostró primero con su autobiografía, Going Rogue, la sencilla historia de una mujer que vive según sus principios, y ahora con sus apariciones en televisión como presentadora (host que dicen allí) de un programa que no tiene nada de política dentro y sí, en cambio, mucho de humanidad.

Sarah rodando el anuncio promocional de su nuevo programa: Real American Stories (puede verlo aquí). Uno podría hacer una distinción entre Sarah y Palin; Sarah, la mujer, y Palin, la política. Pues bien, en esta entrada vamos a repasar esa nueva faceta suya que ha empezado a mostrar a sus compatriotas: Sarah, la mujer de Alaska, feliz esposa y madre de cinco hijos, que aún rinde homenaje al valor, el esfuerzo y el afán de superación, precisamente las tres virtudes que más hicieron para convertir Estados Unidos en la nación más próspera de la historia de la Humanidad. La otra, Palin, la política, martillo de demócratas y republicanos indignos, de momento queda aparcada hasta la próxima ocasión en que tengamos el placer de tratar con ella (en confianza, me han dicho que desde lo de Searchlight, Harry Reid tiene pesadillas con ella cada noche).

Nota del autor: Ha salido publicada una nueva colaboración mía en Semanario Atlántico. Se titula: Vote Them Out! Los estadounidenses pasan cuentas a sus representantes. Confío en que sea de su agrado.

El nuevo programa de Sarah Palin: Real American Stories

Hace tiempo que esperábamos ver a Sarah Palin debutar en este programa que, recuerden, se anunció al mismo tiempo que se hizo pública su incorporación a Fox News Channel como comentarista política. Pues bien, el primer episodio se emitió en pasado jueves 1 de abril a las 22.00 h (hora de la Costa Este), en pleno prime time que dicen los entendidos, en lugar del habitual programa de Greta Van Susteren, On The Record (para los mal pensados, no hay ningún rencor por parte de ésta hacia Sarah por haberla desplazado, ¿eh?), volviéndose a emitir el domingo siguiente 4 de abril a las 21.00 h (hora de la Costa Este). De hecho, el comunicado oficial de Fox News Channel al respecto hecho público días antes del estreno decía lo siguiente (ver la nota original aquí):

Fox News Channel (FNC) ofrecerá el primer episodio de una nueva serie, Real American Stories (Auténticas Historias Americanas) el jueves 1 de abril a las 10:00 PM/ET.

Presentado por Sarah Palin, Real American Stories mostrará historias reales de superación de la adversidad por todo el territorio estadounidense. El episodio inicial se centrará en una sucesión de tales historias, incluyendo la de un marine condecorado con la Medalla de Honor que dio su vida para salvar a sus camaradas. Además, en el especial aparece un adinerado corredor de Bolsa que va a donar la mayor parte de su fortuna a los estudiantes sin recursos de forma que puedan ir a la Universidad.

En el programa también aparecerá el cantante country Toby Keith, que explicará la inspiración que subyace detrás de su canción: “Courtesy of the Red, White and Blue” (Por cortesía de la roja, blanca y azul). Adicionalmente, el rapero y actor LL Cool J y el antiguo presidente y director general de General Electric, Jack Welch, hablarán ambos acerca de su éxito en este país en un apartado titulado: “In Their Own Words” (En sus propias palabras).

El programa se emitirá también el domingo 4 de abril a las 9:00 PM/ET.

Pero es que no fue únicamente Fox News Channel quien anunció el programa; Sarah también lo hizo y, cómo no, fue a través de una nota en su página de Facebook (ver la nota original aquí):

Real American Stories
1 de abril de 2010

¡Estados Unidos es excepcional! Y no son sus políticos los que lo hacen así; son sus ciudadanos normales y los valores que los estadounidenses conservan con tanto cariño. Durante esta semana especial tomémonos un tiempo para honrar a algunos ciudadanos excepcionales que puede que se sientan normales, pero que aprovechando las oportunidades que se les ofrecieron, realizaron algunas cosas extraordinarias e hicieron de este mundo un sitio mejore. “Real American Stories” resalta a algunas buenas personas que ayudan a elevar la moral de Estados Unidos. Disfruten de estas historias en lo que sirven para inspirarnos a todos a mirar más allá de nosotros mismos y esforzarnos para contribuir a este gran y bendito país.

Presentaré “Real American Stories” esta noche en Fox News Channel. El programa empieza a las 10 PM hora del Este, 9 PM hora del Centro, 8 PM hora del Medio Oeste, 7 PM hora del Pacífico y 6 PM hora de Alaska.

Sarah Palin

Sin embargo, no podía ser que todo fuera bien y que no saliera ningún idiota a tocar las narices. En este caso, el idiota de turno fue el rapero y actor LL Cool J, quien tan pronto como se publicó el comunicado de Fox News Channel que ya hemos visto más arriba, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter protestando airadamente porque se le asociara con alguien como Sarah Palin (evidentemente estaba angustiado por si acaso eso significaba que la Casa Blanca le iba a declarar persona non grata). En concreto, el dichoso mensaje decía (ver el original aquí):

Fox ha rescatado una vieja entrevista que concedí en 2008 a algún otro & está tergiversando ante el público para promover el show de Sarah Palin. GUAU.

Sin duda, además del susto que tenía el tipo ese de que alguien pudiera pensar que él es partidario de Sarah Palin, la intención era hacerse algo de publicidad buscándole tres pies al gato. Afortunadamente, los bloguistas pro-Palin de Estados Unidos pronto se pusieron manos a la obra para devolver al rapero a su sitio y a fe que lo consiguieron. Primero, porque el comunicado oficial de Fox News Channel deja más que claro que no se trata de una entrevista hecha por Sarah Palin al rapero de marras, sino de un apartado semi-independiente del programa (con título propio y todo: “In Their Own Words”) en la que tanto él como otra persona, Jack Welch, hablarán sobre sus propias historias personales. Por si acaso, les repito la cita (las negritas son mías):

(…) Adicionalmente, el rapero y actor LL Cool J y el antiguo presidente y director general de General Electric, Jack Welch, hablarán ambos acerca de su éxito en este país en un apartado titulado: “In Their Own Words”.

Por lo que se refiere a las alegaciones hechas por el rapero, decir que es difícil, sino imposible, mentir tantas veces en tan poco espacio y si no me creen, juzguen ustedes mismos:

  • Fox ha rescatado una vieja entrevista…”: Sí, una suya y otra de Jack Welch y de ninguna manera se pretende en el comunicado hecho por la cadena que sean entrevistas recientes y mucho menos hechas por Sarah Palin. Lo único que se dice al respecto es que se incluirán en su programa, pero aparte, en una sección que hasta tiene su propio título.
  • … que concedí en 2008 a algún otro…”: La entrevista la concedió en 2008, ciertamente, y sí que se la concedió a Fox dado que esa entrevista apareció en su momento en un sitio web (ver la noticia aquí) que estos empezaron a publicar en julio de 2008 y que trataba sobre el mismo tema que el programa de Sarah: Real American Stories (ver la entrevista aquí)
  • … & está tergiversándola ante el público…”: Fox nunca ha pretendido que Sarah Palin haya entrevistado a LL Cool J y si algún otro medio de comunicación ha dicho que sí eso es problema de ellos y no de Fox. Por el video promocional del programa, no se podía saber con certeza si Sarah simplemente se iba a ocupar de introducir y dar paso a los diferentes segmentos del programa o participaría más activamente en él, por ejemplo, entrevistando a Toby Keith.
  • … para promover el show de Sarah Palin. GUAU”: Decirle simplemente al rapero ese que si se cree que Sarah Palin necesita de un tipo como él para promocionar su programa es que tiene más humos que una locomotora de película del Oeste. Y es que él no está anunciado siquiera como protagonista del programa, sino que es un mero relleno y, de hecho, ni siquiera aparece dentro del programa en sí, sino en un apartado secundario de éste. Además, dado el tipo de personas que seguimos a Sarah, no es precisamente la historia de un rapero la que más nos atrae; la de un marine sí, pero la de un rapero…

De cualquier forma, poco duró la controversia porque inmediatamente Fox News Channel hizo público otro comunicado digamos que dando satisfacción al rapero que tan indignado se mostraba por salir en el mismo programa que Sarah (ver el original aquí):

Fox News emite la siguiente declaración sobre LL Cool J.

Real American Stories muestra instructivas historias sobre superación de la adversidad y creemos que la entrevista del Sr. Smith [verdadero apellido del rapero] cumple con ese criterio. Sin embargo, tal y como parece que el Sr. Smith no quiere ser asociado con un programa que podría servir de inspiración a otros, vamos a eliminar su entrevista del especial y desearle lo mejor en su recién inaugurada carrera como actor.

Y como no podía ser menos, ante el fracaso de su maniobra publicitaria, el rapero rápidamente arrió velas y publicó un comunicado a su vez diciendo (ver el original aquí):

Esta declaración [se refiere a su mensaje de Twitter, el que originó toda la polémica] no es un reflejo de los sentimientos que LL tiene hacia Fox News o la Sra. Palin, a quien nunca ha conocido, sino más bien una aclaración de lo que se ha visto publicado en los medios de comunicación.

Concluida pues la ridícula disputa, a lo que importa. El programa en sí fue bueno y muestra a Sarah Palin en un contexto que no es el habitual suyo, el de la política. Ni una palabra de política en todo el programa (o al menos, no directamente). Sólo personas de carne y hueso en situaciones extraordinarias y que supieron responder a esa situación:

El programa, de una hora de duración y que se emitirá cuatro veces al año, al final de cada trimestre, comienza con Sarah dirigiéndose directamente a los espectadores, tal y como se espera, y explicándoles lo que van a ver: “Heroísmo, coraje, generosidad, espíritu de lucha – estas son las cosas que unen a todos los estadounidenses” y prometiéndoles que el programa “reafirmaría nuestro espíritu pionero y nuestra inigualable generosidad, aquí y en todo el mundo “.

La primera historia que se trata es la de George Weiss, fundador del programa “Say Yes” que está permitiendo a muchachos de todo el país el poder ir a la Universidad. La segunda es la del marine que falleció salvando a sus camaradas, tal y como aparece en el libro The Gift of Valor, y la tercera es la de Cole Massie, un joven con parálisis cerebral que llegó a andar por amor a su perro, Elia.

Sarah es la narradora de todas las historias y al terminar la historia tiene una pequeña charla con el protagonista o alguien relacionado con él. En este primer programa, Sarah charló brevemente con el responsable del programa “Say Yes” en Harlem. En cuanto a Cole Massey, él, su familia y el perro estuvieron presentes en el programa para charlar con Sarah sobre lo que es la vida de alguien con una discapacidad tan seria como la suya.

Por lo que dicen los que saben sobre esto, Sarah estuvo muy bien y el formato del programa se adapta como un guante a sus posibilidades. Por supuesto, fue el primer programa y aún se le notó una cierta torpeza en la entrevista en el estudio, pero nada que un poco de práctica no logre corregir. Su dominio de la cámara y su sola presencia, cautivadora siempre, permiten augurar un gran éxito a su aventura televisiva. Y si además se trata de un programa que resalta el coraje, el espíritu de sacrificio y los buenos sentimientos que siempre han sido la marca del estadounidense normal y que ahora parece que estén casi prohibidos en nombre del progresismo deshumanizador, mejor que mejor.

Y por si queda alguna duda, les dejo con la crítica de Chris Good en la revista The Atlantic, para que tengan la opinión de alguien mucho más cualificado que yo (puede ver el original aquí):

Sarah Palin, proveedora de americanismo y ánimos

Meses después de que comenzara su relación profesional con Fox, el show televisivo de Sarah Palin ya está aquí. Debutó en Fox News Channel el jueves por la noche.

En él, Palin narró las enternecedoras historias de estadounidenses reales, así como sus entrevistas.

Este programa y su formato son perfectos para Palin. ¿Por qué? Porque no tiene nada que ver con la política y mucho menos con la política gubernamental.

No, este es un programa sobre algo distinto completamente: historias personales, dramas inspiradores y la idea de Estados Unidos – es decir, de unos Estados Unidos corrientes. La historia de Estados Unidos, la historia del sueño americano.

Y eso es fantástico para Palin. Ella no ha captado nunca a sus votantes con áridas recetas políticas. Palin capta votantes porque les proporciona una cierta idea de lo que significa tener sentido común, de qué valores deberían ser fomentados y deberían guiar el país.

El libro de Palin no era sobre políticos o sobre la política, era acerca de su historia personal y eso es lo que la gente quiere. Al final del día, una buena parte de toda la fascinación que rodea a Palin emerge de su dinamismo personal y de su encanto, sus cualidades apegadas al suelo que hacen eco en un segmento de votantes conservadores que comparten esos mismos valores.

A ese respecto, Palin tiene una oportunidad de traer a un segmento de votantes marginales, gente no siempre conectada al proceso político, dentro del número de sus partidarios. Ya vimos ese run-run alrededor de ella durante sus apariciones en la campaña electoral de 2008.

Existe un mercado mucho mayor para este tipo de programa porque la gente (creo) está más interesada en el “sueño americano” de lo que lo están en debatir sobre política energética. La gente está cansada de disputas; pero no se cansan de un continuo chorro de historias inspiradoras que refuercen sus concepciones de oportunidad y sacrificio y sobreponerse a la adversidad que son parte de su definición personal y de lo que Estados Unidos debería ser. Ése es el motivo por el cual programas como Extreme Makeover: Home Edition han funcionado tan bien.

Palin podría haber tenido un programa de tertulia política si lo hubiera querido, en TV o en la radio. En cambio, escogió el apelar a sus espectadores en un nivel diferente, un que parece ser más propio de ella.

Como resultado de todo ello, el programa de Sarah batió a todos sus competidores en la misma franja horaria, teniendo dos millones de espectadores. Por supuesto, los medios de comunicación habituales pusieron el grito en el cielo y la acusaron de ser aburrida y hasta de carecer de experiencia en el medio. Bueno, si siendo aburrida y careciendo de oficio logra el número uno en los índices de audiencia, ¿para qué va a querer cambiar? Estupideces de estúpidos resentidos sin remedio. ¡Si hubo uno que hasta le acusó de cobrar por su trabajo! Semejante majadería no merece siquiera un sarcasmo por mi parte. Como mucho, un pequeño gesto grosero realizado con uno de los dedos de mi mano. Ya saben ustedes a qué me refiero. Y perdonen la mala educación, pero a veces no me puedo controlar. ¡Ah, y ahí va otra foto de Sarah para que rabien los amargados esos!

Por cierto, el rapero ese de las narices no salió. Ni falta que hacía. ¿Alguien lo echó de menos quizás?

Hasta la próxima entrada.


SEARCHLIGHT (NEVADA): HOGAR DE HARRY REID Y… ¡TERRITORIO PALIN!

03/04/2010

 

Searchlight es una pequeña población de 34 km2 situada en Nevada, a unos 90 km al sur de Las Vegas, y que, según el censo de 2000, el último disponible, contaba por aquel entonces con 576 habitantes agrupados en 315 hogares y 136 familias, lo que da una densidad de 17 personas por km2 (ahora parece que ronda los 800 habitantes). Más conocida por ser la localidad natal de Harry Reid, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Searchlight fue fundada en 1897 por un buscador de oro llamado George Colton, quien fue el primero en lograr dar con una veta del precioso metal. Aquello provocó la consabida estampida de gente ansiosa por repetir su hazaña y Searchlight no tardó en tener más habitantes, hasta 1.500, que la propia Las Vegas (entonces una pequeña población también; lo de los casinos vino mucho después). Hacia 1917, empezó a disminuir la cantidad de oro que se obtenía y con ello la población fue menguando hasta llegar a unos meros 50 habitantes. Sólo la construcción de una presa cerca, la Hoover Dam, evitó que Searchlight terminara convirtiéndose en una ciudad fantasma como hay tantas en el Oeste. La última mina de oro cerró en 1953 y si no fuera por Reid, nadie habría oído hablar de Searchlight, un lugar del cual él mismo recuerda que, durante su juventud (nació en 1939), tenía 13 burdeles pero ninguna iglesia. O sea, una especie de No Name City. (¿Recuerdan la película “Paint your wagon”, dirigida por Joshua Logan y protagonizada por Lee Marvin, Clint Eastwood y Jean Seberg? Aquí la titularon como “La leyenda de la ciudad sin nombre”).

Una vista de Searchlight. Pequeña, polvorienta y sobre todo pecadora, ja, ja, ja. ¡Pues claro que Reid es demócrata! ¿Qué otra cosa se puede ser en una ciudad como ésa? Pues anda que no le tiene que hacer poca gracia al bicho ese que a partir de ahora su población natal sea recordada sobre todo por el espectacular rally que el movimiento Tea Party celebró recientemente allí y en el que Sarah Palin fue la invitada de excepción. Una jugada genial por parte de los del Tea Party ciertamente. Chapeau por ellos.

Sobre el Tea Party Express

La historia del berrinche de Harry Reid comenzó cuando los del Tea Party decidieron que nada mejor que dar la salida a su Tea Party Express III, una caravana de tres autocares (pintados de azul, rojo y blanco en honor a la bandera estadounidense) que va a recorrer 44 ciudades de 23 estados diferentes en los próximos 20 días para convocar a la mayor cantidad posible de gente a una nueva “Marcha sobre Washington” que tendrá lugar el próximo 15 de abril, que hacerlo desde Searchlight, el pueblo de Reid, como demostración del “especial cariño” que sienten todos ellos hacia él, el más fiel lacayo de su amo, el presidente de Estados Unidos.

El Tea Party Express, tal y como indica el ordinal III, no es una invención de hoy mismo, sino que ya fue utilizado como medio de comunicación el año pasado, cuando el primero de ellos recorrió 33 ciudades entre el 28 de agosto y el 12 de septiembre, terminando en Washington, DC, convocando a los estadounidenses a manifestarse allí ese día para oponerse “al gasto fuera de control, los crecientes impuestos, los rescates y el crecimiento del tamaño y el poder del gobierno”, protesta que se centró en el entonces proyecto de reforma de la Sanidad. El segundo, recorrió 38 ciudades entre el 25 de octubre y el 11 de noviembre, terminando en Orlando (Florida), para denunciar, al igual que el Tea Party Express III, “a algunos de los peores culpables del Congreso que han votado a favor de mayor gasto, mayores impuestos y la intervención del gobierno en las vidas de las familias estadounidenses y sus negocios. Estos miembros del Congreso han violado la libertad de los individuos de esta gran nación y es hora de decir: ¡Ya basta!”.

¡Nos vemos en Searchlight!

Fue el pasado sábado 27 de marzo cuando iba a celebrarse la partida del Tea Party Express III desde Searchlight. Para ello, el movimiento Tea Party había preparado un rally al que iban a acudir muchos invitados, entre los que destacaban especialmente Sarah Palin, el bloguista Andrew Breitbart  y el famoso Joe el Fontanero, así como la comentarista política Ann Coulter que intervino en un pre-rally previo celebrado en Henderson (Nevada).

En principio, la organización esperaba a varios miles de personas, lo que ya hubiera sido una hazaña dado que se trata de un lugar en pleno desierto, lejos de todas partes y al que sólo se podía acceder en vehículo particular y aún eso después de un largo trayecto. Sin embargo, esas previsiones se vieron pronto descartadas cuando la autopista  que lleva a la población, la Highway 95, empezó a verse saturada de vehículos, provocando un monumental atasco de más de ocho kilómetros en ambos sentidos, según iba llegando más y más gente que, rápidamente, dejaba sus vehículos y se dirigía a pie hacia el sitio donde iba a tener lugar el rally, llevando con ellos sus propias sillas y, por supuesto, pancartas y banderas de Estados Unidos, protegiéndose como podían del viento y del polvo típicos del desierto de Nevada, haciendo de la cita en Searchlight lo que algunos han bautizado ya como un “Woodstock conservador”, un Woodstock que, en palabras de Mark Williams, director del Tea Party Express III, “se puede recordar”.

El rally estaba anunciado a las 12.00 h y la intervención de Sarah Palin iba a ser sobre las 13.00 h y hacía esa hora se estimaba que unas 8.000 personas habían acudido a la cita, según la policía estatal. En cambio, según los organizadores, citando sus propias estimaciones y las de la empresa de seguridad que habían contratado, daba una cifra de entre 10.000 y 30.000 asistentes, lo que parece más plausible teniendo en cuenta que la gente estuvo yendo y viniendo a lo largo de todo el día.

Foto de la autopista, la Highway 95, en dirección a Searchlight.

Foto de la multitud congregada ante el pequeño escenario rojo que se ve en el ángulo superior izquierdo.

Otra imagen de la multitud.

El discurso de Sarah Palin

Por supuesto, la intervención que todos deseaban escuchar era la de Sarah Palin. Así, cuando Sarah subió al pequeño escenario dispuesto por el Tea Party para la ocasión, teniendo que sostenerse ella misma el micrófono y luchando porque el viento no se llevase sus notas, la multitud rugió entusiasmada, sabedora de que allí delante estaba “una de nosotros” y no “una de ellos”. Y aunque no fue exactamente un discurso pues sólo duró veinte minutos, sí que fue lo bastante excitante como para que valiera la pena el haber ido hasta allí.

Sarah empezó fuerte diciendo que “no hay mejor lugar para dar la salida al Tea Party Express que el hogar de Harry Reid”, a la vez que animaba a los asistentes a luchar por “recuperar nuestro país”, algo que “van a empezar a hacer justo aquí en Nevada”. “Washington ha perdido la fe de la gente a la que se supone que deben servir”, dijo también, además de recordar a la multitud que su mensaje a esos líderes que les han fallado tiene que ser “alto y claro”. Acto seguido, Sarah dirigió su atención al propio Reid, de quien dijo que va a tener que explicar muchas cosas (en referencia a su voto a favor de la reforma sanitaria) cuando vuelva a Searchlight para hacer campaña, además de acusarle de “jugarse nuestro futuro” y advertir que alguien tiene que decirle que “eso no es una partida” y que cuando Reid vuelva a Nevada será para “venderos un plan izquierdista”.

En referencia a otros demócratas, Sarah tiró contra los “tres grandes” del Partido Demócrata diciendo: “El gran gobierno, el gran déficit, la borrachera de gasto de Obama-Pelosi-Reid se ha terminado. ¡Estáis despedidos!”.

Palin en Searchlight. Elegante, sonriente y con muchas ganas de repartir leña a los demócratas, como debe ser.

Sin embargo, Sarah tuvo tiempo durante su intervención para responder a aquellos que durante estos últimos días la han acusado de ser una extremista que incita a sus partidarios a la violencia a raíz de aquel mapa que publicó en una de sus notas en Facebook en el que señalaba veinte circunscripciones electorales cuyos representantes habían votado a favor de la reforma sanitaria a pesar de que sus electores estaban mayoritariamente en contra de ella. Según esos mismos chiflados, Sarah utilizó un punto de mira para señalar esas circunscripciones, con lo que eso puede llegar a suponer si alguien se lo toma al pie de la letra, aparte de que un mensaje suyo en Twitter abundaba en lo mismo al escribir: “Conservadores con sentido común & amantes de Estados Unidos: No nos retiramos. En cambio, ¡RECARGAMOS! Por favor, mirad mi página en Facebook”. Palin respondió pues que en absoluto estaba incitando a nadie a la violencia sino simplemente intentando que la gente se sintiera involucrada en las próximas elecciones. “No nos vamos a sentar y quedarnos callados”, repitió una vez más uno de sus lemas favoritos, así como que “la violencia no es la respuesta” y que “vuestras armas son vuestros votos”. “Cuando hablamos acerca de luchar por nuestro país, vamos a dejar ahora mismo las cosas claras sobre a qué nos estamos refiriendo. No estamos incitando a la violencia. No os dejéis embaucar por estas mentiras de los medios de comunicación partidistas sobre estadounidenses dispuestos a defender su libertad. No es más que un montón de basura que los medios de comunicación están tratando de endilgaros. No dejéis que distraigan vuestra atención del asunto”, dijo también. Y como demostración de que no tiene miedo en absoluto de señalar con el dedo a quien haga falta, se dirigió directamente hacia una de las cámaras de televisión que tomaban imágenes del acto y le dijo: “Pedimos algo de veracidad y justicia en vuestras crónicas”. ¡Toma castaña! No me extraña que la odien esos malvados.

Con respecto al dichoso mapa, señalar simplemente que el símbolo de la izquierda, el utilizado por Sarah en su nota, corresponde a un símbolo estándar utilizado desde siempre en topografía para marcar un punto concreto en un mapa. Y si alguien quiere ver un punto de mira en él, es que nunca en su vida ha visto un verdadero punto de mira.

De hecho, el único incidente que se vivió en Searchlight fue provocado precisamente por los partidarios de Reid, quienes tiraron huevos contra uno de los autocares del Tea Party Express unos pocos kilómetros antes de llegar al lugar del rally, aunque también hubo amenazas por parte de esas mismas personas contra el bloguista Andrew Breitbart cuando éste se acercaba al lugar, así como un huevo que fue lanzado contra él sin llegar a acertarle, con la desfachatez incluso de que fueron los propios agresores quienes llamaron a la policía para denunciar que el incidente había sido provocado por él.

Harry Reid en la cuerda floja

¿Por qué tanta irritación por parte de los partidarios de Harry Reid? ¿Acaso no estaba éste tan contento de que su pueblo fuera la sede de un rally del Tea Party? ¿Acaso no había declarado que “me siento feliz de que tanta gente venga a mi población natal de Searchlight y gaste su dinero allí, especialmente en estos tiempos tan duros económicamente hablando”? Tal vez no estuviera tan feliz, pues el mismo sábado, además de estas palabras hechas públicas por su comité de campaña, dijo también que “estas elecciones serán decididas por los habitantes de Nevada, no por gente de otros estados que aterrizan aquí por un solo día para celebrar un tea party”.

Pero es que muchos de los asistentes al rally eran de Nevada y muchos eran también antiguos votantes demócratas desencantados, algo que sabe muy bien Sarah, quien dijo en referencia a ellos durante su intervención:

Algunos de vosotros sois votantes republicanos registrados. Algunos de vosotros sois… lo que solíamos llamar “demócratas de Reagan”. Y algunos de vosotros sois como muchos de mis amigos y de mi familia, incluyendo a mi propio esposo, simplemente independientes, no registrados como votantes de ningún partido. Es la pura verdad, estadounidenses de sangre trabajadora”.

Y es que nunca hasta ahora se había encontrado Reid en una situación política tan vulnerable en un estado, el suyo de Nevada, políticamente moderado y nada dado al extremismo izquierdista del que ha hecho gala durante este primer año de mandato del nuevo presidente de Estados Unidos. Las últimas encuestas le dan un porcentaje de popularidad de sólo el 33%, mientras que su impopularidad crece hasta el 52%. “No creo que muchos votantes de Nevada estén disgustados conmigo. Creo que tenemos una situación económica que es muy difícil”, dijo Reid ante estas cifras en una reciente entrevista televisada. Y es cierto que la situación económica es mala, la segunda peor de todo Estados Unidos en lo que se refiere al desempleo, con un 13% de paro, sólo por detrás de Michigan.

¿Quién puede ser ése que descabalgue a Reid de su apreciado escaño en el Senado? En Nevada, las primarias republicanas no se decidirán hasta el 8 de junio y por lo que se refiere al Senado, la lista de candidatos a la nominación tiene una clara favorita: Sue Lowden, antigua senadora estatal y actual presidenta del Partido Republicano en Nevada. “Él [Reid] ha perdido el contacto con lo que está pasando aquí en Nevada. Todo se reduce a crear empleos. Pero su solución para ello es hundir al país más en el déficit – y cargarle con más impuestos – para endeudar a nuestros hijos y a nuestros nietos durante años y años”. Por cierto, que Lowden se ha declarado recientemente a principios de mes “una orgullosa miembro del movimiento Tea Party”, habiendo acudido por descontado a Searchlight, donde sin duda conoció a Sarah Palin si es que no la conocía ya.  Y debió ser divertido para ella porque ante el atasco que sufrieron (dos horas para recorrer los apenas noventa kilómetros que separan Searchlight de Las Vegas), a cada parada se bajaba de su autocar de campaña y aprovechaba para presentarse y conversar con los que iban en los coches de delante o detrás. Retail politics (política al por menor), lo llaman en Estados Unidos.

Una nueva imagen de Searchlight. ¿Ven los autocares? Los dos que se ven en primer término son los de Sue Lowden, candidata a senadora, y Jim Gibbons, el actual gobernador de Nevada, que se presenta a la reelección. Los dos que hay más al fondo son dos de los tres autocares del Tea Party Express.

Poca broma con el Tea Party

Por más que pretendan que no, está claro que a los demócratas les ha dado un ataque de nervios. El movimiento Tea Party es algo a lo que no estaban acostumbrados y no logran digerirlo. Ahí es nada, un movimiento espontáneo de ciudadanos que se opone a la politiquería a la que nos tienen habituados tanto demócratas como republicanos y que exige pasar cuentas a sus representantes y darles lo que se merecen (vulgo una patada en el culo) a los que han abusado de la confianza de sus electores no es algo que suceda todos los días. Ha hecho falta que Estados Unidos tenga un presidente socialista para que sucediera y tal vez sea eso lo único que a la larga podremos agradecerle, por más que a éste maldita la gracia que le va a hacer.

Los demócratas (y los republicanos del establishment también, no se crean) continúan considerando al Tea Party como una anomalía, pero eso es peligroso para ellos porque por el contrario los estadounidenses cada vez se sienten más cercanos al Tea Party y más alejados por el contrario de sus representantes. Así, una reciente encuesta de finales de marzo de Rasmussen Reports arroja los siguientes resultados:

  • El 52% cree que el movimiento Tea Party tiene una mejor comprensión de los problemas a los que se enfrenta Estados Unidos que el Congreso. Sólo el 30% opina lo contrario.
  • El 47% dice que sus propios puntos de vista están más cerca de los del movimiento Tea Party que de los del Congreso. Sólo el 26% dice lo contrario.
  • El 46% cree que el movimiento Tea Party es más ético que el Congreso. Sólo el 27% dice lo contrario.

La conclusión por parte de Scott Rasmussen, el presidente de Rasmussen Reports es que:

El hueco entre los estadounidenses que quieren gobernarse a sí mismos y los políticos que quieren gobernarles puede ser hoy tan grande como el hueco que se produjo entre las colonias y Gran Bretaña durante el siglo XVIII.

En esa situación, ¿qué puede ser más oportuno que un nuevo Boston Tea Party? Sin embargo, esta vez es más bien un US Tea Party. Mal hacen los demócratas despreciándoles y pretendiendo marcarles con la infamia del extremismo porque no es cierto y, antes al contrario, eso no hace más que irritar a más y más estadounidenses hartos ya de que les tomen el pelo.  De Searchlight a Washington, pues. Ya falta poco. Y será un día memorable, no hay duda. Recuerden bien la fecha: 15 de abril. Ojalá pudiéramos estar todos allí.

Para finalizar

Pues no se me ocurre mejor manera de terminar esta entrada que con las propias palabras de Sarah Palin. Corresponden a la nota que publicó en Facebook justo al día siguiente del rally, congratulándose del éxito que tuvo el acto. Y no es para menos porque hasta algún bloguista como Taylor Marsh, antigua partidaria del presidente, tuvo que reconocer que poca gente existe actualmente en el panorama político estadounidense capaz de reunir a 10.000 personas en medio del desierto para oírla hablar durante veinte escasos minutos (lea su entrada original aquí):

Pero dejando aparte el tamaño de la multitud, hay otra cuestión que hace a Sarah Palin completamente diferente porque la elite republicana nunca hubiera planeado un acto en Searchlight; ellos hubieran ido a Las Vegas donde la multitud pudiera asegurarse, fuera fácil de reunir y estuviera a cubierto. Sarah en Searchlight es la antítesis de esto y si ella puede de hecho arrastrar a multitudes como las que muestran las fotografías es una para el Libro de los Records porque sencillamente no hay otra política hoy que pueda arrastrar esta multitud a esa minúscula población.

Y éstas son las palabras de Sarah Palin en Facebook a las que me refería (ver la nota original aquí)

Searchlight alumbra el camino hacia Washington
Domingo, 28 de marzo de 2010

¡Gracias, estadounidenses del Tea Party! Un gran “pulgares arriba” para todos los asistentes, organizadores y voluntarios del inspirador rally Tea Party Express de ayer en Searchlight, Nevada. Echen un vistazo a estas fotos aéreas de ayer. Que asombrosa vista el ver a miles y miles de estadounidenses en medio del desierto reuniéndose libremente y haciendo oír sus voces. En la población natal de Harry Reid (mientras él tal vez esté dando la vuelta de honor por la aprobación de Obamacare), más de 10.000 preocupados ciudadanos se reunieron para decirle a él y a la speaker Pelosi que estamos listos para noviembre.

Estamos listos para una profunda transformación de Washington – no necesitamos su deseada “profunda transformación de Estados Unidos”.

El Tea Party Express ya rueda… ¡No puedo esperar a veros a todos en Boston el 14 de abril! [la última parada del Tea Party Express antes de llegar a Washington será en Boston el 14 de abril y Sarah será de nuevo una de las invitadas al rally que se celebrará entonces].

Sarah Palin

¡Que llegue noviembre ya! Yo tampoco puedo esperar más.


LA SEMANA DE SARAH PALIN: SARAH SUPERSTAR!

07/03/2010

 

¿Qué libro fue el mejor que leí el año pasado? Going Rogue, sin duda alguna. ¿Cuál será el mejor libro que leeré el año que viene seguramente? ¡El nuevo libro de Sarah Palin! El pasado miércoles, la editorial HarperCollins, la misma que editó Going Rogue anunció públicamente que Sarah está trabajando en un nuevo libro que, actualmente, no tiene ni título ni fecha prevista de lanzamiento, pero que yo intuyó que lo será durante el primer trimestre de 2011. El libro en cuestión, según el comunicado de la propia editorial, será una “celebración de las virtudes y la fortaleza americanas” e incluirá “fragmentos selectos de las obras clásicas y contemporáneas que le han inspirado [a Palin], así como retratos de algunos extraordinarios hombres y mujeres a los que admira y que personifican su amor por su país, su fe y su familia”. Y es que después de haber vendido más de dos millones de ejemplares de Going Rogue, estaba claro que Sarah tenía que continuar escribiendo, así que ella y sus editores empezaron a considerar “una serie de  ideas y conceptos” para un nuevo libro y “ésta es la idea que más le atrajo”. Ahora mismo, Sarah se encuentra “recopilando ideas y seleccionando sus textos favoritos y ejemplos”. Pues menuda capacidad de trabajo tiene nuestra Sarah porque entre una cosa y otra, no sé si le debe de quedar tiempo para dormir. Sea como sea, me alegro mucho de que nos ofrezca a todos la posibilidad de compartir con ella una vez más sus pensamientos a través de un nuevo libro. Y es que ésa será lo más cerca de ella que lograremos estar en la vida algunos de nosotros [sollozos]. ¡Maldita sea, tengo que conseguir pirarme a Alaska como sea! ¡Aunque haga frío!

Sarah Palin el pasado martes día 2 de marzo durante su intervención en el programa de Jay Leno, The Tonight Show (NBC). Rodado en Los Angeles (California), Sarah fue un auténtico bombazo y su entrevista con Leno es considerada por muchos como la mejor aparición televisiva de su historia. Por cierto, que el Late Show de David Letterman, el rival más directo de Leno, quedó muy por debajo de éste en los índices de audiencia, a la mitad exactamente. Y ello a pesar de tener como invitado a la súper estrella entre las súper estrellas, al más repeinado de entre los repeinados, al más chulo entre los chulos… ¡Mitt Romney! Pero claro, Romney sólo habló de política mientras que Sarah habló de todo, hizo juerga con Leno, se rió de sí misma y de todo el mundo y si no cantó y bailó fue para no épater más a la audiencia porque si por ella hubiera sido…

Primera noticia: SARAH EN TELEVISIÓN ES COMO UNA DESCARGA ELÉCTRICA… ¡TE SUBE LA TENSIÓN!

Mucho se ha dicho ya sobre la aparición de Sarah en el programa de Jay Leno del martes pasado, pero la verdad es que fue un rotundo éxito. Y ese éxito se vio engrandecido por tres cuestiones adicionales: la primera, que el programa se rueda en Los Angeles y había expectación por saber cómo iba a reaccionar el público californiano ante la presencia de Sarah Palin. La respuesta es que se los metió a todos en el bolsillo y que uno empieza a pensar si no sería posible una victoria electoral en California si la candidata fuera ella; de hecho, ya hay precedentes, ¿no? Ronald Reagan se llevó ese estado limpiamente tanto en 1980 como en 1984. La segunda, que en la cadena rival y a la misma hora aparecía Mitt Romney en lo que aquí llamamos “contraprogramación” y había curiosidad por saber cuál de los dos atraería a más espectadores. La respuesta es que Sarah; Romney estuvo bien durante su entrevista, pero carece de todo atractivo mientras que Sarah es magnética y nadie que le conceda un minuto puede dejar de sucumbir a su encanto. La tercera, que el programa de Leno es más un espacio de variedades aderezado con entrevistas que un espacio de entrevistas aderezado con variedades, así que lo importante no era lo que Sarah fuera a decir porque no se trataba en absoluto de una entrevista política sino más bien de lo que Sarah iba a hacer y allí estaba puesto todo el interés: ¿sabría ella captar la atención de unos espectadores, los estadounidenses, acostumbrados al triple salto mortal sin red y con pinchos puestos en el suelo? La respuesta es que Sarah se los llevó de calle y les dio más de lo que se podían imaginar y lo hizo con tanta gracia que nadie puede dejar de reconocer que Sarah y la televisión se aman y eso, en un mundo político como lo es el de allí, donde la fotogenia de los candidatos supone muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso (o si no que se lo pregunten a Nixon cuando se enfrentó a Kennedy en aquel famoso debate televisado de 1960) es un punto a su favor.

Por mi parte, me hubiera gustado ofrecerles una transcripción completa de lo que allí se habló, pero no he conseguido encontrarla todavía por lo que me tengo que limitar a ofrecerles algunos fragmentos de la entrevista y, eso sí, el ya más que famoso monólogo de Sarah, que la verdad es que es para mondarse. Disfrútenlo pues y no sean tan malos como yo que cada vez que oigo el monólogo y pienso en el pobrecito presidente de Estados Unidos intentando hacer lo mismo sin apuntador ni teleprompter me río el doble de fuerte.

Sarah responde a una pregunta sobre el tratamiento que los medios de comunicación dan a sus hijos:

Creo que sí, que una raya se ha traspasado en ese caso. Y todavía estoy esperando a que esa raya vuelva a ser traspasada [en dirección contraria]. Simplemente un poco de decencia, permitir a los niños no ser los – imagino que una especie de víctima en todo esto porque de ninguna manera se lo merecen. Mis hijos son muy fuertes, independientes, muy centrados. Y yo respeto tanto que los medios de comunicación hayan dejado en paz a los hijos de otros políticos. Sólo pediría el mismo tratamiento.

Sarah responde a una pregunta sobre el movimiento Tea Party:

Es un levantamiento de la gente [aplausos] que dice: “Eh, gobierno, no estamos aquí para trabajar por ti. Tú eres el que tienes que trabajar por nosotros. Vamos a poner al gobierno de nuevo a nuestro lado”. Así que Dios impida que el movimiento Tea Party llegue a pensar que necesitan a una persona, a un político para depositar su fe en el, para ser su líder.

Sarah responde a una pregunta sobre su voluntad de hacer campaña por John McCain:

Estuve a su lado, queriendo que los estadounidenses lo votaran como nuestro presidente. Por supuesto que voy a estar a su lado cuando se presente a la reelección por el gran estado de Arizona. Es un héroe estadounidense y creo que está luchando por los estadounidenses más duramente hoy de lo que muchos de nosotros hemos visto en muchos, muchos años. Él es lo que necesitamos.

Un nuevo momento de la aparición de Sarah en el programa. Éste pertenece al inicio del programa cuando el presentador, Jay Leno, se pregunta en voz alta dónde están sus notas para la presentación que va a pronunciar acto seguido y Sarah le responde que ella prefiere hacerlo a la vieja usanza y señala a su mano donde tiene escrito el texto que demanda Leno. Hilarante, ¿no? Y encima a los progres les tiene que haber sabido a cuerno quemado. Eso solo ya lo hace el doble de divertido.

Y aquí tenemos lo mejor sin duda de la noche: el monólogo de Sarah. En el fragmento de video que les ofrezco empieza a partir de los 4.44 minutos. Y abajo les pongo la transcripción. Véanlo discretamente porque les dará tal ataque de risa que la gente a su alrededor puede pensar que se han vuelto locos de repente. ¡Y no saben lo que cuesta saltar de una ambulancia en marcha! Todavía me duelen todos los huesos.

LENO: Sé que va a hacer algo esta noche que nunca había hecho antes. Creo que es muy valiente por su parte. Le dije, nosotros estábamos hablando, y yo le dije: “Sabe, para hacer un talk show usted tiene que recitar un monólogo”. ¿Está dispuesta a hacer su debut en la comedia esta noche?

PALIN: Ya lo sabe, lo estoy y ni siquiera voy a usar notas. Me sabré esos chistes como la palma de mis manos. Voy a intentarlo.

[Palin se marcha brevemente tras bastidores y Leno la presenta]

LENO: Señoras y señores, estoy muy emocionado, Kev. Tenemos un nuevo comediante en el programa de esta noche. Ella es de Wasilla, Alaska. Haciendo su debut en la comedia, hagan el favor de darle la bienvenida a Sarah Palin.

[Aplausos]

PALIN: Gracias, Jay. Gracias. Gracias. Estoy tan feliz de haber llegado hasta aquí. Ésta es la emoción de toda una vida, de verdad. Y Alaska, es tan diferente de Los Angeles – aquí cuando la gente tiene una expresión congelada en su cara, me entero de que es el Botox.

[Risas y aplausos]

Es tan bonito esto, sin embargo, tan cálido y hermoso. Al volver a casa, oh, estaba helado. La temperatura era 50 por debajo del índice de aprobación del Congreso.

[Risas y aplausos]

Pero esta noche hay un gran espectáculo; está Shaun White [reciente campeón olímpico de snowboard] en el programa. ¡Oh, qué atleta más increíble! Le vi hacer un doble McTwist 1260 [figura de snowboard llena de giros y más giros] y las únicas otras personas capaces de hacer un doble McTwist 1260 la semana pasada – fue la Casa Blanca, sobre el cuidado de la salud.

[Risas y aplausos]

Será genial estar en el mismo programa que Shaun White. La última vez que estuve tan cerca del Flying Tomate [Flying Tomate o “El tomate volador” es el pseudónimo de Shaun White a causa de su larga cabellera pelirroja y las acrobacias que es capaz de realizar] fue cuando alguien me lanzó uno durante una firma de libros. Y lo hicieron, es verdad.

[Risas y aplausos]

No es gracioso. Es verdad.

Vi los Juegos Olímpicos de Invierno: esquí, la lucha sobre el hielo, patinaje, bobsleigh. En Alaska, ésa es nuestra manera de ir al trabajo por la mañana.

[Risas y aplausos]

¿Y qué les pareció esa sorprendente ceremonia de clausura? Fue hermosa. En el momento en que vi el alce gigante, recordé que no había cocinado nada para la cena de los niños.

[Risas y aplausos]

Y eso es porque he estado muy ocupada, realmente muy ocupado. Conseguí una actuación en Las Vegas en el show de leyendas haciendo de Tina Fey.

[Risas y aplausos]

Y en el siguiente, en el siguiente voy a ser la cabecera de cartel. Voy a ser la oradora en la convención de la NRA [National Rifle Association]. ¡Así que vayan allí o lo más lejos posible!

[Risas y aplausos]

La verdad es que finalmente me alegro de no ser vicepresidente. Me alegro porque yo no sabría qué hacer con tanto tiempo libre.

[Risas y aplausos]

Pero, Jay, muchas gracias por invitarme. Ya sé que han sido unas cuantas semanas de injusticias, críticas incesantes, gente que no conoce la verdadera historia. Y simplemente te digo: “Jay, bienvenido a mi mundo”.

En cuanto a las reacciones a la aparición de Sarah en el programa, gracias a los amigos de Conservatives4Palin, que han recopilado las más interesantes, podemos hacernos una idea. Son todas procedentes de la blogoesfera porque ¿quién se fía todavía de lo que digan los medios de comunicación tradicionales? Yo no, por descontado.

John Nolte en Big Hollywood:

¡Guau! Esta audiencia le ama y le ama cada vez más a medida que la entrevista se desarrolla. En apenas diez minutos muestra más agallas que cualquier político posible sólo por haber aceptado hacer su debut con un monólogo… en The Tonight Show… delante de un público de Los Angeles. Que confianza en sí misma.

Si Sarah Palin puede ganarse a  esta audiencia de esta manera en una de las regiones más azules del país, si yo fuera Barbara Boxer [senadora demócrata por California que se juega su reelección en noviembre] estaría muy preocupado en estos momentos.

Ed Morrisey en Hot Air:

The Right Scoop captó la astuta actuación de Sarah Palin de anoche en el renovado Tonight Show de Jay Leno. ¿Cómo de astuta? Se las arregla para vincular su tratamiento por parte de los medios de comunicación al injusto tratamiento de que fue objeto el propio Leno por parte de la industria del entretenimiento, una buena forma de ganarse la simpatía del público. De hecho, ella recibe una sorprendentemente cálida acogida par parte del público de Los Angeles que simplemente se vuelve más entusiasta cuando Palin hace su debut como monologuista. No, en serio:

 […]

La lección principal será lo serena y participativa que estuvo Palin, pero para los espectadores de toda la vida de Leno, es también un buen ejemplo de lo mucho que ha mejorado Leno como entrevistador, que era uno de sus puntos débiles cuando por primera vez se hizo cargo del Tonight Show en 1993 . Él es respetuoso, pero pide a Palin algo más que lindezas y Palin demuestra lo bien que se ha leído su papel. Vale la pena la larga espera y es una impresionante actuación.

Matthew Continetti en The Weekly Standard:

Uno, el rato de Palin con Jay fue una de sus mejores entrevistas. Las preguntas no eran difíciles, pero la gobernadora estaba cómoda, elocuente, cálida y divertida. También ayudó que el público – o, más bien, la parte vocal de la audiencia – estaba claramente de su lado. Y puede contar un chiste. Ésta es una mujer talentosa y carismática que, a pesar de todo, no debe ser subestimada.

Ron Devito en el Cypress Times:

La gobernadora Palin sacudió el programa de Jay Leno en su aparición del 2 de marzo de 2010 que fusionó las cuestiones de política y la comedia.

[…]

La actuación de la gobernadora Palin en el Tonight Show de Jay Leno Show fue perfecta. Abordar las cuestiones serias de política y la realización de comedias es lo suficientemente difícil cuando se excluyen mutuamente. Se requiere una destreza especial para fundirlos y producir un espectáculo que delinea los temas de una manera humorística. La gobernadora Palin tiene un ego fuerte y objetivo y es capaz de reírse y tomarse a broma a sí misma.  Jay Leno y la gobernadora Palin tenían una buena relación y jugaron el uno con el otro. Su vestimenta y su actitud eran relajadas, aplomadas y apropiadas para el lugar. El resultado fueron unos 14 minutos y 35 segundos que dejaron al espectador con ganas de más.

Ciertamente que nos dejaron con ganas de más. Pero no se preocupen porque las tendremos. Y desde aquí les daré cumplida cuenta de todas ellas. Go, Sarah, go!

Segunda noticia: SARAH PALIN ES INVENCIBLE A CORTA DISTANCIA O POR QUÉ QUIEN LA CONOCE, LA AMA

Sarah Palin y una nueva amiga que acaba de hacer recientemente. Ojo, es una progre furibunda, pero quizás el suyo no sea un caso desesperado todavía. Al menos, tuvo el valor de acercarse a Sarah. Lean, lean y juzguen por ustedes mismos.

Sarah Palin: Un encuentro inesperado
Por Ilana Angel

Ayer un amigo y yo nos reunimos en el valle. Llegué antes que él, así que decidí sentarme y esperar fuera ya que hacía un día tan hermoso. Mientras estaba sentada al sol, vi a una mujer hablando con un caballero a unos metros de distancia. Pensé que la reconocía, pero no estaba segura.

Vi acercarse a mi amigo, así que me levanté y caminé hacia él. Al llegar a la altura de la mujer, pude verla bien y comprendí que estaba viendo a Sarah Palin. Abracé a mi amigo y volvimos caminando hacia el edificio. Yo me detuve entonces, me di la vuelta y caminé de nuevo hacia ella.

Permítanme comenzar diciendo que Sarah Palin es hermosa. No es sólo bonita sino hermosa. Tiene un buen cabello, dientes fabulosos, la piel magnífica y un cuerpo mortífero. Es pequeña, femenina y sorprendente. Ella es muy accesible, así que decidí presentarme y decirle hola.

Ella estaba allí con Mark Burnett, que creo que es fabuloso. Todos saben que soy una adicta a los reality shows y que pienso que él es el Rey, pero yo estaba tan impresionada por lo divertido que era hablar con ella que apenas saludé a un hombre que me entusiasma. Nota personal para la próxima vez: Nunca deseche la oportunidad de hablar con Mark Burnett.

Para aclarar, no estoy de acuerdo con sus ideas políticas. Somos totalmente opuestas en términos de nuestras ideas políticas y puntos de vista religiosos. Dicho esto, su política y las creencias no tienen nada que ver con mi blog. Esto es Estados Unidos y ella puede creer lo que quiera al igual que todos los demás, incluidos yo misma. Me acerqué a ella porque me gusta como mujer. Las dos somos damas con cojones y madres.

Me presenté y le dije que pensaba que había estado muy bien con Leno la noche antes. Yo en realidad no veo a Leno, y no lo volveré a hacer nunca más, pero había visto una tonelada de avances online. Nota al margen: Jay Leno es un crío y un desastre y espero que Conan tenga éxito y saboree su dulce venganza.

Así que, de todos modos, le digo que creo que es genial y que, si bien son muy diferentes en nuestros puntos de vista políticos, creo que es una gran persona y que me encantaría salir con ella. Me encanta como mujer, lo que es difícil, para las personas que sólo se fijan en su política, de entender.

Ella me preguntó cómo me llamaba, lo que hacía para ganarme la vida, sobre mí en general. Le hablé de mi hijo, mi blog y de mi búsqueda del amor. Me pidió la dirección de mi blog para poder leerlo y mencionó que su hermana también estaba en sus cuarenta años y buscando el amor.

Hablamos de lo difícil que es estar sola y me contó que su hermana está en la misma situación. Me pregunto qué es más difícil: encontrar un buen tipo judío en Los Ángeles que no esté buscando a una Barbie o encontrar un buen tipo en Wasilla, Alaska, donde todos conocen a todos? Las dos son piscinas pequeñas, pero creo que mis posibilidades son más escasas.

Hablando con ella, rápidamente me olvidé de quién era en términos de su trabajo y lo que ella representa, y fui capaz de verla justo como otra mujer más. Era como estar con una amiga. Era divertida y atractiva. Debo decir que me gustó. A riesgo de sonar demasiado californiana, tiene buenas vibraciones y me hizo sentir inmediatamente cómoda.

Hablamos de gafas y bolsos. Le pregunté si podíamos hacernos una foto y estuvo encantadora. Alguien de su grupo tomó la fotografía y mientras él preparaba el teléfono, yo le dije que normalmente me quitaba las gafas para las fotos y ella me dijo: “¡No te atrevas!” Fue un gran momento.

Ella me deseo lo mejor, me abrazó y me dijo que miraría el blog y le pasaría la dirección a su hermana. Para su hermana, Molly McCann: ¡Hola! Tu hermana es fantástica y siempre se preocupa por vosotros. Tenemos que comparar notas sobre lo de estar solas y luchando por conocer hombres buenos y decentes.

Mi encuentro con la Sra. Palin fue inesperado y muy esclarecedor. Las mujeres tienen una hermosa relación entre ellas. Puede que no tengamos las mismas experiencias o puntos de vista, pero nos podemos relacionar entre nosotras. Se puede trazar un paralelismo entre la mayoría de las mujeres, incluso en el más pequeño de los niveles. Es una hermandad que se entiende y que se abraza.

Nos vemos atrapados en gran medida por la religión y la política. Yo sé lo que hago y estoy muy impuesta de mi punto de vista. Al final del día, sin embargo, me gustaba. No podíamos ser más opuestos en términos de nuestras creencias y la política, pero ella es una gran señora y nadie puede arrebatarle eso. Aunque no voy a votar por ella, nunca, tiene mi admiración como mujer y como madre.

Así que, señora Palin, además de estar molesta porque usted sea tan delgada, bonita, divertida y tenga un marido chupi, la exploré y fue un placer conocerla. Voy a mandarle buenos deseos a Molly para que conozca a su príncipe azul. Por usted y su familia, mi hijo, yo misma, las tropas y para los Estados Unidos, voy a seguir manteniendo la fe.

Interesante, ¿verdad? Y tiene toda la razón además. Uno puede estar en desacuerdo con otra persona por sus ideas políticas, pero eso no convierte a la otra persona en una mala persona de por sí. Ojalá todas las progres fueran tan sensatas y razonables como ella. No sé porqué pero me da la impresión de que ella votó en su momento por Hillary Clinton. No la veo yo entre los del hope y el change. Si hubiera sido de esas, no se hubiera acercado nunca a Sarah.

Por cierto, yo también estoy en mis cuarenta y buscando el amor. Y creo que ya no lo voy a encontrar. Tengo que conseguir la dirección de correo electrónico de Molly, la hermana de Sarah. ¿Se lo imaginan? ¿Que me convirtiera en el cuñado de Sarah Palin? Mejor no se lo imaginen. No va a pasar. Me temo que seguiré siendo el único alce solitario de la manada y mi primo, Mooselib, seguirá riéndose de mí toda la vida, ¡snif, snif! Y es que es tan difícil encontrar a una mujer seria, sensata y conservadora en estos tiempos.

SARAH PALIN, DÍA Y LUGAR

Pues como quiera que no ha habido novedades con respecto a la tabla publicada la semana pasada, me remito a ella simplemente. Y es que algún día tendrá que reservar Sarah para estar con su familia, ¿no? Y para escribir su nuevo libro. A ver si hay suerte y lo termina pronto. Tengo que avisar a mi amiga L para que esté atenta y tan pronto como salga, me lo consiga.

Hasta la próxima entrada pues. En ella, hablaremos un poquito de quién es quién entre los colaboradores más estrechos de Sarah Palin. Son poquitos, pero excelentes todos ellos.