America by Heart. El mejor libro de Sarah Palin… hasta que salga el próximo


 

Sí, sí, palabra de Palin. Les prometí que volvería para hablarles sobre el último libro de Sarah y aquí estoy. Y es que nunca es tarde si la dicha es buena. Parece que lo de mi dichoso cambio de trabajo ha quedado por fin encauzado y que ya sólo es cuestión de tiempo y de paciencia. Todo llega en esta vida o como dice un amigo mío que es muy sentencioso: “A cada cerdo le llega su San Martín”. Ya estoy más tranquilo (o menos histérico, como ustedes prefieran) y como quiera que el año casi ha terminado y no puede ser que lo acabe de tan mala manera, dejándoles a todos ustedes, mis mejores amigos, con la duda de si voy a volver a escribir o no, les anuncio que desde ahora mismo reemprendo mis obligaciones como bloguista palinista feroz. Además, el año que viene va a ser muy especial para todos nosotros, sobre todo si Sarah finalmente decide darnos esa inmensa alegría que todos estamos esperando como agua de mayo y anuncia su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. Porque entonces convendría que el día que eso suceda que no nos coja desentrenados; especialmente a mí que soy el que le da a la tecla. O sea, lo dicho: he vuelto. ¡Tiembla, Obama!

Cuando salió publicado Going Rogue, me pareció que podría ser de lo más interesante el publicar un resumen del libro para que todos aquellos lectores que no dominan el inglés (siquiera para leerlo), pero que aman a Sarah Palin tanto como yo, tuvieran la posibilidad de saber de qué iba el libro y qué nos contaba. Fueron unas cuantas entradas las que me llevó el dar cumplida cuenta de mi intención (una por capítulo, si no recuerdo mal) y reconozco que me causó mucho placer el poder hacerlo, sabiendo que habría tanta gente que lo apreciaría. Además, así tenía la posibilidad de leérmelo otra vez.

Con America by Heart, mi intención es la misma. Voy a aprovechar estas semanas navideñas para regalarles un resumen capítulo a capítulo, así voy cogiendo fuerzas para reemprender mis tareas en el blog que, a fuerza de no haber escrito nada desde hace tanto tiempo, me siento de lo más raro ahora mismo. Pero antes de meternos de lleno en ello, me gustaría aprovechar esta primera entrada para comentarles lo que me ha parecido el libro, así en general.

Lo primero de todo, decirles que America by Heart, en mi opinión, es un libro que se aprecia mejor cuando se ha leído antes Going Rogue. Con esto no quiero decir que se trate de una segunda parte de éste. Son dos obras independientes y  ambas se pueden leer perfectamente por separado. Pero lo que salta a la vista inmediatamente es que ambas obras se complementan porque ambas comparten un mismo tema y ése es el de darnos a conocer lo más íntimamente posible que se pueda sin llegar a tratarla habitualmente a una mujer que, por azares de la vida, se ha convertido en la gran esperanza de muchos millones de estadounidenses que están hartos de verse acosados por el mero hecho de sentirse estadounidenses y estar orgullosos de serlo.

Hay quien opina que si Sarah Palin quiere resultar creíble en su (supuesto) afán por ser la próxima presidenta de los Estados Unidos, debería presentar cuanto antes su programa electoral y defenderlo contra los programas de sus rivales. Craso error cuando, para empezar, nadie sabe todavía quiénes son esos rivales (hasta ahora sólo Romney y Huckabee han anunciado su intención de presentarse a las primarias republicanas y de ellos dos tengo mis dudas de que Huckabee acabe presentándose finalmente) y, en consecuencia, la cuestión de un programa electoral es secundaria sobre todo a dos años vista de las elecciones presidenciales y a un año de las primarias de Iowa, las primeras de todas. ¿Qué problemas tendrán los Estados Unidos entonces? ¿Cuáles serán sus desafíos concretos? ¿Vale la pena comprometerse en un asunto que a lo mejor dentro de un año está más que resuelto y que sólo puede servir para poner en evidencia a un candidato que ha propuesto una solución que luego se ha demostrado como mínimo innecesaria (si es que no errónea) porque la que ha funcionado ha sido otra? No, en mi opinión Sarah Palin no debe preocuparse en absoluto por su programa electoral, sino por hacer oposición y salir al quite de todas y cada una de las trapacerías que va cometiendo Obama para que sea él quien se ponga en evidencia, como ya está haciendo y con un más que notable éxito.

Lo que sucede es que una cosa es presentar un programa electoral y otra distinta es presentar a un candidato. Y lo que Sarah Palin sí que está haciendo es presentándose ella misma y haciéndolo con sus propias palabras. Y esto es algo que tenía que hacer quieras o no después de la feroz campaña de acoso y derribo a la que fue sometida durante la pasada campaña electoral de 2008 y, posteriormente, a su vuelta a Alaska. Durante todo ese tiempo, los medios de comunicación (o de confusión, más bien) se volcaron en la fabricación de una Sarah Palin tinafeynizada que, desgraciadamente para ella, acabó calando entre el público y suplantando al original. Su primera misión una vez que dimitió como gobernadora de Alaska era “matar” esa caricatura suya y a fe que lo está logrando. Es cierto que nunca lo conseguirá del todo porque siempre habrá quien pretenda que es más tonta que el mecanismo de un chupete, pero lo que sí que puede lograr es que cada vez menos gente se lo crea y que se acabe convirtiendo en un chiste sin gracia del que sólo se ríen unos pocos freakies, unos tipos tan obtusamente empeñados en negar la evidencia que no hay más remedio que dejarlos por imposibles. Sólo eso ya sería todo un éxito y poco a poco parece que lo va logrando.

Con Going Rogue, Sarah Palin nos contó su vida. Con America by Heart ahonda aún más y nos habla sobre cuáles son los fundamentos sobre los que se asienta su manera de ser y de ver las cosas; sus más íntimas creencias, aquéllas que nunca nadie logrará cambiar porque no están sujetas a discusión alguna. Going Rogue nos hablaba de lo que había hecho en la vida; America by Heart nos revela porqué ha hecho lo que ha hecho y cuando uno termina de leerlo, se da cuenta de que conoce mucho mejor a esa mujer que a otras personas incluso de su propia familia. Porque, ¿cuántas veces alguien se ha sincerado con nosotros de tal manera que nos ha revelado lo que siente y piensa en lo más íntimo de su ser? Pocas veces. Pues ésta es una de ellas.

Así, Sarah da un paso más en su tarea de acabar de una vez por todas con esa impostora que le persigue desde hace ya demasiado tiempo y que, gracias a Dios, cada vez es una imagen más desvaída y fantasmal, tanto que casi ya no puede distinguirse del paisaje. Y de esta manera también, Sarah nos descubre los motivos por los que podemos confiar en ella si es que finalmente llegamos a la conclusión de que la queremos como la próxima presidenta de los Estados Unidos. Unos motivos que no tienen nada que ver con cuál es su opinión sobre el papel de la Reserva Federal y si tiene previsto suprimirla o no, qué piensa hacer con respecto al programa nuclear iraní, norcoreano o de dónde sea, o si va a aumentar el presupuesto federal para subvencionar los ecocombustibles. Todo eso no son más que detalles que, cuando conoces bien a Sarah, sabes que tanto da que te lo diga ahora o más tarde porque su decisión estará basada en sus principios y esos bien que los conocemos, los compartimos y con ello ya tenemos suficiente.

America by Heart es más corto que Going Rogue. Tiene 272 páginas y se lee de un tirón. Basta con una noche de invierno de esas tan frías en las que se agradece estar en la cama calentito. Sarah escribe bien porque va al grano y sabe (virtud suprema en un gobernante) distinguir lo importante de lo accesorio. Su prosa es ágil y concisa y deja siempre con ganas de leer más, lo cual es receta infalible para el éxito de un libro. ¡Ah, y su dedicatoria es su primer acierto!:

Para Trig.
Estoy contenta de que estés aquí

El libro se compone de una introducción, nueve capítulos y una conclusión. Son capítulos que, tal y como el mismo título avanza, hablan sobre la familia, la fe y la bandera estadounidense, todos ellos temas tabú para el progre de hoy en día, cada vez más reducido a la impotencia en todos los sentidos, tanto intelectual como moralmente. Sarah habla sobre todo ello y lo hace extensamente y con orgullo, dándonos la receta para hacer frente a la silenciosa oscuridad reinante en nuestro tiempo de lo “políticamente correcto“; con la luz de la verdad, el trueno de la palabra y el relámpago de la fe.

Reconozco que el libro me ha sorprendido en su concepción porque me lo imaginaba de otra manera. Y es que cuando me llegaron las primeras noticias sobre él, me imaginé una especie de colección de lecturas seleccionadas, algo así como esos irritantes capítulos que siempre salen en nuestras series favoritas que están hechos con retazos de capítulos anteriores y un mínimo argumento que los hilvane con más o menos gracia. Afortunadamente, no es el caso de America by Heart. Es cierto que Sarah nos relaciona algunas de las que son sus lecturas favoritas, pero en el libro es mucho más lo que cuenta sobre sí misma que las propias lecturas, que no pasan de ser un apoyo documental con el que sostener su opinión. Además, no son lecturas habituales (yo, personalmente, no tenía noticia de prácticamente ninguna de ellas) y resultan de lo más sorprendentes. Y tampoco se trata de clásicos, sino de escritos actuales entre cuyos autores podemos encontrar a Martin Luther King, jr, John Ford, Margaret Thatcher, Emiliy Dickinson, selecciones del Reader’s Digest y… ¡Mitt Romney! Sí, se lo juro, Mitt Romney. Y es cierto que se trata de un escrito suyo que merece ser enmarcado y puesto como ejemplo para generaciones venideras. Cuando recibí el libro y lo estuve hojeando ansiosamente, casi me caigo de espaldas al comprobar que en la lista de agradecimientos salía el nombre del tipo ese. Ya ven, tal vez sea cierto eso de que la sabiduría puede estar donde menos te la esperes.

En definitiva, que tal y como irán viendo a lo largo de las próximas semanas, Sarah se ha esforzado en darnos todas las razones por las cuales podemos confiar en ella. ¡Como si las necesitáramos! Yo no al menos porque desde aquella lejana noche de septiembre en Saint Paul (Minnesota), durante la convención republicana, yo ya confié en ella. Pero aún así, ella quiere que lo sepamos todo para que nunca alberguemos la duda de si no nos habremos dejado llevar demasiado por nuestros sentimientos. Y ahora, después de leer Going Rogue, después de leer America by Heart, les puedo confesar que no la tengo y, parafraseando a la propia Sarah, le diría que yo también estoy contento de que ella esté aquí.

 

Que Dios les bendiga a todos. Gracias por su paciencia conmigo.

 

2 respuestas a America by Heart. El mejor libro de Sarah Palin… hasta que salga el próximo

  1. Conservador en Graná dice:

    Desde la ciudad que fue, también, la de Washington Irving, esperamos con ansiedad los resúmenes de los capítulos de America by heart. Aunque comprendo el ingles bastante bien, otra cosa es el americano, ja, ja, ja, me encanta tu forma clara e increíblemente precisa de describir y explicar la vida y hechos de la Palin. Un abrazo a los pies del nevado Veleta.

  2. Santi dice:

    Vale, Bob, me alegro infinitamente que vuelvas con tanta energía y con tan buenos propósitos. Después de esos pequeños problemas laborales has vuelto como solías y me congratulo de ello. Verdaderamente gente como tú es la que necesita Sarah.

    Creo que el 2011 será un año muy importante para todos, y ¡no digamos 2012! Respecto a Sarah, creo que en el año próximo debería comunicar definitivamente su decisión de presentarse como candidata presidencial. También está en su agenda el viaje a España invitada por el GESS, y yo la espero, sería muy bonito verla por aquí.

    Esperamos con interés tus resúmenes de su libro. Ya con el anterior libro hiciste un gran trabajo y sobre este no será menos. Te lo agradezco infinito, Bob.

    ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: