APOYANDO A SARAH: THE SARAH PALIN LEGAL DEFENSE FUND


 

Amigas y amigos, muchas gracias a todos por su entusiasmo a la hora de respaldar mi proyecto de escribir un libro sobre nuestra admirada Sarah. Si aún tenía alguna duda, sus más recientes mensajes me la han disipado por completo. Ya no es sólo que me haya dado cuenta de que un libro como ése va a ser bien recibido, sino que además he comprendido que ya es una necesidad. Los españoles y, por extensión, todos los hispanohablantes debemos disponer lo antes posible de un libro que, siempre con la verdad por delante, nos explique quién es realmente Sarah Palin y por qué es tan importante su figura en esta nuestra lucha a favor de la libertad del individuo y en contra de la tiranía del Gran Gobierno. Así pues, me pongo inmediatamente manos a la obra y regularmente les iré contando mis avances para que la espera se haga menos pesada. Ya saben que mi intención es tenerlo preparado para finales de noviembre, una vez concluidas las elecciones del midterm y tras haber podido analizar fríamente lo allí acontecido. Y, sí, definitivamente les puedo garantizar que sea lo que sea que haga para poner mi obra a disposición de todos ustedes, habrá una edición en papel, con tapas (espero que duras) y, si se empeñan, con dedicatoria y autógrafo del autor para todos aquellos de ustedes que así lo deseen, mis constantes compañeros en esta aventura de Conservador en Alaska, que cada día me reserva una nueva sorpresa y que ya hace mucho tiempo que sobrepasó las mayores expectativas que me había forjado. Y a saber lo que me deparará el futuro. ¿Ser invitado por Sarah Palin a que nos conozcamos personalmente en su casa de Wasilla y compartir con ella y su familia una moose burger? ¡Oh, oh! Creo que me desmayaría en cuanto le diera la mano, ja, ja, ja.

Esta foto mía es de hace unas pocas semanas. Me la sacaron durante una excursión por el campo. Había pensado en que podría ser ésa la que utilice para la solapa del libro. ¿Qué les parece? Creo que estoy bastante favorecido, ¿no? Y encima es mi lado bueno. Sí, casi me encuentro guapo…

Hace unos días publiqué una entrada repasando un poco lo que estaban siendo las primarias en Alaska, el estado de Sarah Palin. En esa entrada, vimos que había un buen número de candidatos conservadores de verdad (Sean Parnell como candidato a gobernador, Eddie Burke como candidato a vicegobernador y Joe Miller como candidato a senador) con muchas posibilidades de alzarse con la victoria primero en las primarias republicanas y luego en noviembre. En consecuencia, concluí aquella entrada diciendo que todo estaba tranquilo en casa y que Sarah podía relajarse allí, sobre todo ahora que Todd había vallado su patio trasero y el idiota ese al que ya me referí en su momento, Joe McGinniss, el que contaba con pasarse el verano espiándola desde la casa de al lado, se ha visto frustrado e imagino que ocupa el día mirando páginas pornográficas en su ordenador.

Sin embargo, si la parte política, la que podríamos llamar “profesional”, parece estar tranquila no pasa lo mismo con la parte política que podríamos llamar “aficionada”. Me refiero a esas personas que le hacen el juego a los del Partido Demócrata y que fueron los que hicieron el grueso del trabajo sucio a la hora de acosar a Sarah Palin cuando ésta era gobernadora. ¿Se acuerdan de las malhadadas ethics complaints? ¿Recuerdan que cada semana alguien presentaba una nueva contra ella y cada vez por un motivo más ridículo? ¿Recuerdan que todas eran sistemáticamente rechazadas por los tribunales y que a pesar de eso seguían produciéndose una tras otra? Los Palin se vieron entonces en el trance de ganar todas las batallas pero perder la guerra porque, siendo Alaska como es, la legislación del estado prohíbe al fiscal general de allí defender a la gobernadora en estos casos con lo cual ésta tuvo que contratar a un abogado particular y pagarle de su propio bolsillo. Bien que lo sabían los sicarios esos porque ése y ningún otro era el verdadero objetivo de la avalancha de ethics complaints: arruinar a los Palin económicamente.

Cuando Sarah Palin dimitió como gobernadora, debía más de medio millón de dólares (incluyendo el coste del proceso de selección como candidata a la vicepresidencia, regalo envenenado que la campaña republicana le endilgó sin el más mínimo rubor). Pero no fue ése el motivo último de su dimisión, como bien nos ha explicado ella una y otra vez, sino el hecho de que su administración estaba bloqueada y se pasaban el día ocupados en la defensa de las ethics complaints y no en la defensa de los intereses de los alasqueños, que es para eso precisamente para lo que la habían elegido como gobernadora. En consecuencia, Sarah Palin decidió que no podía tolerarlo y dio el único paso que sus adversarios no se esperaban que fuera a dar: dimitir y así desbloquear la administración y ella misma salir de un callejón sin salida que estaba presto a acabar con ella al terminar provocando tarde o temprano su bancarrota.

El caso es que esta semana pasada apareció en la página de Facebook de Sarah Palin una nueva nota de ésas que escribe ocasionalmente Thomas Van Flein, el abogado de Sarah Palin. No es la primera que publica, pero no es habitual que lo haga y cuando lo hace es porque el asunto que trata tiene su importancia. No les explico de qué va porque ya lo hace el propio Van Flein con su precisión habitual. Léanlo y comprobarán que se trata de algo realmente importante.

LA LEY POCO FRECUENTE – REALIDAD Y SENTIDO COMÚN

Como la mayoría de la gente sabe, Sarah Palin es atacada sin tregua por aquellos que elevan el estado sobre el individuo y por aquellos que carecen de fe en cualquier poder superior salvo la facultad reglamentaria de Washington, D.C. Muchas de estas personas usan (y abusan) de la ley y, en el caso de Sarah Palin, han abusado de nuestra leyes estatales sobre ética varias veces, sin piedad y de manera rutinaria presentando reclamaciones falsas y maliciosas en su contra. Así también, han recurrido a los tribunales, donde varias demandas civiles fueron presentadas contra Sarah Palin. Hasta la fecha, estas demandas civiles han sido rechazadas por los tribunales como carentes de fundamento. Pero sabemos el coste que esto ha supuesto a los Palin. Hace casi un año, la gobernadora Palin señaló las numerosas denuncias infundadas, las solicitudes de registros y las demandas entabladas en su contra, y explicó que:

“(…) No ha sido barato. El Estado ha perdido miles de horas de su tiempo y ha desembolsado unos dos millones de sus dólares para responder a las “investigación de la oposición”. Ése es dinero que no va a pagar maestros o policías o carreteras más seguras. Y este absurdo político, la “política de destrucción personal”… Todd y yo estamos contemplando más de medio millón de dólares en facturas legales con el fin de aclarar las cosas. ¿Y qué pasa con las personas que ofrecen estas acusaciones tontas? No les cuesta ni un centavo por lo que no van a dejar de agotar los recursos públicos, gastando el dinero de otras personas en su juego… A algunos residentes de Alaska no le importa gastar el dinero público y perder el tiempo del estado. A mí sí. No puedo estar aquí como su gobernador y permitir que millones y millones de dólares se desperdicien para que yo pueda tener el título de gobernadora”.

El año pasado se confirmó que la gobernadora Palin tenía razón. El número de reclamaciones falsas, las solicitudes de registros, las acusaciones mendaces y ridículas postuladas por la izquierda y los expertos de barra de bar en ética disminuyeron drásticamente por lo menos tal como se aplica a la mecánica del gobierno estatal.

Pero no terminó todo cuando ella se apartó del camino. Algunas reclamaciones y demandas están pendientes y serán resueltas a tiempo. Un juez en Anchorage recientemente emitió un fallo desestimando una demanda sin fundamento contra la gobernadora Palin y que afectaba indirectamente a Todd Palin. En esta demanda civil, Todd Palin estaba siendo atacado porque era un estrecho y fiable asesor de su esposa, la gobernadora. Que lo fuera no debería sorprender a nadie. El reclamante afirmó que debido a que Todd Palin no estaba siendo pagado por el Estado de Alaska, cualquier mensaje de correo electrónico que se le enviara no podía ser protegido por la ley normal de privilegios en el proceso deliberativo (un privilegio que protege esencialmente la toma de decisiones en el gobierno a fin de permitir los tomadores de decisiones la libertad para discutir con honestidad política y permitir y promover el intercambio abierto de ideas). El demandante exigía el derecho de ver los mensajes de correo electrónico que fueron enviados a Todd Palin.

En una opinión bien razonada, el juez exploró la ley estatal, la ley federal (incluyendo una discusión histórica sobre la primera dama Sarah Polk, la esposa del presidente James K. Polk) e invocó un principio legal que muy rara vez se utiliza (de sentido común) para desestimar esta demanda. Al hacerlo, el tribunal concluyó que Todd Palin, como el Primer Caballero, aunque no remunerado, era en esencia un consultor privilegiado de la Oficina de la Gobernadora y el tribunal comparó las consultas privilegiadas a Todd Palin con las de la Primera Dama Hillary Clinton, en las que un tribunal federal determinó que el cónyuge del jefe del ejecutivo “actúa como el equivalente funcional de un ayudante del Presidente.” Y, como los empleados del gobierno estatal asistían a la primera esposa, Todd Palin tenía una clara y evidente función consultiva privilegiada y es análogo a un oficial del estado de facto.

El tribunal concluyó finalmente que “el sentido común y la ley federal” obligan a la conclusión de que “Todd Palin podía legítimamente…actuar (…) como un asesor de la Gobernadora”, por lo que participó de manera apropiada en los debates políticos, mensajes de correo electrónico y conversaciones deliberativas,  todos los cuales están protegidos contra su divulgación.

Es refrescante ver a un tribunal referirse al sentido común y a los precedentes históricos. Además, según más y más mujeres sean elegidas para puestos de dirección (¿cómo se les llama ahora? ¿”Mamá Grizzlies”?), es notable que los retos de este tipo, que se basan en nociones sexistas y actitudes denigrantes hacia las mujeres, se estén rechazando. Esta demanda cuestionaba el papel de Todd Palin como primer esposo y tenía como premisa implícita la idea de que el cónyuge varón debe de alguna manera ejercer demasiada influencia sobre un director general femenino. Por ello la demanda de “ver los mensajes de correo electrónico” de Todd Palin; pero contrasta con décadas de silencio en relación con las comunicaciones a los cónyuges de anteriores ejecutivos, mujeres casadas. Esa postura despectiva y de desprecio hacia la nueva marca de líderes feministas fue condenada por el tribunal adecuadamente por carecer de una base en la realidad.

Hay, por supuesto, algunas cuestiones pendientes de resolver. Los ataques contra Sarah Palin van a continuar. Son distracciones destinadas a mantener su mensaje fuera. Habrá momentos en que Sarah Palin tendrá que tomar decisiones con el fin de continuar con su mensaje al país y simplemente resolver asuntos sin tener que incurrir en una aplastante deuda personal. Ése es el costo, por desgracia, de la vida pública de hoy. Cuando eso sucede, lean los detalles atentamente (como los detalles en el presente dictamen judicial). Cada vez que lo hagan, verán que Sarah Palin ha actuado siempre con intención honrada. Verá eso pronto de nuevo. El fallo de hoy es un paso positivo, no sólo para Sarah y Todd Palin, sino para todos los directores generales femeninos actualmente en el cargo y los que esperan asumirlo en noviembre.

 Thomas Van Flein, abogado de Sarah Palin.

¿A que tenía razón? Me gustaría que enlazaran esta nota de Van Flein con esa pequeña serie sobre “Sarah Palin vista por las mujeres” que hemos tenido en el blog durante esta semana pasada. Y es que, al final, todo va unido. El feminismo de hoy en día se calla como un muerto cuando se trata de defender los derechos de las mujeres pisoteados por la izquierda porque antes que feministas son izquierdistas y todos sabemos que quien paga, manda. Así pues, no es extraño que cada vez estén más desprestigiadas las tipejas esas y que el epíteto de “feminifobas” que les aplicó muy acertadamente una de las autoras que les traduje les vaya, en mi opinión, como anillo al dedo.

Y, como segunda parte de esta entrada, otro autor invitado a la página de Sarah Palin en Facebook. Se ve que esta semana era la “semana de micrófonos abiertos” (o “de plumas abiertas”). En este caso, me hace especial ilusión porque se trata ni más ni menos que de una nota de Meghan Stapleton, la antigua portavoz de Sarah Palin, que renunció a su puesto a su lado para poder ocuparse de su pequeña hija como mamá a tiempo completo, una decisión que la honra y por la que sin duda las feministas de izquierda la quemarían ipso facto en la hoguera. De nuevo en esta ocasión se trata de un tema que tiene que ver tanto con Alaska como con el acoso que sufrió Sarah Palin durante su etapa como gobernadora tras las elecciones presidenciales. ¿Recuerdan que para pagar sus deudas legales, los Palin autorizaron la creación de un fondo al que cualquier persona podía aportar un donativo con ese fin? Bueno, pues desde el primer día ese fondo, The Alaska Fund Trust, ha estado en entredicho puesto que los acosadores no podían permitir que los Palin lograran zafarse tan fácilmente de sus problemas económicos. Recientemente ha habido una resolución sobre el caso, pero mejor que nos lo explique la propia Stapleton, que lo hace estupendamente. Además, si alguien podía tener alguna duda todavía de que no había otro motivo para su dimisión que el deseo de poner a su familia por delante de su carrera profesional, como es natural, con esta nota las disipa todas. Disfrútenla, vale la pena.

EL COSTO DE LA GUERRA JURÍDICA – ALGUNAS PALABRAS SOBRE EL ACUERDO DE HOY SOBRE EL FONDO DE DEFENSA

En primer lugar, vamos a tener en cuenta que se trata de un fondo de defensa legal. De acuerdo con el Resumen de Conclusiones de la decisión emitida hoy por la Junta de Personal de Alaska, nada ilegal y nada poco ético ha sucedido porque no se ha distribuido ni un centavo. La gobernadora Palin no hizo nada malo. Y, de hecho, todo el mundo está de acuerdo en que la gobernadora Palin actuó de buena fe. Ahora, permítanme explicar cómo hemos llegado hasta aquí.

No es ningún secreto que la gobernadora Palin ha sido objeto de ataques políticos y jurídicos en una escala sin precedentes. Puesto que estos ataques se originan por su oposición, a veces puede ser una insignia de honor el ser foco de tal odio irracional. Pero hay un costo para todo esto.

El año pasado, aquellos que deliberadamente y con entusiasmo violaron o abusaron de la ley de Alaska demostraron que lo harían una y otra vez hasta la bancarrota de la gobernadora Palin o la paralización de su éxito en Alaska. La gobernadora Palin tenía una opción: declararse culpable de cosas que no había hecho para poder centrarse en el estado y ahorrar dinero de la familia o defender su buen nombre y reputación. Ella optó por defenderse. Al final, la gobernadora Palin y su abogado, Thomas Van Flein, se defendieron con éxito frente a más de dos docena de quejas, demandas y denuncias. Una y otra vez durante y después de las elecciones presidenciales de 2008, investigadores independientes demostraron que las acciones de la gobernadora Palin eran correctas, su juicio era adecuado y sus intenciones fueron honradas. De hecho, la Junta de Personal, el comité de ética para el Gobernador del Estado, ni siquiera tuvo que ver un solo caso ya que cada uno fue desestimado antes de hacerlo llegar a la siguiente instancia.

Pero le costó a los Palin financieramente.

Al ver este disparate, se me sugirió desde ambos lados del pasillo [de la Asamblea Legislativa] que una manera de hacer frente al importante coste financiero que esta táctica estaba causando era la creación de un fondo fiduciario para las facturas legales, al igual que todos los demás fondos de defensa legal para prominente políticos que son objetivos políticos.

Como se informó en el Wall Street Journal, “estos fondos se han vuelto cada vez más habituales a medida que el escrutinio de los políticos se ha intensificado”. (“Los partidarios de Palin crean un fondo de defensa legal”, Wall Street Journal, p. A-3, 24 de abril de 2009).

Cuando me acerqué a la gobernadora Palin con la idea, ella tenía una voluntad principal: si se puede hacer legalmente, entonces lo apoyo. También pidió que, si era posible, se mantuviera en Alaska.

Uno podría pensar que la creación de un fondo fiduciario para recaudar fondos para pagar los honorarios legales no debe ser tan complicada, pero resulta que es excepcionalmente complicada. Ustedes deberían saber que al menos siete abogados se involucraron en el proceso, algunos de los cuales eran y son destacados expertos a nivel nacional en la creación de fondos de defensa legal, en la evaluación de las leyes electorales federales y estatales, la ley estatal fiduciaria, leyes de impuestos federales y estatales, requerimientos estatales de información y requerimientos éticos estatales. Es un triste comentario sobre la vida pública de hoy cuando el sistema legal puede ser utilizado como un arma política en contra de un funcionario electo y se necesita un batallón de abogados para saber cómo financiar una defensa y un contraataque.

En cualquier caso, el equipo legal de la conclusión de que el fondo que habían creado era legal en todos los aspectos. Yo confié en dicho asesoramiento y advertí a la gobernadora Palin sobre ello.

En última instancia, el Alaska Fund Trust fue inaugurado y tras un día o dos se presentó una denuncia contra él poniendo en duda su legalidad. (Y como siempre, el público lo supo porque alguien – probablemente el autor – violó la ley y difundió públicamente la acusación). Y así comenzó otra prolongada batalla legal, esta vez para determinar si el fondo creado para defender a la gobernadora Palin contra la quejas sobre ética frívolas era en sí mismo ético. Todo un círculo, de verdad. Dejamos claro que no se gastaría el dinero hasta que el asunto quedara resuelto.

Así, en este mismo momento, el dinero recibido fue congelado y nadie, ni los Palin ni el abogado de los Palin, nadie recibió un centavo del fideicomiso en nombre de los Palin.

La Junta de Personal designó inicialmente un investigador “independiente”. Ese investigador, nos enteramos después, tenía conexiones y estaba asociado con el presidente Obama. La Junta de Personal había contratado a la firma personal del presidente Obama como un investigador “independiente” para revisar si un fondo creado para recaudar dinero para eliminar una deuda contraída como resultado de la oposición de la gobernadora Palin al Presidente Obama es adecuado. Nosotros objetamos tanto la filtración ilegal y la influencia política evidente, y un nuevo investigador fue nombrado.

El nuevo investigador dedicó mucho tiempo a revisar la información antigua y recoger nueva, pero creo que ha demostrado ser demasiado difícil el revertir una decisión ya pública. Llegó a la conclusión de que el fondo violó la ley de Alaska en dos aspectos. Su mayor ardor de estómago es que usamos la palabra “oficial” en la página web. Y estaba angustiado porque rechazamos la oferta de un ex-consejero especial de la Casa Blanca para servir como fideicomisario y en su lugar optamos por una alasqueña a quien los alasqueños reconocerían: Kristan Cole.

Kristan ocupó un puesto en varias juntas estatales como funcionaria voluntaria. El investigador concluyó que debido a que ella se sentó en esas juntas, la gobernadora Palin como gobernadora era técnicamente su jefe y por lo tanto no debería ser la administradora del fondo. Ésa es su conclusión y la respetamos. La ley no es clara en este aspecto y ni un miembro del equipo legal vio eso como un problema, pero de nuevo, nosotros respetamos la conclusión y no vale la pena perder el tiempo o dinero para refutarlo. Pero sí queremos dar las gracias a Kristan por asumir esa ingrata tarea. ¿Qué es lo que dicen acerca de las buenas acciones?

La otra conclusión necesita explicar el contexto. Hubo un momento en el que parecía que gente de todo el país quería empezar fondos de defensa legal para la gobernadora Palin. El apoyo y la buena voluntad que el pueblo de este país han demostrado para con los Palin es inspiradora. Sin embargo, se expresó preocupación sobre si todos estos otros posibles fondos cumplirían con las diversas leyes como los límites a las donaciones, los límites de las contribuciones de los cabilderos o las contribuciones procedentes de extranjeros. Así que usamos la palabra “oficial” en la página web para distinguir el Alaska Fund Trust de los que no estábamos seguros de que las cumplirán. En nuestra opinión, ésa fue una razón sólida y sensata para el uso de la palabra “oficial”, pero el investigador cree que hacía parecer que la web había sido patrocinada por el Estado de Alaska y, por lo tanto, sería un uso del cargo “oficial” de la gobernadora Palin para recaudar dinero. No estamos convencidos de que realmente fuera ése el caso o de que cualquier miembro del público pudiera confundirse, pero respetamos la evaluación del investigador en este punto y no vale la pena discutirla. Una vez más, la voluntad principal de la gobernadora Palin era simple: si este fondo se podría establecer legalmente, ella lo apoyaría. Si no, no tendría su apoyo.

Así que la gobernadora Palin ha llegado a un punto en que decidió llegar a un acuerdo para resolver esta cuestión con el investigador en lugar de gastar tiempo y dinero luchando contra una queja sobre ética acerca de un fondo que se creó para reembolsarle el dinero que ha gastado luchando contra falsas quejas sobre ética elaboradas por propios y extraños violando y abusando de la ley de Alaska. En realidad, se trata de simple pragmatismo y sentido común.

Como ustedes saben, nos encanta una buena pelea, pero debemos tomar nuestras batallas con cuidado. Como directora general, la gobernadora Palin hace las llamadas y ella sabe que esta batalla, aunque importante para ella personalmente, no hace nada para el país. Ella tiene grandes batallas que pelear, las batallas para restaurar nuestra fuerza a nivel internacional y estar junto a nuestros aliados, las batallas para detener la caída de nuestra economía, y las batallas para recuperar el control del Congreso.

Sin embargo, yo sé y usted sabe que ningún funcionario público debería tener que soportar la carga financiera de estos ataques. Y la gobernadora Palin legalmente puede recaudar dinero ahora a través de una nueva marca – no oficial, pero vamos a llamarlo “real” – fondo de defensa legal, sin riesgo de ofender a un investigador o la ley estatal. Y ese fondo ya existe en http://www.sarahpalinlegaldefensefund.org/donate.php.

Gracias a todos los que contribuyeron al Alaska Fund Trust. Su corazón estaba en el lugar correcto. Y la gobernadora Palin y su familia se sienten abrumados por su generosidad. Si desea, puede contribuir al nuevo fondo. Mientras tanto, vamos a tratar de ponernos en contacto con usted para devolverle su donación al viejo fondo.

Y ahora – ¡vuelta a la maternidad para mí! Y al sentido común.

P.D. Una última reflexión a medida que nos acercamos al aniversario de “la gobernadora Palin recarga”, gracias a Dios tuvo la fortaleza y la sabiduría para mirar el camino y ver lo que hizo – las facturas del Estado habrían ascendido a millones y millones más y sus facturas legales personales serían impagables. No sé quién querría ocupar un cargo en estas circunstancias y con lagunas que nuestros legisladores se niegan a resolver.

Meghan Stapleton, mamá, esposa y ahora con más conocimientos que nunca acerca de los fondos de defensa legal.

Una narración entretenida, ¿verdad? ¡Ah, cómo echo de menos a Meghan! Me consuela saber que está al tanto de todo lo que pasa y que cuando Sarah la necesite de verdad, ella estará dispuesta a volver, sobre todo porque su pequeña ya tendrá edad de ir al cole y eso le permitirá comprometerse de nuevo. Pero mientras llega ese momento, que juegue mucho con su hija y que se rían mucho las dos juntas.

Aquí tienen la portada del nuevo fondo de defensa legal de Sarah Palin. Pueden hacer clic sobre la imagen para acceder a él y, además, ya he actualizado los datos en el blog (en la pestaña “Apoyo”). En el antiguo fondo legal, los extranjeros nos podíamos contribuir, ¡maldita sea! No estoy seguro de si en éste pasará igual, pero mucho me temo que sí. En fin, qué se le va a hacer. De cualquier forma, si alguno de ustedes puede enviar cien dólares, háganlo. Cada dólar que entre en las arcas de este fondo, será una úlcera de estómago más para los izquierdistas.

Y ahora voy a aprovechar un rato libre que tengo para repasar la documentación que ya tengo recopilada para el libro. Se trata de no desperdiciar ni un minuto. Ser un trapero del tiempo, en definitiva. Y es que si bien no le puedo dar cien dólares a Sarah para pagar sus facturas, sí que puedo dedicarle cien horas mensuales para difundir su mensaje en esta España nuestra donde tanta falta nos haría alguien como ella. De verdad que no me duelen prendas a la hora de ponerme a escribir. Es realmente un placer. Ustedes hacen que lo sea.

P.D. Mis mejores deseos de recuperación para educantabro, uno de los más fieles. Amigo mío, si Dios quiere que logre terminar el libro, me causará un placer especial el enviarle el suyo. Cuídese mucho, por favor. Y presente mis respetos a su madre.

9 respuestas a APOYANDO A SARAH: THE SARAH PALIN LEGAL DEFENSE FUND

  1. Santi dice:

    Verdaderamente no tiene nombre lo que le han hecho pasar, y siguen en ello, a Sarah Palin esta izquierda sectaria y destructiva del adversario. Espero que en todos los casos abiertos le sigan dando la razón a Sarah como hasta ahora, y que los fondos donados sean suficientes para su legítima y exitosa defensa. Ese juego sucio que le aplican debería ser severamente castigado, a nada que la justicia haga honor a su nombre. Pero pinchan en hueso, la fortaleza de Sarah hace que salga reforzada de todos estos ataques injustos, ¡no saben con quién se las tienen que ver!

    Y a por el libro, Bob. Porque no hay nada más bonito que crear un libro del tema que apasiona. Y si encima tiene éxito… sería “el acabose del empezose”, como decía alguien (premio al que lo adivine). Después sólo te faltará plantar un árbol y tener un hijo, pero todo se andará, amigo Bob, ja,ja,ja.

  2. Santi dice:

    Lo último de Sarah en la Universidad de California. Sarah en estado puro…

  3. El primo tonto dice:

    La única cosa que no entiendo es porqué no ponen en los procesos la condena en costas.
    Así como el análisis de las personas que pleitean dentro de un plan concertado para actuar contra alguien, igual que una asociación del malhechores.
    Bueno, he preguntado si los extranjeros pueden hacer aportaciones. Si contestan lo diré aquí.
    Saludos.

  4. flowidoo dice:

    Siempre me ha hecho gracia la parte de la justicia que da el favor al denunciante. Yo creo que cuando te acusan de algo, es la persona que pone la denuncia la que debería gastar dinero y tiempo en demostrar sus palabras. Es una estupidez que tú debas demostrar tu inocencia, cuando son otros los que deben molestarse en aportar pruebas de tu culpabilidad.(No sé si me he explicado)

  5. Gustavo dice:

    flowidoo No estoy para nada deacuerdo contigo, pero lo que si que deberia pasar es que despues del juicio el mismo juez determinara quien paga las costas. sobretodo en los que hay desestimacion.

  6. educantabro dice:

    Muchas gracias Bob por sus buenos deseos. Son recíprocos para el éxito del proyecto de libro sobre Sarah que, viendo el índice, tiene un aspecto excelente.
    También mi Sra. Madre le desea lo mejor. (Y para los malintencionados. No soy un alter ego republicano de Norman bates)

    Los procesos judiciales de Sarah ponen de manifiesto uno de los defectos que sufren los USA, -no todo van a ser elogios- que es el hiper-inflamado entramado abogado-judicial que sufren muchos de los aspectos de su vida. (La sanidad sin ir más lejos.)

    Me trae a la memoria un episodio de Los Simpson donde Homer pregunta a su abogado que seria un mundo sin abogados y aparecen hombres y mujeres de todas la razas bajo un arco iris danzando y cantando llenos de paz y felicidad. (ja, ja) (Es un episodio de cuando Los Simpson eran buenos, es decir de muchos años).

    En cuanto al feminismo, se demuestra que es al machismo lo que el comunismo al nazismo. El mismo resentimiento, complejos, odio y sinrazón pero con distinto color. Y evidentemente la del apoyo y la buena prensa de uno de ellos por parte de nuestros neutrales y objetivos medios de masas sociales .(Universidades incluidas).

    Y afortunadamente -si, por fin – estoy en la oficina, teniendo una jornada partida, mas ir y venir al trabajo, andar un mínimo de una hora la día, ir a la piscina , ir al fisio, comer y otras cosillas … Y por supuesto ponerme al día de del blog. Ahhg. ¿Quien dijo que el trabajo es salud?.

    Un saludo.

    PD: Si Bob. El libro de tapas duras, que ya tengo ganas de dar con el en la cabeza algún progre de mi trabajo. ¡Dios mió y solo llevo un día¡

  7. Conservadora dice:

    Si el denunciante tuviera que pagar la factura del proceso legal se lo pensaría dos veces antes de abrir la boca para denunciar, sobre todo en casos como el de Sarah, en que las denuncias se basan en naderías.
    Es una perversión de la justicia que el acusado deba pagar por probar su inocencia. Todos somos inocentes mientras no se demuestre lo contrario. Si alguien decide acusarnos de algo debería estar obligado a probarlo y pagar los costos. Si no puede pagarlo, y está bien documentado que somos culpables de lo que se nos acusa, publicarlo puede ser un buen modo de ganar apoyo para encausarnos. Creo que darnos por culpables antes de enjuiciarnos y cargarnos la factura no es justo ni ético.

  8. Santi dice:

    Pongo el acceso directo a la 1ª parte del discurso de Sarah en la California State University (sí sale, claro). Mirad la presentación que hace de ella el presentador, es divertido como lo escucha.

    Y sí, Conservadora, todos somos inocentes hasta que no se demuestre lo contrario, y la justicia debe defender sobre todo a quien recibe acusaciones injustas con evidente mala fe. Si en EEUU eso no pasa es un fallo muy grande del sistema judicial, que no dudo pueda ser muy bueno en otros aspectos.

  9. El primo tonto dice:

    Han contestado los del fondo legal de Sarah Palin, y dicen que solo los que tienen nacionalidad americana pueden hacer aportaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: