LIBERTARIOS EN ESTADOS UNIDOS: ¿SE PUEDE SER ANARQUISTA Y DE DERECHAS? (y II)


 

Seguimos con nuestros amigos libertarios. Algunos de ustedes me han contado que han hecho el test de Nolan y sé incluso de una persona a quien le ha dado como resultado que es un “conservador”. Bueno, pues a mí me dio que soy un “libertario“ y, tal y como ya les dije, sencillamente no me lo creo. No hagan pues demasiado caso porque es un test muy poco relevante, casi una broma. Ya vieron que son sólo diez preguntas y poco comprometidas cada una de ellas. Yo, por mi parte, contesté que sí a todas salvo en la del documento de identidad que, en mi opinión, es algo necesario siquiera porque creo de la mayor utilidad el poder acreditar que uno es quien dice ser y, a la inversa, que la otra parte lo es también. Otra cosa hubiera sido que el dichoso test incluyera preguntas tan controvertidas como si uno es partidario de lo que se llama por ahí la “libre elección” (vulgo aborto), la legalización de las drogas o la privatización de las fuerzas de seguridad (la policía), por ejemplo. Entonces pueden estar convencidos de que mi supuesto ardor libertario se hubiera enfriado notablemente y que hubiera terminado como un conservador clásico, aferrado a sus tradiciones y a sus costumbres, lo cual es precisamente lo que soy. Y a mucha honra.

El emblema del Partido Libertario de Estados Unidos, la Estatua de la Libertad (Lady Liberty que la llaman por ahí). Sin embargo, hubo algunos que propusieron adoptar, andando a la zaga de lo que son el Partido Demócrata con su burro (cada día más acertada su elección) y el Partido Republicano con su elefante, un animal como símbolo y propusieron que fuera un pingüino al que iban a llamar “the Liberty Penguin” (el pingüino de la libertad), pero al final no prosperó aunque hubiera estado bien, ¿verdad? En cuanto a su lema, es éste: “The Party of Principle” (El partido de los principios).

El Partido Libertario

El Partido Libertario (Libertarian Party) fue fundado el 11 de diciembre de 1971 y constituye el tercer partido por excelencia del sistema político estadounidense, al menos en apoyo popular, ya que existen por todo el país unas 225.000 personas registradas oficialmente como votantes de este partido (ya saben que en Estados Unidos, en alrededor de 30 estados, los votantes tienen que inscribirse previamente dando su afiliación política).

Como quiera que una cosa es la teoría y otra la práctica, una cosa también son los principios libertarios (que ya vimos en nuestra entrada anterior) y otra la organización de un partido político que pretenda llevarlos a la práctica. Así, el Partido Libertario se presenta bajo una plataforma que pretende la mínima regulación por parte del gobierno de todos y cada uno de los aspectos de la vida de los ciudadanos, quienes cuentan con todos los derechos, apoya el sistema capitalista de libre mercado y la libertad de comercio con todas las naciones y defiende el no-intervencionismo en asuntos exteriores e incluso el mínimo control de las propias fronteras del propio país.

Más detalladamente, el Partido Libertario propone que el estado tenga vedada su intervención en todo lo que no sea defender a sus ciudadanos de una actuación violenta o fraudulenta por parte de otros. Y es que para ellos, sólo los individuos pueden decidir, ya sea solo o asociado libremente con otros, lo que más les conviene. Por ello, su “regla dorada”, si es que puede llamarse así, reza: “mutuo respeto a los derechos” (los propios y los de los demás) y en su declaración de principios dice:

Sostenemos que todos los individuos tienen el derecho de ejercer sole dominion sobre sus propias vidas y que tienen el derecho de vivir de cualquier manera que decidan, en tanto que no interfieran por la fuerza con los mismos derechos de otros a vivir de cualquier manera que ellos decidan.

Para ello, los libertarios pretenden reducir el tamaño y el poder del gobierno hasta el mínimo posible (un mínimo muy mínimo).

Algunos se empeñan en englobar a los libertarios dentro de la derecha o incluso de la extrema derecha, sobre todo por su defensa del derecho a poseer y llevar armas, su oposición a las regulaciones en asuntos económicos, su oposición a los programas típicos del estado del bienestar y su oposición a los impuestos, mientras que otros los engloban dentro de la izquierda o incluso de la extrema izquierda por su apoyo a la despenalización de las drogas, su oposición a cualquier ley que restrinja los derechos de dos adultos a comprometerse de cualquier manera (por ejemplo, una prostituta y su cliente contratando un acto sexual especialmente degradante o una persona acudiendo a un casino a jugarse hasta la camisa) y su oposición también a una política exterior activa que contemple la intervención de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en el extranjero. Sin embargo, y tal y como repite el Partido Libertario una y otra vez, ellos se niegan a considerarse a sí mismos ni una cosa ni la otra, ni conservadores ni liberales, ya que, para ellos, la esencia de su partido es la de los Padres Fundadores cuando pretendieron crear un gobierno estrictamente limitado que no se separase ni una coma de lo establecido en la Constitución.

En consecuencia, las relaciones del Partido Libertario con los dos grandes partidos, el Demócrata y el Republicano, son difíciles. Es cierto que, históricamente, los libertarios han tenido mayores lazos con los republicanos, existiendo dentro del Partido Republicano un grupo, el Republican Liberty Caucus, compuesto por los miembros declaradamente libertarios de aquel partido, pero es que también existe un grupo similar, el Democratic Freedom Caucus, en el otro, en el Partido Demócrata, lo cual no deja de ser curioso, pero ejemplifica de manera perfecta la voluntad de los libertarios de no dejarse absorber por nadie. Y es que, por lo que dicen las encuestas, los votantes libertarios proceden tanto de la derecha como de la izquierda o de los independientes, habiendo hasta un 30% de ellos que declaran que de no haber un candidato libertario en liza no acudirían a votar a las elecciones.

Ciertamente, el Partido Libertario es el tercer partido de Estados Unidos, teniendo en cuenta lo poco que significa eso en un país donde los dos grandes partidos copan el 95% de los votos en todas las elecciones. Aún así, el Partido Libertario ha ganado muchos puestos a lo largo de los años, especialmente de alcalde o en las asambleas estatales. Por lo que se refiere a las elecciones presidenciales, el Partido Libertario siempre es el tercero en todas ellas en número de votos, habiendo obtenido 523.686 votos (un 0,40%) en las últimas de 2008, por delante de sus rivales al puesto de “tercer partido”, el Constitucional (que obtuvo 199.314, el 0,15%) y el Verde (que obtuvo 161.603, el 0,12%). Su mejor resultado lo obtuvo en 1980 cuando logró la friolera de 921.128 votos, el 1,1%. En enero de 2010, 143 libertarios ocupaban un puesto público al que habían llegado después de un proceso electoral.

Desde siempre, el principal debate dentro del partido ha sido el que ya dejamos entrever en la entrada anterior: los que piensan que el aparato del estado, el gobierno, debe existir pese a todo (los miniarquistas) para ocuparse de aspectos como la seguridad, la justicia o la defensa nacional y los que piensan que de eso nada y que todo el aparato del estado debe desaparecer (los anarcocapitalistas) y que sean los propios individuos quienes decidan voluntariamente cómo solucionar sus problemas. Es un debate que se desarrolla aún a día de hoy y que se disimula bajo las etiquetas del “pragmatismo” contra los “principios”, estando actualmente el partido dominado por los pragmatistas.

Ron Paul, el libertario por excelencia

Como quiera que a los líderes del Partido Libertario no los conoce casi nadie por estos lares (su actual presidente es Mark Hinkle y en las elecciones presidenciales de 2008, su candidato fue Bob Barr) su cabeza más visible es la de Ron Paul, el congresista por Texas, a la espera de que su hijo, Rand, gane las elecciones a senador por Kentucky y suceda a su padre en tal condición. Es por ello que me ha parecido oportuno terminar esta entrada con una breve semblanza suya.

Ronald Ernest “Ron” Paul nació el 20 de agosto de 1935 en Pittsburgh (Pennsylvania), hijo de Howard y Margaret (de soltera Dumont) Paul. Licenciado en Medicina, Paul se casó con Carol Wells en 1957, con quien tiene cinco hijos (parece que es el número estándar de hijos en un político estadounidense, ¿verdad?), dieciocho nietos y tres bisnietos.

Paul empezó su carrera como médico y no fue hasta la década de los 60 que se interesó por la política, lo que le sucedió leyendo la obra de Friedrich Hayek Camino de Servidumbre, lectura que le llevó a leer también a Ludwig von Mises y a Ayn Rand. Fue a raíz de estas lecturas que se interesó especialmente por las cuestiones económicas, que son su fuerte, llegando a conocer personalmente y a tratar a economistas tan valiosos como lo son Hans Sennholz y Murray Rothbard. Su decisión de dedicarse finalmente a la política llegó el 15 de agosto de 1971 cuando el entonces presidente Richard Nixon decidió terminar con el patrón oro y desligar por completo el dólar del oro, algo que fue como un mazazo para Paul quien declaró tiempo después:

Después de ese día, todo el dinero sería dinero político antes que dinero de verdad. Estaba conmocionado.

Su carrera política empezó pues como representante por la 22ª circunscripción electoral de Texas, puesto que ocupó en dos tandas (1976-1977 y 1979-1985), pasando después a representar la 14ª circunscripción, puesto en el que lleva desde 1997.

Aparte de ello, Paul se ha presentado en dos ocasiones como candidato a la presidencia de Estados Unidos, una en 1988, por el Partido Libertario, obteniendo 432.179 votos (el 0,5%), perdiendo ante el candidato republicano George H. W. Bush, y otra en 2008, no llegando a obtener la nominación por parte del Partido Republicano, que era por el que se presentaba entonces, perdiendo contra John McCain y quedando por detrás de Mitt Romney y Mike Huckabee en número de delegados.

Actualmente se habla de una nueva intentona por su parte en 2012, algo que no parece probable pero que nadie en su entorno más cercano descarta de manera categórica. Así, su esposa, Carol, declaró en enero de este año:

Si se lo preguntara ahora mismo seguramente diría que “no”, pero ya ha dicho a veces… que las cosas suceden tan rápida y velozmente en nuestro país, si estamos en un período de crisis y necesitan a alguien… con los conocimientos que él tiene… entonces sí que lo haría.

Abundando en ello, Jesse Benton, estrecho colaborador de Paul, ha declarado a su vez en febrero de este año:

Si la decisión tuviera que ser tomada hoy, sería un “no”, pero él está considerándolo muy detenidamente y hay una cierta probabilidad de que se decida. Mucho dependerá de cosas relacionadas con su vida privada y también de lo que esté pasando en el país.

Por supuesto, sus seguidores no le olvidan y harán todo lo posible para convencerle de nuevo. Incluso ya está previsto el celebrar un acto de recaudación de fondos por parte del movimiento Tea Party el próximo 16 de diciembre de 2010. Se tratará de una money bomb, uno de esos días de recaudación, celebrando lo que fue la money bomb de 2007, la que dio el pistoletazo de salida a su campaña de 2008, cuando recaudó la increíble cantidad de 6 millones de dólares en 24 horas. Ahora el objetivo es lograr que 100.000 personas donen 100 dólares cada una para que Paul pueda iniciar su campaña con buen pie. Y tan bueno; como que si lo consigue cualquiera no se presenta. Y es que diez millones de dólares dan para un montón de anuncios.

Pero a todo esto, ¿Paul qué es exactamente? ¿Medio republicano, medio libertario? ¿Un cuarto de republicano, tres cuartos de libertario? ¿Qué hace en el Partido Republicano cuando se presentó como candidato en 1988 por el Partido Libertario? Buenas preguntas. Vamos a intentar responderlas porque Paul ha sido definido tanto como conservador, constitucionalista o libertario. Tiene un pseudónimo, “Dr. No” y no sólo hace referencia a su profesión sino también a su insistencia en que “nunca votaré a favor de cualquier legislación a menos que lo que se proponga esté expresamente autorizado por la Constitución”. Ya hemos dicho lo muy estrictamente que se apegan los libertarios a la palabra de la Constitución.

  • En cuestiones económicas, Paul es un ferviente partidario de la Escuela Austríaca de Economía, habiendo escrito seis libros al respecto. Regularmente se opone a todo proyecto de ley que suponga un nuevo desembolso para el gobierno o más impuestos para los ciudadanos. Partidario de eliminar la mayoría de las agencias del gobierno por considerarlas mera burocracia, también quisiera eliminar la Reserva Federal así como devolver su valor real al dinero para acabar con la inflación, no volviendo simplemente al patrón oro, que considera impracticable ya, pero sí legalizando el uso de oro y plata como medio de cambio.
  • En cuestiones de asuntos exteriores, Paul se opuso en 2002 a la guerra de Irak, votando en contra por lo que no puede sorprender que abogue también por retirar a Estados Unidos de las Naciones Unidas y de la OTAN. Partidario del libre comercio, se opone a cualquier tratado u organización que pretenda regularlo ya sean el NAFTA o la OMC. Apoya también el reforzar el control de las fronteras y acabar con los beneficios de todo tipo de que disfrutan los inmigrantes ilegales que entran en Estados Unidos. ¡Ah, y nada de amnistía para ellos!
  • En cuestiones internas, Paul apoya la Segunda Enmienda, la de las armas, pero se opone a la Patriot Act, a las técnicas avanzadas de interrogatorio (vulgo tortura) ejercidas sobre los terroristas islámicos y a la existencia de un documento de identidad nacional. Él personalmente es pro-vida sin duda alguna, pero se opone a que sea el gobierno federal el que decida sobre asuntos como estos (el aborto, la pena de muerte, la regulación del matrimonio, la educación, etc.) que considera que sólo le corresponde legislar sobre ellos a los estados. También se opone a continuar la guerra contra las drogas.

En consecuencia, que uno puede estar de acuerdo o no con Ron Paul, pero lo que nadie le puede negar es que se trata de una persona merecedora de todo nuestro respeto y hasta de nuestra admiración. Ojalá su hijo Rand siga sus pasos y legue a Estados Unidos una segunda generación de los Paul tan brillante como lo ha sido la primera. En cuanto a mi opinión de si se presentará de nuevo en 2012, creo que si Sarah Palin termina presentándose como candidata a la nominación republicana, Paul la apoyará como buen constitucionalista que es. Y que Palin logrará captar una buena parte del voto libertario que no es mucho ciertamente, pero que puede marcar la diferencia en algunos estados y ser de vital importancia en el caso de unas elecciones reñidas al estilo de las de 2000 entre Bush y Gore.

Hasta la próxima entrada.

5 respuestas a LIBERTARIOS EN ESTADOS UNIDOS: ¿SE PUEDE SER ANARQUISTA Y DE DERECHAS? (y II)

  1. El Moli de Getafe dice:

    Admiro a Ron Paul, y desde que empezó esta crisis aún más, pero siempre le he puesto una serie de inconvenientes :

    El primero es que se dedica profesionalmente a la política, a la cosa pública, lo que contradice a mi modo de ver su ideal libertario.

    De hecho, la misma existencia de un Partido Libertario lo veo una contradicción.

    El segundo está relacionado con sus planteamientos “a lo Buchanan” en lo tocante a la inmigración, que también contradicen el pensamiento libertario.

    Y el tercero es su hipócrita crítica de la relación de los “neocons” con el partido Likud, cuando él mismo se ha dejado “apoyar” y “aconsejar” por grupos de la izquierda israelí racionados con el propio Amir Péretz.

  2. Conservadora dice:

    En un mundo de fantasía el ideal libertario sería casi mayoritario. A estas alturas proponer la retirada de la OTAN es casi infantil. Además de sus reiteradas inconsistencias, como señala El Moli de Getafe, Ron Paul no logra convencer a los votantes durante las elecciones. Un aspirante a cualquier puesto público que no atraiga el favor de sus representados es un fracaso

  3. Santi dice:

    Opino que si los libertarios están más cerca de alguien, ese alguien serán los conservadores. Porque no nos engañemos, y se ha visto claramente ya a lo largo de la historia, la izquierda, llámese “demócratas”, “socialistas” o “comunistas”, si algo son es liberticidas (no digamos éstos últimos), por más que se les llene la boca de libertad y democracia (porque dime de lo que presumes…) Por lo demás es lógico que sea un partido muy minoritario, es algo extremista en sus planteamientos y la sociedad no suele ser así en ningún caso. Pero tiene un planteamiento general ciertamente válido en términos generales, con una música que me gusta: mínimo estado y máxima libertad individual; otra cosa es la letra de las concreciones.

    Espero que Ron Paul apoye a Sarah Palin, todos los votos serían bienvenidos por pequeños que sean.

    Buena entrada, Bob, mejor dicho “libertario” Bob, ja,ja,ja.

  4. Manu dice:

    Felicitaciones a el autor que inverstigo bastante sobre todos estos puntos,con todo el respeto que les guardo creo que tomar en cuenta que ron paul no tiene tanto acceso a los grandes medios y que gran parte de los norteamericanos no analizan los puntos esgridos por el congresista por texas y que la mayoria de los ciudadanos no tiene tiempo para leer y ver las ventajas de tus propuestas en muchos puntos.

    Por otro lado hay que tomar en cuenta que la interna republica fue muy polinizada en Romey y Mc Cain , logrando de esta manera excluir en algunos puntos tanto a el Dr Paul y a el ex-gobernador Huckabee.

    Respecto al punto de que es infantil su politica externa, te respondo que desde cuando es infantil promover la reduccion de la violencia, desde cuando es infantil privilegiar las vida que que el control mundial,yo creia que no pero tal vez me equivoco?.

    Un saludo a todos

    pd:disculpen la redaccion

  5. Gustavo dice:

    A mi modo de ver el partido libertario, acierta en lo de la mínima expresión del estado, menos en una cosa a mi parecer el estado tiene que tener una única misión la de matón, tiene que ser el gran matón que impida que existan mas matones (y en cierto modo con las defensas de la carta magna ese matón será bueno)

    Con esto que quiero decir.
    El estado solo ha de tener 3 funciones, Policía y justicia, Ejército y Exteriores y Hacienda (para pagar a estos 3 cuerpos).

    Eso de comerciar con todos los países es un poco peligroso, hay que arrinconar a los Malos, solo piensen en la II Guerra mundial las 3 Opciones.

    1- Que crees que hubiera pasado si ni mas tomar dancen los nacis USA, Inglaterra y Francia le hubieran plantado cara.
    2- Que crees que hubiera pasado si aun después de Hitler haber tomado Francia Inglaterra y USA hubieran firmado la paz con Hitler.

    Iguales acontecimientos Con la URSS:

    1- Que crees que hubiera pasado si hacen caso a Patoon y la II Guerra mundial termina conquistando Moscú.

    2- Que crees si en lugar de Reagan sale Reelegido Carter.

    Pues eso El ejército es muy necesario. Y al Igual que tu en muy parecido nivel la policía, La justicia han de ser Funcionarios eso si Independientes de la política (mira eso no me gusta de USA Creo sinceramente que a los Fiscales y Jueces de los altos tribunales deberían elegirles los propios jueces y fiscales que para eso son su órgano de gobierno)

    Y bueno en algunas cosas soy algo socialista y en otras muy conservador. Sobre la libertad de las personas según Y como… Si las personas tienen derecho a drogarse, Fumar y emborracharse si quieren, pero cuando estén enfermos quien va pagar sus errores ellos o yo. Si los pago yo No, si los pagan ellos mira que hagan lo que quieran. Y lo del aborto para mi hay 4 partes la madre, el padre, el niño y la humanidad Digan lo que digan toda muerte es un fracaso. Creo que existen técnicas mas eficientes de solucionar esta lacra, Adopciones, Ayudas a las madres No tienen por que ser monetarias, Educación sexual de verdad No lo que nos dan,

    A fin de cuantas todo se basa en un único punto dejar de tratar de una vez a los seres Humanos como niños, y empezar a tratarlos como seres responsables y adultos. Ahora no esperes que la Izquierda haga eso, ya que cada vez que un ser humano piensa lo primero que hace es dejar de ser de Izquierdas. Y eso lo saben los de Izquierdas. Ejemplo PIO MOA. Cuando empezó a pensar se borro de la Izquierda. Y recuerden que era maoísta hay es nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: