HABÍA UNA VEZ UN IDIOTA…


 

¡Y qué idiota! El más idiota de todos. Un idiota sin remedio. Un idiota tan idiota que se podría exhibir en las ferias y hasta cobrar entrada por entrar a verlo. Un idiota que dice ser escritor, pero que al final resulta que no es más que un lamentable emborronador de cuartillas, sobre las que deja plasmadas sus idioteces para que otros, tan idiotas como él (porque más idiota ya no se puede ser), las lean y se complazcan en comprobar que siendo idiota uno puede ganarse bien la vida sin necesidad de tener que afiliarse a un partido político progre y hacer carrera en él. ¡Ah, qué consuelo para todas esas madres que sufren por tener un hijo así y que hasta ahora sólo podían aspirar a que llegara a ministro!

Y éste es nuestro idiota de hoy. Un idiota que responde al nombre de Joe McGinniss. Fíjense bien en él porque si algún día tienen la desgracia de encontrárselo por la calle, lo mejor sería que echaran a correr. Sí, sí, que la idiotez es contagiosa y yo mismo tenía un amigo que era una persona estupenda, pero que se casó con una mujer idiota y ahora él también es un idiota rematado al que he borrado de mi lista de amistades desde aquel día en que me dijo que ya no temía por el cambio climático porque Obama nos iba a salvar a todos.

Nota del autor: Les anuncio que ya ha sido publicada en Semanario Atlántico mi última colaboración. Se titula “El Partido Demócrata respira en Pennsylvania pero tampoco es para tanto” y confío en que les guste. Y como adelanto de lo que será la próxima, sólo les diré que iremos a Kentucky… Y con eso ya está todo dicho, ¿verdad?

La afrenta

¡Ah, qué coraje me da tener que dedicar una de mis entradas a un idiota! Les aseguro que estoy indignado y que he tenido que irme a correr una docena de kilómetros inmediatamente después de haberla terminado para librarme de la rabia que siento. El caso es que todo comenzó el lunes pasado, día 24, cuando la propia Sarah Palin daba la voz de alarma con una de sus notas en su página de Facebook. Hela aquí:

Justo cuando piensas que ya no te puede pasar nada más “interesante”… ¡Bienvenido, vecino!

La primavera ha llegado en Alaska y con esta bonita temporada llega la noticia de hoy de que los Palin tienen un nuevo vecino. ¡Bienvenido, Joe McGinniss!

Sí, ese Joe McGinnis. Aquí está él – a unos cincuenta metros de distancia en la vivienda alquilada del vecino, oteando la zona de juegos de mis niños y la ventana de mi cocina. Tal vez vayamos a darle la bienvenida mañana con una tarta casera de arándanos para que sepa lo amistosos que somos los alasqueños.

Nos enteramos de la buena noticia hoy. Al regresar mi familia esta mañana de los rallies de apoyo y de los discursos en “los 48 estados de abajo”, ¡finalmente tuve la oportunidad de hacer frente a mi jardín y el césped esta noche! Por lo tanto, tras ponerme unos pantalones cortos y una camiseta para capturar ese demasiado breve sol del verano norteño y colocar a un mareado Trig en su portabebés a mi espalda para una aventura de cortar césped,  miré hacia arriba para ver con sorpresa a un “nuevo vecino” oteando mi propiedad a sólo un tiro de piedra. Huelga decir que nuestra aventura al aire libre terminó rápidamente después de que Todd fuera a presentarse ante el desconocido que estaba mirando.

Joe anunció a Todd que se ha mudado a la casa justo al lado de la nuestra. Ha alquilado el sitio para los próximos cinco o más meses. Hizo todo el camino desde Massachusetts para vivir justo  a nuestro lado – mientras escribe un libro sobre mí. Sabiendo de sus muchas otras feroces piezas de “periodismo” (incluyendo las extravagantes piezas anti-gestión de los recursos petrolíferos por parte de la administración Palin que llevaron a mi departamento de Recursos Naturales a declarar que su trabajo era el más retorcido caso de periodismo amarillo relacionado con la energía que habían visto en su vida), estamos seguros de tener a un avaricioso deseando hacerse con ese tesoro que está escribiendo. Me pregunto qué tipo de material va a reunir oteando el dormitorio de Piper, mi pequeño jardín y el agujero donde la familia se baña.

¡Bienvenido, Joe! Va a ser un gran verano – ven a pedir prestada una taza de azúcar si alguna vez necesitas un poco de endulzante. ¿Ya sabes lo que dicen acerca de que “vallas hacen buenos vecinos”? Bueno, vamos a empezar a trabajar en una alta valla mañana y voy a tratar de que los chillidos de Trig se reduzcan a tranquilas risas que no perturben tu tranquilo verano. ¡Disfrútalo!

Sarah Palin

¡Hola, vecino! ¿Puedo llamarte “Joe”?

El afrentador

Hasta aquí, la voz de alarma dada por Sarah Palin: ¡tengo un vecino inquietante y nos está observando! Yo añado que además de inquietante es un idiota. Pero exactamente ¿quién demonios es el idiota ese? Pues oído al parche porque Joe McGinniss, nacido el 9 de diciembre de 1942, es un escritorzuelo estadounidense que empezó su carrera profesional como periodista, pero que obtuvo un gran éxito en 1969 con su primera obra, The Selling of the President (La venta del presidente), sobre la entonces reciente campaña electoral de Richard Nixon, que entró directamente en la lista de best-sellers de The New York Times cuando él tenía nada más que 26 años, siendo por aquel entonces el autor más joven en lograr semejante hazaña. Tras ello, McGinniss dejó el periodismo y se convirtió en escritor a tiempo completo. Como quiera que no tengo la más mínima intención de hacerle publicidad, sencillamente no voy a detallar su bibliografía, pero sí que les diré que el tipo ese se ha especializado en las morbosas novelas sobre crímenes reales, consiguiendo habitualmente su información del propio acusado del crimen, al que finge creer en sus protestas de inocencia sólo para obtener todo los datos posibles. Y no sólo eso sino que también ha sido acusado de plagiario cuando otro de sus libros, éste sobre Ted Kennedy, fue denunciado como tal, aunque no ante los tribunales, por Doris Kearns Goodwin, la autora de The Fitzgeralds and the Kennedys.

Fue en 2009 cuando el idiota decidió dejar los crímenes que cometían otros y pasar a cometerlos él personalmente, explotando el filón que le ofrecía la entonces gobernadora de Alaska Sarah Palin, publicando un artículo, precisamente el que menciona Sarah en su nota, en la difunta revista Portfolio titulado “Pipe Dreams” (sueños de gasoducto) en el que cuestionaba la veracidad de la afirmación de Sarah sobre la próxima construcción del gasoducto, alegando que era mentira que el trato estuviera cerrado y que no habría nunca gasoducto ya que al haberse enfrentado a las grandes petroleras, que son las que tienen el gas, éstas no se lo iban a ceder para que fuera transportado a través de él, ni más ni menos. El artículo estaba lleno de citas de conocidos adversarios de Sarah y el idiota se permitió incluso el lujo de insultar a la propia Sarah llamándola “la Eva Perón de Alaska”, lo cual le hace merecedor completamente de que yo no me refiera a él por otro nombre que el suyo propio de “idiota”, tan merecido por otra parte.

No fue ésta la última vez que su camino se cruzó con el de Sarah ya que, como demostración fehaciente de la clase de persona que es, ya no sólo un idiota sino además un canalla, en septiembre de 2009 estuvo cerca de ganar el derecho a cenar con Sarah al pujar hasta los 60.000 dólares en una subasta benéfica en Ebay a beneficio de la organización Ride2Recovery de apoyo a los militares heridos. Gracias a Dios, su puja fue insuficiente frente a la de la vencedora, Cathy Maples, de Huntsville (Alabama), una buena admiradora de Sarah, quien llegó providencialmente hasta los 63.500 dólares. Y por si fuera poco, ahora, el idiota amenaza con publicar un libraco sobre Sarah titulado provisionalmente Sarah Palin’s Year of Living Dangerously (El año en que Sarah Palin vivió peligrosamente), que pretende publicar en otoño del año que viene y cuya editorial, Broadway/Random House, no me verá nunca más en mi vida comprar un libro suyo. Palabra de Palin.

Los compinches del afrentador y partidarios de la afrenta

Por supuesto, todos los medios de comunicación estadounidenses pusieron inmediatamente el grito en el cielo ante semejante canallada y reclamaron a voz en cuello que los troopers de Alaska sometieran a cerco la casa alquilada por el idiota y a poco que éste se atreviese a asomar la nariz por la ventana y mirar en dirección a la casa de los Palin fuera detenido y encarcelado por espionaje, invasión de la privacidad o llevar los calcetines puestos al revés, cualquier cosa con tal de que pudiera ser puesto entre rejas los cinco meses que le quedan de contrato de alquiler… ¿Se lo han creído? ¿Los medios de comunicación estadounidenses obrando decentemente siquiera por una vez y a favor de Sarah Palin? ¡Ja, ja, ja, no lo verán eso mis ojos!

Los medios de comunicación estadounidenses lo que han hecho, con las excepciones conocidas, ha sido lo que se esperaba de ellos, por supuesto: PONERSE DEL LADO DEL IDIOTA Y REÍRLE LA GRACIA. Incluso reconociendo que se trata de una canallada, como quiera que se trata de Sarah Palin, contra quien cualquier cosa es válida, el apoyo recibido por el idiota por parte de sus congéneres de los medios de comunicación es tan repulsivo que, por supuesto, no se les ocurra preguntarse qué pasaría si se tratara del caso contrario, que fuera un periodista conservador quien alquilara la casa de al lado de un antiguo candidato demócrata a la vicepresidencia. ¿Se acuerdan de John Edwards, por ejemplo? Le gustaban mucho las faldas, ¿verdad?

Así, un idiota bis llamado Ken Sheperd publicó un artículo laudatorio sobre el suceso (no diré dónde porque es vomitivo) diciendo entre otras cosas que, a pesar de tratase de “un acto de gilipollez periodística” (lo de acechar a Sarah), es la manera como los buenos periodistas siguen la pista de sus noticias, “sin problemas, ni éticos ni morales, con tal de acercarse lo máximo posible a su objetivo”. Un idiota ter llamado David Weigel, que escribe en esa basura que es The Washington Post, se siente tan escandalizado por el contenido de la nota de Sarah en su página de Facebook que corre a defender la honorabilidad del idiota original a quien califica como un “periodista de investigación”, como si no supiéramos ya todos la clase de bicho que es.

El idiota ter, Weigel, también defiende los hechos narrados por el idiota original en su artículo sobre el gasoducto de Alaska, sin confesar que todos y cada uno de los argumentos de dicho artículo han sido rebatidos hasta la saciedad, sobre todo en el blog Conservatives4Palin, que en su momento trataron este tema con profusión de datos, algo que a la izquierda tanto le da porque, tal y como ya les he dicho más de una vez, los izquierdistas no piensan, carecen de raciocinio, son meras ovejas baladoras y por eso es inútil razonar con ellos.

Y sobre la que alquiló la casa, ¿qué?

Es cierto que el idiota alquiló la casa, pero no nos olvidemos de la arrendadora (porque es una mujer). ¿Quién es esa vecina de Sarah Palin que tan poco debe de quererla para permitir que su propiedad se convierta en un nido de buitres por un puñado de dólares? Pues con respecto a ella, y tal y como declaró el propio hijo del idiota, Joe McGinniss, Jr.:

Una mujer alquilaba su casa y buscó al escritor [se refiere a su padre] porque los Palin la habían enfadado (le debían dinero por unas reformas que había hecho a petición suya y que nunca le pagaron). Así que cuando supo que McGinniss estaba escribiendo su libro y lo encontró, le ofreció la casa.

Teniendo en cuenta que fue el propio Todd Palin junto con unos amigos quien construyó con sus propias manos la casa de la familia y que ahora está igualmente embarcado en la construcción de un edificio anexo para dotar a su esposa de unas oficinas, es difícil pensar que puedan necesitar de una vecina, que para más inri no está nunca en su propiedad, para que les haga algunas reformas.

Una foto de la propiedad de los Palin, todo lo que ocupa el centro de la foto. Señalada con una flecha, la casa alquilada por el idiota que, como vemos está a apenas cincuenta metros de la de los Palin. Como me haga rico, juro que la compro haciéndole creer a la propietaria que soy un anti-palinista furibundo y se la regalo a los Palin a cambio de que me inviten a comer un día y me dejen fregar los platos mientras Piper me ayuda secándolos.

Y es que además, toda la historia cae por su propio peso cuando descubrimos, tal y como explicó la propia Sarah Palin en el programa de Glenn Beck, que el verano pasado, para evitar precisamente una situación como ésta, fueron los propios Palin quienes alquilaron la dichosa casa. Este invierno intentaron hacer lo mismo, pero fue imposible ponerse en contacto con la propietaria porque nunca atendía a sus llamadas. Ella sabrá por qué. Si tenemos en cuenta que según el hijo del idiota ésta sólo quería que los Palin le pagaran su supuesta deuda con ella, resulta curioso que no respondiera ni a una. ¿Así cómo pretendía cobrar? Evidentemente, el hijo, que también es escritor, pero ignoro si lo es tan malo como su padre, se ha inventado un cuento chino para desviar la atención del indigno comportamiento de su padre. Pero ¿hay alguien por ahí que pueda creerse sinceramente no ya que los Palin necesiten que alguien les haga una reforma en casa cuando se la han construido ellos mismos de arriba abajo, sino que no pagan sus deudas? ¡Vamos, hombre, ni harto de vino!

Suerte que tenemos a Todd, que si no…

Afortunadamente, Todd Palin estaba ahí para poner remedio y antes de 48 horas desde la sorprendente aparición fantasmal del idiota en la casa de al lado, él y varios de sus amigos habían construido, trabajando toda la noche, una valla de madera de un par de metros de alto y 50 metros de largo para evitar así que pudieran seguir siendo acechados, o al menos lo menos posible, lo que imagino que habrá fastidiado de lo lindo al idiota.

Mi admirada Michelle Malkin estaba tan satisfecha que proponía que el presidente Obama nombrara a Todd algo así como ministro de Fronteras, dada la rapidez y efectividad con que ha resuelto un problema tan preocupante para su familia, demostrando que sabe cómo protegerla, algo que él ha demostrado con creces que no tiene ni la más mínima idea de cómo hacerlo cuando se trata de su país (y obligando de paso a los buenos ciudadanos de Arizona a tomar cartas en el asunto). Con ello, espero que los Palin no vean su verano arruinado por culpa de un idiota, un idiota con avaricia, un idiota insondable, un idiota sin freno que ha demostrado ser además un personaje patético e indigno de ser recogido y auxiliado por nadie si algún día la buena suerte quiere que durante uno de sus paseos por la bella Alaska, un alce le pegue una cornada (prometo hablar al respecto con mi primo, ése que ya les he mencionado alguna vez y que tiene más mal genio que yo, y pasarle una foto del idiota para que se haga el encontradizo con él y se asegure de que lo cornea bien).

Por lo demás, como ya les he dicho, proclamo mi boicot personal contra la editorial, Broadway/Random House, jurando solemnemente que no compraré ni un libro suyo (Random House tiene sede en España, por si no lo sabían, y posee varias editoriales conocidas por todos nosotros) a menos que rompan su contrato con el idiota y se nieguen a publicar el libraco con el que nos amenaza para el año que viene. ¡Faltaría menos!

Esta entrada ha sido muy desagradable de escribir para mí, pero me temo había que hacerlo. Ustedes bien merecen el esfuerzo. Pero el martes volveremos al buen camino; tendremos a Sean Hannity con nosotros y ése sí que es una buena persona. Será la manera de desquitarse.

7 respuestas a HABÍA UNA VEZ UN IDIOTA…

  1. El primo tonto dice:

    Una cosa que deberían hacer los Palin es poner camaras para grabar los cubos de basura, la estampa de Joe revolviendo en la basura quizá destruya su reputación.

    Y si no está allí la dueña de la casita, ¿cómo sabe cuando algo se ha roto?

    Creo que tiene que ser falso que el servicio secreto visitó a la señora y le hizo una oferta que no pudo rechazar, y alquiló a muy buen precio la casa a Joe.

  2. marta dice:

    Bob un entrada muy buena,como siempre.

    El señor McGinniss se ha mostrado tal y como es, una persona que no le importa invadir un espacio tan vital como es la vida privada de una familia, me da asco este hombre!

    Magnifica la respuesta de Todd construyendo una valla, mas rapido impossible!

    Bob quando vayas a casa de los Palin avisa que yo tambien quiero venir a Alaska!

  3. Santi dice:

    ¡Boicot a Random House y a todas sus editoriales asociadas! Boicot a ese grupo capaz de tal inmoralidad. Porque el verdadero culpable es la editorial que publica esa basura a costa de la intimidación y el acoso a una honrada familia. Del pseudoescritor ese ni hablo, es un perfecto idiota como muy bien le has definido. Aquí dejo información sobre ese pérfido grupo con todos sus sellos editoriales, que apañados están como sigan la falta de ética de la Random House.

    “Random House Mondadori, S.A., uno de los líderes en edición y distribución en lengua española, es resultado de una joint venture entre Random House, división editorial de Bertelsmann AG, la mayor empresa internacional de comunicación, comercio electrónico y contenidos interactivos, y Mondadori, editorial líder en libros y revistas en Italia.
    Desde 2001 forman parte de Random House Mondadori los sellos Areté, Beascoa, Debate, DeBolsillo, Collins, Electa, Grijalbo, Lumen, Mondadori, Montena, Plaza & Janés, Rosa dels Vents y Sudamericana.

    De este modo, editoriales de trayectoria tan “prestigiosa” como esta última, creada en 1939, así como las literarias Lumen, Debate o Mondadori, se unen a otras, con vocación de dirigirse a públicos más amplios como Plaza & Janés, Grijalbo y Collins, y a las especializadas en temas o segmentos de población como la juvenil Montena y la infantil Beascoa. El sello DeBolsillo, que pretende llegar a un amplio espectro del público lector a través de un precio y formato especiales, reúne más de 1.500 títulos de todos los géneros. En 2004 nació Caballo de Troya, un sello expresamente encaminado a ofrecer un lugar en el mercado a nuevas voces y literaturas españolas.

    Random House Mondadori está estructurado en tres divisiones geográficas: España; Cono Sur, con empresas en Argentina, Chile y Uruguay; y América Central, con presencia en México, Venezuela y Colombia. Además, el Grupo distribuye y exporta sus títulos a más de 45 países de América Latina, Asia, Europa y Estados Unidos. Accede a nuestra página de contactos para más información.”

  4. Conservadora dice:

    El esposo de Sarah es todo un Hombre, así, con mayúsculas. Es la personificación de lo que los izquierdosos llevan años tratando de destruir en todos lados, la masculinidad y el honor.
    Me encantó el post, Bob

  5. Santi dice:

    Sí, Conservadora, Todd es muy apañado, tan pronto contruye la casa de la familia con sus propias manos como planta una señora valla en un pis pas. Se cumple el dicho famoso de que detrás de una gran mujer siempre hay un gran hombre, ¿o era al revés?

  6. Conservadora dice:

    No, es así. Siempre que no se sea feminista, una plaga esa que habrá de ser erradicada algún día.

  7. […] ¡Ah, me repatea tener que escribir una entrada como la de hoy! Pero qué le vamos a hacer. Es mi obligación: los bloguistas palinistas tenemos que ocuparnos de defender a Sarah Palin cuando alguien la calumnia para que ella no tenga que verse envuelta en semejantes bajezas. Y lo hacemos muy orgullosamente. Evidentemente en esta ocasión se trata de Joe McGinniss y ese bodrio que ha escrito titulado: The Rogue. Searching for the Real Sarah Palin. Los habituales de este blog (y de su antecesor, “Conservador en Alaska”) ya tienen noticias mías sobre ese tipo, a quien creo haber calificado acertadamente como “un idiota”, que tuvo la desfachatez de alquilar el verano pasado la propiedad contigua a la de los Palin en Wasilla y pasarse todo el día fisgando por la ventana, esperando descubrir quién sabe qué. Eso obligó a Todd, el marido de Sarah, a levantar rápidamente una valla para poder preservar la intimidad de su familia, lo cual fue el motivo de una de mis entradas entonces, la titulada “Había una vez un idiota…”. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: