TOMANDO EJEMPLO: MIS COMENTARISTAS POLÍTICOS FAVORITOS (Y III)… Y ALGO MÁS


 

Me siento como un político. Hoy voy a faltar a mi palabra. Es cierto que les había prometido que en la próxima entrada de esta pequeña serie dedicada a mis comentaristas políticos favoritos, toda vez que sólo me quedaba uno, Mark Steyn, iba a incluir también a algunos de los mejores periodistas de Estados Unidos: Rush Limbaugh, Glenn Beck y Sean Hannity. Sin embargo, como quiera que estos últimos son tres personajes sobre los que existe multitud de información, he llegado a la conclusión de que se merecen algo más que una pequeña reseña como tenía pensado y es por ello que voy a dedicarles una serie en exclusiva, al estilo de la que he estado desarrollando ahora. Y es que salvando las diferencias, sería como si pretendiera sintetizar en un puñado de líneas la trayectoria profesional de unos grandísimos periodistas españoles como lo son Federico Jiménez Losantos, César Vidal y Luis Herrero. Evidentemente, no sólo sería imposible sino que también sería injusto con ellos y con mis lectores. Así pues, les ruego que me perdonen por dejarles con la miel en los labios y les emplazo para que dentro de poco lean la primera de estas entradas, la que dedicaré a Rush Limbaugh.

En mi última entrada ya les dije que USA Weekend acababa de publicar un estupendo reportaje sobre los Palin celebrando el Día de la Madre. Las fotos son estupendas y en ellas aparecen casi siempre los dos más pequeños de la familia: Trig, el hijo de Sarah, y Tripp, el hijo de Bristol. Aquí tenemos esas fotos y para que no se queden a dos velas, les ofrezco más abajo la traducción del reportaje (que no es largo) para que todos podamos enterarnos de más cosas sobre nuestra familia favorita.

Y aquí hay otra foto más.

Y otra más. En ésta no estoy seguro de que el mocoso de la izquierda sea Trig. ¿Ustedes qué piensan? Igual es un primo, ¿no?

Nota del autor: De nuevo, les anuncio que ha salido publicado un artículo mío en Semanario Atlántico. Se titula: “26 a 0. Sarah Palin sigue ganando por goleada” y de nuevo confío en que les guste.

El canadiense que opina alto y claro sobre Estados Unidos: Mark Steyn

El canadiense Mark Steyn quien, antes de ser comentarista político, fue crítico de teatro y de cine. Alguien podría pensar que no son esos precisamente los antecedentes que uno se espera de su comentarista político favorito, pero como quiera que la política no es más que un gran teatro (Shakespeare dijo algo parecido también), tal vez sí que sea la mejor preparación posible ya que así a uno no le sorprenden muchas de las cosas que encierra ese mundo. ¿Y es que dónde va uno a encontrar mejores actores que en su respectivo gobierno nacional?

Una imagen del blog de Mark Steyn (para verlo, pulse aquí). Por el estilo de sus escritos y su espíritu rebelde, Steyn me recuerda mucho a Michelle Malkin. Recuerdo cuando empecé a leer sus artículos por primera vez hace ya algunos años: nunca me dejaban indiferente. Y eso es, a fin de cuentas, lo que todos buscamos en nuestros comentaristas. Que pongan el dedo en la llaga y que aprieten. ¿O no?

Mark Steyn nación en Toronto (Canadá) el 8 de diciembre de 1959. Es el único de todos mis comentaristas políticos favoritos que, a pesar de residir en New Hampshire, no es estadounidense. Educado en Reino Unido, dejó los estudios tan pronto como a los 18 años y empezó  a trabajar primero como disc-jockey y luego como crítico teatral en 1986 en el recientemente inaugurado periódico The Independent, pasando en 1992 a ser crítico cinematográfico de The Spectator. Y he aquí que un buen día decidió dejar el mundo de las candilejas y pasar a ocuparse del mundo de la política (más teatrero éste último que el primero si cabe) en el conservador The Daily Telegraph, donde estuvo hasta 2006. A partir de entonces, Steyn publicó su columna en multitud de periódicos tanto europeos como estadounidenses e incluso australianos, así como en su página web, donde incluye todo lo que escribe que es mucho y muy bueno.

Ya hemos dicho que Steyn estudió en Europa y, en consecuencia, es bien consciente de la realidad de ese pobre continente en plena decadencia, Steyn es uno de los que teme que la pesadilla de ver a la próspera Europa convertida en una miserable Eurabia, un continente dominado por el Islam, sea algo inevitable y que muchos de los que ahora tenemos 40 años o así lo veremos perfectamente y acabaremos nuestros días con ese pesar en nuestros corazones. Por supuesto, los voceras de lo “políticamente correcto” (y mentalmente deficiente, añado yo) le han replicado que eso nunca pasará, pero en mi opinión si alguien tiene razón está desgraciadamente más cerca de ser Steyn que esos otros tipejos tan felices de acabar con el cristianismo aunque sea a costa de convertirse al islamismo.

Otro punto controvertido en Steyn es su rechazo de lo que se ha llamado el “multiculturalismo”, que considera un fraude y que permite que se tolere lo que él llama la “intolerancia cultural islámica”, lo que es un contrasentido. En sus propias palabras, “el multiculturalismo significa que los peores atributos de la cultura musulmana – la subyugación de las mujeres – se combinan con los peores atributos de la cultura occidental – la licenciosidad y la autocomplacencia –“. Y para terminar, añade que él no es un racista, sino un culturalista y que cree que la cultura occidental – imperio de la ley, sufragio universal – es preferible a la cultura árabe, opinión que comparto plenamente con él.

Autor de varios libros muy exitosos, Steyn es un autor que no deja títere con cabeza y que pone a cada uno frente a sus contradicciones, obligándole a tomar partido a menos que uno sea de esos que tienen el gen del avestruz y prefiera esconder la cabeza bajo la tierra. Entre sus títulos, destacan los siguientes (no, ninguno de ellos está traducido al español; si las editoriales españolas no se han atrevido a traducir Going Rogue, van a atreverse a traducir un libro de Steyn, Sowell, Elder, Malkin o Coulter):

  • The Face Of The Tiger (2002).
  • Mark Steyn From Head To Toe: An Anatomical Anthology (2004).
  • America Alone: The End Of The World As We Know (2006).
  • Mark Steyn’’s Passing Parade (2006).
  • Tyranny Of Nice (2008).
  • Lights Out: Islam, Free Speech And The Twilight Of The West (2009).

¿Que por qué me gusta Mark Steyn? Me gusta porque, al igual que cualquiera de sus compañeros en esta serie, es un espíritu libre que no sólo tiene principios y los defiende sino que además está dispuesto a pagar el precio por ello. Ojalá yo también pudiera dejar de ocultar mi identidad y publicar abiertamente mis comentarios y hasta aparecer en los medios de comunicación, pero no lo puedo hacer porque en esta España de nuestros pesares, la libertad de expresión no existe y si yo pretendiera darme a conocer, lo único que conseguiría sería quedarme sin trabajo y hasta ser acosado socialmente. Por eso no puedo dejar de admirar a quienes sí que han tenido el coraje de arriesgarse a ello y han logrado salir adelante. Además, Steyn es un gran conocedor de la realidad europea y sus comentarios sobre lo que está sucediendo en nuestro continente, al igual que las que hizo en su momento Oriana Fallaci, no dejan de resonar en los oídos de aquellos capaces de escucharlas por más que cada vez seamos menos.

Los Palin celebran el Día de la Madre

Ya les he hablado suficientemente sobre este reportaje de USA Weekend, así que no son necesarias más presentaciones. Aquí lo tienen.

Sarah Palin les da la bienvenida a su casa para un primero familiar.

“¡Ésta es la primera vez que hemos tenido a todos mis niños juntos en la misma foto!”, exclama una asombrada Sarah Palin, flanqueado por sus cinco hijos y su pequeño nieto en su hogar de Alaska.

La ocasión para este primero de Palin: ayudar a USA Weekend a resaltar el Día de la Madre de 2010.

Incluso para una de las más famosas madres del mundo, domar a seis niños – incluyendo a dos revoltosos niños pequeños, un preferiría-estar-en-otra-parte joven veterano y una niña que cumple años y está impaciente por encender las velas en sus mini pasteles que mamá ha cocinado- hace que la reforma de la atención de la salud parezca sencilla.

Bienvenidos a Casa Palin, un remoto puesto al lado de un lago donde, por una tarde, la mujer de los titulares abrió sus casa para que echáramos un mirada más estrecha a su vida.

Lo que encontramos durante tres apresuradas horas, sin censuras, fue una mamá trabajadora que da un nuevo sentido al término “multitarea”. En un momento, Palin, de 46 años, está preparando un biberón, comprobando la última catarata de mensajes de correo electrónico en su BlackBerry y preguntando a Piper, de 9 años, si quiere salir a jugar; en el momento siguiente, sale por la puerta trasera, quitándose sus pendientes para hacer una toma en directo para la televisión sobre, sí, la reforma de la atención de la salud para Fox News. Y todo esto sucedión durante nuestra entrevista.

Salvo por el hecho de que toda la tribu está aquí, éste es un típico viernes por la tarde: niños pequeños a medio vestir que corretean por todas partes; Willow, de 15 años, dando vueltas con su iPhone rosa; un equipo de televisión en el patio trasero; la cena enfriándose; y Palin siempre lista para salir en directo con su característico peinado, maquillaje de televisión, pantalones de cintura baja y zapatos de tacones.

La casa es una con una sorprendente forma de A que su marido Todd, de 45 años, construyó en 2002. Por todas partes, la única decoración de las paredes –aparte de una magnífica vista del lago a través de las ventanas abiertas desde el suelo hasta el techo- son cabezas de ciervo y de caribúes y una serie de cuernos de alce puestos sobre la televisión de pantalla plana en el salón-comedor-sala de estar. Hasta aquí, el único signo visible de la creciente riqueza de los Palin (estimada en unos 12 millones de dólares desde que dimitió como gobernadora de Alaska hace diez meses) es una oficina de dos plantas aún en construcción con un hangar adicional para la pequeña avioneta de Todd. Un camino de entrada salpicado con ocho vehículos entre monovolúmenes y otros coches hace que la pequeña entrada al complejo parezca más un taller de reparaciones que el hogar de una superestrella política.

En su interior, el escasamente controlado caos flota sobre un frenético hogar en el que se espera de cada miembro que haga y deje hacer. “Hacemos la comida. Hacemos la limpieza. Hacemos toda la colada”, dice Palin.

Añade Todd, mientras da el biberón a Trig en su regazo: “Es algo difícil de explicar nuestro estilo de vida. No es tradicional”.

Para Palin, el hacer malabarismos es prueba de capacidad presidencial. “Creo que este país estaría muy bien servido por una mujer presidente, alguien que haya levantado una familia”, dice, quedándose a punto de decir que quiere presentarse en 2012. “Nosotras simplemente queremos ir del punto A al punto B y tener hecho el trabajo. No estoy para perder el tiempo; estoy demasiado ocupada”.

De hecho, Palin está más ocupada que nunca. Además de contribuir con sus comentarios en Fox News, una serie documental televisiva de TLC en ocho partes que ella presenta empezará a rodarse este verano. Ella pasa mucho tiempo en los 48 de abajo, tal y como los alasqueños llaman al resto de Estados Unidos, haciendo campaña por causas conservadoras y cobrando cheques de seis cifras por sus apariciones. También ha firmado un contrato para escribir un segundo libro; el primero, Going Rogue, vendió 2,6 millones de ejemplares el año pasado.

Mientras ella promociona un creciente imperio Palin, su familia es mantenida unida por un delgado hombre de ojos azules, un hombre de pelo en pecho que puede manejar un biberón tan bien como un rifle de caza (sí, el mató tanto al ciervo como al alce que cuelgan de la pared).

Tenerlo a él para manejar el frente doméstico es “el mayor cambio” de la nueva vida de Palin como celebridad política, tal y como ha sido bautizada. Durante años, dice, ella fue una simple madre como cualquier otra mientras Todd trabajaba a 1.500 km de distancia en los campos petrolíferos de Alaska. “Hablando prácticamente, es más fácil ahora que está en casa”.

Aún así, “él trabaja más que cualquier persona que vayamos a conocer nunca”, dice Palin, sonriéndole a él que está a unos poco metros de distancia. “Se levanta a las 04.30 h, cambia a Trig, le da de comer en la trona”, luego conduce a Willow al instituto que está a 20 kilómetros de distancia, sólo para volver a casa  y conducir a Piper al colegio. “¡Todd no duerme mucho!”, dice Palin, interrumpiéndose y ofreciéndose a preparar un biberón para ayudar a Bristol, una visiblemente exhausta y exasperada joven madre. Palin abre un paquete de leche en polvo y continúa hablando, mientras Bristol está en la fregadera de la cocina con Tripp, comiéndose un taco que le ha preparado su madre.

Hace sólo dos semanas, Bristol se mudó a su primer apartamento en Anchorage, a 60 kilómetros de allí, donde trabaja como ayudante en la consulta de un dermatólogo. Allí, está aprendiendo a arreglárselas como una madre trabajadora soltera adolescente.

Inevitablemente, como reconoce Palin, no todo sale en las familias como está previsto.

“Es duro”, dice. “Algunos días sientes que es todo inútil. Crías a tus hijos lo mejor que puedes, les enseñas tan bien como sabes, piensas que todos vamos al unísono y, bueno – mire nuestra situación”, continúa moviendo la mano en dirección a Bristol y Tripp y bajando ligeramente su voz. “Un día ella viene a casa y dice que está embarazada. Y es así. ¡Eso se suponía que no tenía que suceder!”.

Palin continúa explicando cómo Todd y ella supieron que Bristol, entonces de 17 años y en el instituto, estaba esperando un niño. Bristol llegó a casa con Levi Johnston, su por entonces novio y ahora muy esquivo padre del bebé. “Sabíamos que algo no iba bien porque Levi estaba en casa y él no es un chico muy sociable”, dice Palin. “Levi no dijo nada… Bristol dijo: “Mamá, ¿qué crees que es lo peor que le puede pasar a nuestra familia?” Bristol no pudo continuar. Finalmente, una amiga de Bristol soltó la noticia. Tal vez por primera vez en su vida, Palin dice: “Me quedé sin palabras. Necesitamos un tiempo para asimilarlo”.

“De cualquier manera, incluso eso ha acabado convirtiéndose en una bendición”, añade con una sonrisa burlona, como si dijera “tal y como me recuerdo a mí misma constantemente”.

Palin no se lamenta del impacto que su frenético estilo de vida y su fama está teniendo sobre sus hijos. “Son bastante independientes y tienen la piel gruesa”, dice orgullosamente. “Esos son atributos que cualquier padre querría en sus hijos”.

“Nosotros podemos ver las bendiciones en cada paso que hemos dado y en todo lo que nos ha sucedido. Ha sido duro pero Todd y yo creemos firmemente que al final del día las cosas acabarán funcionando”.

Hablando del final del día, todavía es el cumpleaños de Piper. Para su verdadera fiesta del día siguiente, la novia de Track les enseñará a ella y a sus amigas un baile. Además, Palin dice esperanzadamente: “Su primo mayor, que es un pequeño cazador, podría enseñar a las niñas a tirar al blanco con el rifle de balines”.

Pero por ahora se está hacienda tarde y esas velas de cumpleaños todavía no han sido encendidas.

Como pueden ver, una familia de lo más normal, teniendo en cuenta que tienen cinco hijos. Y no se llamen a engaño: esa familia funciona gracias a Todd, el padre. Si no fuera por él, Sarah no podría hacer ni una pequeña parte de todo lo que está haciendo. Siempre se ha dicho que detrás de un hombre de éxito hay una mujer; pues en este caso es al revés porque detrás de Sarah está Todd, siempre dispuesto a cubrirle las espaldas, y eso es indudable. ¡Y encima es tan guapo que sé de alguna de mis amigas, guapísima ella misma, que no deja de suspirar por él todo el día! Qué suerte que tiene Sarah, ¿verdad?

Y hasta aquí esta entrada. Para la próxima, tenemos un tema peliagudo: el respaldo de Sarah Palin a Carly Fiorina en California. Un tema que ha levantado ampollas. Vamos a darle un buen repaso para que todos entiendan qué es lo que ha sucedido realmente.

4 respuestas a TOMANDO EJEMPLO: MIS COMENTARISTAS POLÍTICOS FAVORITOS (Y III)… Y ALGO MÁS

  1. Conservadora dice:

    Es fácil de entender por qué tantas madres “normales” adoramos a Sarah. Lo que me cuesta entender es el malestar por el apoyo a Carly Fiorina por parte de los tea partiers. Para mí lo obvio es que coicidamos con ambas.

  2. Santi dice:

    Me quedo con esto de la entrevista:
    “Para Palin, el hacer malabarismos es prueba de capacidad presidencial. “Creo que este país estaría muy bien servido por una mujer presidente, alguien que haya levantado una familia”, dice, quedándose a punto de decir que quiere presentarse en 2012.”

    A buen entendedor… ¡Palin 2012!

    Tu querida Piper…
    http://cmsimg.usaweekend.com/apps/pbcsi.dll/bilde?Site=RZ&Date=20100507&Category=HOME02&ArtNo=100505003&Ref=V1&MaxW=180&Border=0

    Y esperamos espectantes tu opinión sobre Carly Fiorina, Bob. La famosa expresidenta de HP es la preferida de Sarah en California para el Senado. Y sus razones tendrá seguro, que Palin no da puntada sin hilo. ¿Verdad Conservadora?

  3. Conservadora dice:

    Si, así es, Santi. Ya Sarah explicó sus razones, pero no convenció a muchos. A Carly la tildan de ser partidaria de la expansión del gobierno, en algún sentido una RINO. No acabo de ver por qué. Claro, tampoco es que conozca mucho los antecedentes de Carly Fiorina. Bob nos dirá.
    Saludos.

  4. Santi dice:

    Más trabajo para ti Bob, lo siento. Más noticias sobre las que trabajar además de lo de Carly Fiorina:

    Ya tiene título el próximo libro de Sarah, que traducido es más o menos este: “America en el corazón. Reflexiones sobre la familia, la fe y la bandera”. Saldrá antes de las Navidades de este año, sobre el 23 de noviembre. Y se tirará un millón de ejemplares en la primera edición. Espero que también lo consigas, Bob, ya puedes ir solicitando que te lo reserven, será un bonito regalo para estas Navidades.

    Y también sobre la reciente participación de Sarah en la convención de la NRA (Asociación Nacional del Rifle), donde ha tenido mucho éxito como principal estrella invitada. Fue en Charlotte, Carolina del Norte. Y allí también hizo gala de su provervial sentido del humor y dotes comunicadoras, haciendo las delicias del auditorio, risas generalizadas incluidas. No son precisamente aburridas las charlas de Sarah Palin. Y ya sabemos que esa es partidaria acérrima de la libre posesión de armas y que es una gran cazadora.

    Algunas fotos nuevas de Sarah…

    Y una sugerencia más para la camiseta de Sarah…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: