LA SEMANA DE SARAH PALIN: LA CASA BLANCA CONTRAATACA


 

Una cosa que me estoy empezando a encontrar leyendo por ahí es que cada vez hay más opiniones en el sentido de que es posible que el actual presidente estadounidense pierda las elecciones en 2012. Sí, sí, algo que hasta hace poco era considerado como una locura y que, de hecho, si recuerdan los primeros meses de su administración, cuando todo eran albricias y parabienes y hasta algún estúpido congresista demócrata pretendía que se reformara la Constitución para permitir que el presidente mesiánico pudiera optar a un tercer mandato, nadie se planteaba siquiera… ¿Nadie? Quizás Sarah Palin sí. Y bien que calculó porque a poco más de medio año de cumplirse la mitad de su mandato, parece claro que el vuelco electoral que se va a producir este mes de noviembre va a ser monumental. Ya no se discute si los republicanos lograrán la victoria sino que lo que se discute es si lograrán la mayoría en ambas cámaras del Congreso o no. Y tal y como están yendo las cosas últimamente las apuestas empiezan a inclinarse por el lado del “yes, we can” (darle una buena patada en el culo al presidente y su cuadrilla). Y si no, ¿qué sentido tiene eso tan delirante del “Coffe Party” (ver más adelante) si no es el de buscar camorra simplemente que es lo que ha hecho siempre la izquierda cuando ve las barbas de su vecino pelar?

En esta foto vemos a Sarah Palin junto a Anthony Imperato, presidente de Henry Repeating Arms Company, durante un acto de recaudación de fondos celebrado por el Partido Republicano de Arkansas en Little Rock el pasado 16 de febrero. Sarah posa orgullosa con el rifle Henry Big Boy .44 Magnum con el que sus compañeros de partido le obsequiaron como agradecimiento por su firme apoyo a la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que garantiza a todos los estadounidenses el derecho a poseer armas,  uno de los derechos constitucionales más cuestionados desde siempre por la izquierda en aquel país, tan pronta a dejar indefensos a sus compatriotas por mor de una bonita idea (en este caso, la de que todo el mundo es bueno y que los asesinos son así porque tuvieron una infancia difícil y a las víctimas que les zurzan). Y es que cuando uno descubre de pronto que hay un intruso en su casa amenazando a su familia, ¿qué preferiría usted tener más a mano? ¿El número de teléfono de la policía o un Henry Big Boy .44 Magnum?

Y antes de entrar en materia, una gran noticia. Uno de nuestros amigos, el que se hace llamar “El primo tonto” pero que de tonto no tiene ni un pelo ha editado el vídeo de la intervención de Sarah Palin en el programa de Jay Leno y le ha añadido subtítulos en castellano para que podamos disfrutarlo todos de una manera más satisfactoria. ¡Buen trabajo, primo! Para verlo, hagan clic aquí. De verdad que le ha salido más que bien.

Primera noticia: SARAH PALIN EN OHIO DEFIENDE GALLARDAMENTE EL DERECHO A LA VIDA.

Uno de los colaboradores de Conservatives4Palin, Doug Brady, publicó hace algunos días esta reseña que otra persona, un tal PatrickinOH, había escrito sobre el discurso que pronunció Sarah Palin en Ohio el pasado 5 de marzo durante un acto organizado por el Ohio Right to Life. Como quiera que sé lo mucho que les agrada a todos ustedes el tener constancia de lo que pasó realmente en los sitios a los que acude nuestra admirada Sarah, quién mejor que él para darnos cuenta de todo ello. Así pues, me callo y dejo que el buen PatrickinOH nos cuente este cuento: “Érase una vez en Ohio…” Por cierto, Patrick tiene 22 años. Será muy interesante poder leer el testimonio de alguien tan joven, ¿verdad? Y es que no todos los jóvenes son idiotas perdidos todavía. Algunos se resisten.

Sarah Palin en Ohio
por PatrickinOH

Me fui al acto del Ohio Right to Life un poco después de las 3 PM. Compartí coche con una mujer que iba a asistir a la recepción privada que ofrecía la gobernadora Palin junto con su marido y otra amistad suya. La mujer con la que iba es la dirigente de una organización pro-vida en Dayton llamada Elizabeth’s New Life Center. De camino a Colombus charlamos sobre lo que hizo a la gobernadora Palin tan especial y por qué la apoyamos. Todos estamos de acuerdo en que era su valor, sus convicciones, sus ideales para nuestra gran nación y su fuerza en medio de todo el odio dirigido contra ella y su familia.

Llegué al Aladdin Shrine Center unos 10 minutos después de las 4 PM. Lo primero que noté fue que había alrededor de cinco manifestantes allí, todos niños de instituto por sus pintas. Yo iba delante y la mujer con la que iba me preguntó si quería que ella cogiera mi libro para llevarlo junto al suyo que conseguir que me lo firmara. Se lo di junto con una carta para la gobernadora Palin dándole las gracias por venir y un pequeño regalo para su hijo Track. Era una medalla de San Benito, que ofrece protección a quienquiera que la lleve. Había oído de compañeros católicos a lo largo de los años que cada soldado en la Segunda Guerra Mundial que la llevó había vuelto a casa santo y salvo. Era lo único en que pude pensar para darle. A pesar de que no es católica, espero que lo aprecie. Podría haberle dado un libro, pero pensé que probablemente ya había leído cualquier libro que yo pudiera querer darle.

Entré y enseñé mi entrada y fui a la sala principal que era donde ella iba a hablar en sólo unas pocas horas. Escogí un asiento muy cerca del escenario para que pudiera verla de cerca. Dejé mi chaqueta en el asiento para guardarlo y salí al vestíbulo a comprar unas pocas chapas con la imagen de Sarah. Regresé a mi asiento para guardar algunos más para la gente con la que vine, así como más asientos para mi mamá y mi hermana, que iban a venir más tarde junto con otra pareja que conocemos. Mientras esperaba, me di la vuelta y hablé con la gente sentada detrás de mí. Eran un matrimonio con una hija que era casi de mi edad (yo tengo 22, casi 23). Nos presentamos el uno al otro y charlamos un buen rato sobre lo que estaba sucediendo en el país con Obama como nuestro presidente y la gran persona que es Sarah Palin entre otras cosas.

Alrededor de las 6 en punto la otras dos personas con las que vine llegaron y me llamaron para saber dónde estaba. Me levanté y les saludé con la mano de manera que pudieran verme. Ellos habían llegado después de comer fuera. Cuando llegaron a los asientos que había guardado para ellos, me dieron las gracias por haberlo hecho. Poco tiempo después mi mamá llamó y me dijo que acababan de llegar y estaban esperando para aparcar. La gente con la que vinieron les había dejado a la puerta y había ido a aparcar el centro comercial del otro lado de la calle. Una vez más, me puse de pie y saludé con la mano para que mi mamá y mi hermana pudieran ver dónde estaba. Recibí otra llamada telefónica de una mujer a la que sólo conocía de Twitter. Algunos de ustedes pueden estar familiarizados con @ginthegin. Ella vive no muy lejos de mí, en Dayton, pero nunca nos habíamos conocido antes. Ella no podría haber sido más agradable conmigo, mi mamá y mi hermana. Explicó que éramos amigos en Twitter y mi mamá le preguntó si me comportaba bien en Twitter. Ginny me hizo sudar un poco y dijo que era muy bien educado casi todo el tiempo. Ginny alcanzó su asiento y volvió a expresar su felicidad de que por fin nos hubiéramos conocido. Me hice eco de sus sentimientos y procedí a reservar dos asientos más para la pareja con la que mi mamá y mi hermana habían llegado. La pareja llegó por fin un poco después de las 7 porque tuvo que tomar un autobús-lanzadera desde el centro comercial al otro lado de la calle hasta el centro.

Por fin, el acto principal dio inicio con la dirigente del Ohio Right to Life agradeciéndonos el que hubiéramos vendo y contribuido a la causa de la defensa de los niños por nacer. Hubo una procesión de gaiteros que fueron increíbles. Nos levantamos todos y pronunciamos el Juramento de Lealtad seguido por un sacerdote de pie que nos guió a todos en la oración. Luego, Chris Spielman dio una charla sobre la muerte de su esposa, afectada de cáncer, sólo un mes antes. Fue desgarrador y arrancó lágrimas de los ojos de muchas personas. Después de sus palabras, una película de introducción acerca de Sarah Palin, que consistía principalmente en gente de los medios de comunicación hablando sobre ella junto con música dramática. Luego fue el momento de la verdad. Vi a la gobernadora Palin llevando un top rojo y una falda tubo negra caminar hacia el escenario con su famosa sonrisa en el rostro. Se dirigió al podio y nos dio las gracias por dejarla estar allí esa noche para hablar sobre un tema que estaba muy cerca de su corazón. Ella dio un montón de saludos a Ohio, uno de ellos referido a que éramos personas que nos aferrábamos orgullosamente a nuestras armas y a nuestra religión. Repitió algunas de las bromas que había hecho cuando estuvo con Leno.

Eran aún más divertidos escuchados en persona. Ella mencionó que tenía un signo de dólar escrito en su mano recordándole un mensaje que quería darnos. Habló acerca de todas las ciudades que visitó en Ohio durante la campaña. Cuando mencionó que fue presentada en Dayton, aquellos de nosotros de esa zona la vitoreamos. A continuación, habló sobre lo que había sido invitado a hablar: la defensa de los aún por nacer. Se hizo eco de su historia de cuando se enteró que estaba embarazada a la edad de 43. Recordó la ecografía cuando se enteró de que el bebé era un niño y ella estaba muy feliz porque ella y Todd siempre había querido tener otro niño. Habló de cómo había oído que el cuello del bebé era más grueso que de costumbre y recordó a continuación que eso era un signo de Síndrome de Down. Confesó haberse sentido desolada en un primer momento y la comprensión que tuvo por sólo un instante de por qué las mujeres podrían sentir la necesidad de “hacer desaparecer el problema.” Luego se refirió de su certeza de que toda vida es sagrada y que cada vida tiene un propósito y significado.

Uno de los momentos más emotivos se produjo cuando una chica en una silla de ruedas, que estaba sentada al otro lado de donde estaba yo, empezó a llamar a la gobernadora Palin. Su madre siguió intentó calmarla. La gobernadora Palin la miró, sonrió y dijo: “¡Está bien, está bien!”. Reiteró su apoyo a la comunidad con necesidades especiales y que ella siempre hablaría contra la gente hiciera sus vidas difícil, tal y como malhablados miembros de la administración Obama [se refiere a Rahm Emanuel]. Luego volvió  a lo que el signo del dólar en su mano significaba. Nos imploró a todos a actuar en contra del aborto y a profundizar en ello y a entregarnos a esta gran causa de salvar a niños inocentes en el vientre de la madre. Ella nos sorprendió a todos diciendo que sus honorarios como conferenciante serían devueltos al Ohio Right to Life. La gente se volvió absolutamente loca cuando dijo eso. Su discurso fue interrumpido en numerosas ocasiones por ovaciones de pie. Dio un gran discurso y me di cuenta que estaba disfrutando plenamente con ello. Cerró su discurso diciendo: “¡Dios os bendiga a todos y que Dios bendiga América!”

Después de terminar, la gente se apresuró a subir a escena para conseguir libros, revistas, gorras, camisetas, chapas, entradas e incluso teléfonos celulares firmados. Cogí mi libro y mi chapa para que los firmara. Yo estaba de los primeros de la multitud que se había lanzado al escenario. Fue toda una experiencia ser espachurrado entre todas esas personas. Mientras me encontraba entre la multitud, esperando para conseguir que firmara mis cosas y estrecharle la mano, sonaron dos canciones que realmente captan el ambiente del momento para mí, How To Save A Life de The Fray y Viva La Vida de Coldplay. Cuando levanté mi libro para conseguir que lo firmara, ¡alguien en el escenario lo cogió y fue firmado en tinta roja! También alargué mi chapa para que lo firmara. Pensé en abandonar, pero quería un apretón de manos de esta mujer extraordinaria. Levanté mi mano y esperé el momento en que iba a tomar mi mano para apretarla. Ella se inclinó y me estrechó la mano. Me quedé allí y hablé con un hombre que se hacía llamar “el hombre de Palin”.

Miré hacia arriba y vi a Piper. Me volví a alguien a mi lado y dije: “¡Hey, mira, es Piper!” Decidí que sería genial si pudiera tener mi libro firmado por Piper también. El hombre Palin tomó mi libro y se lo entregó a Piper para que lo firmara. Estaba tan emocionado: ¡mi libro fue firmado por Sarah y Piper! Yo todavía estaba atascado entre la multitud, así que decidí ir para otro apretón de manos. Tuve éxito. ¡Me fui a casa esa noche pudiendo reclamar dos apretones de manos con la gobernadora Palin! Finalmente me liberé de la multitud y me fui a casa con la gente con la que había venido, todos nosotros hablando de la experiencia. Fue una noche memorable, una que no olvidaré en mucho tiempo

¿A que ha sido una crónica realmente excitante? ¿A que ha valido la pena leerla? ¿A que el tal Patrick tiene un morro que se lo pisa: dos apretones de mano de Sarah y encima consigue que le firmen el libro no sólo ella sino también Piper? ¡Ah, estoy muerto de envidia! ¡No lo puedo soportar! ¡Yo también quiero el autógrafo de Piper! De esta no pasa, este verano me largo a Estados Unidos aunque tenga que empeñar el ordenador. Tengo que conseguir que Sarah me firme el libro, tengo que conseguir que Sarah me firme el libro, tengo que conseguir que Sarah me firme el libro… ¡y Piper también!

Segunda noticia: LA CASA BLANCA SUFRE UN ATAQUE DE PÁNICO, MONTA LA CONTRARREVOLUCIÓN Y AÚN ESPERA QUE NOS CREAMOS QUE NO ES COSA SUYA.

Ustedes ya saben que no leo la prensa, no escucho la radio ni veo la televisión y que toda mi información la obtengo de internet. ¿El motivo? Sencillamente que detesto la prensa tradicional, tan huérfana de objetividad y de vergüenza profesional, hasta el punto de que ni siquiera se molesta en disimular su escandaloso partidismo y aún pretende hacer de ello motivo de orgullo. Son unos vulgares gacetilleros y no tengo la más mínima duda de que no me pierdo absolutamente nada prescindiendo de ellos.

Sin embargo, uno a veces coge alguno de esos periodicuchos que reparten gratuitamente por las calles aquí en España, más que nada porque me van de perlas para ponerlos en el suelo cuando friego mi casa y no puedo esperar a que se seque para pasar. Así sucedió hace unos días con tan buena fortuna que mientras lo hojeaba buscando la página del horóscopo para reírme un rato con las tonterías que salen, me encontré con un artículo titulado “Café contra té en EE.UU” (me niego en redondo a publicar un enlace a semejante basura; el que lo quiera leer, que se ponga una pinza para la nariz y lo busque en algún vertedero).

El artículo de marras, dejando aparte que está escrito en el mejor estilo agit-prop de los tiempos de Stalin, cuando los periodistas no eran periodistas sino meros comisarios políticos, es un cúmulo de falsedades y un prodigio de manipulación que me reafirmó en mi propósito de jamás, jamás, jamás volver a comprar un periódico, escuchar la radio o leer la televisión, al menos hasta que la Fox se establezca por fin en España.

Sin embargo, no es del artículo en sí de lo que me interesa hablarles hoy (al gacetillero ése que firma el artículo ya lo conocemos de sobras todos y sabemos perfectamente de qué pie cojea) sino de lo que implica. Resumiendo, el artículo anuncia a bombo y platillo que la izquierda estadounidense ha constituido espontáneamente un movimiento que han bautizado como Coffee Party con el fin de oponerse al Tea Party. Según el artículo, el movimiento ya cuenta con 70.000 seguidores en 30 estados y su objetivo, según la supuesta fundadora, una tal Annabel Park, es “fomentar el diálogo político mientras nos tomamos un café y hablamos de asuntos importantes y con compasión hacia los otros ciudadanos”.

Por supuesto, el del artículo aprovecha la ocasión para difamar al movimiento Tea Party diciendo que:

Los que mezclan té con política suelen ser matrimonios blancos de más de 50 años, que viven en el medio Oeste, de misa semanal, odian a Obama, son antiaborto y antigays, y tienen en casa una estampita de Dick Cheney.
Los cafeteros han superado ya la treintena, están casados y con hijos pequeños o viven con alguien, no han pisado una iglesia, tienen amigos homosexuales, odian a George W. Bush y sus guerras, y creen que Palin es analfabeta.

Semejante par de párrafos bastarían en mi opinión para provocar el despido fulminante de quien se pretendiera titular de “periodista” en cualquier periódico con un mínimo de vergüenza profesional. Todo eso no es periodismo, no es contar la verdad y quien lo ha escrito lo sabe perfectamente. Eso no es más que una sarta de mentiras y un vano intento de perjudicar al Tea Party fuera de Estados Unidos creando en torno a ellos una imagen falsa que únicamente se la puede creer quien en su vida ha estado en Estados Unidos, en su vida se ha preocupado por informarse adecuadamente y en su vida ha pensado por su propia cuenta.

Por lo que se refiere al Coffee Party salta a la vista que se trata de una operación diseñada y ejecutada desde la Casa Blanca, tal y como ya ha denunciado el Tea Party. Una operación que da pena y que al igual que la reciente operación “Ellie Light” (¿se acuerdan de que aquella famosa carta al director en defensa del presidente que apareció firmada prácticamente por la misma persona en hasta 68 medios de comunicación de 31 estados diferentes de los Estados Unidos, declarándose la “autora” en todos los casos residente en la misma población del medio de que se tratase?), acabará volviéndose contra ellos mismos. El Coffee Party apesta a maniobra de David Axelrod que tumba de espaldas; sin duda, esos 70.000 partidarios de que se ufanan son todos los que tienen algún despacho en la Casa Blanca o en el Congreso, sus familiares, sus amigos y sus paniaguados.

Por mi parte, estoy informándome sobre el asunto y cuento con publicar próximamente un comentario sobre ello en Semanario Atlántico, más que nada para que llegue a la mayor cantidad posible de gente y así poder contribuir a desenmascarar a unos impostores que mientras se han pasado meses acusando al Tea Party de astroturf (o sea, de ser una campaña de relaciones públicas disfrazada de movimiento espontáneo), van ahora y montan un verdadero astroturf y pretenden que nos lo creamos. Pues mira, David, so tarugo, no nos lo creemos. Es más, el hecho de que hayas tenido que recurrir a esto nos alegra mucho porque es señal de lo muy asustados que estáis todos en la Casa Blanca por lo que va a suceder este noviembre que viene. Primero despreciasteis al Tea Party acusándolo de ser cuatro gatos, luego les acusasteis de ser cuatro gatos extremistas que parecían más bien una milicia de Montana, luego que si eran astroturf, luego que estaban todos locos y ahora por fin, cuando una gran parte de los estadounidenses declaran que confían más en el Tea Party que en los dos partidos mayoritarios y que están más dispuestos a apoyar a sus candidatos que a los de ellos, vas y nos sales con esto. Pues sólo puedo decir una cosa, David, y te la diré en inglés para que la puedas entender fácilmente: You stink, guy! (¡Apestas, muchacho!).
 
SARAH PALIN, DÍA Y LUGAR

Por fin tenemos la agenda de Sarah en lo que se refiere a su respaldo a la reelección del senador John McCain. Creo que ya está más que zanjada la controversia sobre si dicho respaldo es apropiado o no. Sencillamente tenía que hacerlo y no hay más que discutir. Por lo que parece, su apoyo va a ser más que especial pues no sólo va a celebrar dos rallies junto a él sino que también va a ser la anfitriona de una cena de recaudación de fondos (a 2.500 $ el cubierto, incluyendo eso sí una hora de reunión con ella previa a la cena y una foto con ella y McCain). Sólo faltaría que después de esto McCain no ganara las elecciones, ¿verdad?

Y la otra novedad que tenemos es una de ésas que tanto le gustan a ella. Un acto de recaudación de fondos a celebrar en septiembre en Minnesota a favor de una asociación, Teen Challenge, dedicada a ayudar a los adolescentes a bregar con los problemas de la vida enseñándoles valores cristianos. El acto se titula “Take a stand for God, Country and Family” (Toma partido por Dios, el país y la familia) y estoy convencido de que será de lo más interesante porque es en este tipo de actos donde Sarah da lo mejor de sí mismo ya que no se trata de política sino de vida, la vida que merece ser vivida y que para ello debe estar basada primero en unos valores firmes y positivos como son los de la fe. ¿Y quién mejor que ella para ofrecernos su propio testimonio?

Y sigue la cuenta atrás. Ya falta menos para noviembre. Ya verán lo que nos vamos a reír entonces.

4 respuestas a LA SEMANA DE SARAH PALIN: LA CASA BLANCA CONTRAATACA

  1. EL MOLI DE GETAFE dice:

    Por ahí abajo le he leído un comentario a “Santi” asemejando la rebelión fiscal de Doña Esperanza con el tea party …

    Yo, la verdad, lo de “la Espe” lo veo más forzado, más al estilo del coffee party.

    Y, otra cosa, lo del tea party puede que a algunos les recuerde a la “bendita locura” de Alicia en el País de las Maravillas, pero a mí lo del coffee party me lleva a esos curiosos establecimientos de Amsterdam de los que algunos “enrollaos” parecen que nunca han llegado a salir.

  2. Gustavo dice:

    Hay una cosa que nunca hay que olvidar, y esta es la historia.

    La rebelión del Te es un hecho histórico, lo del café es una sandez.
    Es increíble lo de tomar un cafelito, o se están burlando de la gente o ya ni conocen su historia y su declaración de Independencia.
    Que a los Europeos nos las metan dobladas pase, pero dudo que los Norteamericanos entiendan eso del café, cuando todos saben lo que aconteció en Boston; Curiosamente también el detonante fue Unos Impuestos abusivos para ayudar a unas oligarquías y un Rey o Presidente que decidió no escuchar a sus súbditos.

    Mi pregunta es ¿En la guerra de independencia de los EEUU quienes serian los del cafelito?. Seguro que los hubo pero la historia los hizo desaparecer.
    Seguro que son los mismos que se Indignan cuando una Palin o similar termina con la frase “Dios salve América” que nosotros traducimos con Dios bendiga a América; yo digo lo que a alguien escuche, Yo pido por los míos, tu pide por los tuyos …

  3. Santi dice:

    ¡Ah, Bob! ¡Te ha dado envidia de Patrick! Pero te comprendo, tener el libro de Sarah con su firma… ¡y la de Piper! ¡También con la firma de tu querida Piper! ¡Qué suerte tienen algunos! Y es que creo que te deberías plantear seriamente irte para allá cuando salga su nuevo libro y conseguir que te lo firmen ambas. Apúntatelo en tu agenda: “Irme a EEUU unos días a que me firmen el libro de Sarah”. ¡Ah! y si necesitas fondos para el viaje aquí estamos los blogueros para apoyarte ¡faltaría más no apoyar esa noble causa!

    Lo del Coffee Party me parece una broma típica de la izquierda y que no llegará a nada. Al contrario, puede que les sea contraproducente.

    Al de Getafe no le contesto porque a lo mejor es un seguidor de Pedro Castro y bastante tiene con eso el pobre.

    Y McCain no sabe ni nada aupándose en la popularidad de Sarah para su reelección. Ya lo hizo una vez sin éxito y no precisamente por culpa de ella, y ahora seguro que sí lo conseguirá. Porque Sarah es mucha Sarah ahora que vuela libre. ¿Verdad?

  4. Gonzalo dice:

    Hola

    aunque salvando las distancias, Esperanza Aguirre es la única a la que encuentro cierto parecido con nuestra admirada Sarah, por la rebelión contra la subida de impuestos, bien es verdad que como dice EL MOLI DE GETAFE es más parecido al coffe party, porque viene de “arriba hacia abajo” y no al revés, como pasa en Estados Unidos con el tea parte.

    Por otra parte, lanzo una idea al resto de lectores del blog. ¿Se podría hacer una encuesta sobre quien se haría una camiseta sobre Sarah y hacerla entre todos? Yo desde luego me apuntaría a pedir varias de ellas, pero es sólo una sugerencia que hago con permiso de autor del blog.

    Un saludo a todos y muchas gracias por mantenernos informados sobre Sarah.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: