LOS QUE QUIEREN A SARAH PALIN Y LOS QUE NO LA QUIEREN


 

¿Por qué la izquierda odia de esa manera a Sarah Palin? ¿Quizás  porque es una mujer, pero no de las que se someten voluntariamente a sus dictados y se convierten en el tipo de mujer que ellos consideran que es la única posible? Ahí es nada, una mujer joven, felizmente casada (por única vez) con su novio del instituto, madre de cinco hijos y que ha podido compaginar su vida profesional con la familiar perfectamente. Y no sólo eso, sino que también caza, pesca, conduce motos de nieve y hace un montón de cosas más a cuál más divertida. Sí, posiblemente ése sea el meollo de la cuestión: Sarah se divierte con su vida y cuando la izquierda destaca hoy en día por la pasión con la que se dedica a amargar la vida de los demás, que surja de pronto alguien venido de la lejana Alaska y con su ejemplo nos recuerde a todos que la vida merece la pena ser vivida eso es algo que sencillamente no pueden consentir so pena de que se les derrumbe el tinglado. Y tienen razón. Rascando, rascando, si hurgamos bien en la superficie de todas las ideas progres (por decirlo de alguna manera porque la izquierda no tiene ideas sino impulsos), acabaremos encontrando un núcleo constituido por amargura y resentimiento a partes iguales. La amargura de no ser un Dios y poder crear un mundo a su imagen y semejanza (un mundo triste donde no existiría siquiera la esperanza) y el resentimiento contra Dios por serlo y por haber creado ese mundo que ellos no pueden y del que Sarah es uno de sus mejores ejemplos, siempre sonriente, siempre esperanzada.

 

Una nueva imagen de Sarah durante su intervención en el programa de Jay Leno. Reconozcámoslo: si no han podido con ella después de todo lo que le han hecho sufrir desde 2008, ya no podrán nunca. El ejemplo de Sarah debería guiarnos a todos a lo largo de nuestras vidas como la mejor prueba de que la fe puede con todos los obstáculos por muy inseparables que nos parezcan estos a primera vista.

Nota del autor: Ha aparecido un nuevo artículo mío en Semanario Atlántico. Se titula: “Scott Brown: ¿demasiadas expectativas?”. Confío en que les agrade.

Sobre los que la quieren

La reciente dimisión de Meghan Stapleton como portavoz de Sarah Palin ha abierto la cuestión de quién es quién dentro de lo que podría considerarse como su círculo más íntimo de colaboradores. La verdad es que se trata de una cuestión muy complicada de resolver ya que al tratarse de alguien que no ocupa ningún cargo público y, en consecuencia, no está obligada a dar cuenta de sus actividades, sólo podemos hacer conjeturas. E incluso esas conjeturas varían en función de quién las haga. Por mi parte, he procurado informarme todo lo que he podido pero debo reconocer que no existe apenas información sobre este tema en concreto por lo que la lista que he recopilado es tan buena como cualquier otra. ¡Si ni siquiera he podido obtener una fotografía de la mayoría de los nombres que incluyo!

De todas formas, lo prometido es deuda (sí, ya sé que lo digo mucho, pero es que es verdad) y aquí están quiénes en mi opinión forman el círculo más íntimo de colaboradores de Sarah Palin, aquellos cuya opinión cuenta y mucho por más que, no lo olvidemos, la última palabra la tiene siempre ella. Y no es mera palabrería; estoy convencido de que es cierto.

Meghan Stapleton: Es cierto que ya no puede ser considerada como una colaboradora habitual de Sarah Palin en el sentido de que con su dimisión como portavoz deja de estar involucrada en el día a día de lo que ella misma ha calificado como “all things Palin” (y que yo he traducido libremente alguna vez como “el mundo Palin”). Sin embargo, y dejando aparte estúpidas elucubraciones calumniosas sobre los “verdaderos” motivos de su dimisión que no existen más que en el calenturienta imaginación de los calumniadores, el que ya no vaya cada día a casa de Sarah a trabajar no implica que Sarah vaya a darle de lado. Estoy convencido de que Stapleton no va a dejar de seguir la actualidad de Sarah y que ésta podrá contar con su buen consejo siempre que lo estime oportuno.

Todos saben que tengo un cierto cariño por Stapleton y que siempre he considerado que es más lista de lo que nos imaginamos y que podría darle más de una lección a David Axelrod. Sigo manteniendo esa opinión y estoy convencido de que en el caso de que Sarah se lance en 2012 a por la Casa Blanca, habrá un sitio para ella tanto durante la campaña como después de ella. ¿Podría ser Stapleton la primera portavoz presidencial de Sarah Palin? No me importaría apostar por ella.

Recordemos que Meghan Stapleton y Sarah Palin coincidieron por primera vez durante la etapa de ésta última como gobernadora de Alaska, cuando Stapleton, una reconocida periodista dedicada especialmente a la política en una cadena televisiva alasqueña afiliada a la NBC, se incorporó a su equipo como secretaria de prensa. Antes de eso, Stapleton había trabajado para el Republican National Committee (Comité Nacional Republicano), lo que le daba una amplia experiencia sobre los entresijos de un partido político, y para Fred Malek, uno de las personalidades más influyentes en el Partido Republicano y que más tarde sería el director financiero de la campaña de su buen amigo John McCain. Tras las elecciones, Stapleton volvió con Sarah a Alaska y permaneció junto a ella como su portavoz hasta el día en que presentó su dimisión por “motivos familiares” (y a los malpensados que les zurzan). Que nadie dé por muerta a Stapleton. Volverá.

Jason Recher: Antiguo colaborador del presidente George W. Bush, Recher es muy joven (31 años) pero tiene una experiencia política impresionante. Comenzó cuando aún estaba en el instituto, cuando se ofreció voluntario para colaborar en la campaña de reelección de la concejal Ruth Griffin, a quien animó a recorrer personalmente cada rincón de su distrito, en lo que Recher recuerda como una lección que le enseñó el valor de la política a pie de calle y del activismo popular. Poco después, Recher pasó a colaborar con John Sununu en su campaña para la Cámara de Representantes. Después de eso, vino la primera campaña presidencial de George W. Bush. Con su elección, Recher se trasladó a Washington donde se dedicó sobre todo a tareas de organización. En 2004, Recher fue nombrado director de viajes del presidente Bush, puesto en el que recorrió más de 40 países al lado de su presidente.

Sarah conoció a Recher durante la convención republicana de 2008 en Minnesota, donde ya quedó impresionada por su capacidad y por lo amable que era con sus hijos. Durante la campaña electoral, Recher fue asignado al sequito de Sarah Palin y no tardó en ganarse su confianza. Going Rogue está lleno de referencias a él y en todas ellas destacan: su inquebrantable fe y confianza en la capacidad de Palin. De hecho, tuvo problemas con el cuartel general de la campaña ya que los gerifaltes pensaban que era él quien animaba a Sarah a “go rogue” (ir por libre). En eso se equivocaban porque Sarah no necesitaba que nadie le animase a nada aparte de que es una mentira porque fue una compañera de ticket perfectamente disciplinada y que nunca en ningún momento le puso una zancadilla a McCain. Sin embargo, la dirección de la campaña de McCain era tan mala que nadie con dos dedos de frente podía ignorarlo y hacerse cruces de lo que estaba sucediendo. Que Recher finalmente se dio cuenta de que el futuro estaba del lado de Palin y que ésta era un diamante en bruto, eso no lo duda nadie. Y la prueba es que tan pronto como terminó la campaña, Sarah lo incorporó a su equipo, viajando con ella asiduamente. Mucho cuidado con Recher porque es sencillamente genial. Y más genial fue Sarah haciéndose con sus servicios, lo cual dice mucho de ella y de su talento innato para descubrir la excelencia allí donde la encuentre.

Randy Scheunemann, Kim Daniels y Dan Blumenthal: Los tres son viejos conocidos nuestros porque ya hablé de ellos en una entrada anterior. Como quiera que no tengo más información que añadir a lo que ya sabemos, les dejo con lo que escribí entonces sobre ellos.

Randy Scheunemann

En concreto, me estoy refiriendo a la noticia que surgió hace poco del fichaje de Randy Scheunemann como asesor suyo, especialmente en temas de política exterior, habiéndose estrenado éste en su viaje a Hong Kong adónde llegó acompañando a Sarah. ¿Y quién es el tipo ese? Pues se trata ni más ni menos que de un antiguo asesor de la campaña presidencial de John McCain, donde lo conoció Sarah.

Siempre hubo habladurías acerca de que la elección de Sarah Palin como compañera de ticket de John McCain había provocado una fractura en el equipo de asesores que gestionaban la campaña de este último. Una fractura que separaba a los que pensaban que Sarah era tonta del bote y no había nada que hacer con ella (el equipo encargado de las cuestiones de comunicación) y los que pensaban que Sarah simplemente carecía de los conocimientos necesarios pero que tenía suficiente inteligencia como para adquirirlos (el equipo encargado de las cuestiones políticas).  Scheunemann pertenecía a este último y su constante defensa de Sarah le llevó a ser medio despedido (aún hay dudas acerca de si lo fue realmente o no; unos dicen que sí fue despedido, él dice que no lo fue y otros dicen que no lo fue pero que se le dio de lado) durante la última semana de campaña por el crimen de haber mandado un mensaje de correo electrónico a Bill Kristol, del The Weekly Standard, defendiendo a Sarah y criticando la manera como se la estaba manejando por parte de la propia campaña McCain-Palin.

Cuando Sarah se llevó consigo a Meghan Stapleton como portavoz personal, todos comprendimos que eran ciertas esas habladurías y que había habido una especie de guerra civil dentro del equipo de McCain que éste fue incapaz de cortar por lo sano. Ahora, con el fichaje de Scheunemann por parte de Sarah, esta certeza se ve reforzada. Scheunemann es un conocido crítico de la política exterior del actual presidente de Estados Unidos y no un crítico de toma pan y moja, sino un crítico feroz tal y como lo ha demostrado recientemente al burlarse de la “unilateral preemptive concession” (concesión anticipada unilateral, vulgo bajada de pantalones apresurada) en lo que respecta al abandono del proyecto de instalar una base de radar en Polonia y otra de misiles en la República Checa para no disgustar a Rusia.

Pero no es Scheunemann la única incorporación al equipo de Sarah. Existen otros dos fichajes más: Dan Blumenthal y Kim Daniels. Los tres son los responsables de ayudar a Sarah en la redacción de su conferencia en Hong Kong. En concreto, Bluementhal es un miembro del American Enterprise Institute (AEI), un reputado think tank conservador, en el que se ocupa de estudiar las implicaciones que para la seguridad de Estados Unidos tienen sus relaciones con China, además de ser un experto en la cultura y la política de este país. En cuanto a Daniels, se trata de un abogado de Washington de amplia experiencia política e ideales conservadores.

Scheunemann se está ocupando de asesorar a Sarah sobre cuestiones de política internacional mientras que Daniels y Bluementhal lo hacen sobre cuestiones de política nacional.

Tim Crawford: Otro viejo conocido nuestro dado que se trata del tesorero de SarahPAC, un reputado gestor de este tipo de organizaciones y que había trabajado en el pasado como director financiero del Republican National Committee (Comité Nacional Republicano), puesto del que dimitió abruptamente por discrepancias insalvables con la nueva dirección del Partido Republicano, la que trajo el entonces recién elegido chairman, George Steele.

Doug McMarlin: Otro fichaje de Sarah que conoció durante la campaña electoral, demostrando que no todos en el campo de McCain compartían la misma (equivocada) opinión de que se trataba de una burra. McMarlin es un experto asesor y trabajó codo a codo con Recher. Según he leído por ahí, se espera que sea él quien se haga cargo de parte de las funciones que hasta ahora desempeñaba Stapleton, sobre todo en lo que se refiere a bregar con la prensa, tanto la seria como la idiota.

Fred Malek: Director financiero de la campaña de McCain y uno de los personajes más influyentes en el Partido Republicano, Malek siempre ha sido un ferviente partidario de Sarah Palin a quien conoce bien. Suficientemente mayor y adinerado como para permitirse el ofrecer sus consejos sin esperar nada a cambio, es partidario de hacer las cosas a la chita callando y estoy convencido de que el primer valedor de Sarah dentro de los círculos de poder más íntimos y recónditos de Washington es él.

Rebecca Mansour y Joey Russo: Dos de los fundadores del blog Conservatives4Palin y el fichaje más reciente de Sarah para su organización. Si de algo saben estos dos es del mundo Palin visto desde el otro lado, el de sus partidarios. Con una impresionante lista de contactos repartida por todo el país, su fichaje le asegura a Sarah el estar permanentemente en contacto con las esperanzas y anhelos de sus seguidores, evitando así el peligro siempre latente de encastillarse y perder de contacto la realidad.

Otros: No son nombres que aparezcan en las listas que corren por ahí, pero yo no los descartaría en absoluto. De hecho, me sorprendería que no jugaran ahora mismo ningún papel. Son Kris Perry, la antigua jefa de gabinete de Sarah (tuvo que dimitir aún antes que la propia Sarah acosada ella también por las ethics complaints) cuando ésta era gobernadora de Alaska y que muchos dicen que después de Todd es la persona en quien más confianza tiene ésta; y Kristan Cole, amiga íntima suya y gestora del que en su momento fue el Alaska Fund Trust, el intento de los Palin de recoger dinero de sus partidarios para hacer frente a sus crecientes gastos en abogados durante la pesadilla aquella que fueron la ethics complaints.

And last but not least (y en último lugar, pero no por eso el menos importante): ¿Quién va a ser? ¿Quién puede ser el único consejero de Sarah a quien ésta jamás dejará de escuchar y el único que tiene acceso a ella las veinticuatro horas del día. Pues Todd, por supuesto. Y después de Todd, la familia Palin. Quienes más quieren a Sarah y los únicos de quienes podemos estar seguros que jamás la traicionarán.

 Sobre los que no la quieren

¿Recuerdan que el domingo pasado les traduje una entrada que una tal Ilana Angel había publicado recientemente en su blog contando que había conocido a Sarah Palin y que ni corta ni perezosa se había acercado a saludarla? Bueno, pues aquello trajo cola y aquí tienen la segunda parte de la historia en forma de otra entrada publicada por Ilana contando sus vicisitudes sólo porque se le ocurrió hacer eso. Los que quieran leer las entradas originales pueden hacerlo aquí, para la primera (y mi traducción la encontrarán aquí), y aquí, para la segunda.

Defendiendo a Sarah Palin ante un vaso de Kool-Aid [bebida refrescante en polvo]

Yo escribí un blog ayer sobre mi encuentro con Sarah Palin. Oh – Dios – Mío. Nunca antes ha habido tal derramamiento tanto de amor y odio, tanto para Sarah como para mí.. No se detenía y sigue viniendo esta mañana.

He recibido un montón de comentarios de los lectores durante el tiempo que llevo escribiendo para el Jewish Journal, pero nunca he recibido tantos como después de este blog. Les invito a echar un vistazo a algunos de estos comentarios en la parte inferior de mi artículo de ayer.

Tengamos algunas cosas claras. Soy demócrata. Creo en el matrimonio gay. No apoyo la caza o la posesión de armas. Lucharía por el derecho de la mujer a abortar. Soy judía. Amo a Israel. Lo que sucede es que también pienso que Sarah Palin es una gran dama.

Yo no escribí un blog político ayer. Escribí acerca de tener un encuentro casual con alguien en el ojo público que además ocurre que creo que es interesante. Simplemente porque crea que su política es de miedo, no significa que no pueda pensar que ella es un agradable ser humano.

Los conservadores escribieron ràpida y velozmente para hacerme saber que respetaban la valentía de mi artículo, teniendo en cuenta que no era una partidaria de Sarah como política. Creo que es un día triste en los Estados Unidos cuando la gente siente la necesidad de felicitarte por ser decente.

Los liberales escribieron para decir que me hice una foto con Hitler, que confraternicé con el enemigo y que debería estar avergonzada de mí mismo. Seis de mis “amigos” estaban tan disgustados con mi blog que decidieron dar de baja su amistad conmigo en Facebook.

Escúchenme todos, senyores. Sólo porque una charla con una mujer sobre gafas, bolsas, los niños y las citas, eso no significa que una vaya a sentarse a tomar un vaso de Kool-Aid y renunciar a todo lo que uno cree. Que te guste Sarah Palin no es un pecado. Juzgarla como política, más que como ser humano, sí.

“Un abanderado demócrata” escribió para decir que iba a ir al infierno, que mi hijo judío pronto llevaría a Jesús en su corazón y luego traería a casa a su novia adolescente embarazada si paso otro momento más dedicada a la retórica de la Sra. Palin. Para ese encantador escritor, le digo, bésame el culo.

La gente se volvió fea, cruel y, francamente, no estadounidense. ¡Era sólo un blog! No he cambiado de partido, matado a un lobo desde un helicóptero o decidido convertirme al cristianismo. ¿Por qué es tan difícil para las personas separar la religión o el partido político de algunos de su ser simplemente una persona?

Todos somos libres de tener una opinión. Independientemente de lo que pensamos o sabemos sobre la Sra. Palin, como alguien que la ha conocido, pero ciertamente no tiene la pretensión de conocerla, repito que es encantadora y nadie va a intimidarme a pensar de manera diferente .

Espero que Sarah Palin no sea elegida nunca presidente de los Estados Unidos. Espero que Sarah Palin sepa que siempre será bienvenida en mi casa. Espero que Sarah Palin y yo podamos tomarnos un día una cerveza, sentarnos y charlar sobre nuestros hijos y bailar en la boda de su hermana.

A todos los que odian, usted nunca tendrá paz en su vida mientras estén tan llenos de odio. Y una cosa más, cuando Sarah venga a mi casa a cenar,  ¡voy a servirle su Kool-Aid! ¡Tal le guste la sopa matzo ball y planificar el Bar Mitzvah de su nieto!

Shabat Shalom. Les deseo a todos un fin de semana maravilloso. Amen a sus hijos, sean amables con los demás y vean a la gente como seres humanos en primer lugar. Espero que todas nuestras tropas vuelvan a casa pronto, sanas y salvas.

Para Sarah Palin, de nuevo quiero decirle que fue un placer conocerte. No importa cuán fabulosas sean tus botas de Prada, nunca me gustaría pasar un día en tus zapatos y tener que lidiar con el odio que se proyecta hacia ti. Dicho esto, tienes un montón de fans que te apoyan. Puedes sentirte orgullosa ya que fueron amables conmigo y te representan bien.

Ya he terminado de hablar sobre ello y se acabó mi incursión en la política. Tengo una cita este fin de semana y tal vez sea mi última primera cita. No está seguro de que sea posible, pero creo que puede ser y ésa es la mitad de la batalla. Siempre voy a mantener la fe.

Extraordinariamente revelador, ¿verdad? Fue leyendo esta segunda entrada como se me ocurrió el tema para mi entradilla de hoy. Por mi parte, estoy totalmente de acuerdo con Ilana en el sentido de que deberíamos ser capaces de dejar aparte las cuestiones políticas y religiosas a la hora de relacionarnos con las personas y valorarlas justamente como eso, personas. Sin embargo, no puedo dejar de señalar que esa manera de actuar parece ser casi exclusiva de la izquierda como lo demuestra el hecho de que hayan sido sus “amigos” izquierdistas los que se hayan revuelto contra ella de esa manera. Qué triste es todo esto, ¿verdad?

Y el domingo, una sorpresa. No les digo más.

2 respuestas a LOS QUE QUIEREN A SARAH PALIN Y LOS QUE NO LA QUIEREN

  1. Santi dice:

    La izquierda siempre ha sido de lo más sectaria, es su sello personal desde siempre. Y es que son como una secta que desprecia al que no abduce. Se creen en una especie de superioridad moral desde la que expiden carnet de demócratas y de defensores de derechos humanos, por no decir de su tendencia a salvar a la humanidad con recetas intervencionistas y axfisiantes. Así que no tienen remedio, no hay nada que hacer Bob, no darán nunca ni agua a los que no sean de su cuerda, de su “familia” hablando en términos mafiosos.

    Entre los que quieren a Sarah te has dejado a alguien, además de a su familia, claro. Y ese alguien que debería figurar en primerísimo lugar… ¡eres tú, Bob!

    Esperando esa sorpresa dominical. Ya lo sabes. Las sorpresas son la sal de la vida.

    PD: Parece que Esperanza Aguirre quiere crear aquí algo parecido a los Tea Party. Me refiero a esa revelión fiscal que quiere liderar. En un periódico he leido esta interpretación y me ha hecho gracia. Me la hago mía.

  2. EL MOLI DE GETAFE dice:

    ¿ Oye, perdona, no te parece que Meghan Stapleton tiene toda una historia que contar ? :

    ¿ Fue ella la responsable de que los que dirigían la candidatura de McCain descubrieran a Palin ?

    ¿ O los jefazos del Partido Republicano ya manejaban la opción Palin antes de comenzar a disputarse las Primarias ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: