LA SEMANA DE SARAH PALIN: POCO QUE CONTAR Y NO MUY BUENO, PERO TAMPOCO NADA GRAVE


 

Pues no ha sido ésta una de esas semanas que pasan a la historia, no. Mi jefe ha estado más insoportable que de costumbre y me ha cargado con tareas extraordinarias que me han impedido el publicar con la puntualidad que me gusta. Suerte que ya ha pasado todo y confío en que después de haberme explotado de lo lindo, me deje tranquilo a partir de ahora. ¡Ah, si conociera mi identidad secreta! Seguro que le daba un ataque porque es progre, como no podía ser menos. Es una lástima, pero no hay nada que hacer; tiene demasiados años para cambiar. Lo suyo ya es un caso perdido. En cuanto a Sarah Palin, tampoco ha tenido una gran semana; afortunadamente, no se trata de nada grave y el mundo Palin sigue girando en la dirección correcta y ya falta un poco menos para 2012. Lo que sí que empieza a preocuparme es el silencio que mantiene mi admirado maestro y colega Rillot. Su blog lleva demasiado tiempo sin funcionar y eso no es normal en él, alguien que nos tenía habituados a publicar casi a diario. Confío en que no se trate de nada más grave que una sobrecarga de trabajo porque me entristecería muchísimo que el mundo Palin perdiera a alguien como él. Ésa sí que sería realmente una muy mala noticia a menos que se trate de que Sarah le ha fichado para ayudarle en SarahPAC tal y como ya ha hecho con Rebecca Mansour y Joey Russo de Conservatives4Palin. Pero por si acaso, me atrevo a pedirles que se unan a mí y griten bien fuerte: ¡Vuelve, Rillot! ¡Por favor! ¡Te necesitamos! A ver si nos oye.

Esta semana ha sido también una semana de noticias referidas a Bristol Palin, que va a estrenarse como actriz. Desde el principio de este blog, me marqué como norma el respetar la intimidad de la familia de Sarah y no hablar nunca de sus hijos salvo que se tratase de un acto público en el que participasen. Es por ello que nunca han podido leer nada aquí sobre, por ejemplo, Bristol, su embarazo o el cretino ése que es el padre de su hijo Tripp. Sin embargo, hoy me apetece rendir un pequeño homenaje a una persona que se ha equivocado, lo ha reconocido, asume las consecuencias y sigue adelante. Y para ello, ¿qué mejor que una hermosa foto suya con su pequeño en brazos? Pues aquí está. Con toda mi admiración por la joven Bristol Palin por su valor. ¡Hip, hip, hurra!

Fe de errores: En la entrada de la semana pasada titulada: “La semana de Sarah Palin: El presidente sigue haciendo amigos por doquier”, les hablé en la tercera noticia sobre un comentario que una persona había hecho a una noticia del Journal Sentinel de Milwaukee (Winsconsin) y que pretendía ofrecerles traducida. Por un descuido, no les incluí dicha traducción y no me di cuenta de ello hasta varios días después. Dicha metedura de pata ya está corregida, ¿eh? ¿Qué le vamos a hacer? Son cosas de la edad.

Primera noticia: MEGHAN STAPLETON DIMITE. ¡VAYA PALO!

A estas alturas, todos conocemos a Meghan Stapleton, la portavoz de Sarah Palin y una de las personas de mayor confianza de ésta. Yo la conocí durante la pasada campaña electoral y no fue hasta que leí Going Rogue que descubrí que su relación con Sarah venía ya de antiguo. Para mí, Stapleton es una profesional más que capacitada y tenía muchas esperanzas puestas en ella porque sabía que con ella a su lado, Sarah tenía a la escudera perfecta.

Es por todo ello que cuando me enteré andando esta semana pasada que Stapleton había dimitido, me dio un soponcio e inmediatamente lo vi todo negro (yo es que soy así, me deprimo fácilmente). Luego, buscando información, me repuse al comprobar que no era tan grave. En concreto, lo que más me asustó fue que pudiera haber habido diferencias insalvables entre Sarah y ella y que el resultado hubiera sido que Stapleton hubiera tenido que abandonar el barco. Pero no es así porque el motivo de su dimisión es simplemente la voluntad de Stapleton de no sacrificar su vida familiar, sobre todo ahora que ha tenido a su primera hija, una pequeña de 2 años llamada Isabella. Así, tal y como ella misma ha declarado:

Además de haber tenido el honor de ayudar a la gobernadora Palin y a su familia durante todos estos últimos años, tengo también el honor de tener esta increíble oportunidad de estar en casa con mi precioso milagro, Isabella. Tiene dos años, me he perdido momentos significativos de su vida, pero espero con gran felicidad el celebrar otros más así como disfrutar de los más cotidianos mientras reoriento mis prioridades. ¡También espero el poder volver a ver a mi santo marido!

Stapleton reveló también que Sarah no estaba en absoluto sorprendida por su decisión, ya que sabía que llevaba un tiempo considerando la posibilidad. Además, ante las dudas que pudiera generar el hecho de que Sarah se vea privada de su asistencia, la propia Stapleton se mostró confiada y aseguró que Sarah no se va a sentir en absoluto a la deriva sin ella y que la mayoría de las decisiones sobre su carrera política las toma ella misma.

En un mensaje de correo electrónico dirigido a sus compañeros en SarahPAC, la propia Stapleton anunciaba su dimisión así:

A principios de esta semana he entregado a la gobernadora Palin mi dimisión, efectiva a partir de final de este mes. En tanto que esperaba participar con ella en tantos proyectos, el tiempo que pasaba con mi preciosa de dos años de edad iba disminuyendo cada vez más a causa del torbellino que es el mundo Palin. He hecho todo lo posible por reducir mi carga de trabajo, pero Isabella está empeñada en esconder mi BlackBerry y no debería crecer suplicando el tener a una madre que empiece a actuar como una madre.

Poco acostumbrados estamos a ver a una mujer que, estando en la cumbre de su carrera profesional, decide que su familia es su verdadero éxito y abandona esa carrera por quedarse en casa y cuidar de su hija. Por supuesto, las feministas habrán puesto el grito en el cielo y estarán clamando contra ella, tildándola de traidora a su sexo, además de estar a punto de ir a su casa a quemar vivo al machista de su marido que la quiere esclavizada, fregando todo el día y haciéndole la comida. ¿Pues saben qué les digo? Que me parece muy, pero que muy bien, la decisión que ha tomado Stapleton y que la aplaudo entusiastamente y que ojalá llegue el día en el que yo pueda encontrar a una mujer con las ideas tan claras para formar mi propia familia. ¡Y a las feministas, que les den morcilla! (Esto último, sin segundas intenciones, ¿eh? No sean malpensados).

Por mi parte, sólo me queda darle las gracias a Meghan Stapleton por todos estos años al lado de Sarah y por haberla ayudado tanto como sin duda lo ha hecho, además de ofrecerle mis mejores deseos de felicidad al lado de su pequeña Isabella, quien todavía es demasiado pequeña como para comprender la maravillosa madre que tiene la fortuna de tener. Que Dios os bendiga a las dos.

Por cierto, les anuncio que dentro de poco publicaré una entrada detallando quién es quién en el círculo íntimo de Sarah Palin. Son pocas personas, pero estará muy bien que sepamos de ellas. Avisados están, ¿eh? No se despisten luego.

Segunda noticia: TODD PALIN SE TIENE QUE RETIRAR DE LA IRON DOG. ¡OTRO PALO!

No todo tiene que ser Sarah; Todd también existe. Y sobre todo existe cuando llega el momento de la Iron Dog, la carrera de motos de nieve más dura del mundo y que él ha ganado ya cuatro veces. Como ya sabemos, la Iron Dog se corre en equipos de dos personas y durante los últimos años Todd Palin ha formado equipo con Scott Davis, otro pedazo de campeón, ya que él ha ganado la carrera ni más ni menos que siete veces. Sin embargo, en esta última edición, la 27ª, nuestro equipo favorito no ha tenido suerte y han tenido que retirarse después de que Scott Davis sufriera un accidente y resultara seriamente herido. De momento, no tengo más información sobre las heridas de Davis, pero sabiendo lo duros que son estos tipos (recordemos que Palin terminó un año la carrera con un brazo roto después de haber tenido un accidente que le catapultó a tres metros de su moto), sin duda había más que motivos para el abandono.

Mis mejores deseos de recuperación para Scott Davis. Y es que los amigos de Todd son mis amigos.

Tercera noticia: UNA REFLEXIÓN LLENA DE ESPERANZA  PARA COMPENSAR

Por fin, para terminar este recorrido por el mundo Palin, les traduzco un artículo aparecido en la revista Human Events y escrito por Skip Coryell, un ex marine, fundador de Second Amendment March, escritor y presidente de White Feather Press. Huelgan comentarios; léanlo y reflexionen (y mientras lo hacen, disfruten del placer que produce el hacer algo que los de izquierdas están genéticamente incapacitados para hacer: reflexionar).

Vea el artículo original aquí.

Recibí una carta en el correo la semana pasada. Era de Sarah Palin. No la esperaba. Después de todo, ni siquiera la conozco. Pero, sin embargo, ahí estaba en mi buzón de correos, una carta de Wasilla, Alaska, la oficina de Sarah Palin. He recibido correo de muchos políticos famosos en mis tiempos: George W. Bush, John McCain, George H. W. Bush e incluso del mismo Ronald Reagan. Pero todas ellas tenían dos cosas en común: 1) No tenían idea de quién era yo, y, 2) Me pedían dinero.

Así pues, abrí esta carta esperando un alegato a favor de los fondos tan necesarios para hacer progresar la agenda Tea Party o para ayudar a evitar que la campaña socialista de Obama barra todo el país como un enjambre de langostas, consumiendo todo lo moral y bueno en su camino. Pero Sarah de Wasilla me sorprendió. Era una carta personal. Decía:

“Querido Skip, Muchas gracias por las copias de sus libros y por su generosidad. Todd y yo estuvimos encantados de recibir su alentador mensaje y le agradecemos su amabilidad por tomarse el tiempo para escribir. Dios le bendiga. Gracias de nuevo y le deseamos lo mejor para usted y su familia. Sinceramente, Sarah Palin.”

La firma estaba en tinta azul y era muy impresionante. Me di cuenta de que era una estudiante de sobresalientes en la escuela. Mi esposa es también así. Pero ahí estaba, una carta personal de una de las mujeres más populares / conocidas de Estados Unidos. Era corta, pero aún así, era personal.

Como ustedes saben, soy el fundador de la Second Amendment March y había escrito a Sarah pidiéndole que hable en nuestro acto del 19 de abril de 2010 en Washington, D.C. La carta fue entregada personalmente en su casa por nuestro coordinador en el estado de Alaska junto con una copia firmada de todos mis libros. (Así es. Aspiraba a enrolarla. Pensé que no podía perjudicarle).

Soy un conservador a ultranza y cuando pienso en Sarah Palin me estremezco con emoción y temor. Ya ven, yo leí el libro de Sarah Going Rogue y quedé muy impresionado. Aquí estaba una persona real, una verdadera americana, con un verdadero temor de Dios por los valores estadounidenses y que estaba metida en política. Me excita porque quiero creer que ella es real. Me aterroriza porque pocas personas van alguna vez a Washington sin ser dañados. Y Estados Unidos no puede permitirse el lujo de tener otro héroe que fracase.

Pienso sobre Sarah Palin y me pregunto: ¿Quién es ella? ¿Quién es la verdadera Palin Sarah? ¿Es ella la boba cabeza hueca representada por Tina Fey y el resto de los medios de comunicación o es real? Quiero pensar en esto último. Quiero pensar que ella es la fuerte madre que tiene a Trig en sus brazos y lo besa en la frente. Quiero pensar que lee cuentos a su hija, Willow. Me gusta pensar que sigue locamente enamorada de Todd y que su matrimonio es saludable y sólido. La parte esperanzada de mí quiere pensar en todas esas cosas.

Pero… Ella es una política, ¿no? Siempre he suscrito ese viejo adagio: Pregunta: “¿Cómo sabes cuando un político está mintiendo? Respuesta: “Sus labios se están moviendo”. ¿Pero es Sarah diferente?

Cada dos semanas me reúno con los coordinadores estatales de mi Second Amendment March a través de teleconferencia y planificamos y hablamos acerca del acto del 19 de abril. Hace unas semanas, estábamos discutiendo la posibilidad de que Sarah hablara en nuestra marcha y le pregunté a Len Betts, nuestro coordinador en Alaska, si la había visto. La conversación fue algo así:

Skip: “Len, ¿has visto a Sarah Palin últimamente?”
Len: “Claro, la vi en la tienda de comestibles justo ayer”.
Skip: “¡Qué! ¡Estás bromeando! ¡Sarah Palin comprando sus propios comestibles!”
Len: “Por supuesto. Sarah no ha cambiado. Sigue siendo igual que el resto de nosotros. No es nada estirada y todavía habla con la gente como siempre lo ha hecho”.

Exhalé interiormente un suspiro de alivio y esa conversación me dio esperanza. Pero, ¿por cuánto tiempo? Todo el mundo sabe que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.

Pero aún así… Hay una parte de mí que quiere creer que Sarah Palin es diferente. Quiero creer que es inteligente. Quiero creer que ama a su familia. Quiero creer que es real. Y, lo más importante, quiero creer que una vez que la gente pone su confianza en ella, no va a cambiar. Quiero creer que es una servidora.

Hace unas semanas, vi y escuché como Glenn Beck la entrevistaba. Glenn compartía el mismo saludable escepticismo y esperanza que yo. Creo que muchas personas son así. Queremos creer, pero hemos sido decepcionados tantas veces antes. El poder hace algo a la gente. O los hace mejor o los empeora.

Pero yo no soy responsable de lo que el resto del país cree. Sólo tengo que resolver esto por mí mismo. ¿Qué quiere creer Skip Coryell?

Creo que Sarah Palin es real. Pero la pregunta del millón de dólares es: ¿seguirá siendo así? Por ahora, estoy lleno de fe y esperanza. Pero entonces, también creo en el deber y el honor y el fuerte sirviendo al débil. Yo creo en Camelot.

Sarah de Wasilla. No dejes que me hunda.

SARAH PALIN, DÍA Y LUGAR

Cuatro novedades para esta semana. Y son novedades más que interesantes. La primera, un seminario en Texas destinado a personas que necesitan motivación en sus vidas y en el que Sarah participará como una de las ponentes junto con otras seis personas, una de las cuales es Rudy Giuliani, el antiguo alcalde de New York. Sarah hablará, por lo que dice el folleto del seminario, sobre cómo equilibrar la vida profesional con la personal, cómo superar los obstáculos con imaginación, los secretos de tomar decisiones acertadas, cómo superar la presión y cómo llegar a ser una persona influyente. Evidentemente, Sarah sabe más que nadie sobre todo esto… ¡y sobre cómo curarse los mordiscos de los ankle-biters rabiosos al estilo de la chiflada McLeod también!

La segunda es un discurso en Oklahoma en el que compartirá el estrado con Glenn Beck, su ahora colega de la Fox. El objetivo del sarao, en el que no faltará un concierto de música country, es, según sus organizadores reunir a todos aquellos “que sienten que el gobierno está llevando este país en un dirección que no es la que tenían en mente ni la Constitución ni los Padres Fundadores”. O sea, a todos los estadounidenses menos a los que tienen despacho en la Casa Blanca.

La tercera es la reunión anual de la National Rifle Association (NRA), la organización más odiada por la izquierda estadounidense, en North Carolina. Imaginamos que más de un tiro (metafóricamente hablando, ¿eh?) se les escapará dirigido al presidente de Estados Unidos, que ya sabemos lo que piensa de ellos (el sentimiento es mutuo, la verdad). Por cierto, en la reunión participará también… ¡Mitt Romney! Y también estará, por ejemplo, Michael Steele, el chairman del GOP. ¿Habrá reunión en la cumbre entre los tres? Si la hay, será muy discreta, no lo duden. Mejor que los tres dejen los rifles en la entrada por lo que pueda pasar.

Y finalmente, Sarah acudirá a una exposición dedicada exclusivamente a las mujeres en North Carolina. Algo curioso si tenemos en cuenta que las “mujeres” de izquierdas llevan desde 2008 negando por activa y por pasiva que Sarah sea una mujer, ya que ni se ha divorciado ni ha abortado ni ha puesto nunca por delante su carrera antes que su familia y, por descontado, jamás ha votado a los demócratas. Pero claro, ya se sabe, la izquierda tiene el monopolio de eso que llaman “las mujeres” y toda aquella que no se sienta representada por ella, es una traidora a su sexo y no existe siquiera. En ese caso, ¿tendremos que inventar un tercer sexo para ellas tal vez? Igual sí.

Y esto es todo, amigos. Como ya les he dicho, nada grave. Sarah, nuestra Sarah, puede con eso y mucho más. Y si no, al tiempo. Sursum corda.

Por cierto, les adjunto unos enlaces a mis últimas colaboraciones publicadas en Semanario Atlántico. Confío en que les gusten:

La mejor semana de Sarah Palin
Obama sigue haciendo amigos

En la próxima entrada, el final de nuestra apasionante serie sobre el chulo de Mitt Romney.

3 respuestas a LA SEMANA DE SARAH PALIN: POCO QUE CONTAR Y NO MUY BUENO, PERO TAMPOCO NADA GRAVE

  1. EL MOLI DE GETAFE dice:

    Me he enamorado.

    Sí, me he enamorado de un blog.

    Su nombre es “Conservador en Alaska” y su autor, de tan parecido que es a mí, perfectamente podría ser yo.

    Y es que, además, el muy “…” parece que me lee el pensamiento o adivina qué es lo próximo sobre lo que me gustaría que escribiera, y hasta reproduce y traduce todo aquello que podría yo estar buscando.

    Y, así, gracias a él, me he topado con lo de “RINO”, es decir, “Republican In Name Only”, y que es algo que yo venía buscando desde hace tiempo.

    Sí, necesitaba una manera de llamar a aquellos que, militando en el Partido Popular, perfectamente podrían estar haciéndolo en el PSOE o en IU, y la he encontrado.

    Por eso, a partir de ahora, no os estrañéis si a alguno le grito :

    “¡ “Carlitos”, no me seas “RINO” !”.

  2. El primo tonto dice:

    Muy interesante la reflexión de Skip Coryell. Creo que eso es lo que nos pasa a todos los que no somos unos hooligans de un partido o político. Esto se refleja muy bien en la película “All the King’s Men” en España traducido como “El político”.
    Si con Reagan pasó, por qué no puede pasar con Palin.

  3. Santi dice:

    Entiendo perfectamente lo que dice Skip Coryell, todos hemos tenido muchas decepciones con los políticos, que parecen otros una vez que llevan un tiempo en el cargo. Supongo que esa transformación que conlleva el poder es muy natural de la naturaleza humana, el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. Pero todos confiamos en que con Sarah nada de esto pasará, vamos, qué estamos seguros de su integridad como persona y como político. Ya ha dado muestras de ello en su comportamiento como gobernadora de Alaska. Su integridad me parece fuera de toda duda, así que podemos desechar cualquier resquemor. Pertenece a esa clase de políticos atípicos, por su rareza, a los que no les cambia el cargo y siguen fieles a sus principios y valores. Si no, al tiempo. ¡Palin 2012!

    Y para el moli de getafe, yo no sé quién es ese Carlitos, pero conozco, por ejemplo, a Albertito. Porque RINOS hispanos, haberlos hailos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: