EL DISCURSO DE SARAH PALIN EN NASHVILLE (O SÍ, SÍ, SÍ, ¡PALIN 2012!)


 

Tenía que suceder. Después de tanto tiempo observándose atentamente el uno al otro, el movimiento Tea Party y Sarah Palin han decidido unir sus fuerzas y emprender juntos el camino hacia las elecciones de 2012 con una parada previa el próximo mes de noviembre con ocasión de las elecciones del midterm. El terror se ha adueñado de las filas demócratas por más que estos pretendan disimularlo con sus habituales bobadas. Y lo mejor del caso es que entre las filas republicanas, tan rebosantes de RINO, también se oyen expresiones de temor ante el anuncio de Sarah de que va a apoyar a los candidatos que estime oportunos y no a los que le diga el partido. Más de uno se ve ya en el trance de tener que poner al día su currículo por lo que pueda pasar. Recuerden bien esta fecha: 6 de febrero de 2010. Porque con el tiempo todos nosotros la recordaremos como el día en que Sarah Palin renovó ante el pueblo estadounidense y, por extensión, ante todos los amantes de la libertad de todo el mundo, aquel compromiso que adquirió voluntariamente durante la pasada convención republicana de 2008 de ser nuestra abanderada en nuestra lucha por un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Sarah ha vuelto y esta vez nada la detendrá. Ella nos llama a su lado. ¿Quién puede ignorar esa llamada? Aquí estamos, Sarah. Te esperábamos. Estamos contigo.

Hay que ver lo que les escuece a los demócratas la incapacidad congénita del presidente de Estados Unidos para hilvanar tres frases seguidas sin ayuda y no padecer un colapso nervioso por el esfuerzo. Pero qué se puede esperar de alguien que necesita de su teleprompter para dirigirse a una clase de niños de 6º de Primaria (véanlo aquí). Muertos de celos, los demócratas andan ahora reprochando a Sarah Palin que llevara anotadas en la mano unas pocas palabras para ayudarse en su discurso del sábado pasado. En concreto, son seis palabras: “Energy”, “Budget”, “Taxes” y “Lift America’s spirits”, como se puede ver en la imagen de arriba. Bueno, si resulta que Sarah por tener que anotarse seis palabras de un discurso de más de 5.000 es burra, ya me dirán ustedes lo que es el presidente.

Por cierto, que la mejor respuesta a esta bobada de los demócratas la tuvo la propia Sarah Palin cuando, al día siguiente, participó en un rally de apoyo a la reelección del gobernador de Texas, Rick Perry (Go, Rick, go!). Consciente de que los de los medios de comunicación iban a estar pendientes de su mano, vean lo que se escribió esta vez: “Hi, mom!” La versión educada del “tonto quien lo lea”. ¡Ja, ja, ja!

Y como que lo prometido es deuda, aquí tienen mi (mala) traducción del discurso de Sarah Palin. Histórico discurso, creo yo. Pueden verlo íntegramente aquí abajo. De verdad que merece la pena.

 

DISCURSO DE SARAH PALIN EN LA 1ª CONVENCIÓN NACIONAL  DEL MOVIMIENTO TEA PARTY
Nashville (Tennessee), 6 de febrero de 2010

[COMIENZO DEL DISCURSO]

[APLAUSOS]

Muchas gracias. Gracias.

[APLAUSOS]

Muchas gracias. Dios les bendiga.

[APLAUSOS]

Gracias. Muchas gracias.

[APLAUSOS]

Estoy tan orgullosa de ser estadounidense.

[APLAUSOS]

Muchas gracias por estar aquí esta noche.

[APLAUSOS]

¿Les gusta su libertad? Si aman su libertad, piensen en ello. ¿Alguno de ustedes ha servido de uniforme, antes o ahora? Levante la mano. Vamos a darles las gracias por nuestra libertad. Dios les bendiga, muchachos. Les saludamos. Les honramos. Gracias.

[APLAUSOS]

Estoy tan orgullosa de ser estadounidense. Gracias. ¡Caray! Gracias. Feliz cumpleaños, Ronald Reagan.

[APLAUSOS]

Bueno, una especial bienvenida a los espectadores la C-SPAN. Ustedes pueden no ser bienvenidos a esas negociaciones sobre la atención de la salud, pero tienen una invitación al Tea Party.

[APLAUSOS]

Muy contenta de estar aquí, en Tennessee, el estado voluntario. Es el hogar de la buena música country y una buena barbacoa sureña, y es genial el estar en la convención del Tea Party. Supongo que aquí hay un poco de té dulce del sur. En Alaska tenemos una versión más pequeña de la fiesta del té allí arriba. Y lo llamamos té helado.

[RISAS]

Y yo soy una gran partidaria de este movimiento. Creo que en este movimiento. Tengo muchos amigos y familiares en los 48 de abajo que asisten a estos actos en todo el país, y el hecho de saber que éste es el movimiento y que Estados Unidos está listo para otra revolución y que ustedes son parte de ello.

[APLAUSOS]

Espero poder asistir a más actos Tea Party en el futuro próximo. Es tan inspirador ver a personas reales, no a políticos…

[RISAS]

… ni a los profesionales de la política y salir y ponerse de pie y hablar por el sentido común, por los principios conservadores.

Y hoy quiero comenzar con una nota especial para el más reciente senador de Estados Unidos. Gracias a usted, Scott Brown.

[APLAUSOS]

Ahora bien, en muchos aspectos, Scott Brown representa lo más hermoso de este movimiento. Era sólo un tipo con una camioneta y la pasión de servir a nuestro país. Miró a su alrededor y vio que las cosas no estaban del todo bien en Washington por lo que se levantó y decidió que iba hacer su parte para poner a nuestro gobierno de nuevo al lado de la gente. Le echó valor y le costó un montón de trabajo duro, pero con el apoyo popular, Scott Brown llegó a la meta. Ha sido tan interesante ver ahora las consecuencias del grito de revolución de Massachusetts a cabo la revolución.

La Casa Blanca culpa al candidato. Su candidato. Y Nancy Pelosi, ella culpó a los demócratas del Senado. Y Rahm Emanuel, él criticó a un encuestador.

[RISAS]

Y una vez más, el presidente Obama encontró alguna manera de culpar de todo esto a George Bush.

[RISAS]

Ya saben, considerando la razón por la que los conservadores barren en las elecciones es hora de que dejen de culpar a los demás. Cuando uno va cero a tres, es mejor dejar de sermonear y empezar a escuchar.

[APLAUSOS]

El único lugar en el que la izquierda no ha hecho recaer la culpa está en su agenda. Así que un consejo para nuestros amigos a ese lado del pasillo. Ahí es donde tenéis que mirar porque eso es lo que os metió en este lío. La agenda Obama / Pelosi / Reid nos dejará con menos seguridad, más en deuda y bajo la férula de un gran gobierno. Eso está fuera de perspectiva y fuera de fechas. Y si Scott Brown es un indicador, se le está acabando el tiempo.

[RISAS]

Porque desde Virginia hasta Nueva Jersey y hasta Massachusetts, los votantes están enviando un mensaje por toda la costa oriental y en buenos lugares como Nevada y Connecticut y Colorado, Michigan, Dakota del Norte, que tienen a la izquierda liberal, ese establishment está espantado.

El mensaje de fondo es éste. Ha pasado ya un año. Son dueños de esto ahora y los votantes van a pedirles cuentas. Porque aquí, en las ciudades y en los pueblos por todo este gran país sabemos que tenemos grandes problemas que resolver. Nos hemos cansado ya de mirar hacia atrás. Queremos mirar hacia adelante y, desde aquí, amigos míos, el futuro se ve muy bien. Se ve muy bien. Porque si hay esperanza en Massachusetts, hay esperanza en todas partes.

[RISAS]

La victoria de Brown es emocionante y es un signo de más cosas buenas por venir. Un montón de grandes candidatos conservadores con sentido común van a ponerlo todo en cuestión en 2010. Este año, va a haber primarias difíciles. Y creo que eso es bueno. La competencia en estas primarias es bueno. La competencia nos hace trabajar más y ser más eficientes y producir más. Espero que saldrán fuera y trabajaran duro para los candidatos que reflejen sus valores, sus prioridades, porque a pesar de lo que los expertos quieren que piensen, las primarias disputadas no son una guerra civil. Son la democracia en acción y eso es hermoso.

[APLAUSOS]

Yo fui el resultado de unas disputadas primarias a gobernador. Me enfrenté a cinco tipos en el partido y pusimos nuestras ideas y nuestra experiencia allí sobre la mesa de debate. Y entonces dejamos, por supuesto, que los votantes decidieran. Este es un proceso saludable. Y da a los estadounidenses el tipo de liderazgo que quieren y que merecen. Y así en 2010, me descubro ante cualquiera que tenga el coraje de saltar al ring y permitir que ganen las mejores ideas y candidatos.

Pero mientras esperamos a que den a los candidatos que elijan su mejor esfuerzo, por favor entiendan que son humanos. No hay un candidato perfecto. Y van a decepcionarles de vez en cuando. Y cuando lo hagan, déjenselo saber, pero no se desanimen y se sienten porque las apuestas son demasiado altas. Lo que está en juego ahora mismo es demasiado importante y su voz es demasiado importante, así que trabajen duro por estos candidatos, pero pongan su fe en las ideas.

Y con ese espíritu, les advierto contra el permitir que este movimiento sea definido por cualquier líder o político. El movimiento Tea Party no es una operación de arriba abajo. Es una llamada popular a la acción que está forzando a ambos partidos a cambiar la manera en que llevan su negocio y eso es hermoso.

[RISAS]

Se trata de la gente. Se trata de la gente. Y es más grande que cualquier rey o reina de un Tea Party. Y es mucho más grande que cualquier tipo carismático con un teleprompter.

[RISAS]

El alma de este movimiento es el pueblo, los estadounidenses corrientes, que cultivan nuestros alimentos y llevan nuestros pequeños negocios, que enseñan a nuestros hijos y luchar en nuestras guerras. Son gente en pequeños pueblos y ciudades de toda esta gran nación que vio lo que estaba pasando y que se preocuparon y se involucraron. Al igual que ustedes, ellos van a las reuniones del ayuntamiento y escriben artículos de opinión. Se presentan como candidatos a cargos locales. Todos ustedes tienen la valentía de levantarse y hablar alto. Ustedes tienen una visión del futuro, una que valora los principios conservadores y las soluciones de sentido común. Y si esto suena como usted, entonces usted probablemente también se sienta un poco desanimado por lo que ve en Washington, DC

Ahora, en las últimas semanas, muchos de nosotros nos hemos sentido aún más incómodos sobre el enfoque de nuestra administración para la seguridad nacional, el papel más importante atribuido a nuestro gobierno federal.

[APLAUSOS]

Permítanme decir también que no es politizar nuestra seguridad el hablar de nuestras preocupaciones porque los estadounidenses merecen saber la verdad sobre las amenazas que enfrentamos y lo que el gobierno está o no está haciendo al respecto. Así que vamos a hablar de ellas. Nuevos términos utilizados como “operación de emergencia en el extranjero” en lugar de la palabra “guerra”. Eso refleja una visión del mundo que está fuera de la realidad con el enemigo al que nos enfrentamos. No podemos ignorar esta amenaza. Una cosa es llamar a un aumento de sueldo un puesto de trabajo creado o salvado. Otra muy distinta es llamar a la devastación que un suicida homicida puede infligir un “desastre provocado por el hombre”. Yo sólo digo, vamos, Washington, de entre todos los sitios, la seguridad nacional, es el sitio donde tienes que llamar a las cosas como son.

[APLAUSOS]

Y con ese espíritu, con ese espíritu, deberíamos reconocer que, el día de Navidad, el sistema no funcionó. Abdulmutallab pasó a través de la seguridad del aeropuerto con una bomba y se embarcó en un vuelo infernal para matar a pasajeros inocentes. Este terrorista se entrenó en Yemen con Al Qaeda. Su visado americano no fue revocada hasta después de que tratara de matar a cientos de pasajeros. El día de Navidad, la única cosa que detuvo a este terrorista fue la ciega suerte y los valientes pasajeros. Fue un milagro de Navidad. Y ésa no es la forma en que el sistema se supone que funciona.

[APLAUSOS]

Lo que siguió fue igualmente preocupante después de su captura. Fue interrogado durante sólo 50 minutos. Tenemos una opción en la forma de hacer esto. La elección fue preguntarle durante sólo 50 minutos y luego leerle sus derechos. La administración dice que no hay ventajas o desventajas en tratar a los terroristas como civiles acusados de delitos penales. Pero muchos de nosotros osamos discrepar. Por ejemplo, hay preguntas que nos hubiera gustado que este terrorista extranjero hubiera respondido antes de que fuera asistido por un abogado e invocara nuestro derecho constitucional estadounidense a permanecer en silencio.

[APLAUSOS]

Nuestros derechos constitucionales estadounidenses.

[APLAUSOS]

Nuestros derechos que usted, señor, luchó y estuvo dispuesto a morir por protegerlos en nuestra Constitución.

[APLAUSOS]

Los derechos por los que mi hijo, como soldado de infantería del Ejército de Estados Unidos, está dispuesto a morir. La protección prevista, gracias a usted, señor, vamos a concedérsela a un terrorista que odia nuestra Constitución y trata de destruir a nuestra Constitución y a nuestro país. Esto no tiene sentido porque tenemos una elección en la forma en que vamos a tratar con los terroristas. No tenemos que seguir ese camino. Hay preguntas que nos hubiera gustado que respondiera antes de que fuera asistido por un abogado, como dónde exactamente fue entrenado y por quién. Usted está presumiendo de todos esos otros terroristas como usted, ¿quiénes son? ¿Cuándo y dónde intentarán atacar la próxima vez?

Los acontecimientos que envuelven la trama del día de Navidad reflejan el tipo de pensamiento que llevó al 11-S. La amenaza de entonces, cuando el “USS Cole” fue atacado, nuestras embajadas fueron atacadas, fue tratada como una ola internacional de crímenes, no como un acto de guerra. Estamos viendo esa forma de pensar de nuevo instalándose en Washington otra vez. Eso me da miedo por mis hijos, por sus hijos. El tratamiento de esta cuestión como una mera aplicación de la ley pone a nuestro país en gran riesgo debido a que no es cómo los extremistas islámicos radicales ven todo esto. Ellos saben que estamos en guerra. Para ganar esa guerra, necesitamos un comandante en jefe, no un catedrático de Derecho de pie en el atril.

[APLAUSOS]

Es el mismo tipo de pensamiento erróneo que es visto en todas las decisiones de política exterior de la administración. Nuestro presidente pasó un año acercándose a regímenes hostiles, escribiendo cartas personales a dictadores peligrosos y pidiendo disculpas por Estados Unidos ¿y qué tenemos que mostrar a eso? Esto es lo que tenemos que mostrar. Corea del Norte prueba armas nucleares de largo alcance y misiles balísticos. Israel, un amigo y un aliado fundamental, ahora se cuestiona la fuerza de nuestro apoyo. Los planes para un sistema de defensa antimisiles en Europa han sido desguazados. Las relaciones con China y Rusia no son mejores y las relaciones con Japón, ese aliado clave de Asia, están en el peor estado en años. Y en todo el mundo, las personas que buscan la libertad de los regímenes opresivos se preguntan si Estados Unidos ese todavía ese faro de esperanza para su causa. La administración corta el apoyo para los programas democráticos. Y cuando el presidente no ha sido claro, me pregunto ¿dónde está su claridad y la fuerte voz de apoyo a los iraníes que están arriesgándolo todo en su oposición a Ahmadinejad?

[APLAUSOS]

Basta con esa corta lista, esa corta lista. Y ustedes saben, no es de extrañar que nuestro presidente sólo dedicara el  9% de su discurso  sobre el Estado de la Unión a discutir la seguridad nacional, la política exterior, porque no hay una gran cantidad de victorias de las que pudiera hablar esa noche. Y esa es una lista corta. Hay tantos desafíos frente a nosotros. Y puede parecer abrumador. Pero a pesar de estos retos, tenemos la esperanza de que podemos cambiar las cosas en la dirección correcta, pero va a exigir que la administración cambie de rumbo. Necesitamos una política exterior que distinga a los amigos de Estados Unidos de sus enemigos y reconozca la verdadera naturaleza de las amenazas que enfrentamos.

[APLAUSOS]

Necesitamos una fuerte defensa nacional. Creo que estarán de acuerdo conmigo. Como Reagan solía hablar de la paz mediante la fortaleza. En ese sentido, aplaudo al presidente por seguir al menos una parte de las recomendaciones hechas por nuestros comandantes en el terreno y enviar algunos refuerzos más a Afganistán. Ahora, sin embargo, él, nosotros, debe dedicar menos tiempo a cortejar a nuestros adversarios y trabajar con nuestros aliados. Y tenemos que construir coaliciones capaces de enfrentarse a regímenes peligrosos como Irán y Corea del Norte. Es hora de algo más que sólo hablar. Soy igual que ustedes, probablemente tan cansada del bla-bla-bla.

[APLAUSOS]

Cansada de oír la conversación.

[APLAUSOS]

Es hora de algunas medidas duras como las sanciones contra Irán. Y en los lugares del mundo donde la gente está forzada y oprimida y están luchando por la libertad, Estados Unidos deben permanecer con ellos. Necesitamos una política exterior clara de que estamos con el pueblo y para la democracia, una que refleje nuestros valores y nuestros intereses. Y es en nuestro mejor interés porque las democracias no se hacen la guerra unas a otras. Ellas pueden resolver sus diferencias pacíficamente.

La lección del año pasado es esta. La política exterior no puede ser manejada a través de la política de la personalidad. Y nuestro presidente haría bien en tomar nota de una observación que John F. Kennedy hizo una vez que estuvo en el cargo, de que todos los problemas del mundo no son culpa de su predecesor.

[APLAUSOS]

Los problemas que afrontamos en el mundo real requieren soluciones reales y es mejor llegar a ellas porque los riesgos que plantean son grandes y graves. Sin embargo, como dijo Barry Goldwater, podemos ser conquistados por las bombas, pero también podemos ser conquistados por la negligencia, haciendo caso omiso de nuestra Constitución y no teniendo en cuenta los principios del gobierno limitado. Y en el último año, sus palabras suenan verdaderas. Washington ha sustituido la irresponsabilidad privada con la irresponsabilidad pública. La lista de empresas e industrias que el gobierno está desplazando y rescatando y asumiendo el control sigue creciendo. En primer lugar, fueron los bancos, compañías hipotecarias, instituciones financieras; a continuación, los fabricantes de automóviles. Pronto, si acabaran lográndolo, la atención de la salud, los préstamos estudiantiles. Hoy en día, en las palabras del Congresista Paul Ryan, los 700.000 millones del rescate bancario se han metamorfoseado en capitalismo de compinches de la peor especie. Se está convirtiendo en un fondo para sobornos para los amigos favoritos del Departamento del Tesoro, tal y como habíamos sido advertidos. Mientras que la gente normal busca puestos de trabajo, la gente de Wall Street está recogiendo miles de millones en bonos de su rescate. Entre las 17 empresas que han recibido su dinero de rescate, el 92% de los ejecutivos superiores y directores todavía tienen sus buenos trabajos. Y los estadounidenses corrientes se están preguntando, ¿dónde están las consecuencias para ellos de haber ayudado a meternos en la peor situación económica desde la Gran Depresión? ¿Dónde están las consecuencias?

[APLAUSOS]

 Cuando Washington aprobó una ley de estímulo de 787.000 millones de dólares estábamos nerviosos, ya que acababan de gastarse 700.000 millones para rescatar a Wall Street. A escala estatal, como gobernadora, sabíamos que mucho de ese dinero llegaba con “regalos” añadidos. El gobierno federal iba a tener más control sobre nuestros estados. Iban a dejar de respetar la Décima Enmienda de nuestra Constitución, esencialmente sobornándonos. Toma este dinero federal y entonces vamos a poder mandar un poco más sobre ti. Me uní a otros gobernadores conservadores de todo el país en el rechazo de algunos de esos dólares. Los legisladores…

[APLAUSOS]

Resultó ser, sin embargo, que no había nada que aplaudir porque los legisladores estaban amenazando con demandas si los gobernadores no tomábamos el dinero. Y veté algunos de los fondos que sabía que no podíamos mantener los programas que íbamos a pagar con esos préstamos, con mero dinero impreso, dólares creados de la nada, pero las demandas eran la amenaza. Incluso en Alaska, en una legislatura controlada por los republicanos, mi veto fue anulado y el dinero invertido en esos estados. Y creo que vamos a ver esa obra en nuestros estados. El gobierno federal tomará más control sobre las personas que viven en nuestros estados.

Ahora entiendo el querer creer que se trata de dinero gratis y para algunos, supongo, es difícil decirle a la gente “no” en tiempos difíciles. Además, recuerdan la promesa de  nuestra administración de que serían buenos administradores del dinero de los contribuyentes. ¿La recuerdans? ¿La recuerda, vicepresidente Biden? Él fue puesto a cargo de un esfuerzo duro, de supervisión sin precedentes. Así es como fue presentado. ¿Saben por qué? Porque nadie se mete con Joe.

[RISAS]

Ahora, todo esto era parte de esa esperanza y cambio y transparencia. Y ahora, un año más tarde, tengo que preguntar a los partidarios de todo eso, ¿cómo les va con todo eso del cambio-esperanza a ustedes?

[RISAS]

Miren, traté de echarr un vistazo a lo de la transparencia, pero las reuniones de Joe con la transparencia y la rendición de cuentas estaban cerradas al público.

[RISAS]

Sí. Celebraron una reunión a puerta cerrada sobre la transparencia.

[RISAS]

Así que no estoy segura de que nadie se meta con Joe. Pero aquí está lo que yo sé. Una gran cantidad del dinero del estímulo ha acabado en algunos lugares bastante extraños, incluyendo los distritos que ni siquiera existían.

[RISAS]

Y los programas que realmente no tienen mucho que ver con estimular la economía. Casi 6 millones de dólares fueron  concedidos a un encuestador demócrata que ya había hecho millones durante las primarias demócratas a la presidencia. Casi 10 millones se gastaron en actualizar el sitio web del estímulo. Y un estado incluso se gastó un millón de pavos para poner carteles que anunciaban que estaban gastando el dinero federal del estímulo o, como alguien dijo, se trata de un esfuerzo de 1 millón para decirle que están gastando su dinero.

[RISAS]

Y no crearon ni un sólo puesto de trabajo.

Esos usos de los fondos de estímulo no suenan exactamente como nos habían prometido. Sólo suenan a despilfarro y, en el caso de los carteles, a una especie de ridículo. Todo ese estímulo. Yo no se ustedes, pero viendo los cheques emitidos para proyectos particulares de los congresistas y los de la Casa Blanca, ¿se sintieron ustedes muy estimulados?

[RISAS]

Y entonces resulta que Washington puso el precio equivocado. Todos estos proyectos y programas, cuestan decenas y decenas de miles de millones más que se nos dijo. Ahora se acerca a los 860.000 millones de dólares. Añadan a eso el hecho de que la Casa Blanca ni siquiera nos puede decir cuántos empleos se crearon realmente. Dependiendo de a quién se pregunte, es cualquier cifra entre miles de personas a los dos millones.

Sin embargo, de un número del que sí estamos seguros es el número de desempleados. Que es del 9,7%, muy por encima de la marca de un 8% que se nos prometió que nuestro paquete de estímulo iba a evitar. Y el desempleo es ahora – ahora el subempleo es del 16,5%. Tenemos a todas estas personas que acaban de darse por vencidas ahora mismo y que ni siquiera se inscriben en algunos de estos programas. Difícil contarlos.

Amigos, no voy a entrar en todo ello esta noche, pero la lista de promesas incumplidas es larga. El candidato Obama prometió poner fin a las puertas cerradas, los “dulces” acuerdos y contratos sin licitación de una vez por todas, pero el mes pasado su gobierno otorgó un contrato sin licitación de 25 millones de dólares a un donante demócrata. ¿Es eso esperanza? Nanay. No es la esperanza.

[RISAS]

Ésa es la misma canción, al misma canción de Washington, DC. Y en vez de cambiar la forma en que Washington hace las cosas, hemos obtenido el soborno Cornhusker y la Louisiana Purchase y millones de beneficios fiscales para los deseos de los jefes sindicales. La prometida prohibición a los cabilderos en esta nueva administración, entregó exenciones a diestro y siniestro, y hay más de 40 ex cabilderos que ahora trabajan en los niveles superiores en esta administración. Y en estos días, la mayoría de los miembros del Congreso no llegan a leer el proyecto de ley antes de tener que votar sobre él, y mucho menos las promesas de que un proyecto de ley no se convirtirá en ley antes de que todos tuvieran cinco días para revisarlo online .

Por lo tanto, ver, es fácil entender por qué los estadounidenses están sacudiendo la cabeza cuando Washington ha roto la confianza con la gente de que esos políticos están allí para servir. Nos estamos ahogando en la deuda nacional y muchos de nosotros hemos tenido suficiente. Ahora, los principios fundamentales en todo esto, es fácil de entender. Es realmente como si yo mismo creyera que a DC le encantaría creer que todo esto está muy por encima de nosotros. Alguien en Tennessee, alguien allá arriba, en Alaska, que nunca entenderá de qué estamos hablando aquí en Washington, DC. No, todo esto es algo bastante simple. Cuando nuestras familias, cuando nuestras pequeñas empresas, empiecen a tener números rojos, ¿qué hacemos? Nos apretarse el cinturón y recortarmos el presupuesto. Eso es lo que enseñamos a nuestros hijos, a vivir dentro de nuestras posibilidades. Eso es lo que Todd y yo hacemos cuando tenemos que pagar la nómina, comprar nuevos equipos para nuestro negocio de pesca. Tenemos que prever para el futuro, cumplir con un presupuesto.

Pero en Washington, ¿por qué es exactamente lo contrario de eso? Esta semana, se presentó algo rompedor, un pasmoso presupuesto federal de 3,8 billones de dólares y continúan pidiendo prestado y continuan imprimiendo dólares y continúan haciéndonos más y más dependientes de países extranjeros y continuan dando pasos hacia la insolvencia. Ahora lo que están haciendo al proponer estos grandes programas nuevos con etiquetas de precio gigantes, que está pegando a nuestros hijos con el proyecto de ley. Y eso es inmoral. Eso es robo generacional. Estamos robando las oportunidades de nuestros hijos.

Y los amantes de la libertad en todo el país deben ser conscientes de eso nos hace más dependientes de otros países, nos hace menos seguros. Eso nos hace menos libres y y eso debería alarmarnos. Así, amigos, con todos estos serios desafíos por delante, tenemos la creación de empleo privado que tiene que tener lugar y los problemas económicos y la atención de la salud, la guerra contra el terror.

Pero como dice el refrán, si no puedes montar dos caballos a la vez, no deberías estar en el circo. Así que he aquí algunos consejos para aquellos que en Washington, DC que quieren brillar en el espectáculo más grande sobre la tierra. Demasiado a menudo, cuando los grandes gobiernos y las grandes empresas se reúnen y se impone el amiguismo, bien, eso beneficia a los participantes pero no a los estadounidenses normales. La administración y el Congreso deberían hacer lo que hicimos allá en Alaska, cuando los “buenos chicos de siempre” comenzaron a cerrar tratos a escondidas que beneficiaban a las grandes petroleras y no los ciudadanos del estado. Y los ciudadanos del estado entonces, los alasqueños, nos reunimos y pusimos de nuevo al gobierno del lado de la gente. Y muchas de las grandes cabezas empezaron a meterse en problemas y algunas de las grandes cabezas terminaron yendo a la cárcel por sus tratos cerrados a escondidas.

Nuestro gobierno debe adoptar una agenda pro-mercado que no elija a los ganadores y a los perdedores sino que invite a la competencia y que iguale el campo de juego para todos. Washington tiene que llegar a todos los niveles, reducir los impuestos a las pequeñas empresas para que nuestras mamás y papás puedan reinvertir y contratar a personas para que nuestras empresas puedan prosperar. Deberían apoyar la competencia, apoyar la innovación, premiar el trabajo duro.

Y debería hacer todo lo posible para asegurarse de que el juego es justo sin la influencia corrupta. Y entonces tienen que sacar al gobierno del camino. Si pudieran hacer esto, si pudieran hacer esto, nuestra economía resucitaría y, por ejemplo, sobre el cuidado de la salud, necesitamos soluciones bipartidistas para ayudar a las familias y no subir los impuestos. ¿Recuerdan aquel botón de reinicio rojo que los Estados Unidos a través de la secretaria Clinton dio a Putin? ¿Lo recuerdan? Creo que deberíamos pedirles que nos lo devolvieran y dárselo al Congreso. Y decirle que no, que empiece desde el principio con esee plan de atención de la salud y aprueben reformas con sentido, orientadas al mercado que incorporen algunos pasos simples que tienen un amplio apoyo. Las mejores ideas, no tratos hechos a oscuras sino compras de seguros a través de líneas estatales y la reforma de los pleitos por negligencia de las que ya hemos hablado.

Esas cosas que son medidas de sentido común hacia la reforma que la Casa Blanca y los líderes en el lado de los demócratas del Congreso, que no quieren tener en cuenta. Por lo que hace pensar, ¿cuál es realmente su motivación? ¿Cuál es su intención si no se consideran siquiera estas medidas de sentido común, con amplio apoyo social que funcionarían? Y para crear puestos de trabajo. Washington debería reactivar los proyectos de energía. Dije durante la campaña y lo voy a decir ahora, necesitamos enfocarnos más en la política energética. Eso significa el desarrollo de recursos convencionales probados y el apoyo a la energía nuclear. Y yo estaba agradecida de que el presidente, al menos, mencionara la energía nuclear en su Estado de la Unión.

Pero, de nuevo, necesitamos más que palabras. Necesitamos un plan para convertir este objetivo en una realidad y de la forma en que puede allanar el camino para proyectos que crearán puestos de trabajo, los que son creadores de empleos reales y suministran energía libre de carbono. Y mientras estamos en ello, vamos a acelerar la reglamentación y la concesión de permisos y legalizar los procesos de perforación mar adentro.

En vez de pagar miles de millones de dólares, cientos de miles de millones de dólares que ahora están siendo enviados a regímenes extranjeros, deberíamos perforar aquí y ahora de perforación en lugar de confiar en ellos para desarrollar sus recursos para nosotros. Entonces, ¿qué tenemos que hacer es acabar con el plan de cap-and-tax, esa política va a matar a puestos de trabajo y va a pasar la carga de pagar por ello a nuestras familias trabajadoras.

Y, por último, si vamos a tomar en serio la austeridad fiscal, entonces tenemos que hacer que Washington sea el primero. Después de ponernos en el camino de cuadruplicar el déficit, la propuesta de congelar el gasto, tal vez es un comienzo, pero ciertamente no es suficiente. Como el senador John Thune dijo, es como poner una tirita en una herida autoinfligida por arma de fuego.

Tenemos que ir más allá. Reducir el gasto. No limitarnos simplemente a frenar una ola de gastos y tenemos que acabar con los planes para un segundo estímulo cuando del primero todavía no se ha medido su éxito siquiera. Mata a los planes para el segundo estímulo y ser conscientes de que ahora que el segundo estímulo se conoce como un proyecto de ley de empleo. Ahora bien, estas no son las únicas vías para frenar el gasto y solas no van a ser suficientes, no van a ser suficientes para hacer frente a la locura de la deuda y el déficit a los que nos enfrentamos. Pero son una buena forma de empezar y para demostrar que somos serios acerca de poner nuestra finanzas en orden.

Ahora, como muchos de ustedes tal vez, he pasado el último año pensando en cómo servir mejor. ¿Cómo puedo ayudar a nuestro país? ¿Cómo puedo asegurarme de que yo, que usted, que estamos en una posición de que nadie sea capaz de tener éxito? Cuando tratan de decirnos que nos sentemos y nos callemos, ¿cómo podemos servir mejor? En 2008, tuve el honor de verdad de toda una vida, el honor de toda una vida, presentándome al lado de John McCain. Lo miro como un héroe estadounidense. Y casi 60 millones de americanos votaron por nosotros. Votaron para las cosas que estamos hablando esta noche. Impuestos más bajos, gobierno más pequeño, transparencia, independencia energética y seguridad nacional fuerte. Y mientras que no, nuestros votos no nos llevaron al triunfo, eran todavía una llamada a servir a nuestro país. Esos votantes querían que siguiéramos luchando y querían soluciones de sentido común conservador y querían que siguiéramos debatiendo. Y cada uno de nosotros que estamos hoy aquí somos la prueba viviente de que no necesitan una oficina o un cargo para cambiar las cosas y no necesita un líder proclamado como si todos fuéramos sólo un montón de ovejas y estuviéramos buscando un líder para el progreso de este movimiento.

Eso es por lo que estamos luchando. Es por lo que estamos peleando. Es lo que creemos y eso es de lo que este movimiento se trata. Cuando la gente está dispuesta a reunirse a mitad de camino y luchar por soluciones de sentido común y de valores, entonces queremos trabajar con ellos. Y con ese espíritu, aplaudo a los independientes y a los demócratas como Bart Stupak que se mantuvo firme frente a duras presiones partidistas y quería proteger la santidad de la vida y los derechos de los pronto a nacer. Le aplaudo por ello.

Cuando podamos trabajar juntos, lo haremos. Pero cuando el trabajo de Washington viole nuestras conciencias y cuando el trabajo y el esfuerzo de Washington, DC, viole nuestra Constitución, entonces nos pondremos en pie y seremos contados. Debido a que somos la oposición leal. Y tenemos una visión para el futuro de nuestro país y es una visión anclada en verdades puestas a prueba por el tiempo.

Que el gobierno que gobierna menos, gobierna mejor. Y que la Constitución prevé la mejor hoja de ruta hacia una unión más perfecta. Y que sólo un gobierno limitado puede expandir la prosperidad y oportunidad para todos y que la libertad es un derecho dado por Dios y por el que merece la pena luchar. Dios les bendiga. Y que los mejores de Estados Unidos, nuestros hombres y mujeres de uniforme, son una fuerza para el bien de todo el mundo y que no tenemos nada de qué disculparnos.

Estas son verdades perdurables y estas verdades perdurables se han transmitido desde Washington a Lincoln a Reagan y ahora a ustedes. Sin embargo, aunque este movimiento, nuestras raíces allí, en nuestro espíritu, también, son históricos. La forma actual de este movimiento es fresca y es joven y es frágil. Somos ahora los guardianes de una tradición honorable de los valores conservadores y las buenas obras. Y no debemos olvidar que es un deber sagrado llevar estas ideas adelante. Exige civismo y requiere un decente debate constructivo orientado a los asuntos.

Los opositores de este mensaje están tratando de marginar a este movimiento. Ellos quieren pintarnos como ideológicamente extremos y el contrapunto a la tolerancia liberal y teóricos de la conspiración escandalosa dirigida contra nuestro propio gobierno y con tácticas poco éticas y descarada como considerar un objetivo los niños de un candidato.

Pero a diferencia de los elitistas que denuncian este movimiento, simplemente no quieren escuchar el mensaje. He viajado por todo este gran país y he hablado con los patriotas hombres y mujeres que componen el movimiento Tea Party y son buenos, amables y desinteresados y están profundamente preocupados por nuestro país. Y hoy les pido sólo esto, vamos a hacer de este movimiento un homenaje a su buen ejemplo y hacerlo digno de su arduo trabajo y su apoyo.

No dejemos que nuestras cabezas se vuelvan de la importante labor que tenemos ante nosotros y no demos a otros una excusa para poder apartar la vista de ello. No nos inmiscuyamos en las disputas pequeñas. Vamos a centrarnos en las grandes ideas. Hacer eso sería un digno homenaje a Ronald Reagan, especialmente esta noche, ya que habría cumplido 99 años. Ya no está con nosotros. Su espíritu vive y su sueño americano permanece. Él sabía que los mejores de nuestro país no están todos reunidos en Washington, DC. Es aquí, en nuestras comunidades, donde viven las familias y los niños aprenden y los niños con necesidades especiales son bienvenidos a este mundo y abrazados. Y gracias por eso.

Los mejores de Estados Unidos se puede encontrar en lugares donde los patriotas son lo suficientemente valientes y lo suficientemente libre como para poder ponerse de pie y hablar y donde las empresas pequeñas ayudan a crecer a nuestra economía con un empleo a la vez y gente como Reagan, sabemos que Estados Unidos sigue siendo la brillante ciudad sobre una colina. Yo creo que Dios derramó su gracia sobre ti. Sabemos que nuestros mejores días aún están por venir. Tea Party Nation, sabemos que no hay nada estropeado en Estados Unidos que, juntos, no podamos arreglar como estadounidenses.

Desde el fondo de mi corazón y en nombre de millones y millones y millones de estadounidenses que quieren fomentar este movimiento, este movimiento es por la gente. ¿Quién puede discutir de un movimiento que es del pueblo y para el pueblo? Recuerden, todo el poder político es inherente al pueblo y el gobierno se supone que debe trabajar para el pueblo. Eso es de lo que se trata este movimiento.

Desde el fondo de mi corazón, les doy las gracias por ser parte de la solución. Dios les bendiga, tea partiers y Dios bendiga a los EE.UU. Gracias. Dios les bendiga.

[FIN DEL DISCURSO]

¡Guau, vaya discurso! Y eso no es todo. En la próxima entrada, les ofreceré la traducción de la parte en la que Sarah Palin responde a las preguntas del público, además de comentarles más cosas sobre todo lo que aconteció en Nashville. Y sí, también les hablaré sobre la famosa entrevista en la Fox en la que Sarah reconoce por primera vez que podría presentarse como candidata a las elecciones presidenciales de 2012. Y resolveremos también la duda más angustiosa de todas las que planteaba esta viaje a Music City: ¿pudo conocer Piper a su admirada Miley Cyrus / Hanna Montana o no?

Por cierto, ha aparecido un artículo de opinión mío en Semanario Atlántico. Se titula: Desmitificando a Sarah Palin… ¡al fin! Confío en que les guste.

4 respuestas a EL DISCURSO DE SARAH PALIN EN NASHVILLE (O SÍ, SÍ, SÍ, ¡PALIN 2012!)

  1. Santi dice:

    Otro artículo sobre Sarah aparecido en el ABC de ayer…

    http://www.abc.es/hemeroteca/historico-08-02-2010/abc/Internacional/sarah-palin-recupera-su-morbo-electoral-con-la-ayuda-del-tea-party_1133612928234.html

    Ya se la reconoce dentro y fuera de sus fronteras como el único político de la derecha americana que está haciendo oposición. Es la alternativa al Obamismo imperante y es, de facto, la candidata natural republicana al 2012; esperemos que cuanto antes lo sea también de hecho.

    Buen trabajo Bob. Es un elaborado discurso de Sarah, y sin papeles ni teleprompter que valga. Sólo con la graciosa chuletilla escrita en la mano con algunas palabras claves a no olvidar. ¡Qué aprenda Obama y los políticos españoles!

    Y buen artículo en el Semanario Atlántico, ¿cómo no me va a gustar?. Es evidente que no todas las decisiones pueden contentar a todo el mundo, pero hacer política es decidir las mejores opciones posibles, y Sarah seguro que pondera todo estupendamente con su gran sentido común del que tanto hace gala. Un voto de confianza para ella que no nos defraudará. ¿Vale?

  2. Oscar dice:

    Gracias por la traducción, que escuchando directamente del inglés siempre se pierde algo, se agradece el esfuerzo.

    saludos y enhorabuena por el blog !

  3. Jacky dice:

    Te agradezco la traducción así puedo analizar, el Video, un poco mas. Porque ya he aprendido que Sarah habla muy bien entre línea donde tiene su mensaje subliminal. Así lo a echo en su discurso de ConvencionGOP 2008, que todavia podemos sacar de el la avertencia que Sarah digo esa noche sobre la administración de OB.
    Asi que he analizando esta porque se que esta refiriendo a su futura presentaciones para elección 2010 y 2012.
    La próxima presentación espectacular, crea yo, será cuando haya campaña para Michelle y también la Convención del Sur.
    Con las noticias internacionales como la contrincante de OB; creo que pueden empezar a fijar fecha con presentación de Sarah en Europa y Japón.

  4. el primo tonto dice:

    Muchas gracias por el trabajazo de traducir el discurso.
    Hacía un tiempo que no venía por aquí. Culpa de la informática. ¿O es culpa de Obama que dicen que es gafe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: