RUSH LIMBAUGH ENTREVISTA A SARAH PALIN


 

Ésta fue una de las primeras entrevistas que hizo Sarah a partir del lanzamiento de su libro, Going rogue (¡ya falta un día menos para que lo tenga!). Se emitió el 17 de noviembre de 2009 y siendo como es Rush Limbaugh uno de sus mayores apoyos desde siempre, la entrevista fue bastante completa aunque breve, algo lógico si se entiende que se trata de una entrevista a ser emitida durante su programa de radio. De todas formas, ésta es una de las que más me interesaba de leer porque, tal y como he dicho en alguna otra ocasión, en una entrevista de Limbaugh, las respuestas a sus preguntas son tan importantes como sus propios comentarios. Ya me callo, ya. Disfruten de la entrevista.

Éste es Rush Limbaugh, el terror de los progres en Estados Unidos. Pocos periodistas han sido tan odiados como él en la historia de los medios de comunicación en Estados Unidos. ¿El motivo? No se muerde la lengua. Y tiene muy claros sus principios. Y como que no son los progres, pues eso.

RUSH LIMBAUGH: Vamos a abrir esta hora con una entrevista exclusiva, una invitada poco frecuente. Eso no sucede mucho en este programa, pero estamos contentos de tener con nosotros a la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, cuyo libro, Going rogue, llegue a las estanterías hoy y creo que ya se encamina hacia un record de ventas. Gobernadora Palin, gracias por dedicarnos un poco de su tiempo. Es magnífico hablar con usted de nuevo. Hablamos el jueves pasado en una entrevista para la “Carta de Limbaugh”, pero es magnífico tenerla aquí en la radio.

SARAH PALIN: ¡Hey! Muchas gracias e ídem de parte de una alasqueña.

RUSH LIMBAUGH: ¿Dónde está, por cierto? ¿Desde dónde estamos hablando con usted?

SARAH PALIN: En una habitación de hotel en Nueva York. Voy a hacer un par de entrevistas después de ésta y luego directo a Grand Rapids para la etapa inicial de la gira.

RUSH LIMBAUGH: Eso va a ser emocionante. ¿Tiene ganas de empezarla?

SARAH PALIN: Tengo muchas ganas. No puedo esperar más para conocer a algunos de esos buenos americanos que hay por todo el país. Va a ser explosivo.

RUSH LIMBAUGH: Y ellos no pueden esperar a conocerla a usted a juzgar por la acogida que recibió durante la campaña. Ahora, señoras y señores, la gobernadora Palin, cuando hablamos el jueves pasado, hablé mucho con ella acerca de las cosas de su libro referidas a la campaña. Eso que usted leerá en la “Carta de Limbaugh” y predije entonces a la gobernadora Palin que gran parte de su libro iba a ser ignorado a causa de la porquería que estaba supuestamente echando encima de la campaña. Así que, gobernadora Palin, lo que me gustaría hacer aquí es ir en algunas direcciones diferentes de lo que hicimos en la entrevista para la carta y comenzar con la economía. Tenemos el 10,2% de tasa de desempleo. No vemos ningún final a la vista. La administración y otros sugieren que el próximo año podría ser igual de malo y con el desempleo subiendo hasta el 11%. ¿Qué haría usted de otra manera con respecto a lo que se está haciendo ahora?

SARAH PALIN: Está por encima del 10% y de hecho podría estar más cerca del 17% ó el 18% si se considera a los que de alguna manera se han dado por vencidos y no han solicitado su inscripción en las listas de desempleados. Así que es malo, es muy malo y, por supuesto, el presidente de la FED, Bernanke, anunció que todavía hay previsiones de poco empleo a muy corto plazo y, probablemente, a largo plazo, y eso es un lugar incómodo para que esté en él nuestro país. Lo que necesitamos hacer es cambiar de marcha y dirigirnos en otra dirección porque lo que estamos haciendo justo ahora con la FED no funciona. Tenemos que reducir los impuestos a los creadores de empleo. Todo se trata de puestos de trabajo, de la creación de puestos de trabajo. Tenemos que aumentar la industria aquí en Estados Unidos y, por supuesto, reducir la deuda federal, dejar de acumularla y crecer cada vez más. Pero estas soluciones de sentido común, especialmente la de reducir los impuestos a los creadores de empleo, ni siquiera se discuten. De hecho, el aumento de los impuestos es la dirección que suena como la que quiere tomar Obama.

RUSH LIMBAUGH: ¿Quiere decir que ni siquiera oye que se discutan en el lado republicano o en la administración?

SARAH PALIN: Dentro de la administración y tal y como se discute en el lado republicano, los republicanos deben ser más audaces al respecto. Los independientes deben ser más audaces sobre dicha solución que tiene que ser considerada e implementada. Ésta es la única solución que será un éxito. Necesitamos recordar que la historia nos demuestra su éxito. Volvamos a lo que Reagan hizo en los años ochenta y comprometámonos firmemente con los principios del libre mercado que funcionan. Él se enfrentó a una recesión más dura de la que estamos afrontando hoy. Recortó los impuestos, incrementó la industria y nos sacó de esa recesión. Tenemos que repasar eso.

RUSH LIMBAUGH: ¿Por qué cree usted que esta administración está ignorando ese modelo? ¿Cuál es su objetivo último? Están sentados en medio del peor fracaso de su objetivo establecido número uno, que es la creación de empleo. Entonces, ¿qué piensa que están realmente tratando de hacer?

SARAH PALIN: Bueno, uno se pregunta, te lo preguntas, porque la historia demuestra lo que funciona, y te preguntas si se están dando cuenta de eso y si es sólo obstinación tal vez en ese punto ya que están tan decididos a ir por ese camino de crecimiento del gobierno y a intercalar cada vez más el control de la FED en el sector privado, lo que demostrará ser un fracaso mayor. No sé si es obstinación pensando que están haciendo lo correcto en este momento o si realmente no creen en el mercado libre, las soluciones de la economía de libre empresa que dieron forma a este país.

RUSH LIMBAUGH: ¿Cree que esto va a ser un asunto importante en las elecciones al Congreso en 2010? Y en caso afirmativo, ¿cómo aconsejaría a los republicanos que lo persiguieran?

SARAH PALIN: Claro que va a ser un asunto importante, absolutamente. Por supuesto, la seguridad nacional lo será también y espero que hablemos un poco sobre algunas de las decisiones tomadas en este campo que hacen que muchos de nosotros nos preocupemos. Pero, sí, la economía, eso es lo que va a ser porque es todo acerca de empleos, es todo acerca de estadounidenses que están sufriendo en este momento y lo que esas soluciones, que son tan obvias, tan de sentido común que deben ser implementadas. Y son republicanas, son principios de sentido común conservador que sólo tenemos que aplicar.

RUSH LIMBAUGH: Nueva York-23 se presenta como una carrera en la que usted y yo, porque supuestamente fue allí, escogimos a Doug Hoffman, que supuestamente perdió a pesar de que todavía no han terminado de contar los votos. ¡Y ya llevan dos semanas! Esto no es Chicago. No han terminado de contar los votos. Él dice que ojalá pudiera retractarse de su aceptación de la derrota. Pero están tratando de disminuir el conservadurismo y creo que de paso intimidar al Partido Republicano para que no vaya en esa dirección. ¿Cuál es su lectura de Nueva York-23?

SARAH PALIN: Creo que es emocionante. Es alentador. No importa el resultado, incluso con el recuento de algunos de esos, bueno, los votos por contar, es emocionante que la lucha vaya a estar aún más cerrada y es una imagen aún más clara que lo que los estadounidenses están buscando. Incluso en un distrito de Nueva York, están buscando sentido común, las soluciones conservadoras a todos los retos a los que nos estamos enfrentando. Me alegro de ver eso.

RUSH LIMBAUGH: ¿Así que lo positivo es que el Partido Republicano fue rechazado esencialmente por su nombramiento de un RINO, un liberal?

SARAH PALIN: Bueno, creo que lo que se vio allí es y, por supuesto, no es sólo la maquinaria republicana sino la máquina demócrata también. Usted sabe, si usted no es el ungido dentro de la maquinaria a veces tiene un hueso más duro que roer y eso es a lo que Hoffman se enfrentó. Él era el más débil. Creo que fue el momento ideal para él, sin embargo, para mantenerse firme en sus posturas conservadoras y saliendo prácticamente de la nada  probar que un estadounidense sin currículum, sin ese respaldo de la maquinaria, puede realmente cambiar las cosas en unas elecciones como ésas.

RUSH LIMBAUGH: Bueno, usted ha utilizado la expresión: “Si usted no es el ungido por la maquinaria del partido, eres el más débil y tienes un hueso más duro de roer”. Sobre la base de cosas que he leído, el establishment republicano no la ungiría a usted para que sea el candidato de su partido si eligiera seguir ese camino. No le voy a hacer la pregunta porque ya sé que no me la va a responder y confesar cuáles son sus planes en el 2012.

SARAH PALIN: [Se ríe]

RUSH LIMBAUGH: ¿Se considera usted una de esas no ungidas dentro de su propio partido?

SARAH PALIN: Bueno, para algunos en ambos partidos, la política es más que un negocio. No es tanto un compromiso con un orden del día o una persona o valores o asuntos. Se trata más de un negocio y, no, yo no soy parte de eso. Así que si van a seguir usando esa manera de pensar en sus decisiones sobre a quién ungir, a quien van a apoyar o no, entonces no. Nunca seré parte de eso. Pero afortunadamente estamos viendo un cambio con los independientes, con el Partido Republicano y el Partido Demócrata, y vamos a volver a lo que son los problemas, a lo que realmente importa y espero que vayamos por ahí, lo que será mucho más justo para el electorado.

RUSH LIMBAUGH: Muy bien, independientes, partir, tercer partido. Una gran cantidad de personas, erróneamente, en mi opinión, buscan en Nueva York-23 la prueba de que, a ver, un tercer partido podría hacerlo bien. Pero eso no es un buen ejemplo porque allí no hubo primarias. Como usted dijo, los jefes del partido eligieron a Dede Scozzafava por el lado republicano y a un demócrata. Si hubiera habido unas elecciones primarias, Nueva York-23 no hubiera sido lo que fue. Entonces, ¿qué piensa usted ahora de la viabilidad de un tercer partido si el Partido Republicano se vuelve imposible?

SARAH PALIN: Usted sabe, para ser totalmente sincera, creo que es un poco ingenuo cuando se habla del pragmatismo que tiene que aplicarse al sistema político de Estados Unidos. Y nosotros somos un sistema de dos partidos. Idealmente, desde luego, un tercer partido o uno independiente podría surgir y prosperar y presentar candidatos y ser elegidos, pero no creo que Estados Unidos esté preparado para eso. Creo que es… Reconozco que es bastante convencional y tradicional, pero de alguna manera tenemos nuestros dos partidos y creo que eso es lo que quedará. Y digo que, sin embargo, reconociendo que no soy una maniática partidista, entiendo por qué la gente, la gente buena como mi propio marido, se niegan a inscribirse en un partido. Todd no es republicano y, sin embargo, tiene más conservadurismo con sentido común que una gran cantidad de republicanos que conozco porque él es uno de los que ve la idiosincrasia de los personajes dentro de la maquinaria y eso le frustra, junto con un montón de otros americanos que eligen ser independientes. Sin embargo, en respuesta a su pregunta, no creo que el movimiento por un tercer partido sea lo necesario para dar paso a algunos ideales conservadores de sentido común.

RUSH LIMBAUGH: Usted ha mencionado a los independientes. Necesitamos a los independientes. Los independientes ahora mismo están abandonando al Partido Demócrata. Lo hicieron en Nueva Jersey. Lo hicieron en Virginia. Y la Casa Blanca lo demuestra porque la Casa Blanca estaba antes de la elección diciendo: “¡Ah, la identificación con el Partido Republicano en las elecciones es más baja que nunca!” Por lo tanto, para que los republicanos ganaran esas elecciones tenía que ser que los independientes se inclinaran en su dirección. Ya sé que no está en la política ahora, pero tiene experiencia en política. Yo no estoy en la política. Yo nunca he salido a ganar votos. Yo siempre he tenido curiosidad por la insistencia de los políticos profesionales en “salir y ganarse a los independientes”. Seguro de que desea reforzar la base. Sin embargo, este mágico, lo que sea, 20% de personas que no están identificados o no se identifican con alguno de los dos partidos, ¿cuál es la manera de conseguirlos?

SARAH PALIN: Creo simplemente que los independientes van a gravitar hacia el programa republicano y la plataforma republicana porque las bases de nuestra plataforma son las más fuertes para construir unos Estados Unidos saludables. Estamos todos a favor de la reducción de impuestos y la reducción del gobierno y el respeto de los derechos inherentes de las personas y el fortalecimiento y el respeto a la vida y la igualdad. Tienes que sacudir la cabeza y decir: “¿Quién no aceptaría eso? ¿Quién no querría a unirse a nosotros?” No tienen que registrarse necesariamente en el Partido Republicano para conectar con nosotros y unirse a nosotros con una agenda basada en esas premisas. En Alaska, el 70% de los habitantes de Alaska son independientes. Así que ésa es mi base. Eso es de donde soy y el que ha sido mi campo de entrenamiento. Es sólo la aplicación de soluciones conservadoras de sentido común. Los independientes agradecen eso. Va a ver más y más de esa atracción hacia el Partido Republicano por parte de esos independientes según vayan pasando los días.

RUSH LIMBAUGH: Si el Partido Republicano articula lo que acaba usted de articular. Siempre he creído que la forma de conseguirlos es… Reagan los consiguió simplemente siendo quien era, articulando el conservadurismo. El conservadurismo no es nada diferente a los principios fundacionales del país. Por lo tanto, la clave para conseguir a los independientes son republicanos que puedan articular esas creencias.

SARAH PALIN: ¿Sabes? Otra clave para esto, también, es que no dudar en exponerlo dentro del partido. Esto es lo que me gusta del Partido Republicano. Tenemos primarias disputadas, agresivas, competitivas. No tenemos esa mentalidad de rebaño como un grupo de ovejas, con los instintos de lucha de las ovejas, como diría Horowitz, como algunos en el Partido Demócrata, donde, Dios no lo quiera, tomas una postura y te opones a alguien dentro de tu propio partido porque es lo correcto. Agradezco eso en el Partido Republicano. Algunos en el otro lado dicen, ya sabe, observan lo que sucede en el Partido Republicano y dicen: “Son luchas internas y no pueden llevarse bien y no hay consenso allí”. No. Es un debate sano, una buena competición que hace que los candidatos trabajen más duro. Se hace para tener un mejor producto, si se quiere, al final del día. Agradezco eso a nuestro partido.

RUSH LIMBAUGH: Estamos hablando con la gobernadora Sarah Palin. Nos tomamos un breve descanso.  Estaremos de vuelta y continuaremos con la gobernadora Palin inmediatamente.
 
[PAUSA PUBLICITARIA]

RUSH LIMBAUGH: Ya estamos de vuelta. Nuestros últimos momentos con la ex gobernador de Alaska, Sarah Palin, que comienza la gira de presentación de su libro hoy. Vamos a hablar de la gira, de  su carrera en general. Gobernadora Palin, ¿a quién está tratando de llegar y con qué propósito con el libro y la gira? ¿Cuál es su objetivo en este punto?

SARAH PALIN: No estoy tratando de llegar a la elite liberal de este país y es una buena cosa que no lo intente porque no tendría éxito. Intento llegar simplemente a los esforzados trabajadores estadounidenses de cada día que quieren al gobierno de nuevo de su lado y a los que quiero ayudar a que su voz sea escuchada. Y el libro es todo eso, y el libro es sobre mi historial y mis logros como alcaldesa y como gobernadora de ese tipo de sentar las bases para los estadounidenses para que vean de dónde era y cómo había llegado hasta donde estoy. Hubo simplemente mucho trabajo duro y fueron una gran cantidad de medidas de sentido común con las que me comprometí políticamente y en términos prácticos, y el libro trata de eso, y espero que la gente lo lea y disfrute y aprenda algo de él.

RUSH LIMBAUGH: ¿Cuál es nuestro mayor reto energético como país? ¿Cree usted completamente, en parte o mucho en el moderno movimiento ecologista verde ése de la energía solar y el viento y todas esas cosas nefastas que realmente no producen nada todavía?

SARAH PALIN: Creo que hay un montón de ciencia de elixir de serpiente que participa en eso y que alguien está haciendo un montón de dinero de los temores de la gente de que el mundo está… Es un poco difícil de averiguar, con la ciencia tan oscura que hay en este momento, qué se supone que debemos estar haciendo ahora con nuestro clima. ¿Nos estamos calentando o nos estamos enfriando? No creo que los americanos se les haya dicho siquiera si se trata de un calentamiento global o simplemente de un cambio climático. Y yo no atribuyo todos los cambios a las actividades del hombre. Creo que éste es, en muchos aspectos, cíclico y que la tierra se enfría y se calienta. Y nuestro mayor desafío energético estriba en que no estamos tocando la abundancia de suministros domésticos que Dios creó justo debajo de nuestros pies en suelo americano y bajo nuestras aguas. Es ridículo que hagamos circular cientos de miles de millones de dólares al año en países extranjeros, pidiéndoles que aumenten la producción para que podamos comprársela, sobre todo a regímenes que nos pueden controlar a través de la energía, utilizándola como un arma en contra nuestra, potencialmente. No tiene sentido que este gobierno y el anterior no hayan entendido todavía la relación inherente entre la energía y la seguridad. Creo que más y más estadounidenses están despertando a la realidad, sin embargo, y esperamos poder ver cambios pronto.
 
RUSH LIMBAUGH: El vicepresidente Biden le reprendió, diciendo: “Es un poco más complicado, gobernadora Palin, que “perfora, nena, perfora”, que es el título de uno de los capítulos de su libro. ¿Qué es tan complicado acerca de la extracción de petróleo?

SARAH PALIN: Exactamente. ¿Qué es tan complicado en explotar los abundantes, seguros suministros nacionales que podrían proporcionar estabilidad a nuestro país y seguridad a nuestro país? Sé que Alaska tiene miles de millones de barriles de petróleo bajo sus pies y tenemos el gas natural que está a la espera de ser aprovechado y otros estados también lo tienen. No es tan complicado. Es política y ésa es la vergüenza de todo esto, el que por razones políticas no nos estamos permitiendo aprovechar esos suministros nacionales.

RUSH LIMBAUGH: ¿Cuáles son sus pensamientos sobre los proyectos de ley para la reforma de la Sanidad que están pasando por la Cámara y el Senado?

SARAH PALIN: Bueno, realmente no sabemos, verdad, lo que hay en esa versión del Senado, la consideración del Senado. Será pronto, pero no tenemos ni idea de los costes. No sabemos cuántos serán asegurados. Estamos esperando a oír eso. No sabemos si la financiación fiscal de los abortos estará en esa nueva versión que está preparándose en el Senado. No sabemos si los que opten por no comprar esta cobertura obligatoria del Gobierno se enfrentarán a un tiempo en la cárcel como castigo. Hay tantas preguntas sin respuesta. No me gusta la idea, en general, del gobierno federal pensando que tiene que hacerse cargo de la atención de la salud, que es de lo que se trata, en esencia, y controlar la sexta parte de nuestra economía. Cuando no hay soluciones de sentido común a los desafíos de la atención de la salud en nuestro país, como la de permitir la competencia dentro y fuera de los estados de las aseguradoras, la reforma de los pleitos por negligencia, reduciendo el derroche y el fraude que el gobierno de Obama insiste en que sólo se arreglará pagando algunos billones de dólares por todo el paquete de reforma de la atención de la salud. Y así muchas de las soluciones de sentido común que necesitan implementarse antes de considerar el gobierno federal que debe apoderarse de ella.

RUSH LIMBAUGH: Usted mencionó anteriormente que quería hablar de la seguridad nacional, que esperaba que surgiera el tema. Bueno, aquí está: ¿A qué nos enfrentamos? ¿Cuáles son nuestras amenazas y estamos preparados o no?

SARAH PALIN: Bueno, creo que a nivel nacional, una amenaza a la que enfrentamos ahora mismo es la vacilación y la duda en el envío de un mensaje a los terroristas de que vamos a afirmar lo que Ronald Reagan afirmó. Nuestro lema va a ser: “Nosotros ganamos, vosotros perdéis”. La forma en que lo hacemos es permitiendo que McChrystal tenga los refuerzos que está pidiendo en el Afganistán. Eso envía el mensaje a los terroristas allí de que vamos a poner fin a eso con nuestra victoria. Tenemos que empezar a hacer frente a Irán con sanciones más y más duras que deben ser consideradas. Tenemos que trabajar con nuestros aliados en las cuestiones de Irán, como Gran Bretaña y Francia, y no permitirle el acceso a favorables ofertas monetarias internacionales. Ésa es una gran amenaza que creo que movería a Ahmadinejad y le haría escuchar. Tenemos que mirar de frenar las importaciones iraníes de productos petrolíferos refinados. Son muy dependientes de la gasolina importada y tenemos que utilizar ese martillo para despertar a sus líderes. Esos son los dos grandes retos que tenemos ahora mismo a nivel nacional y cuando se trata de esos dos países, Afganistán e Irán. Dos grandes retos allí también.

RUSH LIMBAUGH: Treinta segundos: la inmigración. ¿Puede hacerlo en 30 segundos antes de que tengamos que irnos?

SARAH PALIN: No puedo hacerlo en 30 segundos pero simplemente decir que… Ya sabes, quiero decirlo de manera simple: a los inmigrantes ilegales se les llama “ilegales” por una razón. Tenemos que acabar con esto. Tenemos que escuchar a los estados fronterizos donde los gobernadores tienen algunas soluciones y tenemos que tomarnos en serio eso.

RUSH LIMBAUGH: Gobernadora Palin, muchas gracias. Ha sido un placer. Ha sido divertido. Gracias por lo de la semana pasada también y buena suerte en lo que sé que va a ser un libro que va a marcar un hito y en su gira.

SARAH PALIN: ¡Hey, gracias! Siga con su gran tarea.

RUSH LIMBAUGH: Gracias.

SARAH PALIN: Y todo lo mejor para sus oyentes.

Hasta aquí la entrevista. Mañana toca darle un repaso a Facebook y ya les anuncio que la semana que viene les traeré la transcripción de la entrevista que le hizo Greta Van Susteren a Sarah Palin en la Fox. Como que algunos de ustedes se quejan de lo cortas que son estas entrevistas, la de Van Susteren es larga. Y además, incluiré el vídeo correspondiente para que todos la puedan ver.

Una respuesta a RUSH LIMBAUGH ENTREVISTA A SARAH PALIN

  1. Santi dice:

    Gracias por la transcripción de la entrevista Bob. Se ve a Sarah con las ideas muy claras como siempre. Sigue con la intensidad habitual en ella, la misma que tenía cuando jugaba a baloncesto allá en su juventud. Por algo la llamaban Sarah Barracuda. Y es que no se anda con chiquitas ni le gustan las medias tintas. Por fín una política sin dobleces, a lo Reagan, su ídolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: