GRAN ACONTECIMIENTO: OPRAH WINFREY ENTREVISTA A SARAH PALIN


 

El programa de entrevistas de Oprah Winfrey es el principal programa de este tipo visto en Estados Unidos y su presentadora, la profesional más reputada del ramo. El que Sarah Palin haya querido dar inicio a su gira de presentación de su libro, Going Rogue, con su presencia allí ya es de por sí solo una demostración de la importancia que le concede. Ciertamente, Oprah es demócrata hasta la médula, tanto que el año pasado rompió con su tradicional neutralidad y apoyó expresamente al candidato demócrata. Y le sigue apoyando, por supuesto. Algunos de nosotros, cuando nos enteramos de que Sarah iba a acudir a ese programa, tuvimos un mal pensamiento y empezaron a aparecerse por nuestra mente imágenes de otra entrevista con otra mujer (¡maldita sea su estampa!) que hizo correr ríos de tinta durante las pasadas elecciones. Gracias a Dios, esta vez no ha pasado lo mismo. La entrevista ha sido correcta, un poco escorada hacia la izquierda, como es de suponer, pero muy razonable. Pero sobre eso ya les hablaré después en mi comentario final. Ahora, lean por ustedes mismos mi propia traducción de la entrevista (reconozco que deja mucho que desear, pero uno tiene sus límites) y que cada uno saque sus propias conclusiones. La transcripción original en inglés la pueden encontrar en el blog de Greta Van Susteren en la Fox News Channel.

LOCUTOR: Hoy, en primicia, la exclusiva mundial: Oprah y la antigua candidata vicepresidencial Sarah Palin.

OPRAH WINFREY: La campaña: usted ha escrito sobre lo que supone que le digan a una cómo vestirse, qué decir y hasta qué comer. La entrevista de Katie Couric: ¿pensó en algún momento que ojalá hubiera mencionado el nombre de algunas revistas? El embarazo de Bristol, Levi Johnston: todo el mundo está esperando la pregunta sobre Levi. Y su futuro: ¿debería preocuparme? He oído que va a tener su propio programa de entrevistas.

LOCUTOR: Acto seguido.

OPRAH WINFREY: Usted ha estado esperando. Yo he estado esperando y ella por fin está aquí. Demos la bienvenida a Sarah Palin.

[APLAUSOS]

OPRAH WINFREY: ¡Woo-hoo!

SARAH PALIN: ¿Qué tal?

OPRAH WINFREY: ¿Qué tal? Me alegro de verte.

SARAH PALIN: Me alegro de estar aquí.

OPRAH WINFREY: Gracias, gracias. Gracias.

SARAH PALIN: Gracias.

OPRAH WINFREY: Gracias. Para empezar, simplemente quisiera que nos deshiciéramos del asunto ese del desaire. Usted sabe que corrieron informaciones el año pasado en el sentido de que la había desairado durante las elecciones por no tenerla en mi programa. ¿Se sintió desairada?

SARAH PALIN: No, pero mucho de eso, supongo, la controversia, era una cosa que sucedía en la periferia sin yo saberlo siquiera porque yo estaba muy centrada en el día a día de la campaña. No hice mucho caso de todo eso. He oído probablemente más sobre ello en las últimas semanas que durante la campaña.

OPRAH WINFREY: ¿En serio? Así que durante la campaña, cuando todo el mundo decía que yo la estaba desairando, ¿usted ni siquiera lo supo?

SARAH PALIN: No era… No lo registré. Sin ánimo de ofenderla, pero no era el centro de mi universo, ¿de acuerdo? No lo era.

OPRAH WINFREY: Sí. No me ofende en absoluto.

SARAH PALIN: Y sabe, lo que oí fue que no me iba a invitar y por supuesto mi reacción a eso fue, bueno, es su programa, es su niño. Puede hacer lo que quiera, pero ahora he oído lo que desde entonces…

OPRAH WINFREY: Lo que ocurrió realmente fue que por primera vez en mi vida, como usted sabe, decidí apoyar públicamente a un candidato pero como ciudadana particular, y por eso, había tomado la decisión de que ninguno de los candidatos apareciera en mi programa durante la campaña. Y para que conste en acta, sólo quiero añadir que Sarah Palin nunca lo pidió, como acaba de decir. Usted nunca pidió estar en el programa. Usted ni siquiera sabía que estábamos hablando acerca de ello; otras personas estaban hablando acerca de si la había desairado por no estar en el programa, pero ya dije en su momento que, cuando las elecciones hubieran transcurrido, iba a invitarla  y me siento muy feliz de que esté usted ahora sentada en esa silla.

SARAH PALIN: Gracias. Estoy muy contenta de haber podido conocerla. Gracias.

[APLAUSOS]

OPRAH WINFREY: Así que el nuevo libro de Sarah, el nuevo libro de Sarah, Going Rogue estará en las tiendas mañana. Ya es un best-seller. Así que vamos a volver al día en que usted está, usted recibe la llamada telefónica en la feria estatal, creo.

SARAH PALIN: Correcto. Sí.

OPRAH WINFREY: Usted estaba en la Feria del Estado de Alaska. Usted recibe la llamada para ir y conocer a John McCain. Bien, había habido algunas charlas sobre quién podría ser el elegido como vicepresidente y usted había oído su nombre de alguna manera, pero no se lo tomó en serio.

SARAH PALIN: No muy en serio porque estaban los otros nombres que eran los que se estaban tomando realmente en cuenta, al parecer mucho más seriamente y había oído que las entrevistas y el proceso de selección iba a continuar con esos otros candidatos. Pero cuando recibí la llamada, no fue una gran sorpresa para mí, pero…

OPRAH WINFREY: ¿Qué le dijo él?

SARAH PALIN: Ellos dijeron: “¿Estaría usted interesado en presentarse a vicepresidente de los Estados Unidos de América?” Yo dije que sí, me encantaría, sí. Me sentiría honrada de poder contribuir a ayudar a la campaña y si fuéramos tan bendecidos como para ganar, al país.

OPRAH WINFREY: Pero ¿no hubo una parte de usted que pensó, bueno, me pregunto si realmente estoy preparada para ese trabajo?

SARAH PALIN: No, no. No pestañeé siquiera. Me sentía muy confiada en mis capacidades y mi experiencia ejecutiva, sabiendo que éste es un trabajo administrativo ejecutivo. Era feliz de llegar allí y contribuir.

OPRAH WINFREY: Y entonces usted va a Arizona y al proceso de selección, llega y allí está el equipo de McCain.

SARAH PALIN: Sí.

OPRAH WINFREY: Y usted habla de cómo, me encantó la manera como lo dice: “Esa gente sabía cosas sobre mí que yo hacía tiempo que había olvidado. Sabían cómo había votado en los debates durante mis días en el ayuntamiento. Revisaron las copias de mi declaración de impuestos. Tenían las transcripciones de los sermones que los pastores visitantes habían predicado en una iglesia a la que no había asistido con regularidad desde que era adolescente. Y fueron ellos quienes le dijeron a Schmidt que Bristol estaba embarazada”. Schmidt era el asesor de McCain. “Y estaba impresionada”, ha dicho. “También pensé, bueno, así sabrán exactamente lo que están escogiendo”.

SARAH PALIN: Correcto, correcto. Así que después de este proceso de selección y las horas de discusión acerca de mis antecedentes, mi historial, mi familia, qué es lo que yo represento y lo que apoyo…

OPRAH WINFREY: ¿Cuánto tiempo duró todo eso?

SARAH PALIN: Duró horas toda aquella tarde y otra vez. Fue, el resultado de esa reunión fue el resultado  de sus muchos, muchos días de examen y repaso de mi historia. Pensé que después de todo eso, vaya, mejor me confieso ahora. El esqueleto que guardo en mi armario. Para entonces, ya sabes, ellos ya sabían que Bristol estaba embarazada. Les dije que un esqueleto que tenía que confesar es que realmente saqué una “D” hace 22 años en un curso universitario y pensé que ese iba a ser la gran controversia en la vida de Sarah Palin.

OPRAH WINFREY: ¿En serio?

SARAH PALIN: Sí, sí.

OPRAH WINFREY: Lo que es interesante para mí es que yo habría pensado que usted estaría preocupada porque hubieran averiguado lo del embarazo de Bristol. ¿No le sorprendió que ya lo conocieran? Porque en aquel momento, sólo lo conocía la familia.

SARAH PALIN: Me sorprendió que lo conocieran, pero me sorprendió también que no esgrimiesen ese argumento, ese desafío, mejor. Si se nos hubiera dado permiso para hacer frente a la cuestión de una manera más productiva, quizás podríamos haber enviado un mensaje mejor sobre “esto no se va a frivolizar”. No es algo para ser emulado. Es un duro, duro desafío y es un problema en Estados Unidos, así que tratemos de lidiar con él.

OPRAH WINFREY: Así que el campo de McCain, a continuación, envió un comunicado de prensa y en este comunicado de prensa, su familia da muestras, ya sabes, de apoyo y de orgullo y todas esas cosas que creo que la mayoría de los padres cuando descubren por primera vez que su hija adolescente está embarazada, no están precisamente contentos por ello.

SARAH PALIN: Bingo. Exactamente. Así que no quería que el mensaje enviado fuera que estábamos tontamente felices de ser abuelos y eso es lo que decía el mensaje y que…

OPRAH WINFREY: Pero ¿no tuvo, no aprobó usted el mensaje?

SARAH PALIN: No. El mensaje que vimos aparecer en pantalla en un canal de noticias fue primero que Bristol estaba embarazada y de inmediato, mientras yo estoy mirando la pantalla del televisor, un relaciones públicas de la campaña entró en mi habitación y me dijo: “Bueno , vamos a reaccionar a esto. Vamos a enviar un comunicado de prensa”.  Y lo leí y fue el “estamos tontamente felices”, básicamente por convertirnos en abuelos. Y yo dije: “No, no, no. Mire, aquí está nuestra oportunidad. Vamos a tratar de contribuir a que se aborde el problema de los embarazos adolescentes en Estados Unidos”.

OPRAH WINFREY: Eso es lo que usted dijo, pero eso no es lo que apareció por ahí.

SARAH PALIN: Correcto. Lo reescribí y un par de horas más tarde, nuevas noticias por la pantalla y ahí estaba, el mensaje que no quería que se enviara y una mínima indicación de los problemas por venir acerca de los que era capaz de decir algo y cómo iba a ser capaz de dejar hablar o no a mi corazón y mis valores y aprovechar la oportunidad para comunicarnos mejor.

OPRAH WINFREY: ¿Es cierto que cuando se dio cuenta de que el embarazo de Bristol era público, la propia Bristol le llamó y dijo que lo había visto en las noticias?

SARAH PALIN: Lo había visto en las noticias y estaba desolada, y algo muy honrado por su parte, estaba muy avergonzada. Me llamó llorando y me dijo: “¡Oh, mamá, ahora no sólo Wasilla sabe lo que está pasando en mi vida, sino que ahora todo el mundo lo sabe, mamá! ¿Y esto es noticia? ¿Debería ser una noticia de portada?” Y yo le dije: “No, no debería serlo”. Y tenía la esperanza de que mis hijos serían excluidos de alguna manera de la controversia y de la banalización que iba a seguir en la campaña, pero sabía como dos y dos son cuatro que los niños iban a ser parte de ello, bueno, malo o feo. Iba a ser muy angustioso para ellos.

OPRAH WINFREY: Pero ¿usted no cree, a pesar de todo, que el embarazo podría ser un asunto de la campaña?

SARAH PALIN: Pensé que podría ser un asunto, pero, de nuevo, que podría mostrar algo de realismo en una vida estadounidense, en una familia americana normal.

OPRAH WINFREY: Pero ¿estaban preocupados también por lo que esto supondría para Bristol? Porque lo que me sorprendió es que cuando se reunió con McCain después de la reunión con el equipo de McCain, éste entró en la habitación y de acuerdo con lo que usted escribe, y estoy segura de que había más, él le dijo: “¿Está lista para ser vicepresidente?”

SARAH PALIN: Y me advirtió, también, que esto iba a ser difícil para la familia.

OPRAH WINFREY: Él dijo que iba a ser difícil para la familia.

SARAH PALIN: Difícil para la familia y yo le dije: “¿Sabe qué? Sin duda lo es porque he estado en cargos públicos durante una década y media. Los niños han crecido con eso”. Por supuesto, aunque, sin saber cómo sería de interesante para algunos de los enemigos, para algunos de los críticos, adentrarse en nuestra vida personal y sacar fuera de quicio algunos de los asuntos que realmente estaban allí.

OPRAH WINFREY: Así que sabiendo ahora lo que usted sabe, o tal vez no sabiéndolo entonces, ¿cree que pecó de ingenua?

SARAH PALIN: Fui ingenua al pensar que los medios de comunicación dejarían a mis hijos en paz. Recuerdo y respeté cuando Barack Obama miró directamente a los ojos de un reportero y dijo: “Mi familia está fuera de los límites. No los toque”. Y eso se respetó y fue básicamente obedecido. A mí no se me concedió ese, supongo, privilegio de ser capaz de proteger a mis hijos, a mi familia. Creo que hubo un poco de doble, no un poco, sino que hubo una doble vara de medir.

OPRAH WINFREY: Sé que todos ustedes eran duros competidores, ¿pero apreció el momento en que le dijo a los medios de comunicación que los niños están fuera de los límites?

SARAH PALIN: Dije: “Correcto. Estoy de acuerdo con usted y espero que mis hijos estén fuera de los límites también.” Pero no es eso lo que acabó pasando.

OPRAH WINFREY: Si. Pero creo que en ese momento estaba hablando en realidad de sus hijos.

SARAH PALIN: Hubo algunas veces que se le preguntó sobre el tratamiento de los niños Palin y sí, salió en nuestra defensa, y yo lo respeto, sí.

OPRAH WINFREY: Usted lo respeta. Sí. Vamos a tomarnos un descanso. Estaremos de regreso en seguida. Realmente bueno.

[APLAUSOS]
[PAUSA PUBLICITARIA]

OPRAH WINFREY: Estamos de vuelta con Sarah Palin. Su nuevo libro, Going Rogue, estará en las tiendas mañana. Ya es un éxito de ventas. Usted escribe sobre cuando le dijeron cómo vestirse y qué decir y qué no decir y con quién hablar e incluso qué comer. Uno de los momentos más sorprendente fue cuando usted estaba siendo preparada por uno de los miembros del equipo de McCain, quien le habló acerca de la dieta Atkins. ¿Recuerda eso?

SARAH PALIN: Sí, porque de todas las cosas de qué preocuparnos, mientras que los números de la campaña de McCain, los nuestros estaban derrumbándose. Los del presidente Obama se habían disparado. Había un montón de cosas en las que deberíamos haber estado preocupados. En lo que no creo que deberíamos haber dedicado mucho tiempo es a lo que yo comía y eso era una obsesión de algunos de los agentes de campaña, lo que era curioso.

OPRAH WINFREY: Entonces, ¿cómo se sintió ese día? Yo estaba, ya sabe, en otra convención y recuerdo la mañana después de la convención a la que yo había asistido, nos levantamos y pusimos la televisión y estábamos esperando el anuncio del senador McCain.

[EMPIEZA VIDEO CLIP]
[Leyenda: McCain anuncia su compañero electoral, 29 de agosto 2008]
SENADOR JOHN McCAIN: Me siento muy honrado de presentarles a la próxima vicepresidente de los Estados Unidos, la gobernadora Sarah Palin del gran estado de Alaska.
[APLAUSOS]
[FIN DEL VIDEO CLIP]

OPRAH WINFREY: Y allí estaban y, francamente, se me escapó: “Vaya. ¿De dónde viene?” ¿Qué sintió, de pie allí, en ese momento?

SARAH PALIN: Me sentí como: “Vaya, John McCain es un inconformista. Es un hombre audaz. La elección que acaba de hacer”. Es sobre dar más poder a las mujeres, y sin embargo. Es sobre la igualdad. Es sobre una persona corriente de la clase trabajadora que puede tener éxito en este país y eligió a alguien que reflejaba eso. Claro que pensé que era gracioso, a pesar de todo, pero era él quien tenía un montón de explicaciones que dar. ¿Quién es esta persona que acaba de elegir?

OPRAH WINFREY: Si. Por lo tanto, todo el proceso de llegar al estrado, pasó por ello y ahí está el armario ropero.

SARAH PALIN: Sí.

OPRAH WINFREY: Ya habían facilitado el vestuario para usted.

SARAH PALIN: Sí.

OPRAH WINFREY: ¿Fue divertido, emocionante? Creo que sería genial.

SARAH PALIN: Fue, prácticamente:” Oh, bien”. Porque no me gusta ir de compras y eso iba a ser una cosa menos de la que preocuparme. Nunca pensando que iba a convertirse en una gran polémica porque no era una polémica con otros candidatos y de dónde consiguieron ellos la ropa. ¿Y quién les peinó y todo eso? Ése fue el doble rasero, también, del que hablo en el libro.

OPRAH WINFREY: Correcto. También en el libro, en la página 231, habla sobre el hecho de que antes de la convención republicana, toda su familia fue cambiada de ropa y escribe: “¿Por qué la familia de Palin fue cambiada de ropa durante los dos días de la convención? Con una sonrisa en nuestras caras, nos preguntamos: “¿Realmente tenemos tan mal aspecto?” Nos parecía que estábamos protagonizando un episodio de “Lo que uno no debe ponerse”.

SARAH PALIN: Sí, sí, sí. Pensé eso y también pensé, bueno, ésta es como una de esas relaciones que uno tiene cuando somos jóvenes y alguien te dice: “Oh, te amo como eres, pero ahora déjame cambiarte”.

OPRAH WINFREY: Pero usted pasó por ello, ¿verdad? Obviamente.

SARAH PALIN: Obviamente, sí, y era, en la práctica, muy agradable, muy conveniente el tener ropa preparada para mí. Yo pensaba: “¡Oh, qué fácil es para un hombre!”, sobre todo para un candidato varón. Usan la misma cosa una y otra vez y me dio un gran aprecio por lo que Hillary Clinton probablemente había pasado también con su candidatura. Había trabajado tan duro y siempre lo ha hecho. Tenemos un poco más de ese desafío adicional ante nosotras en términos de estética.

OPRAH WINFREY: Usted tiene que peinarse y maquillarse, sí, y no puede usar el mismo traje todos los días.

SARAH PALIN: Exactamente. Por lo que podía pensar que los candidatos masculinos lo tienen un poco más fácil en ese aspecto.

OPRAH WINFREY: Entonces usted habla de la preparación para los debates: “Durante la preparación para el debate, me habían dado un montón de tarjetas de 13×21 cm atadas con gomas elásticas. En una cara de cada tarjeta había una pregunta y en la otra había un montón de lo que la mayoría la gente consideraría no-respuestas. Cara de la tarjeta: “¿Cuál es el papel de EEUU en el mundo en lo que respecta a la seguridad global?” Dorso  de la tarjeta: “El senador McCain y yo somos optimistas. Amamos a nuestro país y John ha demostrado eso más que cualquier otro líder en Estados Unidos”. Entonces, usted habla ampliamente de cómo le dijeron que se ciñera al guión. ¿Le sorprendió la forma en que la estaban tratando de, en muchos aspectos, controlarla y obligarle a decir cosas con las que no se sentía cómoda?

SARAH PALIN: Bueno, para resumir, yo era la candidata y si alguna vez me confundieron en este aspecto y permití que me manejaran en detrimento de la campaña, fue culpa mía. Eso no es culpa de ellos. Simplemente estaban haciendo, supongo, lo que el personal fue contratado para hacer y eso era escribir el guión, aunque mi equipo, el equipo de la candidata a la vicepresidencia, mis controladores si se quiere, nunca encontramos ese guión por lo que no podíamos ceñirnos a él realmente, pero…

OPRAH WINFREY: ¿No le dijeron varias veces cuando en realidad estaban hablando de retirarse de Michigan y usted dijo: “Ojalá nos hubiéramos quedado en Michigan”, no le dijeron entonces: “Sarah, cíñete al guión?”

SARAH PALIN: Correcto, me lo dijeron después y eso fue siempre muy desconcertante para mí porque se suponía que tenía que responder a las preguntas de los periodistas muy sinceramente, con honradez. Por ejemplo, preguntaban: “¿Qué piensa usted sobre la retirada de campaña de Michigan?” Y creo que dije: “Vaya, me gustaría que no lo hiciéramos. Cada voto cuenta. Ansío volver a Michigan”, y después de que me lo dijeran: “Oh, te equivocaste. Fuiste por libre, Sarah. Y eso es algo que no debes hacer”. Y mi excusa para la campaña fue:”Yo no sabía que nos retirábamos de Michigan. Mi equipo vicepresidencial entero, no sabíamos que nos habíamos retirado. Lo siento. Pido disculpas”. Pero hablando con franqueza a un periodista…

OPRAH WINFREY: Usted lo oyó de un periodista por primera vez.

SARAH PALIN: Correcto. Correcto.

OPRAH WINFREY: ¿Cree que si de alguna manera se le hubiera permitido ser más usted misma y tener que ceñirse menos al guión el resultado hubiera sido diferente?

SARAH PALIN: No necesariamente. Creo que la razón por la que perdimos, la economía se derrumbó bajo una administración republicana. La gente buscaba sinceramente un cambio. Estaban muy preocupados por el camino que Estados Unidos había emprendido con nuestra economía. Ellos no querían más de lo mismo. Ellos no querían al status quo, y creo que, por desgracia, nuestra candidatura era percibida como el status quo y así no creo que yo fuera la culpable de perder las elecciones más de lo que hubiera sido responsable si se hubieran ganado, de haber hecho un mejor trabajo como candidata a vicepresidente.

OPRAH WINFREY: Muy bien. En seguida estaremos de vuelta.

[APLAUSOS]
[PAUSA PUBLICITARIA]

OPRAH WINFREY: Vamos a hablar de la entrevista con Katie Couric.

SARAH PALIN: [RISAS] ¿Es necesario? Muy bien. Oh, muy bien.

OPRAH WINFREY: Usted habla de ello en el libro, así que supongo que todo lo del libro es la verdad.

SARAH PALIN: Sí, sí. Lo es.

OPRAH WINFREY: Usted dice que no fue su mejor entrevista. ¿Estaba preparada para esa entrevista?

SARAH PALIN: No tanto porque se suponía que iba a ser algo alegre, divertido, una mamá trabajadora hablando con otra mamá trabajadora y los retos a los que tenemos que hacer frente con hijas adolescentes. Se suponía que iba a ser así, más ligera, y que íbamos a hacerla de una sola tirada, una única entrevista, y si iba bien, si congeniábamos, entonces concertaríamos más. Así que, después de la primera parte, que no fue bien, no lo hice muy bien. Yo estaba molesta con esa especie de acoso con sus preguntas y no lo hice bien, así que me sorprendió mucho cuando…

OPRAH WINFREY: Bueno, ¿por qué hizo la segunda entrevista?

SARAH PALIN: Bueno, estaba concertado hacer una segunda, una tercera y una cuarta, y no sé cuántas de esas partes fueron finalmente montadas en conjunto y difundidas porque yo estaba ausente, encima, de lo que fue el resultado final, pero sé que hubo horas de video que fueron retirados y pienso que esos pocos minutos que sí fueron editados en conjunto, empaquetados juntos y mostrados al público estadounidense, si la gente me conoce sólo de esa entrevista, no les reprocho que pensaran que no estaba calificada, que yo estaba mal preparada, que esas cosas que usted busca en un candidato, yo no las tenía.

OPRAH WINFREY: Usted dice en el libro que pensaba que Katie Couric tenía un orden del día partidista. ¿Pensó que ella, ya sabe, tenía un orden del día político partidista o de algún otro tipo?

SARAH PALIN: Bueno, creo que su prioridad no era precisamente el mostrarme en mi mejor momento y tampoco el permitir que mis errores, mis meteduras de pata, pasaran desapercibidas en tanto que acababa de entrevistar a Joe Biden y éste había cometido errores, pero fueron obviados. Fueron ignorados y continuó hablando sobre cuestiones muy importantes y me gustaría que me hubiera pasado a mí también, pero aquí de nuevo…

OPRAH WINFREY: ¿Pensó usted que fue un momento decisivo para usted, la entrevista?

SARAH PALIN: No y tampoco lo pensó la campaña. De hecho, ésa fue la razón por la que las partes dos, tres, cuatro y puede que hasta cinco fueron concertadas. La campaña dijo, “Bien. Bueno. Estás mostrando tu independencia. Eso es lo que Estados Unidos necesita ver y fue una buena entrevista”. Y, por supuesto, yo pensaba: “Si usted piensa que es una buena entrevista, ya no sé lo que es una mala entrevista”, porque yo sabía que no era una buena entrevista.

OPRAH WINFREY: Muy bien. ¿Qué pasó en ese momento en que Katie le preguntó acerca de los libros y las revistas que lee?

[COMIENZA VIDEO CLIP]
COURIC: Cuando se trata de establecer su visión del mundo, siento curiosidad. ¿Qué periódicos y revistas leía con regularidad antes de ser escogida para esto, para  estar informada y comprender el mundo?
SARAH PALIN: Leo la mayoría de ellos, sabes, con un gran aprecio por la prensa, por los medios de comunicación.
COURIC: Pero, ¿cuáles en concreto? Siento curiosidad de…
SARAH PALIN: Todos. Cualquiera que haya estado ante mí en todos estos años.
COURIC: ¿Puedes nombrar algunos?
SARAH PALIN: Tengo una gran variedad de fuentes de donde obtener nuestras noticias. Alaska no es un país extranjero del que se pueda decir algo así como: “Vaya, ¿cómo has podido estar en contacto con lo que el resto de Washington, DC, piensa y hace cuando vives allá arriba, en Alaska?” Créeme, Alaska es como un microcosmos de América.
[FIN DEL VIDEO CLIP]

OPRAH WINFREY: Ahora, obviamente, usted ha leído libros y revistas. ¿Por qué no nombró sólo algunos libros o revistas?

SARAH PALIN: Bueno, obviamente me ha pasado toda mi vida leyendo. Soy un amante de los libros y revistas y periódicos. En el momento en que ella me hizo esa pregunta, aunque era un poco temprano en la entrevista, yo ya estaba muy molesta y era muy poco profesional por su parte hacerme sentir tan molesta, pero era como…

OPRAH WINFREY: ¿Es que no pudo pensar en ninguno en aquel momento o es que estaba…?

SARAH PALIN: No. Fue más como: “¿Estás bromeando? ¿De verdad me preguntas eso?” Para mí, fue en el contexto de: “¿Sabes leer? ¿Cómo te mantienes informada? Estás ahí arriba”. Parecía que estaba descubriendo esa tribu nómada, un miembro de una tribu de Neanderthal en una cueva de Alaska, y me preguntó: “¿Cómo te mantienes en contacto con el mundo real?” Así es como me tomé la pregunta, así que intenté, bueno no lo intenté, lo hice. Hice girar los ojos porque estaba molesta con la pregunta y pensé: “Sabes, creo que éste es un problema del periodismo de hoy. No importa lo que le diga. Es probable que lo retuerza y sea percibido como algo negativo”.

OPRAH WINFREY: Muy bien, pero cuando terminó la entrevista, y a todos nos ha pasado, bueno, tal vez a ustedes no, pero todos hemos estado en situaciones así, si no en una entrevista, hemos estado en una situación en la que te vas y dices: “Ojalá hubiera dicho algo diferente.” Así que, cuando terminó la entrevista, usted no pensó: “¿Ojalá hubiera mencionado algunas revistas?”

SARAH PALIN: Absolutamente. Entonces, probablemente no estaríamos hablando sobre ello hoy.

OPRAH WINFREY: En ese caso, ¿usted está diciendo ahora que la razón por la que no dio la respuesta a Katie Couric se debe a que estaba molesta con ella?

SARAH PALIN: Bueno, yo estaba molesta con el lugar donde estábamos, con lo que estábamos haciendo en ese momento, y con una de esas partes también. Acabábamos de terminar el meeting más asombroso, caminando sobre la cuerda floja por no sé cuánto tiempo con toda ese gente enfervorizada, impresionante y estaba entusiasmada, entusiasmada, llena de energía y muy feliz, y nos vamos del escenario. Y mi amiga Becksie  abre la cortina para mí para que pase y allí estaba la Campanilla ésa otra vez, con el micrófono y las cámaras grabando y yo soy así: “Vaya, ya sabes, ya podrías darme un par de minutos para recoger… “

OPRAH WINFREY: Con eso de “Campanilla” se refiere a Katie.

SARAH PALIN: Con todo mi respeto, sí. Sí. Muy bien. Sí. Sí.

[RISAS]

OPRAH WINFREY: Porque usted también está hecha una buena Campanilla.

SARAH PALIN: Sí. Así que, y hablo mucho sobre la entrevista de Katie Couric en el libro porque quiero que la transcripción, también, hable por sí misma, para demostrar que ella me pidió por doce veces mi postura sobre el aborto y la píldora del día después. Ella no quería, supongo, escuchar mi primera respuesta, franca y veraz, sobre ser pro vida y el deseo de entrar en una cultura de vida y dar poder a las mujeres para que sepan que son lo suficientemente fuertes y lo suficientemente inteligente como para tener ese niño. Le di mi respuesta y me preguntó de nuevo.

OPRAH WINFREY: Aunque eso es así, en el mismo comienzo del libro, cuando se habla de estar en Nueva Orleans y descubrir que estaba embarazada, dice en Going Rogue que, por una fracción de segundo…

SARAH PALIN: Es fácil entender por qué una mujer puede sentir que es más fácil simplemente acabar con ello cuando las circunstancias no son las ideales, para acabar con el problema. Yo podría entender por qué una mujer se siente de esa manera.

OPRAH WINFREY: Sí. Usted dice: “Estoy aquí. Nadie lo sabe. Sería tan fácil”.

SARAH PALIN: Absolutamente.

OPRAH WINFREY: Y en ese momento, estaba pensando: “Sería tan fácil si tuviera un aborto”.

SARAH PALIN: No tanto un examen, sino la comprensión de por qué una mujer podría tirar por ese camino de pensar que éste es el camino más fácil para manejar la situación, entendiendo que ese pensamiento entraría en la mente de una mujer. También, aunque, en realidad confirmó mi postura de que casi nunca las circunstancias son ideales en nuestras vidas. Se trata de cómo vamos a reaccionar ante estas circunstancias. ¿Cómo vamos a bregar a través de ellas y aprovechar al máximo lo que nos ha sido dado. Y, por supuesto, hablo mucho del bebé en el libro porque lo que me ha sido dado es un don.

OPRAH WINFREY: Bueno, cuando tuvo que decirle a su esposo que el bebé iba a tener síndrome de Down, ¿fue muy difícil para usted?

SARAH PALIN: Fue difícil porque no quería decírselo por teléfono por lo que me costó cerca de tres semanas, sabiéndolo yo antes, conseguir que Todd y yo pudiéramos hablar finalmente, cuando estaba de vuelta de la Ladera Norte y yo ya no tenía que viajar y coincidimos en la misma habitación al mismo tiempo. Y yo le dije que el bebé era un niño y estaba entusiasmado, extasiado acerca de eso.

OPRAH WINFREY: Porque usted quería un niño.

SARAH PALIN: Sí, quería un niño, así que era muy feliz. Y entonces le dije: “Y el bebé tiene un cromosoma de más. El bebé nacerá con síndrome de Down”. Y la reacción de Todd fue, probablemente tuvo una mejor reacción que yo cuando me enteré de la noticia, porque yo estaba mucho más asustada, creo, que él. Él dijo: “Todo va a ir bien.” Y yo dije, “Pero ¿estás diciendo lo mismo que estoy diciendo yo? No te estás preguntando: ¿Por qué, Dios mío?” Y él respondió: “¿Por qué no, Dios mío? ¿Por qué no nosotros?”

OPRAH WINFREY: Y entonces dijo…

SARAH PALIN: Bueno, Todd sabía que iba a estar bien. Sabía que iba a estar bien.

OPRAH WINFREY: Me conmovió la línea que usted escribe de que él dijo: “Soy feliz y también estoy triste”.

SARAH PALIN: Sí.

OPRAH WINFREY: Soy feliz y también estoy triste. Estaremos de regreso pronto.

[APLAUSOS]
[PAUSA PUBLICITARIA]

OPRAH WINFREY: Todo el mundo está esperando la cuestión de Levi. Ya sé. Levi Johnston es el padre del nieto de Sarah y Levi ha estado concediendo ruedas de prensa, incluyendo a “Vanity Fair”, y tiene un montón de cosas poco halagadoras que decir acerca de Sarah Palin y la familia Palin. Levi y Bristol ya no están juntos. Se suponía que iba a ser su yerno. ¿Cómo se siente acerca de él hoy?

SARAH PALIN: Bueno, yo creo, porque gran parte de la discusión con Levi tiene que ver con su hermoso bebé Tripp, mi nieto, y el futuro de Tripp, no creo que un programa de televisión nacional sea el lugar adecuado para discutir algunas de los las cosas que está haciendo y diciendo. Y, por cierto, no sé si llamarle Levi. He oído por ahí que ahora responde al nombre de Ricky Hollywood. Así que si ése es el caso, no queremos echar a perder las galas tiene en marcha. Este tipo de aspirante, aspirante a actor pornográfico, algunas de las cosas que está haciendo. Es algo descorazonador.

OPRAH WINFREY: La página central del Playgirl.

SARAH PALIN: Correcto. Yo lo llamo porno. Sí. Así pues, es un poco descorazonador ver el camino que está recorriendo ahora, pero, pero…

OPRAH WINFREY: ¿Y qué sucede? Esto es lo que quiero saber. ¿Qué sucede cuando viene a ver al bebé?

SARAH PALIN: Está muy ocupado con sus giras y no ha visto al bebé por un tiempo, pero vamos a dejar que eso sea un asunto entre Bristol y Levi, tratando de encauzar su relación, porque Levi siempre será el padre de este hermoso bebé y yo sigo esperando lo mejor y rezando por Levi.

OPRAH WINFREY: Pero, ¿sabe usted lo que es interesante? Cuando usted es una persona pública y alguien ha tenido la capacidad, alguien que ha estado en el círculo íntimo, íntimo, íntimo, no se puede estar más en el círculo íntimo, ya sabes, siendo el padre de su nieto, y luego salen y dicen cosas a los medios de comunicación, después de haber estado en el círculo íntimo. ¿Cómo le hace sentir eso? La primera vez que oyó hablar sobre ello, tuvo que estar un poco molesta.

SARAH PALIN: Bueno, me decepcionó que los que le están manejando y enviándolo a todos esos escenarios a discutir cosas que no son ciertas, toda la historia de Levi habiendo vivido con Bristol es falsa, y desde allí, sin embargo, quiero decir, usted coge esa mentira inicial y usted puede usarla como medida de todas las demás cosas que está diciendo.

OPRAH WINFREY: Pero, ¿es usted consciente de todas las otras cosas que él dice? Que la verdad es que no son unos buenos padres, que fue Bristol quien realmente crió a Piper, que, ya sabe, usted y su esposo no se llevan bien, que usted no sabe disparar, todas esas cosas.

SARAH PALIN: Correcto. He oído que él dijo que yo nunca iba a los partidos de hockey, también, y otras tantas inconsistencias. Ése es el espectáculo de Levi ahora mismo y yo realmente no quiero hacer comentarios al respecto porque está en un camino que, no es un lugar saludable para ir. Él es un adolescente. No creo que se haya dado cuenta todavía de lo que es el ser manipulado y todo lo que se ha orquestado a su alrededor, de lo que supone para él el participar en todo esto. Pero todo se reduce a este hermoso niño, un niño precioso. Estoy muy agradecida de que él sea mi nieto y Bristol es la madre más asombrosa y fuerte. Ella está en la universidad. Ella está trabajando. Ella se ocupa de Tripp a todas horas. Están en nuestra casa. Y Bristol se da cuenta, también, de que lo tiene más fácil que un montón de otras madres solteras de 19 años.

OPRAH WINFREY: Bristol cuenta con el apoyo de la familia.

SARAH PALIN: Abuelos y abuelas y tías y tíos. Ella tiene un montón de apoyo familiar, pero está haciendo un trabajo impresionante y su única misión pública ahora es recordar a sus hermanas y recordar a otras mujeres jóvenes, como ella, que hay consecuencias a las relaciones sexuales sin protección. Ella no está tratando de crear algún tipo de liga política nacional sobre el sexo, pero está diciendo, “Chicas, esperad. Todo vuestro futuro va a cambiar si os quedáis embarazadas”.

OPRAH WINFREY: Entonces, una última pregunta acerca de Levi. ¿Va a ser invitado a la cena de Acción de Gracias?

[RISAS]

SARAH PALIN: Usted sabe, es una gran pregunta, y es hermoso pensar que alguna vez podría incluso considerar tal cosa, porque, por supuesto, tu quieres,  él es una parte de la familia y quieres tenerlo contigo y cobijarlo debajo del ala, y él necesita eso también, Oprah. Creo que debe saber que es querido y que tiene el niño más hermoso y que todo esto puede funcionar bien. Realmente puede. No tenemos porqué seguir por este camino de la controversia y el drama todo el tiempo. No estamos por el drama. No nos gusta mucho eso. Somos más productivos. Tenemos otras cosas en las que concentrarnos y hacer, por ejemplo…

OPRAH WINFREY: ¿Quiere eso decir que sí, que puede venir, o no, que no puede?

SARAH PALIN: Invitación abierta para Levi para venir a la casa de la tía Katie para la cena de Acción de Gracias en Washington. Venga. Ya está hecho.

OPRAH WINFREY: Muy bien. Muy bien. Vamos a tomarnos un descanso. Estaremos de regreso pronto.

[APLAUSOS]
[PAUSA PUBLICITARIA]

[EMPIEZA EL VIDEO CLIP]
[Leyenda: Wasilla, Alaska, 31 de octubre]
SARAH PALIN: Triggy, Triggy, mira. ¿Quieres quedarte en casa con papá? ¿O quieres venir conmigo? Es tan mono. Se lleva tan bien con todo el mundo. Vamos. Lo hiciste muy bien. Muy bien, vamos. Bueno, vamos, Piper. Bueno, Todd. Adiós.
TODD PALIN: Adiós.
SARAH PALIN: Hasta luego.
PIPER PALIN: Adiós.
SARAH PALIN: He estado trabajando  muchos, muchos años aquí y es mi solución para el estrés. El sudor es mi cordura. Muy bien, muchas gracias. Hasta luego. ¡Oh, vaya, hace frío! Vamos a hacer una foto de dónde estábamos hace un año. Digamos que estábamos en un autobús de la campaña. Es agradable no ser manejada por más tiempo. Es agradable poder decir lo que quiero decir, ir a donde quiero ir. Así que donde estoy hoy es ideal. Es perfecto. Hoy, porque es Halloween, vamos a hacer algunas cosas extra, especiales. Piper traerá a algunos de sus amigos. Su primo está terminando de hacer manzanas acarameladas. Esta es mi hermana, Molly, y mi papá. Trajo algunas cosas para picar para nosotros. Mi mamá. Eso es hermoso. Vamos a ayudar a Piper con su traje y entonces estará lista  y Trig también. Le prometí a Piper que esta vez me mantendré aparte para no interrumpir la diversión que tiene prevista para ella y sus amigos.
PIPER PALIN: Feliz Halloween.
SARAH PALIN: Buen trabajo, Piper. Buen trabajo.
PIPER PALIN: Hay un coche detrás de ti.
SARAH PALIN: Está bien, me voy a sentar aquí. Ella es tan buena y servicial. Ayuda un montón. Y los demás también. Ellos me han dado más lecciones, creo, más de lo que he sido capaz yo de dárselas a ellos.
[FIN DEL VIDEO CLIP]

OPRAH WINFREY: ¿Cómo fue todo para su marido, Todd? ¿Para su matrimonio?

SARAH PALIN: Bueno, siempre hemos tenido, supongo, horarios no convencionales porque ha trabajado siempre en la Ladera Norte. Comenzó allí hace 20 años. Así que hemos estado físicamente separados por muchos, muchos meses durante todo el año, pero para nosotros eso siempre ha funcionado. Lo conocí cuando tenía 16 años, él tenía 17 años. Él es mi novio de la secundaria.

SARAH PALIN: Somos un matrimonio muy bueno. Hay mucha igualdad en nuestro matrimonio. No discutimos ni nos peleamos por quién va a lavar los platos o recoger a un niño o hacer lo que hay que hacer. Ambos los recogemos y hacemos el trabajo y es una gran sociedad al mismo tiempo que es un matrimonio muy fuerte. Estoy muy agradecida por él.

OPRAH WINFREY: Volvemos en un momento.

[APLAUSOS]
[PAUSA COMERCIAL]

OPRAH WINFREY: En la noche de las elecciones, el senador John McCain pronunció un discurso afortunado. Usted dijo que fue uno de los discursos más afortunados que ha escuchado. Pero también dice que esa noche fue silenciada. ¿Qué pasó por su mente? Miraba el discurso de concesión y la miraba a usted y me preguntaba en qué estaría pensando. Se le veía triste.

SARAH PALIN: Bueno, hubo desilusión, por supuesto, por la pérdida. Nadie corre una carrera para perderla.

OPRAH WINFREY: ¿Se sintió decepcionada, obviamente, porque había perdido las elecciones, pero también porque no se le permitiera hablar esa noche?

SARAH PALIN: No tan decepcionada porque no se me permitiera hablar, pero decepcionada de, de la explicación que se me dio para que no hablara…

OPRAH WINFREY: ¿Cuál fue?

SARAH PALIN: Una, que nunca los candidatos a vicepresidente pronunciaban un discurso en una noche electoral y yo sabía que eso era falso porque he visto que ha ocurrido durante todos los años. De hecho, cuatro años antes, por supuesto que había sucedido. Pero estaba decepcionada también porque no aprovecháramos una última oportunidad para recordar a los estadounidenses de que todos juntos tenemos que ser capaces de avanzar. Unidos nos mantendremos como un país y es sobre eso sobre lo que quería hablar.

OPRAH WINFREY: Ésta es una pregunta que mucha gente se ha estado haciendo y pensando durante toda la campaña. Teniendo cinco hijos, uno de ellos un niño con necesidades especiales, y las responsabilidades de la oficina del vicepresidente, y, posiblemente, si algo pasara con el presidente, ser presidente. ¿Cómo iba a gestionar todo eso? Y sé que ésa es una pregunta que los periodistas no preguntan a los hombres. Y creo que la razón de que no hacérsela a los hombres, porque, aunque hemos evolucionado como sociedad, es que la mayor parte del trabajo pesado, no importa quién se presente al cargo, si se trata de un hombre, sabemos que la mujer va a ser la que en nueve casos de cada 10 ó 9,9 sobre 10, se ocupe del cuidado de la familia. Así que creo que es una pregunta justa. ¿Cómo iba a gestionar la vicepresidencia y la responsabilidad de cinco hijos?

SARAH PALIN: Me hicieron esta pregunta todo el tiempo y mi respuesta fue siempre: “Voy a ser capaz de hacer este trabajo de la misma manera que los hombres son capaces de hacer este trabajo con cinco hijos”.

OPRAH WINFREY: Pero tienen esposas.

SARAH PALIN: Tienen esposas. Sin embargo, las cosas han cambiado. Las cosas han cambiado tanto, al menos en mi vida de pareja con Todd. Como he dicho, es, hay tanta igualdad en nuestra relación. Nunca se me ocurrió que yo no pudiera hacer el trabajo por los niños. Mis hijos son mi fuerza. Mis hijos son mi, lo que me permite mantener los pies en el suelo. Ellos me permiten darme cuenta al final del día lo que realmente importa. Pero mi mamá ya me había advertido que: “No pienses que no puedes tenerlo todo como una mujer norteamericana, pero algunas cosas puede que las tengas que dejar a la espera durante un tiempo”. Y yo he pasado por episodios de mi vida donde he tenido que dejar las cosas a la espera. Me presenté a vicegobernadora de Alaska. Perdí esas elecciones y…

OPRAH WINFREY: Porque, como sabemos, se puede tener todo, pero a veces no se puede tener todo al mismo tiempo. Sí.

SARAH PALIN: Eso es. Creo en eso, pero creo en tomar las decisiones que son adecuadas en cada momento, dependiendo de cómo se puede utilizar más eficientemente su tiempo y el sistema de apoyo que está a su alrededor. Me siento muy bendecida de que mi sistema de apoyo, la sorprendería, Oprah, si viera allí, en Alaska, a todas las tías y tíos y abuelos y abuelas. Soy un poco especial a ese respecto, creo yo, así que no voy a predicar a todas las mujeres: “Sí, intentad tenerlo todo. Intentad hacerlo todo”, a menos que tenga que ese fuerte sistema de apoyo a su alrededor. Debido a que por razones prácticas, uno necesita realmente ayuda.

OPRAH WINFREY: Así que tengo que preguntarle, incluso después de terminar el libro, y lo leí y me impresionó que Track le llamara y le dijera eso de, ya sabe: “Mamá, nada de licencia deshonrosa”.

SARAH PALIN: Sí.

OPRAH WINFREY: Nada de licencia deshonrosa. Y él era reticente a que renunciara. Incluso después de haber acabado el libro, todavía no sé por qué se retiró.

SARAH PALIN: Track era reacio porque no quería que nadie pensara que abandonaba o que lo dejaba porque no podía con la presión.

OPRAH WINFREY: Pero usted sabía que la gente iba a decir que abandonaba porque…

SARAH PALIN: Lo harían. Por lo que no tenía ningún sentido para nadie creer que lo dejaba por razones egoístas. Renuncié como la gobernadora de Alaska porque no iba a postularme para un segundo mandato. Me dirigía a un mandato “de pato cojo”.

OPRAH WINFREY: ¿Por qué no simplemente terminar lo que empezó?

SARAH PALIN: Bueno, lo que hice después de mis años en el cargo, y volví después de lo del  29 de agosto. Regresamos de las 10 semanas de campaña a una nueva normalidad en Alaska. Todo había cambiado tanto para mi administración. Había tantos investigadores de la oposición que fueron enviados allí, algunos de ellos por el campo de Obama, fueron enviados allí para buscar historias y los cargos de violación de las normas éticas. Fue…

OPRAH WINFREY: ¿Fue demasiada presión?

SARAH PALIN: No. La clave es que mi estado, el estado que tanto amo, que es mi casa y es donde seré sepultada, mi estado de Alaska estaba siendo obstaculizado por mi presencia allí, esposada detrás del escritorio del gobernador. Yo no era capaz de salir y hablar de temas que eran importantes para mí o una queja por violación de las normas éticas sería presentada. Hablo de ello en el libro.

OPRAH WINFREY: Lo que no entendí era lo que dijo acerca de que podría servir mejor al pueblo estadounidense, el pueblo de Alaska, no siendo gobernadora. Yo no entendí eso.

SARAH PALIN: Decidí, no, yo voy a salir allí y voy a luchar por los asuntos de Alaska y voy a luchar por lo que creo que es correcto para los estadounidenses en un plano diferente. Y eso es lo que he podido hacer. Y es…

OPRAH WINFREY: Al igual que, no como los ciudadanos comunes y corrientes porque nunca será un ciudadano de a pie otra vez.

SARAH PALIN: No, como un ciudadano ordinario sin tener que preocuparme de que todo lo que dijera se tradujera en otra demanda o en otro cargo por violación de las normas éticas.

OPRAH WINFREY: Esto es lo que estaba pensando.

SARAH PALIN: Está bien, pero para citar a mi papá, que creo que lo resume mejor, tal vez, de lo que lo estoy resumiendo yo. Él dice: “Ella no se está retirando, está recargando.”

OPRAH WINFREY: Recargando.

SARAH PALIN: Sí. “Ella es capaz de salir de ahí y luchar por lo que es correcto”.

OPRAH WINFREY: ¿Eso significa que está recargando para 2012?

SARAH PALIN: Me estoy concentrando en 2010 y asegurándome de que hemos abordado temas importantes para los estadounidenses, asegurándome de que estamos en el buen camino.

OPRAH WINFREY: ¿Me lo diría incluso si simplemente lo estuviera pensando?

SARAH PALIN: No, no lo haría, no de, por lo tanto, sí, sí, sí.

[APLAUSOS]

OPRAH WINFREY: Muy bien.

SARAH PALIN: Pero 2012, Trig irá a la guardería en 2012. Tengo muchas ganas de ello. Estoy deseando la realización de un cambio positivo entre ahora y entonces. No sé lo que voy a hacer en 2012, pero uno no necesita…

OPRAH WINFREY: ¿Podría contestar a esta pregunta? ¿Ha pensado en presentarse como presidente de los Estados Unidos en 2012? ¿Ha pensado siquiera en ello?

SARAH PALIN: No está en mi pantalla de radar en este momento, así que…

OPRAH WINFREY: ¿Lo estuvo alguna vez? ¿Lo estuvo alguna vez?

SARAH PALIN: Ahora que estoy tratando con tantos temas que son importantes. Y, Oprah, lo que estoy encontrando, más y más claro cada día, lo que estoy viendo es que uno no necesita un cargo para cambiar las cosas. Cualquier norteamericano común puede aprovechar oportunidades para que su voz sea escuchada, para hablar sobre un tema o por un candidato en el que ellos creen y pueden cambiar las cosas.

OPRAH WINFREY: Eso es seguro. Vamos a tomarnos un descanso. Estaremos pronto de regreso.

[PAUSA PUBLICITARIA]

OPRAH WINFREY: Bueno, una última pregunta. ¿Debería preocuparme? ¿Debería preocuparme? Porque he oído que va a tener su propio programa de entrevistas.

SARAH PALIN: Oh.

[RISAS]

OPRAH WINFREY: Sí, vamos.

[RISAS]

SARAH PALIN: Oprah, usted es la reina de los talk shows. No tiene nada de qué preocuparse.

OPRAH WINFREY: No, no.

[APLAUSOS]

SARAH PALIN: Sí, lo es.

OPRAH WINFREY: ¿Debería preocuparme?

SARAH PALIN: Lo es. Y no puede cortar mi micrófono, así que permítanme decir esto, también, Oprah, sobre la…

[RISAS]

SARAH PALIN: O tal vez sí que puede, Usted es la jefa.

OPRAH WINFREY: No, no lo haré. Adelante.

SARAH PALIN: Está bien. La inspiración que usted ha proporcionado, he podido hablar con Oprah un poco tras el escenario de antemano y le he hablado acerca de los años 90, eran los años en que yo era una  ama de casa y la veía más de lo que la veo ahora, pero tiene que ver con aquel entonces, y de haber sido muy inspirada por algunos de los retos a los que usted se enfrentó y superó, también, sólo aparentemente también, como una mujer estadounidense normal. Siendo capaz de manejar todo eso, usted nos proporcionó mucha inspiración y le agradezco lo que ha hecho durante todos estos años.

OPRAH WINFREY: Gracias por decir eso. Gracias por decir eso.

SARAH PALIN: Gracias.

[APLAUSOS]

OPRAH WINFREY: ¿Hay algo más que quiera añadir antes de decir adiós? ¿O quiere decir: “Todo está en el libro?”

SARAH PALIN: Todo está en el libro. Hablo mucho acerca de mi fe en el libro, sobre cómo, ya sabes, paso por los desafíos que tengo gracias a Dios y Todd. Así que…

OPRAH WINFREY: Dios y Todd.

SARAH PALIN: Sí.

OPRAH WINFREY: Gracias.

SARAH PALIN: Muchas gracias. Gracias.

OPRAH WINFREY: El libro se titula…

[APLAUSOS]

OPRAH WINFREY: Gobernadora Palin, gracias. Going Rogue. Una vida americana estará en las tiendas mañana. Ya es un best-seller. Es una lectura fascinante. Mi entrevista con Sarah Palin continúa en www.Oprah.com. Entren y véanlo todo. Gracias a todos. Gracias. Gracias. Gracias, Piper. Gracias, Willow.

[APLAUSOS]

Comentario: Recordemos que el programa de Oprah no es precisamente un programa de actualidad política, sino un talk show; algo así como lo que podría ser el programa de Ana Rosa aquí en España. Se tocan cuestiones políticas, pero también cuestiones de sociedad (vulgo cotilleos). En consecuencia, no podemos esperar una profunda y sesuda entrevista en la que Oprah interrogase a Sarah sobre el conservadurismo, su oposición a la reforma de la Sanidad, su apoyo a nuevos políticos fuera de la órbita del Partido Republicano u otras cuestiones similares. Sin embargo, sí que podíamos dar por supuesto que iba a salir la cuestión del embarazo de Bristol, el puñetero Levi “Bocazas” Johnston, el guardarropa de la campaña electoral, su hijo Trig y demás chafarderías al uso.

Con estas premisas, la entrevista de Oprah merece ser recordada como la primera concedida por Sarah en la que ésta actúa libremente y sin cortapisas. Lejos ya de tener que “ceñirse al guión”, Sarah por fin puede mostrarse tal y como es o, al menos, tal y como ella quiere que la vean. Y dado que es una mujer sincera y que no se avergüenza en lo más mínimo de ser una “hockey mom”, lo más probable es que la realidad coincida mucho con lo visto. Sarah ha estado tranquila, Oprah ha sido correcta aunque no por ello ha dejado de escorarse hacia la izquierda en algunas de sus preguntas (¿por qué tanta insistencia en que Sarah reconociera que el presidente había “defendido” la intimidad de sus hijos?) y de hecho, las preguntas escogidas no son en absoluto las que yo hubiera hecho. Centrar la entrevista en los cotilleos de la pasada campaña electoral, pues no es precisamente algo que nos llene de interés a nosotros, los que ya los conocemos del derecho y del revés y hasta hemos contribuido de alguna manera a que no perduraran.

De todas formas, dado que la excusa para conceder la entrevista era la presentación de su libro, Going Rogue (ya falta menos para que lo tenga, tachín, tachán) y en ese libro, la mitad se refiere a la pasada campaña electoral, pues es lógico que se trataran dichos temas. Incluso, y tal como ya dijo Sarah en su correspondiente nota en Facebook anunciando esta entrevista, algunas partes de la entrevista no pudieron ser emitidas por falta de tiempo y se ofrecen en la página web del programa de Oprah (hacer clic aquí para verlos). En concreto, se trata de cinco fragmentos en los que Sarah habla sobre:

  • Por qué ha escrito Going Rogue.
  • Cuál fue el peor momento vivido por ella durante la pasada campaña electoral.
  • Cómo vio la campaña electoral su familia.
  • El mejor consejo recibido por Sarah durante la campaña (que se lo dio… ¡Joe Liebermann!).
  • Su opinión sobre la parodia de Tina Fey.

¿Mi opinión? Fue una buena entrevista ligera. Ideal para volver a tomarle el pulso a los medios de comunicación y, sobre todo, a las entrevistas televisadas. No fue una entrevista como las que podrá mantener con personas de la talla de Sean Hannity, Glenn Beck o Tammy Bruce. Con ellos sí que podrá entrar a fondo en cuestiones de política. Fue una entrevista entretenida y hasta tuvo la oportunidad de sacudirle un palo a la bruja mala esa de Katie Couric. Ésa sí que sería una entrevista interesante. Ésa sí que no me la perdería por nada del mundo. Ésa sí que tendría gancho para la audiencia: Palin vs. Couric, la revancha. Pero ésa no será porque buen cuidado tendrá Couric de que no pase. Y es que esta vez no sería Sarah quien acabara desesperada.

Una respuesta a GRAN ACONTECIMIENTO: OPRAH WINFREY ENTREVISTA A SARAH PALIN

  1. Santi dice:

    Gracias Bob por la traducción de la entrevista. La he leido y está entretenida, pero va en la línea ligera de un programa de entretenimiento, como muy bien dices como si se la hubiera hecho Ana Rosa. Aunque este tipo de programas son los que dan popularidad por la gran audiencia que tienen, por tanto le interesan a Sarah Palin.

    Creo que ha salido airosa de la entrevista, se le ha visto su lado humano y encantador. Mal asunto con lo de Levi, se le ha metido una china en el zapato con este problema.

    Lo de la pregunta sobre 2012, si se piensa presentar como candidata, ha hecho una larga cambiada para no concretarlo. Tal vez sea una estrategia meditada esperar a más adelante para hacerlo público, cuando las cosas estén mucho más maduras y tenga sus firmes apoyos y lo vea claro. Mi opinión es que tiene decidida su candidatura y que irá a por ello, salvo imprevistos o que lo vea muy mal. Pero luchará por ello con toda sus energías, si no por qué dejó su cargo de gobernadora y se ha embarcado en la política nacional. ¿Qué opinas Bob? Sé que es la pregunta del millón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: