SOBRE LA SANIDAD Y SOBRE CÓMO SARAH LE TOMA LA PALABRA AL PRESIDENTE


 

A punto de que Sarah Palin de inicio a su gira de presentación de “Going rogue”, no se trata de perder la forma y aquí tenemos dos notas más publicadas el viernes pasado. Como quiera que tengo un catarro digno de aparecer en un manual de Medicina, me temo que me voy a retrasar un poco durante esta semana, pero no se preocupen porque afortunadamente acababa de comprar varias cajas de pañuelos de papel y estoy bien surtido para resistir lo que haga falta. ¡Ay, qué mala cosa es ésa de hacerse viejo! Cuando no te duele una cosa, te duelen dos.

NY-PALIN-PHOTO

Una foto histórica: Sarah jugando al baloncesto con el equipo del Wasilla High School. Tenía apenas dieciséis años y, tal y como ella ha confesado más de una vez, fue el deporte lo que le enseñó todo lo que sabe en la vida. Por ejemplo, que los partidos duran hasta que se terminan, que no hay que dar nunca una pelota por perdida y que quien más corre es quien suele ganar.

Sarah Palin en Facebook, 12 de noviembre de 2009
El plan de salud de Pelosi debería ser “DOA”
[en inglés, se usa la expresión “DOA” (Dead On Arrival) para referirse a un paciente que ha fallecido antes de poder recibir ayuda médica] (ver la nota original aquí)

Tenemos que estar vigilantes en la investigación de las ramificaciones del proyecto de ley de atención de la salud de Pelosi. Algunas de sus disposiciones suenan tan escandalosamente como para ser consideradas de imposible comprensión, pero están ahí en el proyecto de ley, escritas. Por ejemplo, la página 297 de la ley explica el castigo por no adquirir la cobertura de la salud ordenada por el gobierno. Si ustedes no compran lo que el gobierno considera “aceptable cobertura de atención de la salud,” van a ser sacudidos con un impuesto de al menos el 2,5% de sus ingresos. Y si usted no paga ese nuevo impuesto, podrían ser multados con hasta 250.000 dólares y condenados hasta a cinco años de prisión.

Y aquí está la clave: tienen que hacer de la pena por no optar muy dura para obligarnos a adquirir la cobertura. La única manera de que este gobierno pueda mantener a flote este plan de atención de la salud es que todo el mundo entre a comprarlo, especialmente la gente joven y con buena salud. Eso significa que tienen que castigar a los ciudadanos si optan por no comprar un plan que les costará un mínimo de unos 15.000 dólares por familia y por año.

El proyecto de ley que salió del Senado el mes pasado, el proyecto de ley Baucus, hace exactamente lo contrario. Se pide una pena mucho más ligera (un máximo de 750 dólares) para las personas que no compren la cobertura de la salud aprobada por el gobierno, por lo que es más barato pagar la multa que pagar por la cobertura. (Y en plena recesión, ¿quién puede culpar a las familias para no querer pagar $ 15,000 por una plan de atención de la salud ordenado por el gobierno?)

Pero aquí viene lo bueno: el proyecto de ley también obliga a las compañías de seguros a cubrir a todo el mundo, independientemente de las condiciones preexistentes. Piensen en lo que eso significa. Una gran cantidad de personas, especialmente jóvenes y de buenas salud, simplemente pagarán la multa en vez de comprar la cobertura porque se figurarán que siempre estará ahí si caen enfermos, tal y como ha prometido el gobierno. Eso es lo que va a suceder y cuando lo haga, socavará gravemente el concepto mismo de “seguro”, que es básicamente un grupo de personas poniendo en común sus recursos en el tiempo para cubrir un mal día, pagando mientras están sanos para estar protegidos cuando se pongan enfermos. Los que están ahora sanos pagan por aquellos que están enfermos. Si su fondo de seguros sólo incluye enfermos es un fracaso. Y eso es lo que este plan de gobierno va a ser. Sin todas esas personas jóvenes y de buena salud que cotizan en el bote y sufragan los costes, el gobierno tendrá que añadir más y más dinero ¡y quién sabe cuánto tiempo tardará todo el plan de locos este hasta que quiebre y nuestro país con él!

Ahí es donde estamos con todo este lío burocrático: o el gobierno sanciona a las personas con tanta dureza que pueden ser sacudidas con enormes impuestos e incluso la cárcel o el gobierno convierte la pena en un mero cachete en la mejilla y socava el plan desde el principio. Obligar a las personas a adquirir un seguro de salud parece inconstitucional, aunque el Congreso quiere endilgárnoslo de todos modos. Los defensores de la atención de la salud controlada por el gobierno dirán: “Pero nosotros ya estamos obligados a comprar un seguro de automóviles y otro de hogar, ¿cuál es la diferencia con un seguro de salud?” Son huevos y castañas. El seguro de automóvil es un requisito de la ley estatal y la gente siempre puede elegir no conducir. Los bancos podrían requerir a usted que tenga un seguro como propietario de la casa, pero de nuevo usted elige ser dueño de una casa al igual que elige conducir o no. Usted no tiene ninguna opción cuando se trata de este mandamiento federal de seguro de atención de la salud del gobierno.

Hay otras maneras de reforma de la atención de la salud sin violar nuestra Constitución y nuestras libertades personales. Volvamos a la discusión impulsada por el mercado, centrada en el paciente, de soluciones dirigidas a ser eficaces, como, por ejemplo, permitiendo a la gente adquirir un seguro a través de las fronteras estatales, cortando de raíz el despilfarro del gobierno y el fraude, y reformando las leyes de mala praxis médica (los pleitos por negligencia) para detener las demandas injustificadas que fuerzan a los médicos a ordenar pruebas innecesarias sólo para cubrirse las espaldas.

Por favor, hagan saber a sus senadores que el proyecto de ley de Pelosi debería estar “muerto a su llegada”. Una vez que iniciemos ese camino del gran gobierno, será prácticamente imposible revertir su curso. Luchemos por la reforma sensata para los estadounidenses antes de que sea demasiado tarde.

Sarah Palin

Comentario: Es cierto que el proyecto de ley de reforma de la Sanidad estadounidense es malo de solemnidad y hasta perverso en muchos aspectos. Nadie niega que la Sanidad allí deba ser reformada, pero no en ese sentido. Convertir el cuidado de la salud en un enorme ministerio con burócratas por todas partes es algo que sólo se les ocurrió a los comunistas y todos sabemos cómo terminó aquello. Sin embargo, el presidente de Estados Unidos se lo ha tomado tan a pecho que parece ser que si no logra sacar adelante su proyecto no podrá vivir. Ya me gustaría a mí saber porqué está tan obsesionado con ello, sabedor de la creciente impopularidad del proyecto. Y encima no tiene el más mínimo reparo en hacer todas las trampas que sean necesarias para sacarlo adelante, algo que demuestra una vez más que para los progres la ley es una cosa que sólo vale la pena respetar cuando les conviene.

Sin embargo, la feroz oposición que se ha encontrado el presidente en Sarah Palin es algo que estoy convencido que no se la esperaba. Y esa oposición es seria, argumentada y contundente. Sarah sabe de lo que habla y posiblemente sea ella una de las personas que mejor entienden lo que supone esa reforma. Conoce sus puntos débiles y los señala rápidamente. Si alguien sigue creyéndose eso de que Sarah es tonta, que eche un vistazo a un par de notas y confiese luego si el tonto no lo es él quizás.

Sarah Palin en Facebook, 12 de noviembre de 2009
Gracias, Washington, por solicitar una idea demostrablemente buena
(ver la nota original aquí)

Felicito al presidente por reconocer hoy que “hay límites a lo que el gobierno puede y debe hacer” para aliviar nuestra tasa de desempleo del 10,2%, la más alta desde 1983. También aplaudo su petición de sugerencias y su muestra de apertura a considerar “cualquier idea demostrablemente buena”. Tomándole la palabra, me gustaría sugerir la siguiente: vamos a aprender de la historia y seguir el ejemplo del hombre que ocupó la Casa Blanca en 1983 y fue capaz de transformar una recesión aún peor que la que estamos experimentando actualmente en la mayor etapa de expansión económica en tiempos de paz de la historia estadounidense.

Cuando te das cuenta de la magnitud de los logros del presidente Reagan, no hay absolutamente ninguna razón por la cual alguien pueda  hacer caso omiso de su “demostrablemente buen” ejemplo. Si ustedes desean un auténtico crecimiento del empleo, recortar impuestos, incluyendo los impuestos las ganancias de capital y las retenciones fiscales de las pequeñas empresas, y acabar con el impuesto de sucesiones de una vez por todas. Si ustedes quieren estimular la economía y ayudar a las familias pobres y de clase media, reduzcan las retenciones sobre la renta de manera que más estadounidenses puedan conservar e invertir más de lo que ganan.

Si desea una duradera expansión económica y la prosperidad, mantengan bajo control el presupuesto del gobierno federal. En lugar de más planes de estímulo llenos de “proyectos especiales”, dejen que el libre mercado se corrija por sí sólo. Eso es lo que hizo Reagan y la historia demuestra que funcionó.

En sus comentarios de hoy, el presidente sugirió honorablemente que dará la bienvenida a nuestras ideas sobre cómo poner la economía de Estados Unidos en el camino correcto. Sin embargo, también pareció sugerir un cierto castigo a los esfuerzos del sector privado en corregir algunos errores económicos cuando dijo: “… las empresas pequeñas y grandes (…) aún no parecen lo bastante dispuestas a contratar de nuevo”.

Como dueños de negocios que buscan expandirse o simplemente mantener sus puertas abiertas, no se trata de que se nieguen a contratar por despecho. Teniendo en cuenta un entorno favorable para el sector privado, ellos serían muy felices de contratar a más gente y hacer crecer sus negocios. Tal vez si el liderazgo en Washington les asegurara, por ejemplo, el recorte de su carga fiscal y el hacer un gobierno más eficaz, eso enviaría a nuestras empresas un mensaje de que es seguro e inteligente expandirse a día de hoy.

Estos son tiempos difíciles para muchos estadounidenses que están sin trabajo. Ruego a nuestros líderes que no amenacen a los generadores de empleo de nuestra economía con el aumento de los impuestos y planes que recortan el empleo tales como el de cap-and-tax y la toma del control del mercado de la salud por parte del gobierno. El Gobierno necesita abandonar ese camino y volver atrás de modo que puedan crecer y contratar de nuevo.

Las lecciones de la historia son claras. Tenemos la bendición de tener tantas lecciones de las que aprender y seríamos inteligentes si emulásemos los éxitos en el pasado de los Estados Unidos. Nuestras decisiones de recuperación económica deberían basarse en los mismos principios de libre mercado que Reagan empleó. Ellos funcionan, la historia lo demuestra y yo agradezco a nuestro presidente que haya pedido esta aportación.

Sarah Palin

Comentario: ¿Qué puede fastidiarle más al presidente de Estados Unidos? Una nota en Facebook de Sarah Palin. Y si encima esa nota hace referencia a Ronald Reagan, el fastidio seguro que le dura todo el día. Ya comenté alguna vez lo extraordinariamente respetuosa que es Sarah con el legado del antiguo presidente y lo muy bien que lo conoce. De hecho, es el único presidente al que cita por extenso en sus comunicados. ¿Será ella pues su sucesora? No lo sabemos, pero es cierto que se lo merece. Recordemos que gran parte del éxito de Ronald Reagan estribó en su capacidad para integrar a todas las familias del movimiento conservador bajo su liderazgo. No estoy seguro de que Sarah pueda lograr eso mismo algún día ya que existen muchas reticencias y envidias por ahí que, precisamente por no ser razonables sino meramente emocionales, será muy difícil que pueda superarlas. De todas formas, de lo que no hay ninguna duda es que es ella y no otra persona la única que puede aspirar a jugar ese papel de aglutinador dentro del movimiento conservador, con el apoyo del Partido Republicano o sin él. Sarah hace tiempo que vuela sola y lo que puedan pensar los dirigentes de su partido le preocupa poco. Si acceden a unirse a ella, mejor; pero si no lo hacen, serán simplemente descartados y dados de lado. Convendría que se lo pensaran un poco antes de que se encuentren en la calle… y a Sarah en la Casa Blanca.

Nuevo artículo en Semanario Atlántico / Atlantic Weekly (para leerlo, hacer clic aquí)

Me complace anunciar que los amigos de SA/AW han publicado un nuevo artículo mío en su semanario. Se trata de un artículo de “ideas”, como los llamo yo, titulado “Cuando la libertad es mero salvajismo” y cuento con que les agrade.

Una respuesta a SOBRE LA SANIDAD Y SOBRE CÓMO SARAH LE TOMA LA PALABRA AL PRESIDENTE

  1. Santi dice:

    Anticipo del libro de Sarah de salida inminente. Palin ajusta cuentas con la campaña de McCain por haberla maltratado con malos consejos, limitaciones a su celebrada espontaneidad y detalles mezquinos como pasarle una cuenta de 50.000$ por las pesquisas de su proceso de selección. Además de insistir en que ella, de gustos muy sencillos, no tuvo nada que ver en los criticados por cierta prensa altos gastos en su vestuario electoral. En varios puntos del libro (que tiene 68 fotos y que carece de índice) hace una defensa de los motivos altruistas y desinteresados de su rápida carrera política.

    Parece que Sarah no se muerde la lengua en su libro. Interesante ¿verdad Bob?

    Me descubro ante Palin por su nota del 12 de noviembre en si Facebook. Esas sí que son ideas demostrablemente buenas. ¡Qué tome nota Obama! ¡No se esperaba un contrincante de este calibre y que le marque tan de cerca!

    Espero que te recuperes pronto Bob. Y es que ya vamos haciéndonos mayores.

    ¿Sarah es la 22?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: