SARAH PALIN EN WISCONSIN: UNA CRÓNICA


 

Confieso mi fracaso. A pesar de mis esfuerzos no he conseguido hallar una transcripción del discurso de Sarah ante los amigos del Wisconsin Right to Life de este viernes pasado. Es una lástima. Contaba con que Sarah lo publicara en su página de Facebook, toda vez que los organizadores del acto prohibieron la presencia de la prensa (lo cual es muy lógico y hasta saludable dado el talante de que hacen gala los antes “señores de la prensa”), así como la introducción en la sala de conferencias de cualquier tipo de aparato de grabación particular, ya fueran cámaras de fotos, de vídeo o hasta un teléfono móvil. En consecuencia, no tenemos ninguna imagen del acto y ni siquiera una transcripción de sus palabras, pero lo que sí que tenemos es la crónica de una de las asistentes, K. Carpenter, una de las bloguistas de ese sensacional blog colectivo que es Conservatives4Palin. Ella sí que asistió y tomó buena nota de cuanto se dijo en él con la intención de hacernos un resumen después. Y aquí lo tenemos. Amparándome en su benevolencia, me he tomado la libertad de traducirlo para que todos mis lectores tengan un idea siquiera sucinta de cómo transcurrió el acto.

Palin Wisconsin

Una foto de Sarah durante la anterior campaña electoral, merendando durante una visita a un centro escolar. Rodeada de críos, como se ha pasado la mayor parte de su vida adulta (porque tener cinco hijos es realmente vivir rodeada de críos). No se pierdan las inenarrables corbata y camisa del niño del fondo. ¡Ay, estas madres estadounidenses que cuando quieren poner guapos a sus hijos los visten que parecen un cromo!

La gobernadora Palin en Wisconsin: “¡No dejen que nadie les diga que se sienten y se callen!”. Por K. Carpenter (ver el artículo original aquí)

En primer lugar, permítanme que empiece con el aspecto que tenía la gobernadora Palin esa noche. Todos nosotros sabemos que es una mujer hermosa, pero eso no permite hacerse una idea cabal de cuál era su aspecto. Estaba increíblemente hermosa esa noche. Tal vez más que cualquier otro día que la haya podido ver en persona.

Llevaba puesto un traje de dos piezas de color rosa. En realidad, no era rosa sino fucsia, casi rojo. Muy bronceada y lejos de estar tan delgada como lo estaba inmediatamente después de su dimisión. Para mí, aquello era un poco demasiado delgada.

La gobernadora llevaba el pelo suelto con los lados hacia atrás. Su pelo ha crecido bastante durante el último año. Se le veía fantástico.

En lo que respecta al número de seguidores, había probablemente alrededor de 5.000 personas allí. El discurso duró entre 35 ó 40 minutos.

Más importante aún, su sonrisa había vuelto a ella y era más grande y más brillante que cualquier otra que le haya visto en mucho tiempo. Para mí, la parte más llamativa de su aspecto eran sus ojos. Brillan de nuevo y su mirada revoloteaba alrededor de la sala. Se le veía saludable, feliz y llena de vida.

A medida que se acercaba al micrófono cuando los gritos de júbilo comenzaron a menguar, el primer pensamiento de la gobernadora fue para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Después de pedir a todos nuestros militares activos y veteranos que se levantaran, pidió un minuto de silencio. Nos dijo que durante el minuto de silencio rezaría una oración y nos invitó a todos a hacer lo mismo. Después del minuto de silencio por los soldados que actualmente prestan servicio en Fort Hood, inmediatamente dio las gracias a nuestros militares por su servicio y estalló una tanda de fuertes aplausos y gritos de júbilo para nuestros militares.

La gobernadora habló luego brevemente sobre su apego al estado de Wisconsin. Creo que dijo que uno de sus abuelos nació en Chippewa Falls y que su padre fue a la escuela con Jerry Kramer (una estrella del fútbol del equipo de los Packer durante los primeros años 60).

La gobernadora Palin comenzó entonces a contar la historia de una conversación que ella y una de sus amistades de Alaska tuvieron hace un par de semanas. Esa amistad había adquirido un par de esas relativamente nuevas monedas de oro de 1 dólar. Hablaron acerca de lo que faltaba en la cara de las monedas. Esas cuatro pequeñas palabras que han empujado a Estados Unidos durante sus momentos más angustiosos: “In God We Trust” [“En Dios confiamos”]. Como pudo ver, esas cuatro pequeñas palabras habían sido relegadas al borde de la moneda. Ya no estaban expuestas preeminentemente en la cara de la moneda, sino que habían sido ocultadas en el borde exterior de la moneda. Como observó, eso es una cosa como que nosotros, como nación, hemos relegado a Dios de nuestras propias vidas. Incluso reconoció que ella había hecho algo de eso con su propia postura a favor del movimiento pro-vida. Sí, ella siempre fue pro-vida pero no fue realmente algo que ella exhibiera de manera bien visible hasta que quedó embarazada de Trig.

¡Oh, chicos! Cuando habla de Trig, toda su persona se ilumina. Ustedes pueden decir que esa mujer está completamente enamorada de ese pequeño niño. La gobernadora Palin admitió que tenía miedo antes de que Trig naciera acerca de cómo se las iba a poder arreglar con un niño con necesidades especiales. También mencionó que ella y Todd decidieron hacer frente juntos a todos los problemas.

La gobernadora también habló brevemente acerca de Bristol y las opciones que tenía y el amor y la alegría que Tripp ha traído a sus vidas. Claramente, la gobernadora Palin está muy orgullosa de su hija y su nieto, que ya tiene casi un año de edad. La gobernadora Palin declaró que la gente comete errores, pero un hermoso niño vino al mundo como resultado de ese error. Un error no es razón para quitar una vida.

Hubo montones de referencias religiosas que hubieran causado graves espasmos nerviosos a los progres. Fue más bien refrescante ver a alguien hablar de sus creencias religiosas en un acto político. Incluso leyó Juan 16:13 a la multitud: “Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta…”

A mis compañeros pro-vida, este pasaje tiene sentido para todos nosotros. El discurso de la gobernadora fue tan apasionado y tan lleno de amor por todos los hijos de Dios. Tal y como declaró a muchos les gusta llamarnos “anti-libertad” o “anti-aborto”, pero la verdad es que estamos “a favor de los niños”.

Algo más para hacer torcer el gesto a los jefes liberales, ella pasó entonces al proyecto de reforma del cuidado de la salud. Se preguntó por qué los legisladores no se toman el tiempo necesario para leer el proyecto de ley. La gobernadora Palin también habló de la necesidad de que la speaker Pelosi permitiera una enmienda que vedara el que los contribuyentes estadounidenses tuvieran que sufragar los abortos.

Esta línea de razonamiento nos condujo a mi frase favorita de entre todas las que la gobernadora dijo esa noche: el aborto no es cuidado de la salud.

Personalmente, esa es mi frase favorita. Esas palabras son tan verdaderas. Un bebé no es algo sencillo como una verruga que uno puede simplemente eliminar; es una vida y la vida no debería ser tratada como cualquier otro tema de salud. (La analogía con la verruga es completamente mía, no de la gobernadora. Aunque bien podría haberlo sido).

La gobernadora Palin habló largo y tendido sobre el Papa Juan Pablo II. El Papa Juan Pablo II tenía una verdadera pasión por la vida. Wisconsin es pero que muy católica y la multitud enloquecía cada vez que ella citaba alguna de las apasionadas palabras pronunciadas por el Papa sobre la cuestión de la vida.

La gobernadora incluso habló de los “paneles” de burócratas tomando decisiones sobre el cuidado de la salud de los ancianos. La gobernadora también prometió que el racionamiento del cuidado de la salud se aproxima si ese proyecto de ley es aprobado en su forma actual. Se podía ver como brillaban sus ojos mientras hablaba de los “paneles de burócratas.” Fue divertido de ver.

La gobernadora también habló sobre el verdadero “cambio en el que podemos creer” cuando se refirió a los avances hechos por el movimiento pro-vida de Wisconsin. A principios de la noche habíamos visto algunos gráficos que mostraban que las tasas de aborto en Wisconsin habían descendido en más del 50% durante los últimos quince años.

El discurso fue simplemente fantástico y adecuado para el movimiento pro-vida. El discurso estaba bien estructurado y fue fácil de seguir. Se recorrió todo el lapso de vida, comenzando en la matriz de la madre y llegando hasta el momento de luchar por la vida de nuestros ancianos y de aquellos que no pueden cuidar de sí mismos.

Éste fue probablemente el más apasionado y sincero discurso que he visto pronunciar a la gobernadora. Hizo hincapié en que debemos seguir luchando por la vida. Vale la pena luchar por todas las vidas; desde antes de nacer y siguiendo todo el camino hasta llegar a nuestros ancianos.

La gobernadora Palin nos dejó con estas palabras: “¡No dejen que nadie les diga que se sienten y se callen!”.

No se preocupe, gobernadora, yo no soy del tipo de las que se sientan y se callan.

Buenas noticias para todos los fans de Sarah Palin… La gobernadora está descansada, tiene muy buen aspecto, está llena de energía y con ganas de gastarla. Su gira va a ser muy divertida. Estoy ansiosa por verla de nuevo en una firma de libros.

PS: Decidí respetar las reglas y dejar mi teléfono celular en el coche antes de que comenzara el acto. Wisconsin Right to Life nos había pedido que no lo lleváramos encima así como tampoco ningún aparato fotográfico o de video. Sentí que sería una falta de respeto a estos chicos el llevar mi teléfono celular para poder escribir en Twitter y bloguear durante el acto. Lo siento.

Una muy buena crónica de una afortunada asistente al acto. No es lo mismo que leer la transcripción de su discurso, pero al menos a mí me deja satisfecho. Y sus comentarios acerca del aspecto de Sarah son muy de agradecer. Todos estamos muy interesados por saber qué tal se encuentra después de estos últimos meses en que su actividad pública va incrementándose a marchas forzadas. Y parece que está mejor que nunca. Eso nos tranquiliza porque en verdad que va a necesitar hacer acopio de fuerzas si quiere lograr soldar la brecha abierta entre un Partido Republicano desquiciado y un movimiento conservador que cada vez más se está volviendo un movimiento anti-establishment (y eso incluye a los dos grandes partidos, cuyas diferencias entre ellos cada vez son más tenues). Y ahora viene su gira por todo Estados Unidos. Pero eso no nos preocupa porque todos sabemos que a ella lo que la vigoriza es el contacto directo con la gente corriente. ¿Hacemos una apuesta? ¿En qué punto de su gira tendrá Sarah una recepción más multitudinaria? Apuesto por Fort Bragg. Les toca a ustedes. ¿El premio para el ganador? ¿Sirve una foto mía dedicada?

Y mañana otra nota, si es que esta mujer no para.

Una respuesta a SARAH PALIN EN WISCONSIN: UNA CRÓNICA

  1. Santi dice:

    Interesante descripción del discurso de Sarah y muy buena traducción por tu parte, Bob. Me quedo con la impresión que dio de fuerza y determinación. Por lo demás ya sabíamos que es una excelente comunicadora, se crece ante el público. La gira será un éxito, estoy seguro. Lo que ya no sé es en dónde ese éxito será mayor, no tengo ni idea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: