APARECE UNA NUEVA PUBLICACIÓN


 

En el desolador panorama actual de los medios de comunicación, no todo es arena y esqueletos pelados. Todavía quedan algunos oasis donde poder apagar nuestra sed de información veraz y opinión sincera. Semanario Atlántico/Atlantic Weekly, cuyo primer número aparecerá mañana (Dios mediante), día 11 de septiembre, pretende ser uno de esos oasis y, en mi modesta opinión, cumple con todos los requisitos para ello.

Semanario

La cabecera de este nuevo semanario. Para acceder a él, haga clic en la propia imagen. O en el enlace en la columna de la derecha (“Mis sitios favoritos”), donde ya está puesto junto con los otros.

Como quiera que nada mejor para conocer a una persona que dejarla expresarse por sí misma, me tomo la libertad de reproducir la nota de prensa que la redacción de Semanario Atlántico/Atlantic Weekly remitió a los medios de comunicación el pasado día 19 de agosto anunciando su futura aparición. Con ella, queda todo perfectamente explicado:

Semanario Atlantico/Atlantic Weekly es una publicación en Internet dedicada al serio comentario y análisis de la actualidad y asuntos ligados a los Estados Unidos de América. Desde el 11 de septiembre de 2009 aparecerá en la red como revista bilingüe de opinión especializada en temas relacionados con la política, la cultura y la sociedad estadounidense. Su objetivo es comunicar con eficiencia opiniones e ideas conservadoras y convertirse en una referencia clave en su campo para todo aquel que quiera tener información de primera mano sobre Estados Unidos y sus relaciones transatlánticas. Como herramienta de opinión conservadora en español e inglés, cada número se publica semanalmente y se pone al día a lo largo de la semana.

Semanario Atlántico/Atlantic Weekly ofrecerá opinión inteligente y bien documentada en clave conservadora. La variedad y calidad de sus colaboradores y columnas de opinión demuestra que el conservadurismo estadounidense no es un sistema fijo de dogmas ideológicos. El moderno pensamiento conservador norteamericano es descendiente directo del liberalismo clásico en tanto que el “liberalismo” actual en Estados Unidos procede del vago “progresismo” y relativismo al que buscamos hacer frente.

Desde esa perspectiva conservadora estadounidense, Semanario Atlántico/Atlantic Weekly se alinea con esos principios incluidos en los documentos fundacionales de los Estados Unidos y su afirmación como evidentes en sí mismas de las siguientes verdades: que todos los seres humanos son creados iguales, que están dotados por su Creador con ciertos Derechos inalienables, que entre ellos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad. Nuestros colaboradores son periodistas profesionales y también individuos destacados en sus respectivos campos más allá del periodismo y que también buscan informar al público general de temas importantes relacionados con los Estados Unidos y con otras cuestiones moralmente claves para la civilización occidental.

Por mi parte, no me queda nada más que desear la mejor de las fortunas posibles a la redacción y colaboradores de este semanario cuya iniciativa, teniendo en cuenta la que está cayendo, me parece no sólo meritoria sino hasta heroica. Como ya he dicho en más de una ocasión, los medios de comunicación tradicionales están embarcados en una loca carrera hacia el precipicio al haber perdido de vista su misión de informar al público de la mejor manera posible para que sea éste quien tome sus propias decisiones. Empeñados en que el público es tonto y son ellos, la “élite”, quienes deben tomar las decisiones en su lugar, el único resultado que están obteniendo son unos resultados económicos cada vez más penosos y un hartazgo general por parte de quienes nos congratulamos de tener nuestra libertad para algo y de estar dispuestos a ejercerla. Así pues, en nombre de todas esas personas, doy la bienvenida a Semanario Atlántico/Atlantic Weekly y le deseo el mayor de los éxitos posibles.

Por cierto, antes de que se me olvide: en Semanario Atlántico/Atlantic Weekly va a escribir Rillot, mi admirado colega bloguista de “Sarah Palin en Español”. ¡Vaya lujo! Siquiera por eso ya valdría la pena leerlo. No se lo pierdan, por favor. Como de ninguna manera pienso perdérmelo yo.

P.D. ¡Ejem, ejem! Yo también voy a escribir allí. No sé cómo lo he conseguido, pero es cierto. Confío en no desmerecer demasiado.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: