UN POCO DE SABIDURÍA POPULAR: QUIEN SIEMPRE ME MIENTE, NUNCA ME ENGAÑA (II)


 

Sarah Palin reveló información confidencial cuando anunció que la unidad a la que pertenece su hijo Track iba a ser desplegada en Irak.

En verdad que tengo la mejor opinión del ejército de los Estados Unidos, pero como en toda organización, la posibilidad de que haya un cateto dentro es directamente proporcional al número de personas que la componen. Y cuando decimos un cateto, podríamos decir también un camorrista, un sembrador de cizaña o un tipo con malas intenciones. Los procesos de selección del ejército de los Estados Unidos son exhaustivos, pero no son infalibles y siempre es posible que dejen pasar a un mal bicho.

palin-smear-stick

Esta calumnia es marcial, es decir, tiene que ver con el ejército. Es una bobada del calibre de la mayoría de las que ya hemos visto, pero no por eso dejó de proporcionar sus cinco minutos de gloria (Warhol dixit) al cateto que la lanzó, a quien confiamos que nunca más se le permita el mando de algo más grande que un diorama de soldaditos de plomo, ya que ha demostrado que es indigno de confianza al dejar que sus ambiciones partidistas se sobrepongan al respeto que debe al buen nombre del ejército bajo el que ha tenido el honor de servir. Además, debemos recordar que Sarah Palin, como gobernadora de Alaska, es comandante en jefe de la Guardia Nacional de Alaska, teniendo responsabilidades directas a la hora de decidir sobre muchos aspectos de las unidades a su cargo.

La bobada a la que me estoy refiriendo surgió cuando un antiguo capitán del ejército de los Estados Unidos, Jon “Cateto” Soltz, en su condición de presidente de una organización prodemócrata de veteranos del ejército (no tengo ningún interés en publicar su nombre), publicó una carta dirigida al Secretario de Defensa, Robert Gates, quejándose de que Sarah Palin haya revelado información confidencial al anunciar el despliegue de su hijo Track en Irak, exigiendo al Secretario de Defensa que abra una investigación y empapele de arriba abajo a la chivata, o sea, a Sarah.

Vets

La carta ésa del capitán histérico exigiendo un consejo de guerra contra Sarah y ofreciéndose voluntario para mandar su pelotón de fusilamiento. ¿Qué pensarán los miembros de su antigua compañía ahora que saben que les mandó un demente?

palin-truth-stick

Sin embargo, como ha pasado casi siempre hasta ahora, la bobada ésta ha tenido poca vida. Tan pronto como apareció publicada la dichosa carta, durante el mes de septiembre, se supo que el propio Pentágono había anunciado el despliegue en Irak de la unidad de Track Palin en mayo e incluso la propia unida, la 25th Infantry Division, 1st Brigade Combat Team (Stryker), conocida como los “Arctic Wolves”, lo había hecho público en una ceremonia al efecto un mes antes de que McCain anunciara al país que Sarah iba a ser su candidata a la vicepresidencia. Varios altos mandos del ejército confirmaron que de ningún modo Sarah había violado la seguridad de la unidad. Y hasta aquí llegó el asunto. No dio para más. El cateto que se la inventó no tenía otra cosa a la que agarrarse. Ciertamente hizo bien dejando el ejército; poca carrera iba a hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: