UN POCO DE SABIDURÍA POPULAR: QUIEN DICE DE MÍ, MÍRESE A SÍ (II)


 

Sarah declaró públicamente que tanto la guerra de Irak como la construcción del gasoducto de Alaska eran “voluntad de Dios”

Con esta calumnia entramos de lleno en aquellas que pretenden que Sarah es una fanática religiosa y que si por ella fuera andaríamos todos llevando cilicio y preparando la próxima Cruzada para recuperar Tierra Santa de manos del infiel. La verdad es que tiene gracia que los fanáticos acusen a Sarah de ser una fanática, sobre todo religiosa, cuando ellos son los primeros que se han postrado de rodillas frente a su nueva divinidad, el actual presidente de los Estados Unidos, y le adoran de un modo que daría vergüenza ajena a un inquisidor medieval. Pero ¿qué se puede esperar de semejante ralea? Es por eso que escogí como encabezamiento de esta serie el refrán de arriba porque me parecía muy apropiado.

palin-smear-stick

Los izquierdistas son como son y no hay nada que hacer. No escuchan, simplemente embisten. No atienden a razones, simplemente insultan. No razonan, simplemente babean de placer por una caricia de su amo. Las declaraciones a que hacen referencia para justificar la calumnia que desmontamos hoy se produjeron en junio de 2008, durante una reunión en Wasilla de la Wasilla Bible Church en la que Sarah fue invitada a dirigirse a la congregación. Ésta accedió y llamó a los feligreses a orar por su hijo mayor Track y por el esfuerzo de guerra de los Estados Unidos en Irak, además de por el éxito de la construcción del gasoducto de Alaska y la unidad entre personas y compañías involucradas en el proyecto.

La Associated Press fue la primera en levantar la veda, pero la noticia original ya ha sido retirada de Internet, sin duda porque están lo bastante corridos y avergonzados como para seguir manteniéndola. Gracias a Dios (esto es más irónico que nunca), aún quedan algunos basuriblogs por ahí que no tienen vergüenza y que continúan manteniendo la entrada correspondiente.

IraqPipeline1

Página del Dallas Morning News. Hasta en el estado de la estrella solitaria hay tontos. A ver si Chuck Norris logra que se independicen porque sería divertidísimo. Igual escogían al antiguo Bush 43 de embajador en Washington.

IraqPipeline2

Otro basuriblog. La verdad es que me da pena tener que llenar estas entradas de porquería, pero alguien tiene que hacer el trabajo sucio, ¿no?

Y con estos fundamentos, los dementes edificaron un edificio enorme de intolerancia religiosa y fanatismo, poniendo en la azotea a Sarah. Por un lado, es lógico que pasara ya que esto, lo de rezar por los demás, es una cosa que los izquierdistas tienen tan olvidada –no creo que hayan vuelto a pisar una iglesia desde que dejaron de llevar pantalones cortos- que sencillamente no lo comprenden. Es algo que está fuera de su capacidad mental. Y como que les da mucha rabia no entenderlo e incluso pienso que en su interior saben que es bueno y meritorio, lo odian y en seguida tratan de desacreditar a quien reza como si fuera un fanático a punto de degollar a todos los que no profesan su misma fe… ¡Cielos, estoy hablando de los musulmanes! ¡Pero si los izquierdistas aman a los musulmanes! Entonces, ¿de qué se quejan? No, si es lo que yo digo, los izquierdistas están más locos que una cabra.

 

¿Qué dijo Sarah en esa reunión? ¿Qué fue eso que tanto irritó a la izquierda y que casi le ganó el título de Miss Inquisición? Pues una cosa tan normal y corriente como pedir a su comunidad que se uniesen a ella en sus rezos por su hijo Track y todos los hombres y mujeres del ejército de los Estados Unidos destinados en Irak:

Pray for our military. He’s going to be deployed in September to Iraq. Pray for our military men and women who are striving to do also what is right for this country –that our leaders, our national leaders are sending them out on a task that is from God-. That’s what we have to make sure we are praying for, that there is a plan and that that plan is God’s plan.

(Rogad por nuestros militares. [Track] Va a ser desplegado en Irak en septiembre. Rogad por nuestros hombres y mujeres militares que están esforzándose por hacer también lo que está bien para este país –que nuestros dirigentes, nuestros dirigentes nacionales los están enviando a una tarea que es de Dios-. Eso es de lo que tenemos que asegurarnos que rezamos, que existe un plan y que ese plan es el plan de Dios).

Luego, pidió que rezaran también por el futuro y la prosperidad de Alaska, una prosperidad que ella cree que vendrá de la mano del futuro gasoducto que tanto esfuerzo le ha supuesto para convertirlo en una realidad:

I do my part in doing things like working really, really hard to get a natural gas pipeline; about a 30 billion dollar project that’s going to create a lot of jobs for Alaskans because it will have a lot of energy flowing through here. And pray about that also. I think God’s will has to be done in unifying people and companies, so pray for that.

(Me esfuerzo en hacer cosas como trabajar muy, muy duramente para conseguir el gasoducto; un proyecto de 30.000 millones de dólares que va a crear un montón de puestos de trabajo para los alasqueños porque tendrá una enorme cantidad de energía fluyendo por él aquí. Y rogad por ello también. Creo que Dios tendrá un papel a la hora de unir a las personas y a las compañías involucradas, así que rogad por ello).

Como podemos ver, en ninguno de los dos párrafos Sarah declara que ella conozca la voluntad de Dios y que esa voluntad sea la guerra de Irak o el gasoducto. Sarah sólo pide rogar porque la voluntad de Dios coincida con lo que están haciendo los dirigentes del país, en el caso de la guerra de Irak, o porque quiera Dios que los alasqueños puedan obtener finalmente su ansiado gasoducto como un medio de traer prosperidad.

Una cosa es rezar por algo y confiar en que esa sea la voluntad del Señor y otra muy distinta decir que ésa es la voluntad del Señor. Como cristiano y como católico, entiendo perfectamente la intención de Sarah al ofrecer su plegaria al Señor, pidiéndole ante todo que esté actuando correctamente y que las personas que dirigen su amado país lo estén haciendo también. Es la soberbia satánica de los izquierdistas la que convierte una oración de esperanza en una afirmación sacrílega de conocer la voluntad de Dios. No es extraño porque desde que su dios(ecillo) ha descendido a la Casa Blanca, están desesperados porque no logran entender que los demás nos neguemos a adorarle. Tal vez deberían leer la historia del becerro de oro para entenderlo, digo yo… Está en un libro que se llama “Biblia”, en el capítulo “Exodo”, en los apartados 32 a 34, por si acaso alguno siente curiosidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: