NOTICIA CONFIRMADA: SARAH PALIN DA LA TALLA


 

¿Pero qué dice este hombre?

Tranquilos, no me he vuelto turuta (todavía). Sencillamente, estaba tan harto de escribir entradas sobre calumnias que he pensado que bien me merezco un descanso y es por ello que he preparado un par de entradas que creo yo que podrían calificarse como “jocosas”. Me he divertido mucho escribiéndolas y confío en que a mis lectores (si tuviera alguno, ¡buaaa!) les diviertan también.

¿Cuánto mide Sarah Palin?

A todos los que no somos de Alaska y nunca hemos tenido el placer de que Sarah nos pida el voto en persona siempre nos ha picado la curiosidad: ¿cuánto mide Sarah? ¿Es una gigantona o es más bien chiquita? Intentar apreciar la altura de alguien a través de una foto o de un vídeo no es fácil a menos que se cuente con un punto de referencia y aún así, la realidad suele hacer añicos las estimaciones más seguras. O al menos eso es lo que me sucede a mí que estoy increíblemente incapacitado para echar edades, medir cinturas y descubrir a ojo mujeres que me convengan. Calcular una altura no es fácil pues y es ahora, después de muchas y sesudas investigaciones, cuando finalmente puedo proclamar al mundo que yo, Moosecon, he vuelto a pifiarla una vez más y que pensaba que Sarah era más alta de lo que es en realidad. ¡Ah, qué ojo tengo! Si es que me tendría que haber dedicado a leer la buenaventura, ya me lo decía mi abuela.

No es ningún misterio: Sarah Palin mide alrededor de 5’ 5’’ (cinco pies y cinco pulgadas), lo que en centímetros equivale a 165 cm, más o menos. No es una mujer alta, pero tampoco un tapón. Y además resulta que es mi altura favorita en las mujeres. Qué bien, ¿no?

Sarah petita

La mejor foto que he podido encontrar para valorar la estatura de Sarah. Sin moño y sin tacones y con un aire de fashion woman que me hace estremecer. Reconozco que es una mis fotos favoritas suyas.

La foto anterior también tiene otra ventaja y es que permite tomar un punto de referencia para hacer un cálculo con ciertas posibilidades de éxito. En este caso, se trata del coche que tiene Sarah detrás, un Chevrolet Suburban 2009, el coche que, como gobernadora de Alaska, tenía asignado para sus desplazamientos por el territorio del estado antes de que renunciara a él a causa de las quejas de la estúpida oposición y decidiera pasar a utilizar el suyo propio, un Volkswagen Passat, con el consiguiente enfado de los miembros de su servicio de seguridad que piensan (con toda la razón, creo yo) que el Chevy es un vehículo más robusto que ofrece mayores garantías de seguridad para la gobernadora en caso de accidente (que ya ha tenido alguno).

En cualquier caso, lo que nos interesa ahora son las medidas del Chevy; en concreto, su altura. Ésta es de 76,8 pulgadas, o sea, 195 centímetros. En la foto se aprecia que el coche está detrás de Sarah y en mi opinión dicha distancia es de medio metro más o menos. Haciendo algunos cálculos sencillos, he calculado que si el Chevy y Sarah estuvieran uno al lado del otro, la altura de ésta  se correspondería perfectamente con los 165 cm que damos como buenos.

De todas formas, para los que no aprecien mi manera de calcular (algo que mis profesores de Matemáticas tampoco hicieron nunca), les daré otra prueba. Y esta vez el punto de referencia sí que estará situado a su lado: John McCain. Tengo estas dos fotografías de ambos, Sarah y John, en un acto público durante la pasada campaña electoral.

Sarah y McCa 1

Sarah y McCa 2

John McCain, el punto de referencia, mide 5’9’’ (o sea, 175 centímetros) según su expediente médico y en ambas fotos Sarah aparenta ser de su misma altura. Evidentemente, Sarah lleva tacones y se ha hecho el pedazo de moño ese que tanto le gusta y que según algunos se lo hace ex profeso para aparentar ser más alta. Si le concedemos a los tacones una altura de dos pulgadas (unos 5 centímetros) y otras tantas al moño, yo creo que bien se puede concluir que Sarah mide 165 centímetros. De todas formas, cuento con pasar mis próximas vacaciones en Alaska, darme una vuelta por Wasilla y pillar a Sarah volviendo de correr para presentarme (seguro que ha oído hablar de mí), darle dos besos y sacarme una foto junto a ella que disipe todas las dudas que mis lectores (¿de verdad tengo alguno?) puedan tener y que guardaré como mi más preciado tesoro. Palabra de Moosecon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: