CONJETURAS, CONJETURAS, CONJETURAS


 

Parafraseando a Shakespeare y siguiendo la sugerencia de una amistad que, tras leer mi entrada anterior, me ha pedido que me arriesgue y dé mi propia opinión sobre cuál va a ser el futuro de Sarah, me pongo rápidamente manos a la obra. Para ello, plantearé algunas preguntas y acto seguido trataré de responderlas. Igual acierto, ¿eh?

Pregunta nº 1
¿Está Sarah interesada en continuar con su carrera política?

En mi opinión, sí. Es muy joven, acaba de cumplir los 45 años, y por lo que sabemos de su carácter, no es una persona asustadiza, sino todo lo contrario. Ya lo demostró precisamente cuando aceptó el desafío de compartir candidatura con McCain, optando a la vicepresidencia. No dudo que todo lo vivido durante estos últimos meses puede haberla decepcionado, ya que evidentemente no es lo que se esperaba, pero tampoco tengo ninguna duda de que no va a disuadirla de presentarse de nuevo a unas elecciones.

¿Cómo puedo estar tan seguro de ello? Sencillamente, por la creación de SarahPAC apenas dos meses después de las elecciones. Para mí, eso es una señal de que Sarah no se rinde y piensa seguir en la brecha. Sabedora de que la mayor parte de la base republicana está con ella, Sarah ha pretendido con ello crear un punto de referencia al que esa base “palinista” pueda dirigir su atención y mantenerse de alguna forma en contacto con ella mientras espera a que llegue el momento oportuno. Y mientras llega, Sarah se verá libre de llevar a cabo actividades políticas que, como gobernadora de Alaska, en algún momento podrían resultar incompatibles con su cargo, para así, poco a poco, difundir sus ideas, las de verdad, no las de Tina Fey.

En cuanto a qué cargo puede aspirar Sarah ahora, evidentemente siendo gobernadora y habiendo sido candidata a la vicepresidencia, Sarah sólo puede pretender ya la presidencia. Cualquier otra cosa, como senadora en Washington, se le queda pequeña y sólo podría interpretarse como un paso hacia la presidencia. McCain la descubrió y la puso en la órbita de los elegidos, a la que ella sola tal vez nunca hubiera llegado; el asteroide de los medios de (des)información colisionó violentamente con ella, pero, aunque algo maltrecha, sigue en esa órbita; no han logrado que se estrelle contra algún planeta desierto. Y ahora que sabe mucho más acerca de navegación interestelar, no volverá a pasar.

Conjetura nº 1: Sarah continuará su carrera política y acabará presentándose como candidata a la presidencia de Estados Unidos.

Pregunta nº 2
¿Cuál puede ser su estrategia ahora?

Si observamos el desarrollo de su carrera política hasta ahora, concejal-alcaldesa-gobernadora, comprobaremos que existe un cierto patrón en su comportamiento: Sarah siempre ha buscado la reelección. Lo hizo como concejal, por mucho que apenas reelegida como tal se presentase a las elecciones como alcaldesa, y lo hizo como alcaldesa. ¿Lo hará como gobernadora? En mi opinión, sí. Primero, porque lo tiene fácil para lograr la reelección dentro de dos años, en 2010. Su índice de popularidad en Alaska se mantiene estable alrededor del 60% y sus paisanos, que la conocen desde que llevaba calcetines, no están en absoluto impresionados por toda la basura que le han echado encima los de los medios de (des)información durante estos últimos meses. La valoran por su gestión diaria y ésta es buena. Segundo, porque el puesto de gobernadora es un puesto con responsabilidades ejecutivas y Sarah necesita que sus compatriotas, todos ellos y no sólo los alasqueños, sepan de su buen hacer. La oferta de McCain le llegó demasiado pronto, apenas dos años después de haber tomado posesión, y dado que el estado de Alaska no es uno de los más populares de Estados Unidos, poca gente aparte de sus paisanos conocían los detalles de una gestión que ha sido fresca y llena de sentido común, pero que necesita de un segundo mandato para demostrar plenamente su efectividad, sobre todo ahora que gran parte de los estadounidenses empieza a prestar atención a lo que sucede por ahí. Su gestión de la crisis económica en Alaska será, si es acertada, un valioso punto a su favor de cara a un enfrentamiento directo  con el actual presidente, ya que así ambos podrían poner encima de la mesa actuaciones reales que contrasten unas con otras. Y tercero, porque un segundo mandato como gobernadora la llevaría hasta 2012 con todas sus posibilidades intactas, pero es que aún en el caso de que no fuera ése su año presidencial, le permitiría llegar hasta 2014 como gobernadora en activo y de allí con todas las posibilidades igualmente intactas a tan sólo dos años de las elecciones presidenciales de 2016, a las que el actual presidente no se podría presentar ya y su vicepresidente tampoco lo haría (lástima, porque entonces sería pan comido para Sarah). O sea, que se las tendría que ver con un candidato demócrata sin el valor añadido que da el haber pasado por la Casa Blanca.

Conjetura nº 2: Sarah se presentará a la reelección como gobernadora de Alaska en 2010 y la ganará (esto último no es una conjetura).

Pregunta nº 3
¿Se presentará como candidata presidencial en 2012 ó en 2016?

En mi opinión, ahora mismo no existe nadie en el mundo (ni siquiera la propia Sarah) que pueda decir a ciencia cierta cuándo se va a presentar. Y ello es así porque el decidir sobre uno u otro año no es potestad exclusiva suya, sino que va a venir determinado por una variable imprevisible que es el resultado de la presidencia actual. Como quiera que hasta 2011 (con la reelección como gobernadora ya ganada) no sería necesario que declarase formalmente sus intenciones, será en ese momento cuando, a la vista de la situación en Estados Unidos, Sarah tome su decisión. Porque de una cosa sí que podemos estar todos seguros y es que si Sarah lanza una candidatura presidencial será para ganar y eso no lo conseguirá a menos que la popularidad del actual presidente haya caído en picado (lo que ya está empezando a pasar) y gran parte del país lo vea por fin como el lamentable, embaucador y grandilocuente cascarón vacío que siempre ha sido. Sarah es muy joven y puede esperar perfectamente hasta 2016 si hace falta. En ese caso, yo me inclinaría a pensar que en 2014, cuando llegue a su fin su segundo mandato como gobernadora, Sarah lance su candidatura al Senado con la intención de recuperar el escaño senatorial por Alaska que ahora mismo está en manos de los demócratas, perfeccionando de paso su currículo con un cargo a escala nacional que la mantenga en la escena política hasta 2016, cuando se lance de una vez a por todas. Pero todo esto a expensas siempre de lo que suceda durante estos próximos años.

Conjetura nº 3: Sarah aún no sabe si se presentará a las presidenciales de 2012 ó 2016, dependiendo ello de lo que suceda con la actual presidencia. Si es un fracaso, lo hará en 2012; si es aceptable, esperará hasta 2016.

Ésta es mi opinión, pues. ¿Mi deseo? No hay duda: ¡Sarah 2012! No soporto al actual presidente y quisiera que lo echaran lo antes posible de la Casa Blanca. Realmente todo va a depender de cómo gestione la crisis económica (de momento lo está haciendo mal, mal, mal) porque en cuestiones de política exterior creo que se va a limitar a mantener las posturas tradicionales de Estados Unidos (para desesperación de los más izquierdistas) y a dar algún que otro patinazo no demasiado grave (roguemos para que no sea en el asunto de Irán). Si la crisis empeora y la economía estadounidense se hunde, creo que tendremos Sarah 2012; si logra mantenerla a flote, será Sarah 2016. Si es que ya lo dijo aquél: ¡Es la economía, estúpido!

sarah2012

Una estupenda foto para el cartel electoral: Palin for president. E imagínense que David Petraeus fuera el candidato a vicepresidente. Es una idea, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: